Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?

Suscríbete a nuetro boletín gratuito
Está usted en: Historia > Historia
Un federalismo disgregador

El eterno fantasma de la España "federal"

Uno de los motivos por el cual es tan aburrida la realidad de este siglo XXI, es lo recurrente con lo acaecido en el primer tercio del siglo XX. Aparecen en la actualidad vendedores de "soluciones" a los planteamientos del nacionalismo totalitario catalán.

Actualizado 5 diciembre 2018  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter 
 Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Enviar  |  
Comentarios 0
Gonzalo Fernández de Navarrete González Valerio
  
Durante los años del reinado de Alfonso XIII, de la posterior Segunda República, y también en la Transición  desde 1975 se mencionaban “derechos de autodeterminación” en Cataluña, la deseable estructuración de una España “federal”,  junto con otras supuestas panaceas “democráticas”.
 
Durante el primer tercio del siglo XX se habían profundizado los nacionalismos en pequeños territorios de Europa, azuzados en gran parte por el final de la primera guerra mundial en 1918, por el cual –era uno los Puntos del presidente de Estados Unidos Wilson- se desintegraba el Imperio Austro Húngaro en múltiples pequeños países, o resurgía una Polonia independiente de Rusia.
 
 
Hace 100 años en España ya existían movimientos que buscaban una descentralización del modelo de gobierno implantado por la ilustración borbónica y el posterior liberalismo del siglo XIX.
El regionalismo-nacionalismo principal era el catalán. Tras el documento llamado “las Bases de Manresa” – que no es el primer texto de ese tipo pero sí el más divulgado- desde el año 1892 tenían los regionalistas un objetivo político de ir creando una conciencia “local” entre los residentes en Cataluña.
 
Con los acontecimientos de la independencia de Irlanda del Reino Unido, del mencionado final de la primera  Guerra Mundial en 1918, y de la inestabilidad que el nacimiento de la URSS en 1917, cuyo gobierno comunista había supuesto un apoyo a los movimientos disgregadores de las antiguas potencias occidentales, incluida España.  
 
El desarrollo económico catalán desde el siglo XVIII.
Desde el siglo XVIII,  Barcelona había pasado a ser la “segunda capital de España” por la proliferación de industrias textiles y de otro tipo. La proliferación de industrias era el caldo de cultivo perfecto para la expansión del anarquismo entre los sindicalistas, y del resurgimiento de un sentimiento regionalista en parte de los burgueses de Cataluña.
 
La mezcla de ideología nacionalista liberal que representaba la Lliga Regionalista, de nazional-socialismo antiliberal totalitario que representará Esquerra Republicana de Cataluña (ERC), y de anarquismo que representaría la CNT-FAI, creará un “cóctel” que a pesar de múltiples golpes de Estado fallidos y deslealtades de estos movimientos 100 años después sigue siendo una fuente de inestabilidad  en  Cataluña, y que también buscaba la destrucción de España –y de todo y todos los “capitalistas” que se cruzaran en su camino.
 
Cataluña es la región de España que gracias a la Revolución Industrial y al gobierno centralizado de los siglos XVIII y XIX, desarrolló una industria que pudo progresar de forma pronunciada en un entorno de proteccionismo del mercado nacional  de España. Sin embargo el nacionalismo antiliberal de fines del XIX en el que se inscribe la mayoría del nacionalismo catalán de los años 1920 y 1930 -que reivindica la irracionalidad como motor de su ideología por reacción al racionalismo liberal-  no atiende a “razones” ni motivos probados económicos: la razón “liberal” es un enemigo a batir y da igual que su movimiento perjudique a la economía de los residentes en esas provincias.
 
La reivindicación nacionalista ha sido “perpetua”, y ha situado a la región en una supuesta transición perpetua al “paraíso” nacionalista de la “independencia”. Por ende toda medida descentralizadora no es considerada por esos movimientos  más que como una transición o un “purgatorio” hasta la llegada de la soñada independencia.
 
 
El federalismo como “solución” a las reivindicaciones nacionalistas en Cataluña.
Y no es que los gobiernos liberales y conservadores de España a principio del siglo XX no atendieran las demandas surgidas en Barcelona de descentralizar.  La Ley de Bases de 1906, y la creación de la mancomunidad en Cataluña en 1914 fueron medidas del gobierno central de España para satisfacer las demandas del incipiente nacionalismo catalán.
Tal y como sucede hoy, toda descentralización siempre era considerada “insuficiente” por un movimiento de múltiples cabezas que siempre existieron en el nacionalismo catalán.
 
 
En 1922 daba una charla el periodista y político tarraconense Antonio Rovira Virgili a los miembros de Acció Catalana, partido nacionalista que había fundado. Rovira Virgili luego ingresaría en el partido Nazional-Socialista ERC, pero ya dejaba claro cuál sería la función de una España federal – o España Autonómica como  la llamamos hoy en día aunque algunos quieran simular que hay todavía posibilidad de descentralizar más el gobierno de España sin dañar de forma irremisible a un país ya muy desorientado.
 
Decía Antonio Rovira Virgili en ese discurso ante sus bases del partido Acció Catalana según se reproduce en el libro “El camins de la llibertat de Cataluña”:
 
“Si hoy llegase a España una federación, por fuerza tendría que ser regional, y Cataluña, con plena personalidad, debería unirse federativamente, no con naciones, sino con fantasmas de regiones y con fantasmas de naciones, y yo no creo que a nosotros nos convenga la compañía de fantasmas (Muy bien, Aplausos). Me permito, pues, alterar aquel programa predicado por hombre respetabilísimos, de plena sinceridad radical en Cataluña, que dicen: conseguiremos la independencia de Cataluña, y conseguida la independencia, pactaremos la federación, es decir: formación del Estado catalán y federación con los otros pueblos ibéricos.
Estos dos tiempos, yo no los veo consecutivos. Veo otra fórmula. Es la siguiente:
. primer tiempo, la plena soberanía;
. segundo tiempo –un tiempo largo–, nos lo pensaremos… (risas);
.tercer tiempo, aquello que convenga, a la hora debida lo dirán los catalanes que deban resolver el problema (grandes y ruidosos aplausos)»   
 
Y es que los nacionalistas no creen en ese supuesto federalismo como meta y punto final, tal y como pretende vender una facción del actual PSOE, sino como una etapa intermedia. Parece mentira que el PSOE y el Partido Comunista, (hoy rebautizado como Podemos) sigan hablando en 2018 de esa España Federal. Se me ocurren 3 posibles explicaciones:
. O no saben que la España Autonómica ya es un Estado Federal asimétrico.
. O venden humo para seguir simulando que se busca una “solución” para contentar a la parte menos totalitaria del nacionalismo catalán (si es que en 2018 existe).
.O buscan destruir España para crear unos poderes a modo de “reinos de Taifas” donde el totalitarismo campe a sus anchas y la regresión de libertades personales y económicas sea más fácil que en espacios más amplios de libertad como lo son España y la Unión Europea.
 
El Comunismo soviético y España: la Unión de Repúblicas Socialistas de Iberia (URSI)
 En 1930, se publicaba en España un libro de J. Arqués titulado “El comunisme y la questió nacional i colonial”  en el cual se presentaba la visión de Lenin, Stalin y del luego defenestrado Bukharin sobre la cuestión regional en España.  El texto, traducido del moderno idioma lemosín por P. Anguera, reza así:
 “La lucha de clases, pues, será también en la Península Ibérica, el incentivo que con el establecimiento de la Unión de Repúblicas Socialista de Iberia resolverá de una manera democrática los problemas  nacionalitarios [sic.] que tiene planteados, problemas que la burguesía ha demostrado ampliamente su incapacidad para resolver. Cataluña, Vasconia y Galicia, tan solo tendrán la libertad por medio del Comunismo.
 Pero, para obtenerla, hará falta que las masas obreras de España se agrupen como en Rusia con las masas campesinas y bajo la dirección del Partido Comunista, garanticen estas conquistas de la revolución por medio de la dictadura del proletariado, que servirá a la vez para estabilizarlas y empezar la construcción de la nueva sociedad de los productores.
Al dar al proletariado de Cataluña esta traducción, tenemos la íntima convicción que las doctrinas de Lenin, Stalin y Bukharin, contribuirán eficazmente a que nuestros obreros tomen una posición clara ante los problemas nacionalitarios planteados en España, que solo pueden encontrar solución digna a través de la Revolución social.
 
Y es que este texto soviético hace temblar a cualquier lector nada más conocer la “solución” planteada por los soviéticos y comunistas para España, que era la misma que plantearon y aplicaron en la URSS durante 73 años de dictadura social y económica.
 
Desde 1990 el mundo ha podido ver la violencia y la falacia teórica de la “solución” soviética a los nacionalismos. Cualquiera que observe en la actualidad las situaciones de guerra no declarada entre Ucrania y Rusia, o bien entre Rusia y Georgia, o también entre Azerbaiyán y Armenia y tantas otras “maravillas” heredadas de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, cualquier persona con un mínimo de inteligencia –que parece que no son tantos- puede comprender que aquellos que hablan de la España “plurinacional”, a modo de suma de repúblicas “regionales” como lo fue la URSS, no son más que “vendedores” de utopía comunista violenta, fracasada y atrasadora que no fue capaz de resolver nada, al contrario. 
 
Sin embargo, este postulado comunista soviético referente a España, amparado por Lenin y Stalin que mezcla la lucha contra una España unitaria con la liberación “colonial”,  será luego asumido tanto por partidos de “izquierda” o “derecha” nacionalista catalana a finales del siglo XX, incluido el nefasto  presunto confeso ladrón  y defraudador llamado Jordi Pujol, con su campaña de “liberación nacional” de la Cataluña esgrimida de forma tosca y burda durante los Hougos Olímpicos de Barcelona de 1992 con su “Freedom for Catalonia”
 
El nacionalismo catalán actual, aliado del moderno comunismo populista.
Y algunos se escandalizan todavía en 2018 cuando se dice que el Partido Comunista y algunas de sus ramas anarquistas hoy rebautizadas como “Podemos” odian a España e incluso se niegan a pronunciar su nombre.
 
 Sin embargo es muy fácil ver que en todos sus textos “programáticos del siglo XX y XXI el comunismo siempre ha vendido  la construcción de la “España federal y plurinacional”, como un forma subrepticia de  descomponer a España.
 
Esta era la propuesta del Partido Comunista en su rama catalana llamada PSUC para esas tierras de España en 1977, presentada durante el IV congreso de ese partido,  momento en que ya se estaba  descentralizando España en Comunidades Autónomas, en traducción de P. Anguera:
“ Los objetivos de la democracia política y social [son]:
1. La reforme del estado
Implica entre otras medidas , las siguientes que son fundamentales:
A. La autodeterminación de Cataluña y la construcción de un estado federal.
Realización del derecho de la nacionalidad catalana de la total autodeterminación.
Los comunistas defenderemos la creación de un estado republicano y federal, que reconozca la plurinacionalidad del estado español, y se base en la unión voluntaria de todos los pubelos de España […].”
 
Sobre este mismo partido comunista publicaba el diario El País en febrero de 1982

El PSUC 'prosoviéticó' reivindica la autodeterminación de Cataluña y rechaza la CEE  […]

 
Y continuaba el artículo de  El País de 1982:
 
“[….] los dirigentes del PSUC prosoviético consideran que las relaciones que ya existen con la Comunidad Europea tienen consecuencias negativas para la economía del país.
"Asumimos la situación actual", señaló Juan Ramos, "pero no renunciamos a la concepción federal y republicana del Estado". Otra de las cuestiones que los prosoviéticos ponen de manifiesto es la reivindicación del derecho a la autodeterminación de Cataluña contemplado en los congresos cuarto y quinto del PSUC.”
 
 Y es que no son solo los anarquistas, comunistas , algunos Nazional-Socialistas como la Liga Norte italiana, el UKIP o el Vlaams Belang del Flandes belga los socios históricos y actuales del nacionalismo independentista catalán en el mundo, también lo son la Rusia actual que no procede como en la URSS por el principio comunista de establecer dictaduras del autodenominado “proletariado”, en el caso de Putin actúa por un principio político mucho más antiguo y universal, enunciado entre otros muchos por Maquiavelo: “los enemigos de mis enemigos son mis amigos”.
 
“Los enemigos de mis enemigos son mis amigos”
Y por ese principio de Maquiavelo,  la Rusia actual –que ya no es comunista- apoya a todos los que quieren debilitar a quienes han sancionado económicamente a Rusia en los últimos años. Entre ellos está  la Unión Europea, y por eso Rusia a través de sus noticias falsas o  “fake news” con sus servidores informáticos que propagaron noticas e imágenes falsas sobre la supuesta “violencia” de las fuerzas del orden españolas durante el golpe independentista del 1 de Octubre de 2017.
 
Por ello, el antiguo territorio de los zares busca disgregar a los miembros de la UE para debilitar a la debilitada estructura de la antigua CEE, entre cuyos miembros se encuentra España.
 
No hay ninguna ideología nueva bajo el sol. Lo único novedoso es que bajo el confuso término de “populismo” se aúnan en el siglo XXI movimientos antiliberales de izquierda y derecha otrora percibidos como antagónicos, pero que se alían para destruir el orden establecido, que a pesar de haber contribuido al progreso más que ninguna otra ideología en a historia moderna se deja debilitar por aquellos que traerán el desorden y la pobreza.
 
Ya ocurrió en el imperio romano de Occidente en el siglo V, o en la Rusia de Kérenski de 1917.
 
La historia sigue, el atraso reaparece cíclicamente.
 
La ingenuidad, y al mismo tiempo pretensión humana, es que el progreso en el tiempo es una permanente línea ascendente.
 
No lo es. Se acercan nubarrones.
 
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de cronicaeconomica.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
cronicaeconomica.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Historia

Los apellidos de las mujeres en España

El apellido patronímico: el nombre del padre

El origen de los apellidos en España

Domingo Fernández de Navarrete, primer arzobispo de China

¿Gobiernos Frankenstein en Italia y Grecia?

1589: José de Acosta y su "Historia natural y Moral de las Indias"

Francisco Hernández: médico de Felipe II y explorador.

López de Gómara y la conquista de México

"Crónicas de América".

¿Un ciclo de postnacionalismo?

© Copyright CRÓNICA ECONÓMICA, S.L. 2018 | Suscríbete al boletín | Mapa web | Contacto | Publicidad | Política de cookies | Política de privacidad | Estadísticas | RSS
Celindas, 25. 28016 Madrid.