Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?

Suscríbete a nuetro boletín gratuito
Está usted en: Agrolibre > Aire Libre

A vueltas con los Acuerdos de París.

Hace unos días, en concreto el pasado 27 de febrero, se presento "urbi et orbe" la llamada "Plataforma Española de Acción Climática" que, según la presentadora oficial del acto la Ministra García Tejerina, "es una destacada contribución de España a la Agenda de Acción Climática Global que nace, con el objetivo de fomentar la colaboración público privada en la lucha global contra el cambio climático, situación que hay que revertir y que requiere de medidas globales y una respuesta universal".

Actualizado 8 marzo 2018  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter 
 Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Enviar  |  
Comentarios 0
Redacción Agrolibre
  
El Ministerio trata de avanzar, junto a las empresas y al conjunto de la ciudadanía, en una agenda ambiciosa que muestre el liderazgo de España en la acción climática. Es una iniciativa “de espíritu pionero” y “un salto cualitativo en la necesaria coherencia de las estrategias de gobiernos, empresas y sociedad civil” en la lucha Contra el Cambio Climático.
La contribución de España a la Alianza de Marrakech nos convierte en un “referente internacional de los nuevos modelos de colaboración público-privada” y contribuirá a cerrar la brecha que nos separa de conseguir el objetivo de los 2ºC. "El Gobierno está orgulloso de que España, junto con nuestros socios europeos, lidere la lucha contra el cambio climático a nivel mundial”.
El MAPAMA termina recordándonos que actualmente, "se está elaborando la Ley de Cambio Climático y Transición Energética, un compromiso del Presidente del Gobierno en la cumbre de París cuyo primer borrador verá la luz en breve. La ley será “participativa y transversal, fruto de un amplio consenso político y social”.
Nos dicen y toda reiteración nos parece un intento vano de justificación, "la Plataforma Española de Acción Climática nace desde el convencimiento de que los objetivos del Acuerdo de París sólo podrán alcanzarse mediante un marco estable de colaboración que acelere la acción climática y fomente la alineación de las estrategias de gobiernos, empresas y sociedad civil".
La Nota Oficial del MAPAMA, anteriormente transcrita, no nos extraña nada, nos parece eso sí, un  monumento más a la inanidad que desde hace tiempo preside nuestras políticas medioambientalistas.
Todo el mundo tiene todo el derecho del mundo a formar cuantas organizaciones quiera sobre los temas que le dé la gana, pero lo que, al menos a nosotros así nos lo parece, nos pone los "pelos de punta" es la conjunción público-privada propuesta, ¿pagada por quién?, para resolver problemas tan "fantasmagóricos" y sombríos como el que ahora nos ocupa.
El Ministerio "trata de avanzar, junto a las empresas y al conjunto de la ciudadanía, en una agenda ambiciosa que muestre el liderazgo de España en la acción climática". Y nosotros, ante esta pretensión, nos preguntamos sobre, si hoy, el objetivo que deberíamos perseguir es el de la trivialidad de mostrar que somos los mejores en la lucha contra el cambio climático.
Somos los españoles, para el MAPAMA creemos que sí, " el referente internacional de los nuevos modelos de colaboración público-privada”, ¿de verdad? y si es así… … ¿qué bien verdad?
 ¿Y?, pues que como siempre y en casi todos los temas, nosotros a programar, a planificar, a seguir inmersos en problemas absolutamente administrativos.
Saben que ¿"se está elaborando la Ley de Cambio Climático y Transición Energética, un compromiso del Presidente del Gobierno en la cumbre de París cuyo primer borrador verá la luz en breve?.
Eso sí, según se afirma oficialmente, "la ley será participativa y transversal, fruto de un amplio consenso político y social”. ¡Vaya memez!
Pero en la otra orilla de la noticia, lo que siempre se nos esconde,  nuestros políticos se olvidan y siempre ocurrirá así que, de lo de París, ya queda mucho menos de lo que se afirma.
En el artículo del pasado 19 de febrero del The Washintong Post ,relacionado directamente con el tema que nos ocupa, con la realidad actual y no virtual ni deseable de los Acuerdos de París tan celebrados periódica pero de forma reiterada por nuestros políticos medioambientalistas se decía que:                                 
"Hace apenas dos años, después de semanas de intensas negociaciones en París, los líderes de 195 países anunciaron un acuerdo global que una vez parecía imposible. Por primera vez, las naciones del mundo se unirían para reducir la dependencia de la humanidad de los combustibles fósiles en un esfuerzo por contener los efectos más devastadores del cambio climático.
"La historia recordará este día", dijo el secretario general de las Naciones Unidas en medio de un telón de fondo de aclamaciones y abrazos de diplomáticos.
Dos años después, la euforia de París choca con la realidad del presente.
Las emisiones globales de dióxido de carbono están volviendo a subir después de varios años de permanecer planas. Estados Unidos, bajo la presidencia de Trump, planea retirarse del acuerdo de París y se espera que las emisiones aumenten un 1,8 por ciento este año, luego de una serie de declives de tres años.
Otros países también muestran señales de que no cumplirán las promesas que hicieron en París. En resumen, el mundo está fuera de objetivo.
"No es lo suficientemente rápido". No es lo suficientemente grande ", dijo Corinne Le Quéré, directora del Centro Tyndall para la Investigación del Cambio Climático en Inglaterra. "No hay suficiente acción".
Incluso a medida que la energía renovable se vuelve más barata y los fabricantes de automóviles producen autos más eficientes y con baterías, muchas naciones de todo el mundo luchan por alcanzar los objetivos relativamente modestos establecidos en París… …"
Y en una línea muy similar D.R.Herrera en Libertad Digital insistía y afirmaba que :
"Aunque se prevé que las emisiones de gases de efecto invernadero suban este año en Estados Unidos un 1,8%, y se mantengan estables en 2019, lo cierto es que han descendido en los últimos años. La causa es el fracking, que ha provocado que se produzca menos electricidad con carbón y petróleo y más con gas natural, que aun siendo un combustible fósil su explotación emite menos dióxido de carbono.
Ya quisieran muchos de los 194 países firmantes del Acuerdo de París, del que Donald Trump decidió apear a Estados Unidos, poder presentar esas cifras, porque lo cierto es que pese a que cada nación era libre de imponerse a sí misma los objetivos que debía cumplir, ni siquiera están aprobando el examen cuyas preguntas escribieron ellos mismos. Tampoco existe ningún mecanismo que permita castigar los incumplimientos, de modo que este acuerdo sigue siendo un asunto de imagen más que otra cosa. Los gobiernos que realmente se lo tomen en serio adoptarán medidas y las pondrán bajo el paraguas de París y los que no se pondrán la medalla de haberlo firmado.
Hay varias razones para ello. Aunque su coste se sigue reduciendo año tras año, las energías renovables siguen siendo demasiado caras, de modo que las naciones en desarrollo optan por centrales térmicas para sustentar su crecimiento económico, mientras que países como España han frenado su expansión al suponer las primas a las renovables alrededor del 20% de la factura. En Alemania, la promoción a cualquier precio de la solar y la eólica impulsada por Merkel se ha mezclado con el cierre de las centrales nucleares tras Fukushima, de modo que la factura para los consumidores ha subido... y las emisiones también, porque la energía nuclear ha tenido que ser sustituida quemando combustibles fósiles.
Las buenas noticias para quienes apoyaron este acuerdo vienen de China, que parece ir camino de cumplir con sus promesas tanto para 2020 como para 2030. Sin embargo, hay que indicar que el gigante asiático no se comprometió a reducir sus emisiones, tan sólo a rebajar el crecimiento primero y a congelarlo después. La India es otro gigante que parece que va a cumplir, pero en su caso le basta con no aumentar sus emisiones más rápido de lo que ya hacía.
Según los cálculos de la ONU, las promesas hechas por los gobiernos sólo cubrirían un tercio de las reducciones necesarias para cumplir con los objetivos de temperatura fijados en París. Por eso los países firmantes del acuerdo tienen en 2020 la obligación de mejorar sus propuestas y prometer el cumplimiento de objetivos aún mayores después de haber incumplido las promesas que hicieron en 2015. Este año, como todos los años, acudirán a Polonia en sus aviones privados para discutir qué hacer. Lo que digan y lo que hagan no tendrá nada que ver. Afortunadamente".
¿Y en medio de este guirigay mundial, guirigay reconocido por todos, una vez más tenemos que ser los españoles los que tengamos que encabezar nuevas y quizás más costosas "sostenibilidades"?
Insistimos una vez más en que nada tenemos contra cualquier iniciativa particular, al revés aplaudiremos toda decisión, todo impulso empresarial individual o colectivo en el que no intervenga el dinero público. ¡Más biocarburantes, por ejemplo, no por favor! 
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de cronicaeconomica.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
cronicaeconomica.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Aire Libre

¡Váyase Señora Ribera!

Informe de la Comisión Europea sobre la Competencia en el Sector

¡Qué vergüenza! (La realidad del PER).

¿Nos copian o no? ¿Recuerdan?

Siempre tendremos problemas.

Una gran desilusión para los regantes españoles.

Otra mamarrachada autonómica más.

Algo huele a podrido en Dinamarca"

Qué pena.

Planas, así, sí.

© Copyright CRÓNICA ECONÓMICA, S.L. 2018 | Suscríbete al boletín | Mapa web | Contacto | Publicidad | Política de cookies | Política de privacidad | Estadísticas | RSS
Celindas, 25. 28016 Madrid.