Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?

Suscríbete a nuetro boletín gratuito
Está usted en: Firmas > Agricultura

Agricultura admite, ahora, que habrá una fuerte subida en el precio de los alimentos

Durante los últimos meses hemos traído a estos artículos las preocupaciones ?ahora realidades- de nuestra pobre y vieja Tía Sociedad, -?El bioetanol y nuestra Tía Sociedad, SEP./06?, ?El bioetanol: King Corn contra Tía Sociedad, ENE./07?-. Cada día que pasa está como más anestesiada pues, no en vano, su Alzheimer sigue su curso. Cuando queremos informarla de alguna cosa, que pueda interesarla, tenemos que ser muy precisos, ¡y que difícil es hacerlo aún cuando queremos que se entere!, y por el contrario ¡que fácil es cuando la información es multifuncional y confusa, como la oficial sobre el agroetanol, para que no haya Tía Sociedad que se entere!.

Actualizado 10 agosto 2007  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter 
 Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Enviar  |  
Comentarios 0
Isidro García
  
Durante los últimos meses hemos traído a estos artículos las preocupaciones ?ahora realidades- de nuestra pobre y vieja Tía Sociedad, -?El bioetanol y nuestra Tía Sociedad, SEP./06?, ?El bioetanol: King Corn contra Tía Sociedad, ENE./07?-. Cada día que pasa está como más anestesiada pues, no en vano, su Alzheimer sigue su curso. Cuando queremos informarla de alguna cosa, que pueda interesarla, tenemos que ser muy precisos, ¡y que difícil es hacerlo aún cuando queremos que se entere!, y por el contrario ¡que fácil es cuando la información es multifuncional y confusa, como la oficial sobre el agroetanol, para que no haya Tía Sociedad que se entere!. Recordemos que Tía Sociedad vive con una pequeña pensión, que le llega muy justo para sobrevivir con una alimentación a base de leche, pan, huevos y carne de pollo, y ,en su atención humana y sanitaria, depende cada vez más de un desarrollo generoso de la Ley de Dependencia. La hemos intentado informar de que la vida se está poniendo complicada pues el Euribor sube, y el barril Brent y Texas está por las nubes, y sólo la apreciación del euro con relación al dólar nos ayuda a mantener las macromagnitudes económicas un poco controladas. ¡Ni ha pestañeado!. Balances energético, medioambiental, desarrollo sostenible del agroetanol. ¡Ni ha pestañeado!. Si que lo ha hecho cuando, sin términos grandilocuentes, la hemos informado que la industria alimentaria anuncia subidas de un 20% en el pan, la leche y los huevos, y que esas subidas no son nada con relación a las que están por llegar, pues ?no se puede destinar cereales a generar energía ?agroetanol- cuando hay escasez mundial de materias primas?. Aquí ya la Tía Sociedad se nos ha vuelto a dormir. Recordamos las reflexiones de hace unos meses del Comandante en Jefe, Castro el cubano( paradigma de muchos de nuestros dirigentes políticos actuales) que, aunque fuese para meterse con Bush, calificaba al agroetanol como? la eutanasia impuesta a los pobres?. Ya ha empezado el tratamiento mortal y es, si cabe, más doloroso comprobar que se va a desarrollar con la indiferencia de quienes siendo los responsables, tendrían la obligación de dar cariño, aunque fuese multifuncional y de oficio. El 30/07/07 la Comisión Europea restaba importancia al incremento de los precios que han experimentado las materias primas agroenergéticas/alimentarias, en particular el 50% de los lácteos en Alemania. Distintos portavoces comunitarios estimaban que esas fluctuaciones no deben ser consideradas ?extraordinarias?. Sabíamos de la extraordinaria lejanía y falta de sensibilidad de la burocracia de Bruselas a los problemas de a pie de toda la Sociedad, pues con su extraordinario estatus social, sus extraordinarios salarios y mejoras sociales, lo del pan, la leche, y los huevos, les suena a demasiado básico. Lo que no esperábamos era leer ?El Mundo de 01/08/07, pág. 28- que en nuestro Ministerio de Economía y Hacienda, de momento, ?no hay preocupación por el impacto que puede tener el aumento del precio de algunos alimentos básicos de primera necesidad en la inflacción y en el crecimiento económico?, ?la leche, el pan y los huevos son sólo tres componentes de los muchos que tiene el I.P.C.?, señaló un portavoz del Ministerio. ¡Cuánto desprecio!. Tía Sociedad, ¡no se puede ser pobre!, tienes que actualizar y ampliar la alimentación básica a productos más sofisticados, más del año 2007. Al citado Ministerio de economía y HACIENDA tampoco parece preocuparle que por el obligado consumo como carburante del inflacionista agroetanol, se deje de ingresar en las arcas del Tesoro Público, para atender las necesidades derivadas de la Ley de Dependencia, unas 70 pts. por cada litro, como resultado de la bonificación fiscal al 100% de la que goza el agroetanol en el impuesto especial sobre los hidrocarburos. (Unos 560 millones de euros -1.400 millones de litros a 0,4 ?/lt.- en el año 2010 con una obligación de mezcla agroetanol/gasolina del 5,83%). Y de postre, una anécdota real, que ahora adaptamos. Como la Tía Sociedad nunca tuvo coche, en ocasiones tomaba un taxi, taxi que nunca terminaba el recorrido convenido pues Tía Sociedad no soportaba el monótono ?clik? del contador que cada tiempo o distancia saltaba recordando y modificando la cuantía a pagar. A nosotros nos va a pasar algo parecido, salvo que no vamos a poder ?bajarnos? del coche, cuando vayamos a repostar con mezcla agroetanol/gasolina, y el contador del surtidor salte con monótonos ?clik?, y sepamos que por cada ?clik? -litro de agroetanol, alguien que no es el Estado, se lleva las 70 pts/lt. que todo carburante, salvo el agroetanol y el agrodiesel-, devenga al salir del surtidor. ¿A que será difícilmente soportable, incluso aunque el agroetanol y/o sus materias primas ?que no lo serán- sean españolas?. Un amigo, bastante bruto, nos ha simplificado tanta multifuncionalidad que pretende justificar este atraco, y dice que la culpa de lo que le pasa a Tía Sociedad la tiene ella misma por tener gustos antiguos, una alimentación basada en leche, carne de pollo, pan y huevos propia del siglo XIX y depender en el futuro del desarrollo generoso de la deficitaria Ley de Dependencia, en definitiva ¡por ser POBRE y tener Alzheimer!. ¿Tendrá razón?.
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de cronicaeconomica.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
cronicaeconomica.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Agricultura

Oportunidades en el sector agroalimentario

La Deuda Pública necesita reducirse

Los Bosques en la FAO

Exportar a China, asignatura pendiente

LA HORA DEL PLANETA

ALGO ESTÁ CAMBIANDO

DESIGUALDAD, POBREZA Y HAMBRE (y 5)

DESIGUALDAD, POBREZA Y HAMBRE (4)

DESIGUALDAD, POBREZA Y HAMBRE (3)

DESIGUALDAD, POBREZA Y HAMBRE (2)

© Copyright CRÓNICA ECONÓMICA, S.L. 2019 | Suscríbete al boletín | Mapa web | Contacto | Publicidad | Política de cookies | Política de privacidad | Estadísticas | RSS
Celindas, 25. 28016 Madrid.