Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?

Suscríbete a nuetro boletín gratuito
Está usted en: Agrolibre > Recursos Energéticos y Agua

¡AHÍ QUEREMOS VERLE SR. MINISTRO ¡

Solicitud de la Generalitat sobre modificación de los caudales ecológicos del río Ebro)

Actualizado 7 junio 2012  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter 
 Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Enviar  |  
Comentarios 0
Redacción Agrolibre
  
Hay agua para todos y sin embargo...

 ¿Nadie es responsable de nada?

 ¿Demasiado… … lento?

El próximo día 18, de este mes de junio, se cumplen 8 años de una gran sinrazón, de uno de los mayores disparates cometidos, contra el sector agrario español, en todos los años de su existencia. Por la  Jefatura del Estado, siguiendo los dictados del Gobierno socialista de la época,  se publicaba, en el BOE núm. 148 del sábado 19 junio 2004, el  Real Decreto Ley 2/2004 - nº 11438 de 18 de junio, por el que se modificaba,-¡vamos se derogaba!,- la Ley 10/2001, de 5 de julio, Ley del Plan Hidrológico Nacional.

Por aquel entonces y en base a la Ley que se derogó sin más, por una decisión absolutamente irresponsable del Presidente Zapatero ya, el gobierno Aznar había iniciado el gran trasvase del Ebro, habiendo comprometido en el proyecto, quizás la obra pública más importante para el Sector Agrario en toda la historia de España,  3.770 millones de euros de inversión directa estatal y cerca de 7.000 millones de euros de ayuda europea para abastecer de agua la cuenca del Júcar con 315 hm3/año, la cuenca del Segura con 450 hm3/año, los regadíos de la provincia de Almería con 95 hm3/año y la ciudad de Barcelona con 190 hm3/año. En total se trasvasaban 1.050 hm3 de los que, descontando 50 hectómetros anuales, en pérdidas de transporte, se repartirían aproximadamente 1.000 hm3/año. Era la gran obra soñada por muchos desde hacía décadas.

Desde su toma de posesión, acaecida para nuestra desgracia dos meses antes, el 17 de abril del 2004, el nuevo presidente español, el nefasto Zapatero, quizás el más nocivo dirigente que nunca tuvo estado alguno, así nos lo había anunciado   “... quiero anunciar una nueva política del agua, una política que tomará en consideración tanto el valor económico como el valor social y el valor ambiental del agua, con el objetivo de garantizar su disponibilidad y su calidad, optimizando su uso y restaurando los ecosistemas asociados…”. Improvisó el “Plan Agua” paradigma, ocho años después, de lo que es  un fracaso total, fracaso responsable de que, incluso ahora, desde la Unión Europea se nos reclamen 1.500 millones de euros por las ayudas anticipadas para la solución “desaladoras”. El “Plan Agua”, del que hemos hablado en otras ocasiones y por el que en su momento, pedimos responsabilidades públicas, está ejecutado solamente, finalizados todos los periodos de ejecución, en un 16% y resulta, además, absolutamente inviable para lo que se proyectó. Fué un plan que solo sirvió, que nosotros sepamos,  para que la ministra Narbona encontrara un acomodo de lujo como representante español, ante la OCDE en Ginebra.

Nunca olvidemos que, la barbaridad de abandonar el Trasvase del Ebro contenido en el Plan Hidrológico Nacional,  aprobado tras múltiples y azarosos años de trabajo por el Gobierno PP, se adoptó por el gobierno Zapatero, para satisfacer a partidos nacionalistas, manifestar su poder ante la opinión pública española y justificar frente a  las autonomías y localidades  gobernadas por el PP, Murcia, Levante y municipio de Almería...la ¿eterna hegemonía? Del PSOE. Se abandonó todo lo realizado, se perdieron miles de millones de euros en subvenciones europeas, se perdieron millones de puestos de trabajo, desaparecieron miles de empresas constructoras y de servicios, se abandonó a su suerte a millones de agricultores de regadío de todo el arco mediterráneo y se olvidó   que, el trasvase del Ebro de 1.034 hectómetros cúbicos de agua desde su desembocadura era la solución definitiva para las economías agrarias del Levante español. Para sustituir lo insustituible,  se decidieron soluciones alternativas ya utilizadas desde siempre, - ahorro de agua, modernización de sistemas, reparación de tuberías y canales... y fundamentalmente  el incremento hasta el infinito de las desaladoras, sistema que al poco tiempo, menos de tres años y por múltiples razones fundamentalmente económicas y medioambientales, tuvo que abandonarse. Además, como siempre ocurre desde que nos gobiernan los actuales socialistas, se mejoró de forma notable la situación personal, fundamentalmente económica, de los responsables directos del desaguisado, encabezados todos por la ministra de la cosa, la sin par Narbona, defensora a ultranza de los trasvases antes de ser ministra y posteriormente, conseguida la cartera, enemiga pública número uno de los mismos.

Tras las experiencias vividas, contando siempre con la insolidaridad por no decir otras palabras mayores, de socialistas y nacionalistas y tras las pomposas declaraciones del Ministro Arias que, desde su toma de posesión, anunció a todos a bombo y platillo que su prioridad en materia de agua pasaba por lograr de nuevo un Gran Pacto Nacional del Agua, nosotros ya le dijimos el pasado 19 de enero que sí, “que estamos de acuerdo, que manifestamos nuestro asentimiento con sus ideas iniciales”. Le advertimos  “del gravísimo  peligro que corre si ignora todo lo ocurrido con anterioridad al propio PP cuando, teniendo cerrado el Plan Hidrológico Nacional, incluida su aprobación total en las Cortes Españolas y los trasvases correspondientes, fundamentalmente el del Ebro y cuando iban a empezar las obras, con la financiación europea de más de 7.000 millones de euros, llegó el PSOE al poder y en unos días, dos meses, derogó todo lo actuado”.  “Mire un poco hacia atrás, al menos para tomar impulso, Sr. Ministro y, en este caso concreto, retome todo lo actuado, actualícelo y póngalo en marcha, tal cual fue aprobado, para eso tienen ustedes la mayoría absoluta y, por favor, no se pierda los próximos años en intentar diálogos imposibles. Hay que actuar con absoluta prontitud… … ¡vamos! que antes de terminar esta legislatura deberían empezar los trasvases proyectados, única solución para resolver, de manera definitiva, la tremenda e histórica sequía que, cada ocho o diez años, asola nuestra agricultura, nuestros campos más fértiles y productivos”.

Y una vez más y bien que lo sentimos, empieza lo anunciado por nosotros, empiezan las zancadillas que nos llevarán, no lo dude nadie, a demorar una legislatura más la realización de los trasvases hídricos que España necesita.

La Generalitat, a través de la Agencia Catalana del Agua, ACA, de la Plataforma en Defensa del Ebro, PDE, la Comisión de la Sostenibilidad de las Tierras del Ebro, el ayuntamiento de Deltebre……es decir todos los interesados en el tema, a través de su Consejero de Territorio y Sostenibilidad , han decidido presentar alegaciones al Plan Hidrológico del Ebro y reclamar la revisión al alza de los caudales ambientales propuestos para el tramo final del río, por la Confederación Hidrográfica del Ebro, CHE, y el Ministerio de Agricultura, Medio Ambiente y Alimentación.

El problema no serían las alegaciones presentadas si estas, tuvieran alguna posibilidad de atenderse, sino que para muchos, entre los que nos encontramos, son alegaciones para disuadir al Ministro de cualquier veleidad que pudiera tener en relación con la realización de futuros trasvases. Fíjense que para la Confederación Hidrográfica del Ebro, (única entidad oficial reguladora de la cuenca), el caudal ecológico necesario, en un año medio, en el tramo bajo del río Ebro, debería ser de 3.153,6 hectómetros cúbicos por año  y sin embargo para la Generalitat y sus campanilleros debería ser de 9.508,9 hectómetro cúbicos, es decir tres veces más. En la misma línea se reclaman como caudales ecológicos 12.543,2 hectómetros para un año húmedo y 7.167,9 para un año seco.

En estas condiciones ¿quién es el guapo que propone detraer 1.500 hectómetros cúbicos para la ejecución de trasvases? Las cifras reclamadas o bien lo son por la ineptitud de la Confederación Hidrográfica del Ebro, cosa absolutamente increíble o bien obedecen al primer chantaje serio y en profundidad que le están planteando “ab initio” a las autoridades nacionales. Para más “recochineo”, el Consejero catalán ha querido dejar claro que, “en ningún momento quieren perjudicar y condicionar las necesidades de otras comunidades autónomas por donde pasa el Ebro y que la propuesta de caudales mínimos para el tramo final del río no debería ir en detrimento de ninguna comunidad ribereña”.  ¿A cargo de quién iría esa necesidad de caudales?

¡Ahí estamos Ministro!, otro mihura en el ruedo, ¿nos pondremos a la tarea o haremos una faena de aliño en espera de tiempos mejores?, total si han pasado decenas de años… … que más dan ocho o diez años más.
 

Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de cronicaeconomica.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
cronicaeconomica.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Recursos Energéticos y Agua

Endesa o como reducir los plásticos en un 75%

El cambio climático obliga a los inversores institucionales a actuar

Las ventas de segunda mano, también reducen la contaminación

La UE puede reducir un 50 % la emisión de gases en 2030

BBVA se suma al Día Mundial del Agua

FORO ECONÓMICO MUNDIAL: la transición energética se estanca

Acogen pide contar con más cogeneración a 2030

Powen construirá la mayor planta de autoconsumo agrícola

Y como no, todos se apuntan al lio del cambio climático

El crudo Brent baja, mientras el euro sube

© Copyright CRÓNICA ECONÓMICA, S.L. 2019 | Suscríbete al boletín | Mapa web | Contacto | Publicidad | Política de cookies | Política de privacidad | Estadísticas | RSS
Celindas, 25. 28016 Madrid.