Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?

Suscríbete a nuetro boletín gratuito
Está usted en: Internacional > Internacional

Trump paga con armas la muerte de Europa

Donald Trump, un enorme foco de problemas

El día 16 de junio de 1974, por la mañana, estuve en Watergate. Ya saben, un inmenso lugar de la inmensa Washington, en donde se pueden encontrar todos aquellos que tengan algo que ver –pasado, presente o futuro-- con la política de Estados Unidos.

Actualizado 31 mayo 2017  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter 
 Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Enviar  |  
Comentarios 0
Pablo J. de Irazazábal
  

La razón mía y de cuatro compañeros de TVE, era entrevistar a un Demócrata -pudiera decirse el responsable de la maquinaria “organizativa” del partido-- para las próximas Elecciones Generales, aún lejanas, que habrían de darse a conocer en un extenso programa del futuro noviembre.

El personal de Watergate nos anunció que el Diplomático que buscábamos se retrasaría un poco, pero que la habitación que queríamos utilizar podíamos usarla con toda confianza, incluso para preparar cámaras o cualquier otro utensilio. Y así lo hicimos. El adorno de la habitación eran fotografías de anteriores diplomáticos y los cámaras se quejaron de la poca calidad. La solución adoptada fué modificar alturas con pequeñas parcelas de ayuda de camaritas.

Mientras lo hacíamos, alguien sugirió la idea perversa: “Y, ¿si nos encontramos con perforaciones que muestren que hay  cámaras ocultas?”. No las encontramos.

 

Pero, el periódico del día siguiente, 17, anunciaba en Primera Plana: “Cinco cubanos roban en Watergate.” Y relataban cómo habían aparecido filtraciomes en los periódicos de temas quizá no    peligrosos pero, indudablemente, comprometidos. A partir de entonces, Watergate se convirtió en tema principal y “Garganta Profunda” , preferido para llevar al “impeachment”. La palabra no era sencilla y tanto más cuanto que nos encontrábamos en años electorales, con buenas perspectivas para Richard M. Nixon, que era quien ocupaba la Casa Blanca y, en cierto modo, como la campaña de revancha en el viejo enfrentamiento con John F. Kennedy, que favoreció a éste.

 “Impeachment” es un procedimiento criminal instituido contra un oficial  público por un cuerpo legislativo. En Estados Unidos el Presidente, el Vicepresidente y otros Oficiales Federales, incluyendo Jueces,  pueden ser sometidos a impeachment por la Cámara de Representantes.   Si ésta encuentra alguna sospecha se somete la investigación al Senado. Una mayoría de 2/3, condena cuando la imputación se debe a “altos crímenes o conducta incorrecta”.

A pesar de la imputación, puede resultar no culpable y el acusado continuará con todas atribuciones. Dos presidentes –Andrew Johnson y Bill Clinton, a pesar de la acusación-- resultaron no condenados. Pero, en 1974, las acusaciones del Watergate obligaron a Richard Nixon a abandonar la Presidencia el 8 de agosto de 1974 –so pena de ser sometido a “impeachment”. Fué sucecido por Gerald FORD quien, al final,acabaría por indultarle.

 

Un triunfo discutido

Otro 8 de noviembre, el de 2016, surgió una sorpresa, que no puede ser calificada de otra manera que “mayúscula”. Todos creíamos –y cuando digo todos, quiero decir todos-- creíamos que Hillary Clinton y el Partido Demócrata se instalarían en la Casa Blanca,  para suceder a un relativamente tranquilo doble paso: el de Barak Hussein Obama.

Saltaron las alarmas para entronizar a un desconocido, del que todo el mundo sólo sabe una cosa: es un ricachón de malos modales que a todos irrita, a todos ofende pero sigue aumentando su poder y cambia a quienes le sirven con una  facilidad extraordinaria. Al cambiar de mes es necesario repasar  el  calendario para saber si ha llegado otra estación.

 

Con sorpresa, o sin agrado, Donald S. Trump se instaló –aunque no es éste el verbo más adecuado, porque desde el 8 de noviembre lo que menos ha hecho ha sido frecuentar la Casa Blanca-- en el Mando de Estados Unidos y el 20 de enero siguiente juró la Constitución. Desde entonces, lo que ha vivido el mundo ha sido una constante de protestas contra lo que ha hecho y una sustitución, naturalmente constante de las personas que han tenido que ser cambiadas. He tenido –no sé si decir la suerte-- de conocer unas películas que recogen las variaciones anteriores y el cambio de la persona es asombrosamente extraño. Siempre adinerado-- siempre poderoso-- (no se sabe cómo) pero de buenos modales, agradable y digno de ser agradado. Es decir, radicalmente distinto de lo que es –o quizá quiere ser-- en la actualidad.

 

Con el cambio, todo el mundo pide otra cosa.

Quizá la proximidad con la felonía de Richard Nixon o el giro que se produce en unas elecciones con partida fácil de Hillary y llegada en descalabro y sorpresa que muchos no entienden empezaron a reproducir la palabra maldita: “impeachment”.

Extraigo datos de la información publicada por el diario ABC:

8 de noviembre 

    Trump, ante un asombro generalizado, gana las Elecciones de         la Presidencia

10 de noviembre

      El Presidente Saliente, Barack Obama, desaconseja –por historial con Rusia-- las relaciones con Flynn

18 de noviembre

        Trump elige a Flynn como Consejero de Seguridad Nacional

6 de enero 

    Se habla, en la calle, que Trump ha influido en las elecciones.

20 de enero. A las 12 de la mañana, Donald Trump se convierte en

    Presidente de Estados Unidos.

12 de febrero. Dimite Flyn, desaconsejado por Obama, al descubrirse que había trabajado para Rusia y no había informado a Estados Unidos.

2 de abril. Flynn habia ocultado a la Casa Blanca, sus ingresos.

3 de mayo. Clinton culpa al Secretario del FBI y a los hackers.

9 de mayo. Trump destituye al Director del FBI

13 de mayo. Trump pide lealtad al nuevo Secretario del FBI –Cavey y éste responde que lo hará con honestidad, como lo ha hecho siempre.

18 de mayo. Nombramiento de un Fiscal Especial.

 

Un viaje poco afortunado

En esta situación llegó lo que todos esperábamos: el primer viaje de Donald Trump. Y no ha defraudado a nadie. Ha sido un verdadero desastre. Ni la persona, ni su comportamiento, ni las equivocaciones cometidas podían perjudicar más a quien se está juzgando.


 
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de cronicaeconomica.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
cronicaeconomica.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Internacional

Dos a quienes no se puede creer

¡Están mucho más locos los romanos!

Lenin, Rey del mundo Nacido para morir

Los problemas de Putin ¿Por qué no tiene más encanto?

Los problemas de Putin ¿Es este su momento?

Putin quiere el mejor Ejército del Mundo

No habrá Guerra por la Bomba H

Errores y Horrores de las Bombas Nucleares

Por qué nadie le quiere aunque domine el dinero

La vuelta del  viaje

© Copyright CRÓNICA ECONÓMICA, S.L.2004 | Suscríbete al boletín | Mapa web | Contacto | Publicidad | Política de cookies | Política de privacidad | Estadísticas | RSS