Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?

Suscríbete a nuetro boletín gratuito
Está usted en: Agrolibre > Aire Libre

En el buen camino.

El autor del desastre, pero, solo para algunos

Al fin la UE, según todos los indicios, corregirá a corto plazo los sinsentidos, dislates y prohibiciones de las llamadas "ventas a pérdidas". ¿Anulará la Unión Europea la legislación española que sanciona la venta a pérdidas?

Actualizado 13 julio 2017  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter 
 Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Enviar  |  
Comentarios 0
Redacción Agrolibre
  
Esta es la pregunta que ha comenzado a recorrer el sector agroalimentario nacional, tras conocer un informe elaborado por el Abogado General del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) Henrik Saugmandsgaard, concluyendo que dicha normativa estatal es contraria al Derecho Comunitario. El magistrado ha solicitado al TJUE, con sede en Luxemburgo, que se pronuncie en este sentido en su próxima sentencia. Pese a que las conclusiones del Abogado General no son vinculantes para el alto tribunal, es cierto que en la mayoría de los casos suele alinearse con sus directrices.
Henrik Saugmandsgaard afirma que la directiva de la UE, Directiva "Sobre prácticas comerciales desleales", “se opone a una legislación nacional que prohíbe con carácter general proponer o realizar ventas a pérdida y que establece excepciones a tal principio basadas en criterios que no figuran en dicha directiva”. Así responde de esta forma a la cuestión elevada por el juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 4 de Murcia, que pidió al TUE que interpretase la "Directiva UE sobre prácticas desleales de empresas" en sus relaciones con consumidores en el mercado interior.
 
En España la ley, sobre el tema, prohíbe, con carácter general, realizar "ventas a pérdidas" y únicamente lo permite en dos casos no previstos en la normativa comunitaria, para nosotros "vender productos por debajo del precio de compra es una práctica prohibida por la Ley de Comercio Minorista de 1996,  ley revisada y actualizada en varias ocasiones, la última en marzo de 2016.
Recordemos, desde un punto de vista estrictamente jurídico, que las conclusiones del Abogado General no vinculan al Tribunal de Justicia ya que, la función del Abogado General, consiste en proponer al Tribunal de Justicia, con absoluta independencia, una solución jurídica al asunto del que se ocupa.
Los jueces del Tribunal de Justicia comienzan ahora sus deliberaciones sobre este asunto. Sin embargo la remisión prejudicial permite que los tribunales de los Estados miembros, en el contexto de un litigio del que estén conociendo, interroguen al Tribunal de Justicia acerca de la interpretación del Derecho de la Unión o sobre la validez de un acto de la Unión, el Tribunal de Justicia no resuelve el litigio nacional, es el tribunal nacional quien debe resolver el litigio de conformidad con la decisión del Tribunal de Justicia.

Las reacciones por parte del sector agroalimentario español no se han hecho esperar.
Como ejemplo desde la UPA y de forma inmediata  han reivindicado que “la venta a pérdidas es una práctica abusiva y engañosa que perjudica a agricultores y a consumidores, y debe estar prohibida y ser perseguida”.  La organización considera este informe como “muy negativo” para los agricultores y ganaderos españoles. “No se puede consentir que un organismo europeo defienda a unos pocos frente a la mayoría, y fomente el abuso en la cadena comercial”. “No vamos a aceptar que ahora se pongan en entredicho los avances de los últimos años en pos del reequilibrio de la cadena agroalimentaria en España y en toda Europa”. Los agricultores, nos dicen, se han preguntado si habrá “intereses ocultos” detrás del informe de la Abogacía general de la UE, que en su opinión “no representa a nadie”, y va en contra de las políticas de la Comisión Europea, de la postura del Parlamento Europeo y de las demandas de toda la sociedad civil, destacando a productores y consumidores.
Pero insistamos en que España ha hecho caso omiso de la directiva europea, según el dictamen elaborado por Henrik Saugmandsgaard y 12 años después de la aprobación de la directiva UE aún mantiene una prohibición casi general de la venta a pérdidas, (la ley española, adoptada en 1996, solo permite la venta a pérdidas cuando se persigue igualar el precio de otros competidores o cuando se trate de productos perecederos próximos a su fecha de caducidad), que contraviene la normativa comunitaria.
España deberá reformar la ley de 1996 y adaptarse a la norma europea aunque sea con años de retraso. De ser así, la "venta a pérdidas" quedará permitida y solo se podría penalizarse en los casos en que se pudiera demostrar que la venta responde a una estrategia de competencia desleal.
Para nosotros, la penalización de la "venta a pérdidas" siempre ha sido un auténtico disparate pues, se quiera o no, siempre  ha constituido un ataque frontal contra la propiedad privada. Al "tenedor" de un bien se le ha privado de su libre disposición con razones absolutamente peregrinas que, eso sí, han permitido a nuestras Administraciones incrementar el poder sobre la ciudadanía  avanzando así en el irreversible camino de la socialización de la ciudadanía.
Recordemos nuestra posición sobre el tema de las "ventas a Pérdidas releyendo lo que ya afirmábamos, en el ya lejano enero del 2011.

" .. …Todas las organizaciones profesionales agrarias, en especial la U.P.A y la C.O.A.G están en una guerra directa contra una gran distribuidora, en este caso Carrefour, porque, a esta cadena, se le ha ocurrido y ha realizado,  la “criminal idea” de vender aceite de oliva virgen extra, envasado con su propia marca, al precio de 1,80 euros litro, precio dicen inferior al de coste, inferior a las cotizaciones habidas por ese mismo tipo de aceite a lo largo del ejercicio pasado.
C.O.A.G denuncia  que Carrefour ha cometido  cuatro pecados mortales,  a saber:
. que a la denominación de aceite “virgen extra” se ha añadido, en algunos envases, la palabra “frutado”. (¡Qué monstruosidad verdad!, espero que se note la ironía.)
. que vende a 1,76 euros litro de aceite virgen extra y ello no es posible porque  según ¿datos oficiales? el valor del litro de aceite siempre ha estado por encima de ese valor y porque además el propio MARM fija en su “Observatorio de Precios”, 2,49 euros como coste de producción.(¿ El precio del MARM es un  precio –dogma, o es un precio meramente indicativo y teórico ¿inclinado? Hacia el punto de vista del productor?)
.que con esta decisión la cadena comercial “banaliza”, al utilizarlo como reclamo,  la imagen del aceite de oliva (en el supuesto de que sea así, “reclamar” a la gente con aceite de oliva es banalizar o por el contrario es dar lo más apreciado por todos, recordemos si con las campañas oficiales para incrementar el consuno también se banaliza), y
.que se ha utilizado la crisis económica para utilizar prácticas comerciales abusivas, (de quién se abusa, ¿se abusa del consumidor?, ¿cómo?) y prohibidas con perjuicio evidente al proveedor (productor de aceite de oliva)( el proveedor suministra bajo contrato están ustedes seguros que a los proveedores se les ha forzado en la venta?)
Por su parte la U.P.A, no sé si antes o después de C.O.A.G, insiste sobre el mismo tema, recordándonos las bases legales sobre las que pretende conseguir un aumento en el precio de las ofertas de aceite  de la cadena denunciada. U.P.A reitera con profusión  los argumentos ya citados con anterioridad amenazando además, y eso es nuevo,  a toda “empresa que venda presuntamente a pérdidas o por debajo de los ¿costes de producción?, con echarles el aliento de U.P.A en el cogote con todos los instrumentos y armas del Estado”. ¡Qué costes decimos nosotros! o es que sin saberlo nadie  ya se han decidido hasta los costes de producción en que deben incurrir todos los olivareros o, la nueva Ministra, por cierto desaparecida en combate hace ya algún tiempo, ha fijado un precio de venta para los envasadores y comerciantes de aceite.
 
Todo surge, a nuestro parecer, por la proliferación y calculada ambigüedad de las normas de aplicación, normas que, por el bien de todos, deberían desaparecer.
En este campo como en casi todos los demás la sociedad está maniatada, estamos absolutamente socializados, todo está regulado para que el Estado pueda jugar a sus anchas en el campo y con el árbitro que precise, en cada caso, para ganar siempre la partida al individuo, al ciudadano. Hoy le interesa prohibir la venta barata de materias primas y tiene para ello la legislación adecuada, mañana suben los precios y puede también frenar a las empresas a través de la leyes de la competencia …
Las denominadas erróneamente “ventas a pérdida”, porque ninguna empresa nunca vende perdiendo, están reguladas de forma, como siempre, profusa y confusa para poder decidir lo que en cada caso convenga al poder político.
Así la Ley 3/1991, de 10 de enero,  Ley de Competencia Desleal  nos dice  en su art. 17 en relación con estas “ventas a pérdida” que, “salvo disposición contraria de las leyes o de los reglamentos, la fijación de precios es libre” pero que, (y aquí empiezan los problemas y las dificultades propias de toda la actual y nefasta ,por socializante, legislación sobre el tema),  “no obstante la libertad en la fijación de los precios , la venta realizada bajo coste, o bajo precio de adquisición, se reputará desleal en los siguientes casos:
a. Cuando sea susceptible de inducir a error a los consumidores acerca del nivel de precios de otros productos o servicios del mismo establecimiento.
b.  Cuando tenga por efecto desacreditar la imagen de un producto o de un establecimiento ajeno.
c. Cuando forme parte de una estrategia encaminada a eliminar a un competidor o grupo de competidores del mercado.
Otra Norma de aplicación es la ley que regula el comercio minorista Ley 7/1996 de 15 de Enero  que en su art.14 dispone que la venta a pérdida puede efectuarse en diversos casos, tales como la venta de saldos (productos deteriorados, en desuso u obsoletos), de productos perecederos a punto de caducar o, con algunas limitaciones, de existencias de las que se disponga en caso de liquidación del negocio . También se permite la venta a pérdida cuando  quien la realice tenga como objetivo alcanzar los precios de uno o varios competidores con capacidad para afectar a sus ventas de forma significativa. Dicho de otro modo, la empresa puede adaptar su comportamiento a la dinámica del mercado, y si un competidor de cierto peso vende sus productos a precios inferiores, la empresa afectada puede reducir los suyos e incluso vender a pérdida.
Todo lo actualmente legislado sufre con la falsa teoría, muy extendido en nuestras economías occidentales, de que la gran empresa sigue la política denominada de los “precios predatorios”.  La política de los precios predatorios consiste en vender por debajo de costes eliminando así a los posibles competidores e imponer, posteriormente, precios elevadísimos a unos consumidores carentes entonces ya de toda alternativa. Se atrae inicialmente al consumidor a un consumo barato para posteriormente dejarle inerme ante el mercado. Es política, nos dicen los estatistas, de gran empresa, de grandes distribuidoras, capaces de aguantar pérdidas, el tiempo que se precise, para el logro de alcanzar el monopolio de la oferta. Así o basados en esta falacia, toda ella absolutamente falsa, se justifica la acción estatal, los controles estatales, las leyes antimonopolios, las leyes de defensa de la competencia, las leyes de competencias desleales, los horarios comerciales, las prohibiciones al comercio de todo tipo... la prohibición de las “ventas a pérdida”.
 
Una consideración más, ¿cómo es posible que subsista aún la imposibilidad de “vender a pérdidas” cuando es el Estado, el primer y mayor utilizador del sistema? El estado está de forma permanente “vendiendo a pérdidas” a través del instrumento de las Subvenciones, que por cierto en el actual gobierno son la causa principal del disparate económico en el que nos encontramos. La concesión de “subvenciones” supone el que las empresas subvencionadas vendan sus productos por debajo del precio de coste lo que acarrea una competencia absolutamente desleal en relación con las empresas o sectores no subvencionados.  La defensa de la competencia, montada por el estado, supone la anulación de la competencia, si todos tenemos que producir las mismas cosa y vender a precios similares, nos diferenciaríamos exclusivamente en determinadas rentas de situación concedidas por las administraciones, no habría desarrollo alguno, no podría existir la publicidad, ese instrumento que hace diferente el producto, ni la innovación, ni .......¡vamos que como muchos afirman ya, al Tribunal de la Competencia deberíamos empezar a denominarle como Tribunal de la Incompetencia, el verdugo de la Competitividad ¡
Finalmente conviene que todos recordemos la incoherencia que representa la coexistencia durante los meses de Enero y Febrero de rebajas generalizadas, en todos los productos, comercios, ciudades… etc, rebajas que en muchos casos llegan hasta el 70% de los  precios de venta  anteriormente marcados, con las denuncias y condenas de rebajas comerciales en algunos productos alimentarios y sobretodo en el “aceite de oliva”.
Desde aquí seguimos y seguiremos  pidiendo libertad plena de movimientos para todos, productores, intermediarios, comerciantes, para que el mercado funcione y cumpla su papel, abandonemos el camino de las denuncias cuando creo que me convienen, el camino de los controles permanentes, el camino de las regulaciones excesivas, reduzcamos en todo lo posible la participación del Estado…que no nos engañen más.  "

Pero hoy, 6 años después, ya no estamos tan solos, al fin la UE se ha decidido a denunciar la sinrazón de las penalizaciones de las denominadas "ventas a Pérdida".
Decididamente parece que entramos al fin en el buen camino.
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de cronicaeconomica.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
cronicaeconomica.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Aire Libre

Todo se está confirmando.

Sobre el falso ecologismo que vivimos

Y ahora qué.

La estupidez y la genialidad según Einstein

 La vinculación del glifosato con el cáncer en humanos es improbable

En relación con el "Libro Blanco sobre el Futuro de Europa"

¡Por favor! un poco de cordura.

Cambiaremos alguna vez… …

Ministra, tienes que responder

¡Esos … …quiénes son!

© Copyright CRÓNICA ECONÓMICA, S.L.2004 | Suscríbete al boletín | Mapa web | Contacto | Publicidad | Política de cookies | Política de privacidad | Estadísticas | RSS