Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?

Suscríbete a nuetro boletín gratuito
Está usted en: Agrolibre > Aire Libre

¿Estamos volviendo al Regeneracionismo decimonónico?

a

Ya en abril del 2015 los regantes españoles, a través de Fenacore, solicitaron del Consejo de Ministros la interposición de un recurso de inconstitucionalidad contra la Ley de Aguas y Ríos de Aragón, porque , en la Ley citada, se reconocía a esta comunidad autónoma funciones sobre las comisarías de aguas, cuando estas funciones eran competencia exclusiva del Estado.

Actualizado 27 julio 2017  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter 
 Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Enviar  |  
Comentarios 0
Redacción Agrolibre
  
El recurso se basaba en que las competencias en materia de aguas que asumía Aragón en esta ley –recogida en el Boletín Oficial del Estado- deberían ser declaradas nulas de acuerdo a derecho porque, según el artículo 149.1.22ª de la Constitución, “la legislación, ordenación y concesión de recursos y aprovechamientos hidráulicos cuando las aguas discurren por más de una comunidad autónoma” no son susceptibles de transferencia ni delegación, poniendo de manifiesto, además, que debe ser un único organismo estatal –la confederación hidrográfica de cada demarcación de cuenca- quien centralice la política hidráulica. La norma, se insistía, no respetaba los principios de unidad de cuenca hidrográfica y unidad de gestión que han servido de inspiración a la legislación internacional de aguas ni el papel de las confederaciones hidrográficas como instituciones consolidadas en las que ya tienen participación las propias comunidades autónomas, incluyendo a todos los usuarios y agentes implicados en la gestión del agua sin extralimitarse en sus competencias. La norma era, sobre todo, perjudicial para los usuarios y el medio ambiente porque en lugar de defender los intereses generales respondía a intereses localistas y políticos, lo que generará duplicidad de órganos administrativos –y por tanto de costes-, además de “guerras del agua” por la distribución de los recursos hídricos, sobre todo, en épocas de sequía.
 
¡Cuidado! , decíamos nosotros al gobierno PP, porque desde la administración de Aragón ya sabemos cómo se trata el agua que pasa por sus territorio. El "Costismo" imperante aún en sus partidos políticos ya paralizó en su momento el trasvase del Ebro y se unió posteriormente al "Zapaterismo", en su anulación. ¡Cuidado!, insistíamos, porque lo que lo que se pretende con la Ley aprobada es una "reautonomización más" en el camino de la desectructuración nacional que desde hace tiempo venimos padeciendo, causa directa de parte de nuestra falta de competencia, ¡no solo hacen política antiespañola los partidos nacionalistas!.
Esperemos, reiterábamos de forma inocente, que la nueva batalla emprendida por los regantes españoles termine con la victoria de los que siempre hemos creído que existen responsabilidades públicas que nunca debieron ser objetos de transferencia alguna. ¡Pero quién y por qué se facultó a la Autonomías a producir Leyes….! ¡qué disparate!.
Cierto es que fue Zapatero el que, en su primer mandato al mes de su toma de posesión, anuló la solución del trasvase del Ebro, trasvase de 1.200 hectómetros cúbicos desde el Ebro al Levante español, que representaba la solución definitiva para las necesidades hídricas del sector agrario español, pero nuestra Ministra actual siempre ha olvidado de forma consciente y voluntaria, porque tonta no es en absoluto, que el PP decidió desde la Presidencia de D. Mariano hacer olvido de todo lo actuado con anterioridad en materia de trasvases.
Nunca ha recordado por ejemplo, el pago que tuvo que hacer el PP al P.A.R (partido regionalista aragonés) para que la Sra. Rudí,( PP pura cepa), fuese proclamada Presidenta de la Diputación de Aragón, ni que la Secretaria General de su partido político, al mismo tiempo Presidenta  de la Comunidad castellano manchega, se dedicó durante meses a ponerse de acuerdo con los presidentes murciano y valenciano, pertenecientes a su mismo grupo político, para intentar demostrar su eficacia en las desavenencias en el tema del trasvase Tajo- Segura y su interés en materia de agua.
Nunca ha sido consciente de que sus propias actuaciones ministeriales, en este tema, se han reducido al cumplimiento administrativo de las exigencias europeas en materia de planes de cuenca y adaptaciones de las leyes de aguas a las exigencias comunitarias.

Y… … pues que tanto ha ido el cántaro a la fuente que, en las últimas elecciones autonómicas, llegó a la presidencia de Castilla la Mancha un  nuevo inquilino, socialista él, por supuesto un desahogado, aunque nada tonto, discípulo del peor Bono, al que le han bastado unas semanas de mandato para tirar por tierra y arrinconar todas las "bondades" de las realizadas por el "hada" Cospedal.
¡Qué fácil ha sido, para el nuevo presidente, exhibir las razones necesarias para reabrir las heridas que todos los castellano manchegos, relacionados con el mundo agrario, tienen aún sin cicatrizar desde que, sin disponer del agua necesaria para su desarrollo y ello sí es así, tienen la obligación desde hace ya más de 35 años, de ceder sus aguas para satisfacer las necesidades hídricas de otras autonomías.
Y lo que es más grave aún recordarles a todos sus conciudadanos, quizás demagógicamente, que a muchos  ribereños del Alto Tajo se les sigue suministrando agua potable, treinta y cinco años después, por el "modernísimo sistema de cisternas", ( supongo que se entenderá el sarcasmo, o no?), o que lo acordado por la Presidenta anterior es una inanidad y un engaño, porque hablar de  trasvasar agua hasta que los embalses del Tajo tengan 400 hectómetros cúbicos podría valer en los años ochenta, (entonces se llegaba hasta el límite inferior de 240 hectómetros), pero hoy con los aterramientos de la cuenca tras el tiempo transcurrido, más de la mitad de los 400 hectómetros no son de agua sino de barro.
Y es que, por más vueltas que le dé al tema del agua agraria, siempre volveremos a lo que nunca debió abandonarse. Negar la solución del trasvase del Ebro o el trasvase de cualquier cuenca excedentaria, que aunque no lo parezca sí existen en España, es una tremenda fechoría, es un disparate sinsentido propio de políticos desalmados.

Somos conscientes de las barbaridades que han cometido nuestros sucesivos gobiernos, con independencia de su signo político, anteponiéndose con políticas partidistas, populistas y por qué no decirlo separatistas, al bien general. Ejemplo paradigmático de lo que afirmamos es el arrinconado y ya casi imposible trasvase del Ebro, trasvase que, con todas sus incógnitas que alguna tenía y debería haberse resuelto sin ninguna dificultad, constituía la solución definitiva, no solo para los irredentos regadíos levantinos sino también para dejar de expoliar el agua a una región española, Castilla la Mancha, quizás la autonomía más seca e irredenta de todas las autonomías nacionales. Pero se metió la política partidista por medio y todo terminó con un gobierno socialista que, años antes, había iniciado la andadura prometiendo terminar con la sequía tradicional que sufría y sufre aún el Levante español.
Felipe inició el sueño con Borrell de “conseguidor” y la oposición de Aznar con la Palacios enfrente....y Zapatero lo decapitó años después con la señora de Borrell aplaudiendo el asesinato y la enemiga de un PP, rajoniano ya, enfrente. Y todos jugando siempre en uno u otro sentido, buscando los votos para complementar gobiernos,  bajo la comba del pujolismo catalán y el irredentismo acostista de la Junta Aragonesista.
Pero eso sí, han pasado ya muchos años y nuevos y fracasados planes hidrológicos y todos siguen prometiendo lo que saben que no podrán ya cumplir, en una España ya desvertebrada una vez más.
Nuestro último gobierno, en este caso del PP, inició su andadura prometiendo la reposición del trasvase; aún recordamos los juramentos del ínclito Cañete y los resultados de sus promesas. Después ya, con la quizás mejor preparada técnicamente para ministra de agricultura de los últimos tiempos, la prometedora García Tejerina, hemos asistido a la cumplimentación administrativa de todas las exigencias comunitarias en materia de Planes Hidrológicos, tarea que, desde luego olvidada en los últimos 8 años por los gobiernos socialistas, resulta ser eso un simple cumplimiento socializante de las tareas UE. La ministra presume de haberse puesto al día en las exigencias comunitarias, ¡qué bien verdad!,  pero nosotros  los regantes españoles seguimos igual, ¡a nosotros utilizadores de un agua inexistente que más nos da!.

Planes y planes y planes, ¿no creen ustedes que ya está bien? Hora es ya de volver a retomar el “toro por los cuernos”, hay que disponer de suficiente agua para regar, lo demás... ... a nadie le importa créannos. "… …
Y ahora, como era absolutamente esperable, entre unos y otros, han conseguido despertar al fantasma del "irredentismo costista" aragonés. Entre los unos con sus "memorias históricas" y sus "nación de naciones" fomentando al máximo y aplaudiendo el individualismo autonómico y los otros, con su in anidad más absoluta, han logrado volver conceptualmente, al menos en los temas agraristas, al siglo XIX.
Según nos dicen
" Una delegación del Gobierno de Aragón expuso a la directora del Agua, Liana Ardiles, la postura de Aragón en relación con el Pacto Nacional del Agua. Esta es clara. Se está predispuesto a que se avance en la redacción de un pacto participativo e inclusivo pero siempre que respete el principio de unidad de cuenca, un precepto que, como se recordó en la reunión, es obligado por el Estatuto de Autonomía de Aragón. La delegación aragonesa estuvo formada por el secretario general técnico del Departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad, José Luis Castellano; la directora del Instituto Aragonés del Agua, Inés Torralba y el director general de Desarrollo Rural, Jesús Nogués. También asistió el presidente de la CHE, Raimundo Lafuente.
Para la DGA «existe una línea roja que es el Estatuto que vela por evitar que los recursos hídricos de la cuenca del Ebro se destinen al desarrollo económico de otros territorios», señaló el secretario general técnico, José Luis Castellano, quien además recordó que " «la España del interior tiene unos desequilibrios intrínsecos que no se dan en la costa».
Además, manifestó «la preocupación del Ejecutivo autonómico en relación a las trasferencias de agua como recoge el plan de Cataluña aprobado por el ministerio, que considera que los déficits estructurales en su cuenca deben cubrirse con el Plan Hidrológico Nacional».
Asimismo, Castellano recordó que «el complejo agroalimentario es clave del desarrollo económico, rural y territorial de Aragón, por lo que es una condición necesaria avanzar en la modernización y mejora de la eficiencia del agua de los regadíos existentes, y culminar los regadíos ya aprobados». Por ello, se transmitió al ministerio la necesidad de asegurar la garantía de suministro de agua, especialmente en los subsistemas del río Aragón y/o Jalón, y del Gállego-Cinca, lo que obliga a considerar estratégica la puesta en servicio de las obras de regulación como Yesa, Mularroya o Biscarrués-Almudévar."
 
¡Qué les parecen los nuevos aragonesistas! O sea que "«existe una línea roja que es el Estatuto que vela por evitar que los recursos hídricos de la cuenca del Ebro se destinen al desarrollo económico de otros territorios»", que " «la España del interior tiene unos desequilibrios intrínsecos que no se dan en la costa»" y que, eso sí a costa de todos los españoles, " «el complejo agroalimentario es clave del desarrollo económico, rural y territorial de Aragón, por lo que es una condición necesaria avanzar en la modernización y mejora de la eficiencia del agua de los regadíos existentes, y culminar los regadíos ya aprobados»". ¡Qué solidarios, verdad!
¿Es que aún no somos conscientes de que jamás se lograrán, en el tema del agua agraria, acuerdos interautonómicos adecuados hasta que se adopten y ejecuten todos los trasvases que procedan, empezando por el trasvase del Ebro, proteste quien proteste y se vuelva a una gestión centralizada en defensa de todos los ciudadanos españoles?
Decididamente sí, en materia de agua, estamos volviendo al regeneracionismo decimonónico.
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de cronicaeconomica.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
cronicaeconomica.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Aire Libre

Todo se está confirmando.

Sobre el falso ecologismo que vivimos

Y ahora qué.

La estupidez y la genialidad según Einstein

 La vinculación del glifosato con el cáncer en humanos es improbable

En relación con el "Libro Blanco sobre el Futuro de Europa"

¡Por favor! un poco de cordura.

Cambiaremos alguna vez… …

Ministra, tienes que responder

¡Esos … …quiénes son!

© Copyright CRÓNICA ECONÓMICA, S.L.2004 | Suscríbete al boletín | Mapa web | Contacto | Publicidad | Política de cookies | Política de privacidad | Estadísticas | RSS