Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?

Suscríbete a nuetro boletín gratuito
Está usted en: Agrolibre > Aire Libre

En Defensa de la Ministra García Tejerina

Lo habíamos anunciado y era una previsión absolutamente indubitable.

Actualizado 15 marzo 2018  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter 
 Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Enviar  |  
Comentarios 0
Redacción Agrolibre
  
 
El 4 de agosto del 2016 y tras confirmar que la ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, García Tejerina había presidido, en su propio Ministerio, (en el propio Mapama), la entrega de los premios Fertiberia afirmábamos de nuevo y sin temor a equivocarnos, (como ya hicimos en su momento con el nombramiento como asesor de la Caja De Castilla La Mancha del marido de la Presidenta Cospedal),  que siempre la ética y la estética deberían  protagonizar la presencia pública de los ministros y que por lo tanto, lo actuado por la Ministra, era un tremendo error del que, en algún momento, tendría que rendir cuentas públicas.
Entonces la ministra Tejerina, haciendo oídos sordos a toda precaución, no sólo presidió el acto que comentamos sino que, participó singularmente en el mismo, afirmando en su alocución y con toda razón que, "el reto que afronta la tecnología agraria es la necesidad de adoptar estrategias innovadoras que permitan incrementar las producciones, aumentando la eficacia y la eficiencia en el uso de los recursos". Lo cual insistimos es una afirmación por su idoneidad , como casi todas las manifestaciones de los responsables políticos casi  una perogrullada.
Pero si ese discurso, inatacable conceptualmente, se realiza en la entrega de los premios Fertiberia, empresa de la que proviene la señora ministra y probablemente será su destino de salida cuando la etapa política toque a su fin, la cosa ya no está tan bien. Habría que concluir, con toda justeza, como en su día ya hicimos nosotros, que la agenda publica de la ministra requería de un mayor tacto para evitar comentarios y especulaciones de todo tipo.
En definitiva, presidir el acto de entrega del "Premio Fertiberia a la Mejor Tesis Doctoral" y participar de lleno en el mismo, en la propia sede del Ministerio del que es titular, obviamente no es un acto deseable desde el punto de vista de la ética ni de la estética de una ejecutoria política.
Y el paso del tiempo nos ha venido a dar la razón como así ha ocurrido hace  unos días.
La Vanguardia el pasado 21 de febrero daba la noticia de que:
"La ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, confirmó que el Gobierno español se opone a que la Comisión Europea (CE) rebaje los límites máximos de tóxicos permitidos en los fertilizantes agrícolas. La CE ha propuesto nuevos valores límite de cadmio (un mineral pesado tóxico) en los fertilizantes a base de fosfatos, que se usan en todo tipo de cultivos. Pero el Gobierno español se opone al cambio, al juzgar que perjudicaría a la industria agroquímica española. Podemos criticó en el Congreso a la ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina, que se incorporó al Gobierno de Rajoy en 2012 directamente desde el sector de los fertilizantes. Hasta entonces era una alta directiva de la empresa Fertiberia, principal productora de fertilizantes en España y perteneciente al grupo Villar Mir.
La Comisión Europea ha propuesto reducir paulatinamente el volumen de cadmio hasta los 20 microgramos/kg en 12 años. Así lo recoge la propuesta de nuevo reglamento. El Parlamento europeo coincide con los valores máximos de la CE pero apuesta por dar más tiempo a los fabricantes para adaptarse. El Ministerio que dirige Tejerina defiende, en cambio, que los niveles se queden en los 75 microgramos. Estima que otra solución perjudicaría a la agricultores al encarecer el fertilizante.
Ese mismo 21 de febrero El Diario.es, informando sobre la misma sesión parlamentaria de la Ministra decía  :
"España es el mercado más permisivo para los fertilizantes agrícolas con altos niveles de tóxicos. Es el único país de la Unión Europea que no aplica ningún límite a la presencia de este metal pesado en los agroquímicos  que se utilizan sobre las cosechas, según la recopilación de datos nacionales que ha realizado la Comisión Europea.
El documento elaborado por el Ejecutivo europeo muestra una gran variedad: desde los 90 microgramos por kilo en Francia o Bélgica a los 20 de Eslovaquia o 22 microgramos de Finlandia. También puede verse que Alemania tiene el umbral colocado en 50 mg, Dinamarca en 48, Grecia en 60 y los Países Bajos en 31 mg.
Pero la única columna en la que no hay ningún valor es la española. Así lo han confirmado fuentes de la CE y del Ministerio de Agricultura, que han contestado: "No había ni hay en este momento límite nacional para contenido de cadmio en los fertilizantes fosfatados inorgánicos". De hecho, la Comisión Europea tuvo que corregir los valores que le constaban para España: de 60 a cero. "En su día se detectó [el error] y se pidió que se corrigiera", explican en Agricultura.
El Ministerio justifica esta situación en que "no hay límite a nivel comunitario, y no lo hay a nivel nacional". Pero cada estado ha podido establecer ya umbrales máximos para sus propios territorios. El Gobierno ha elegido no hacerlo "a la espera de una decisión comunitaria".
En la elaboración de esa postura común en la Unión Europea, el Gobierno español, mediante el Ministerio de Agricultura que dirige Isabel García Tejerina (que fue alta directiva de la empresa de fertilizantes Fertiberia durante ocho años), lidera las posiciones más favorables a la industria productora española. El sector está encabezado precisamente por Fertiberia y se nutre básicamente de fosfatos del norte de África, que presentan mayores niveles de cadmio.
De hecho, la propuesta española es más permisiva para los fabricantes que la remitida por la patronal europea Fertilizers Europe en la fase de consultas para la redacción de esta nueva normativa. La patronal explica en un documento que "hemos aconsejado a la Comisión Europea que un límite de cadmio en fertilizantes de fosfato podría ser los 60 mgr/kg. La industria podría, pues, aceptar límites más altos pero no los apoyará si son más bajos". El departamento de Tejerina ha puesto encima de la mesa un valor máximo de 75 mgr. Un 25% superior a los propuestos por el sector a nivel europeo. Fertilizers Europe no ha contestado sobre si ha cambiado de opinión."
García Tejerina ha asegurado este miércoles en el Congreso que ellos solo mantienen la misma línea que ha sostenido España desde 2009. Y que la crítica a la política seguida por su equipo es "fomentar el monopolio del fósforo a nivel mundial".
Porque, mucho de lo que se dirime en la regulación de los fertilizantes tiene que ver con el mercado más que con otras cuestiones, según se deduce de las comunicaciones sobre el proceso de legislativo a los que la Comisión Europea ha tenido que permitir el acceso en virtud de las normas de información pública.
Estos documentos incluyen, por ejemplo, correos electrónicos de la patronal europea pero también de la empresa rusa de fertilizantes Phosagro, ambas intentando conseguir apoyo para beneficiar sus intereses.
Fertilizers Europe ya r emitió en septiembre de 2014 los resultados preliminares de sus análisis en los que, aseguraba, que el contenido medio de cadmio en sus productos era de 31 mg. Y remachaba que un límite de 20 mg "excluiría el 56% de los fertilizantes. Uno de 40 un 32% y uno de 60 mg un 9%" de lo vendido en Europa.
La sociedad rusa por su parte, aprovechaba el objetivo de la Comisión de rebajar los niveles de este metal pesado considerado cancerígeno los suelos de la UE para pedir el apoyo de la European Soil Partnership (ESP), un organismo emanado de la ONU para favorecer "la gestión sostenible del suelo". En las respuestas se lee que "está claro que la petición de Phosagro está motivada por sus intereses comerciales".
El problema es que la roca de fosfatos con más presencia de cadmio es la extraída en Marruecos, Senegal y Túnez mientras que la más libre de este compuesto se halla en Finlandia, Suráfrica, Jordania y Rusia. Aunque en los escritos de la CE se deja claro que el cadmio es un tóxico que "no beneficia a las plantas" y que puede tener "graves e irreversibles efectos en la salud", se contrapone a continuación:  "Algunos miembros del Europarlamento argumentan que los límites de cadmio nos harán más dependientes de Rusia  e incrementará los costes de producción lo que llevará a precios más altos para los agricultores". Un razonamiento que García Tejerina ha seguido fielmente".

Así, como ven ustedes y al margen de la noticia estricta, El Diario.es y otras fuentes periodísticas del mismo signo político incidiendo, con la misma intención sobre las respuestas de la Ministra a un diputado podemita, deslizaban, de forma casi literal la infamia de que, "España es el mercado más permisivo para los fertilizantes agrícolas con altos niveles de tóxicos y de que  ha sido el Gobierno español también, mediante el Ministerio de Agricultura que dirige Isabel García Tejerina, el gobierno más activo en la UE para no minorar los niveles de cadmio. Además recordaron también que la Ministra Tejerina fue alta directiva de la empresa de fertilizantes Fertiberia durante ocho años y que el sector de los fertilizantes sigue encabezado precisamente por Fertiberia y se nutre básicamente de fosfatos del norte de África, que presentan mayores niveles de cadmio".
Pero en este caso, al menos así lo creemos nosotros, la posición ministerial al margen de la insistencia e infamia comunista-podemita, no tiene nada que ver con la posición que pudiera haber adoptado nuestra Ministra.
La Comisión, hace ya casi un año, el 12 de mayo del 2017, en respuesta parlamentaria a la preocupación sobre los contenidos en Cadmio de los fertilizantes europeos decía oficialmente que:
" El cadmio es una conocida sustancia química tóxica que se está eliminando progresivamente en la EU mediante la reducción de las emisiones industriales y la reducción de la presencia de cadmio en los productos de consumo. Actualmente, la única fuente importante que queda de contaminación por cadmio de los alimentos y el medio ambiente son los fertilizantes.
La propuesta de la Comisión de Reglamento revisado de fertilizantes estaba acompañada de una evaluación de impacto de varias opciones políticas para limitar el nivel de cadmio en los fertilizantes(1). Los límites propuestos se basan en el resultado de los estudios científicos disponibles y tienen en cuenta la amplia consulta de las partes interesadas, con objeto de conciliar la protección de los ciudadanos y el medio ambiente contra las sustancias químicas tóxicas con el plazo de adaptación de la industria a las nuevas normas.
Datos recientes que complementan el informe de evaluación de impacto de la UE muestran que alrededor del 8 % de los fertilizantes fosfatados vendidos actualmente en Europa no cumplirían el límite inicial de 60 mg de cadmio/kg P2O5. El impacto económico de valores límite inferiores (40 y 20 mg de cadmio/kg P2O5) dependerá en gran medida de las estrategias comerciales que las empresas de fertilizantes y sus proveedores pondrán en marcha en los próximos quince años para responder a las nuevas normas. La inversión en eliminación del cadmio en la minería y las plantas de transformación de roca fosfórica limitaría las repercusiones comerciales.
Se estima que la aplicación de la eliminación del cadmio aumentará los costes de producción de los fertilizantes afectados entre un 10 % y un 15 %. Con el tiempo, estos costes disminuirán probablemente por el progreso tecnológico.

Posteriormente el 21 de octubre pasado los agricultores europeos ya se definieron sobre el tema, a través del COPA -COGECA, en la misma línea que la manifestada por el Gobierno español a través de su Ministra, centrando su negativa, a minorar los márgenes del cadmio, en posiciones estrictamente económicas y de competencia sectorial:
"El Copa y la Cogeca advierten de que la votación que se celebra hoy en el Parlamento Europeo sobre la armonización del nivel de cadmio en los fertilizantes fosfatados en 40 mg/kg P2O5, seis años después de la publicación del nuevo Reglamento de la UE sobre fertilizantes, resulta poco realista e instan al Consejo de la UE a adoptar un enfoque ponderado.
Dicha revisión pretende armonizar en toda la UE las normas de comercialización de productos fertilizantes en el mercado de la Unión, como es el caso de los fertilizantes minerales, orgánicos y de liberación lenta. Sin embargo, Pekka Pesonen, Secretario General del Copa y la Cogeca, estima que "en estos momentos no existe ninguna tecnología rentable a escala comercial capaz de trabajar la piedra del fosfato para reducir su contenido en cadmio.
Las técnicas de extracción del cadmio, que por el momento sólo han sido probadas en laboratorio, sólo son aplicables al ácido fosfórico. Los fertilizantes fosfatados compuestos a base de nitro-fosfato, triple superfosfato y piedra de fosfato representan apenas el 30 % del mercado. Técnicamente no se puede extraer el cadmio de dichos fertilizantes. Por consiguiente, el enfoque del Parlamento no es realista y afectará negativamente a los agricultores europeos". "La mayor inestabilidad en el abastecimiento de fertilizantes fosfatados debilitaría también a las industrias europeas, en particular a aquellas que no dispongan de minas de fosfato, lo que podría entrañar una mayor concentración en el sector. Como consecuencia, se incrementaría el precio de los fertilizantes fosfatados como el MAP y el DAP.
Por otra parte, dado que los agricultores no suelen recibir una remuneración satisfactoria por sus productos, el aumento de los costes de producción irá en detrimento de su viabilidad económica y de la sostenibilidad de sus explotaciones. Sus repercusiones se harán patentes en la rentabilidad de los agricultores y en la competitividad de la agricultura europea, que desempeña un papel clave en la economía mundial.
Asimismo, pondrá en peligro la sanidad de los cereales y los suelos agrícolas europeos y supondrá el fin de calidad y la seguridad de los alimentos en la UE", ha alertado. Además, se trata nuevamente de un enfoque que no ha sido respaldado por ninguno de los estudios científicos auspiciados por la Comisión Europea. Por todo ello, el Copa y la Cogeca instan al Consejo a adoptar un enfoque ponderado que tenga en cuenta los intereses de los consumidores en cuanto a la salud y el medio ambiente, así como los intereses económicos de los agricultores. Para más detalles, véase la posición del Copa y de la Cogeca
Hoy con la misma contundencia y en forma paralea todas las Organizaciones Profesionales Agrarias Españolas ratificando la posición de sus homólogos europeos y por ende la posición de la Ministra y del Gobierno español.
" Las organizaciones ASAJA, COAG, UPA y Cooperativas Agro-alimentarias de España, que representan a miles de agricultores, insisten en la necesidad de contar con fertilizantes de calidad y a precios competitivos. Los fertilizantes naturales representan el 30% de los costes variables de todos los sectores, y este porcentaje es del 40% en el caso de los cereales y del 45% para las oleaginosas.
La UE no dispone de suficientes capacidades de producción para satisfacer la demanda de abonos minerales de los agricultores europeos, por lo que deben importarse de otros países, como Marruecos o Rusia, y es importante mantener y diversificar las fuentes de aprovisionamiento para disponer de fertilizantes de calidad a precios competitivos. Así, los productores y cooperativas españolas comparten la posición del COPA-COGECA, organización que representa a los agricultores y cooperativas europeas, acordada en septiembre de 2016.
Los representantes del sector ya advirtieron que reducir y armonizar los límites de cadmio, podría conllevar un alza de los costes de la producción agrícola y afectar a la calidad de los productos fertilizantes que se venden a los agricultores. Dicha armonización de un contenido máximo de cadmio, sin ningún fundamento científico, puede limitar el aprovisionamiento de roca fosfatada, ya que los recursos mundiales bajos en cadmio son limitados.
Por todo ello, el sector español a través del COPA-COGECA solicitó una armonización a nivel europeo del contenido máximo de cadmio en 60 mg/kg P2O5, con un periodo transitorio de 15 años, para que se puedan desarrollar procesos de eliminación de cadmio rentables para la industria, así como procesos de reciclado del fósforo procedente de las materias orgánicas.
Para que el agricultor pueda valorar de manera adecuada la eficacia agronómica de los productos y elegir el más apropiado para las necesidades de los cultivos y para las condiciones y características del suelo y del clima, el sector defiende que el etiquetado debe ser claro y exhaustivo, debiéndose incluir la información sobre los nutrientes disponibles y sus solubilidades. Con ello se logrará una mejor eficiencia en el abonado y respeto al medio ambiente.
Por otra parte, el mercado no está liberalizado, aplicándose un arancel, que es un porcentaje del 6,5 %, sobre los precios de fertilizantes importados. Por este motivo, el sector español en consonancia con la posición del COPA-COGECA, ha pedido al Gobierno que solicite a la Comisión Europea la eliminación de todos los aranceles a la importación de fertilizantes antes de 2019. Esta supresión de aranceles favorecerá el mercado en la UE, ya que al haber mayor competencia, se conseguirían precios más competitivos y fertilizantes de mayor calidad."
Así que Podemitas a buscar el lío en otra parte, aunque somos conscientes de que ustedes seguirán insistiendo y hurgando en el barro para ver si son capaces de seguir engañando a la sociedad  ciudadanía. Oposición sí pero infamias y medias verdades no.
Sí aunque sea raro hoy escribimos en defensa de la Ministra García Tejerina
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de cronicaeconomica.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
cronicaeconomica.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Aire Libre

Otra Autonomía que "toma las de Villadiego".

De nuevo, el agua de riego.

No creen que ya está bien de fomentar el subdesarrollo.

¿Para quien trabaja la CNMC?

¿Volvemos al consumo de leche cruda a granel? ¡No por favor!

Algo que debe aclararse por el nuevo Ministro.

Una buena noticia.

¡Cuidado! que viene curvas.

Alimentación ecológica sí o no.

Así sí Sr. Ministro.

© Copyright CRÓNICA ECONÓMICA, S.L. 2018 | Suscríbete al boletín | Mapa web | Contacto | Publicidad | Política de cookies | Política de privacidad | Estadísticas | RSS
Celindas, 25. 28016 Madrid.