Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?

Suscríbete a nuetro boletín gratuito
Está usted en: Agrolibre > Día a día del sector
Semana del 22 al 29 de abril de 2018

Es la hora de la verdad

Lo anticipábamos la pasada semana. Ahora ya empieza en serio, de verdad, la feria de las modificaciones en los Presupuestos de la UE y en las Reformas de la PAC y a la manera de la feria de San Isidro hay que torear morlacos de verdad. Ya no vale seguir lidiando los "novillitos" administrativos a los que tan acostumbrados nos tiene desde el Ministerio de Atocha.

Actualizado 3 mayo 2018  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter 
 Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Enviar  |  
Comentarios 0
Redacción Agrolibre
  
COMENTARIOS
 Ahora ya todas las modificaciones previstas para la reforma de la PAC parece que empiezan a configurarse y como nos temíamos, los presupuestos anunciados, no parece que apunten muy favorables para España.
Y nosotros mientras ¡con estos pelos!, al parecer nos han pillado un poco despistaditos jugando una vez más con los cambios climáticos y demás zarandajas.
El presupuesto europeo 2021-2027 incluirá un recorte del 6% en políticas de agricultura y de cohesión, intentando compensar estas pérdidas con nuevos fondos en otras partidas, ajenas a la agricultura, centradas en políticas de apoyo a los países del Sur para frenar la inmigración.
Esta postura, (absolutamente volátil),  podría llevar a España a dar ese visto bueno a las cuentas europeas pese al importante descenso de las ayudas agrarias. Así, con la ayuda y presión de algunos países como Alemania y algunos Estados del norte de Europa, que llevan tiempo presionando para recortar la PAC, dejaría al campo español con un recorte de cerca de 340 millones al año en ayudas directas, según los datos del Fega de 2017, aunque desde la CE se planteará compensar esta pérdida con más inversiones e incentivos a través del Banco Europeo de Inversiones. Pero y ello es urgentísimo, ¿nuestros dirigentes están de acuerdo con esta postura o como antaño se hacía, se cerraban en banda a cualquier gatada como la que ahora se pretende?
Ahora ya no se trata de una anticipación más o menos interesada, ya no es un simple pergeño intentando conocer su aceptación pública, ahora ya estamos disputando los partidos definitivos y la verdad, según las filtraciones más actuales, la reforma no pinta excesivamente bien para el sector.

Parece que la nueva PAC propondrá, el próximo 29 de mayo, un límite de ayudas directas por beneficiario de 60.000 euros, relacionando este máximo con el posible empleo generado en la explotación y el coste de las tareas realizadas en la explotación por personas que no reciben un salario pero se benefician de los resultados económicos de la misma. También se siguen contemplando pagos desacoplados  y ayudas acopladas para las que los Estados miembros podrán destinar hasta un máximo del 10% de su partida para ayudas y, al parecer, el "reverdecimiento" se convertirá en una "condicionalidad" reforzada.
En los nuevos presupuestos comunitarios, la partida para la política agraria podría reducirse en un 6% con respecto a la actual. Esperemos que al menos esto último quede minorizado.
Sin embargo en el Mapama nadie parece tener ninguna prisa en estos temas, la Ministra ha advertido, como si todos lo ignorásemos,  de que lo que hay sobre la Política Agrícola Común (PAC) "solamente es un borrador" y que primero "hay que centrarse en defender un presupuesto comunitario", porque "antes de la PAC viene el presupuesto". "Ahora estamos centrados en que la primera propuesta de la comisión sea positiva, y luego negociar para mejorarla, pronunciarse sobre un borrador no es adecuado, porque luego puede ser que la propuesta de la Comisión sea otra, cuando conozcamos el texto, haremos una valoración definitiva sobre algo que sí será propuesta de negociación, y seguiremos trabajando para que el resultado final sea el que conviene al campo español".
A nosotros nos parece que esta postura, esta dejadez dejando todo para el final a expensas de nadie sabe qué, es una postura típica del marianismo que nos gobierna y así nos va. A estas alturas de la partida, al menos habría que saber lo que se quiere, haber consensuado con las Autonomías la postura española, cosa que no se ha hecho. Estamos presenciando el desgobierno de que las Autonomías por su cuenta están presentando a la Comisión Europea sus objetivos y eso le parece bien a la ministra, ¿no es consciente nadie en el Mapama de lo que estas actitudes arrastran?.   
 
En cuanto a nuestro presupuesto, que ya también se nos ha anunciado, digamos que, como todo el que lea las propuestas agrarias contenidas en el proyecto,  estamos de acuerdo con el resumen que sobre el mismo  ha publicado Vidal Maté en Euroganadería.eu. Los nuevos presupuestos no dan más de sí, son más de lo mismo, eso sí con menos medios por lo que terminan resultando absolutamente rácanos en su cuantía y lo que siempre es más grave demuestran, de forma palpable,  la falta total de objetivos certificando que el Mapama no sabe donde quiere ir.
"…No hubo sorpresas. El gobierno presentó  el proyecto de los presupuestos para  el próximo ejercicio tras unos años de prórroga en las cuentas. En el caso de Agricultura, a pesar de la reactivación económica y de una línea de expansión general tras la crisis, se mantiene la política de continuidad y de estabilidad bordeando lo justo, pero sin  rastro de  ninguna estrategia o agenda  por la que se  quiera  pensar en sentar las bases  para  el  desarrollo de otro sector agrario que pueda mirar a un futuro  globalizado  más basado en la eficiencia, la calidad y la competitividad, o en  el rescate del mundo rural. El gobierno  no se mojó en el caso de Agricultura, no hay líneas  de cambio destacables, un objetivo claro y, cuando no se avanza, la realidad es que, por muchos adornos que se  cuelguen  en las paredes se retrocede. UPA centra su crítica en la falta de fondos para el mundo rural, ASAJA ve los presupuestos justitos en todo, Unión de Uniones destaca, además de la falta de fondos, la escasa ejecución de los anteriores y los impuestos del IBI  desmadrados. Por su parte, COAG denuncia la falta de una  filosofía, de una agenda en Atocha que piense en el futuro del campo y del medio rural mas allá de la coyuntura donde hay cuestiones claves como agua, análisis y ordenación de cada sector, I+D, sanidad, calidad y seguridad alimentaria y, en definitiva, competitividad como eje frente a la misma medicina de continuidad en los fondos…
 
Adjuntamos hoy como documento semanal el número 31 de la revista mensual AGRO El Economista, publicado el pasado 21 de abril. Merece mucho la pena leerla créannos. Del número citado, en nuestros comentarios de hoy entresacamos los temas relacionados con la morosidad del sector agrario, la importancia de la semilla certificada en las producciones herbáceas y el tema de las macro-granjas en el sector del porcino.
Léanlos con detenimiento porque, desde la bajada de la morosidad financiera del sector, cosa tradicionalmente conocida  porque lo agrario siempre paga, hasta la justificación de sembrar semillas certificadas incluso desde el punto de vista económica para el agricultor, terminando con los comentarios sobre la idiotez de negar la existencia de macro-granjas porcinas por grupos ecologistas con ideas de otro siglo, son temas que no deben dejarse pasar porque, la falta de respuesta oficial adecuada, es causa de la perdida competitiva que desde hace ya demasiado tiempo estamos padeciendo en España y en la UE.
Terminemos reseñando  que la organización agraria UPA acaba de publicar una serie de manuales destinados a ayudar a profesionales de la agricultura y la ganadería a adaptarse al cambio climático. Estas publicaciones, editadas en el marco del programa InfoAdapta-Agri, están dedicadas a cultivos herbáceos de secano, cultivos herbáceos de regadío, cultivos leñosos y ganadería.
Cada manual proporciona las claves para adaptar las explotaciones agrícolas y ganaderas frente al cambio climático, ayudando a los productores a ser versátiles ante la incertidumbre que provocarán los cambios en el clima. Estas medidas aumentarán sus capacidades de adaptación en los nuevos escenarios que genera el cambio climático.
Creemos que el Mapama haría bien en dejar de subvencionar, a través de la Fundación Biodiversidad, estas actividades que al menos a nosotros nos parecen "fuera de cacho". No obstante adjuntamos hoy como Documento el folleto dedicado a los cultivos "herbáceos de secano", la crítica ustedes mismos cuando lean el contenido del folleto.
 
NOTICIAS
- Falta una semana para Bruselas presente el próximo miércoles su propuesta para el presupuesto europeo 2021-2027 que incluirá un recorte del 6% en políticas de agricultura y de cohesión, pero que busca compensar estas pérdidas con nuevos fondos en otras partidas, ajenas a la agricultura, centradas en políticas de apoyo a los países del Sur para frenar la inmigración. Una postura que podría llevar a España a dar ese visto bueno a las cuentas europeas pese al importante descenso de las ayudas agrarias.
Esta apuesta de la UE, más la presión de algunos países como Alemania y algunos Estados del norte de Europa que llevan tiempo presionando para recortar la PAC, dejaría al campo español con un recorte de cerca de 340 millones al año en ayudas directas, según los datos del Fega de 2017, aunque desde la CE se planteará compensar esta pérdida con más inversiones e incentivos a través del Banco Europeo de Inversiones.
De igual forma, la gran novedad es que además estos fondos llegarán con condiciones. “Los fondos serán condicionales al cumplimiento de las recomendaciones específicas”, en especial en materia de sostenibilidad y medioambientales en materia agraria, según aseguran fuentes europeas: esa condicionalidad macroeconómica obligará a hacer reformas so pena de perder inversiones en caso de incumplimiento.
Esta situación puede perjudicar en gran medida al campo español, pero España puede salir relativamente bien parada: con la salida de Reino Unido es contribuyente neto cada vez con mayor claridad. A Madrid, por tanto, llegarán menos fondos de cohesión, y menos ingresos procedentes de la PAC. Pero a cambio España puede beneficiarse de las nuevas prioridades en materia de migración, defensa, seguridad y control de fronteras, según fuentes de la delegación española, que recoge Claudi Pérez en elpais.com.
Además, en el caso de la cohesión habrá un cambio en los criterios de reparto que también puede beneficiar a la economía española: junto con el PIB per cápita computarán variables como el desempleo, los indicadores sociales, el medioambiente, los flujos de población y la innovación. “España puede rascar fondos con esas nuevas claves”, cierran fuentes diplomáticas. La sospecha es que esos nuevos fondos pueden venir de la mano de la agricultura española. Y la gran duda es saber si el Gobierno de Rajoy compensará o no con fondos nacionales un recorte de estas características. Agroinformación.
 
- El campo consolida su imagen de buen pagador. Pese a la grave sequía y las heladas tardías, que diezmaron la pasada campaña la cosecha cerealística o vitivinícola, el sector agrario volvió a reducir los créditos dudosos por cuarto año consecutivo. El sector aumentó además su financiación, reflejo de que mantiene el pulso inversor El volumen de crédito dudoso pasó de los 1.615 millones de finales de 2016 a los 1.435 millones del pasado diciembre, según los datos de la Subdirección General de Análisis, Prospectivas y Coordinación del Ministerio de Agricultura. Se consolida así una tendencia que comenzó en 2014. La reducción del volumen de crédito en riesgo ha contribuido a que la tasa de dudosos volviese a bajar, en este caso por tercer año consecutivo, aunque esta variable se ha visto también favorecida por el incremento de la financiación total al sector. Así, la tasa de créditos dudosos se situó a finales de 2017 en el 7,5 por ciento, frente al 9,1 por ciento de diciembre del año anterior. El campo continúa estando muy por debajo en este capítulo respecto al conjunto de las actividades productivas, con un 10,3 por ciento.
La industria agroalimentaria, por su parte, incrementó el volumen de crédito dudoso, que pasó de 1.288 a 1.382 millones, aunque mantuvo invariable su tasa en el 6,4 por ciento, en la escala más baja de las actividades productivas. El tradicional cumplimiento de agricultores y ganaderos con sus compromisos financieros y el dinamismo del sector han contribuido a que el sector agrario, junto a la industria agroalimentaria, liderasen el pasado año el incremento del crédito. Así, en el primer caso el endeudamiento creció un 8,1 por ciento hasta los 19.255 millones, mientras que en el segundo la variación interanual al alza fue del 7,6 por ciento para alcanzar los 21.596 millones. En el total de actividades productivas se produjo un descenso en la financiación del 2,2 por ciento. Se consolida así la tendencia de mejor comportamiento tanto de la agricultura como de la agroalimentación desde inicios de la recuperación económica, ya que en el trienio 2015-2017 el incremento acumulado del crédito fue del 19 por ciento en el sector agrario y del 15 por ciento en la industria agroalimentaria. En dicho periodo, el conjunto de los sectores económicos experimentó un descenso en el crédito de casi el 27 por ciento -el 5,7 por ciento si no se incluyen ni el sector inmobiliario ni la construcción-. Un primer análisis podría vincular el aumento del endeudamiento del sector agrario con las necesidades de circulante por los efectos de las malas cosechas de la producción vegetal. Los expertos, sin embargo, lo rechazan. Desde el Mapama señalan que, “aunque es cierto que los periodos de sequía suponen un incremento puntual de las necesidades de circulante”, el progresivo incremento del crédito a corto plazo en el sector agrario está más relacionado con la “clara tendencia histórica, estructural” del alza del peso de los consumos intermedios sobre la producción, que ha pasado del 30 por ciento de finales de los años 90 al 4 por ciento actual. En ese sentido, el Mapama destaca que “se observa un aumento del peso de las amortizaciones sobre el total de la producción, que desde los años 90 hasta nuestros días habrían pasado de representar un 8 por ciento de la producción final agraria a un 12 por ciento”, un indicador que “guarda coherencia” con una tendencia al alza de las necesidades de financiación a la inversión, tanto a medio como a largo plazo.
AgroEconomista. R.Daniel.
 
- Antonio Villarroel, secretario general de Anove, defiende el “importante papel” que van a tener las empresas obtentoras en el desarrollo de nuevos productos agroalimentarios “porque la mejora genética es ya el principal valor añadido en muchos cultivos”. ¿Por qué un agricultor debe usar semilla certificada? ¿Qué ventajas obtiene pese a triplicar el precio del grano? El marco normativo de la UE considera que la semilla es un insumo esencial para la agricultura, y por ello define unos procesos de producción que aseguran el origen, trazabilidad y calidad de toda la semilla, como requisito previo a su comercialización. Es por la existencia de esos procesos de control, que supervisan las administraciones, por lo que la semilla legalmente producida se denomina “certificada”. Por ello, su calidad está garantizada en todos los parámetros que inciden en la producción: homogeneidad, pureza, germinación, ausencia de enfermedades, malas hierbas, etc. Las ventajas para el agricultor son evidentes, en términos de seguridad de rendimiento -germinación, pureza- y sanidad -disminución de enfermedades y malas hierbas-, además de la inversión que contribuye al sostenimiento de la mejora genética. Todo ello incide en su coste, que no es en modo alguno comparable con el de un grano cosechado por el agricultor. Si a ese grano se le añaden los costes de selección -con mermas que superan el 20 por ciento-, tratamiento, desplazamientos, almacenamiento, etc., todos ellos incluidos en la semilla certificada, y se consideran las dosis de siembra -menores con la certificada-, la diferencia de coste para el agricultor es mínima.
 
- El porcino español se ha convertido en un referente internacional, pero los productores ven cómo los proyectos de nuevas granjas son objeto de intensas campañas a pesar del cumplimiento de la normativa ambiental y de bienestar animal más estricta del mundo.
El sector defiende la sostenibilidad de un modelo que ha crecido bajo la estricta lupa de una normativa europea que no tiene parangón en el mundo en cuanto a exigencias en materia de legislación ambiental o sanidad y bienestar animal.
Miguel Ángel Higuera, director de la Asociación Nacional de Productores de Ganado Porcino (Anprogapor) rechaza de inicio el término “macrogranjas” con el que se está intentando identificar a las nuevas explotaciones que quieren instalarse. “Es un término marquetiniano que pretende denigrar el trabajo de los productores, pero es que además el sector porcino español es el único del mundo que hace ya 18 años que decidió que no quería tener granjas de gran tamaño”, señala. Se refiere al decreto 234 aprobado en el año 2000, que limita tanto el número máximo de animales por granja como las distancia mínimas entre ellas y a los núcleos urbanos. Esta normativa fija en un máximo de 864 UGM (unidad ganadera mayor) las que puede haber por instalación. En función de la tipología, esas UGM se trasladan a un número de cabezas. Por ejemplo si son madres en producción de lechones de 6 kilos el máximo son 3.500 o si son lechones de 20 kilos el tope son 2.800. “Hablamos de macrogranjas cuando se superan los 10.000 animales, que se dan en Alemania, Asia y principalmente Estados Unidos”, añade Higuera.
Juan José Díaz, productor de porcino en Cuenca y representante de Asaja en la Interprofesional del Porcino de Capa Blanca (Interporc), recuerda que el incremento del tamaño de las explotaciones fue para dar respuesta a las demandas del mercado. “Para que hubiese trazabilidad, los mataderos exigían lotes grandes para eliminar el riesgo de contaminación cruzada que puede producirse con muchas partidas diferentes en las cámaras”. Díaz recuerda que fue a partir de entonces cuando el sector aceptó autorregularse para lograr un crecimiento controlado. “Yo tengo dos núcleos y los tengo que tener separados, lo que significa un incremento de costes porque necesitas dos equipos de trabajo distintos. La limitación fue muy positiva en términos de sanidad animal, de gestión de purines…”, afirma. Y añade: “Si queremos hacer granjas sostenibles, y desde la ganadería se han hecho muchos esfuerzos, hay que tener en cuenta la rentabilidad. Nadie va a estar en esto porque sea muy bonito ver tres animales sueltos por el campo. Si económicamente no es viable nadie va a estar ahí. Hay que ser serios y sensatos”. Uso de recursos naturales
El excesivo consumo de agua de las granjas de porcino es una de las acusaciones que utilizan los detractores del porcino. Juan José Díaz explica, sin embargo, que dentro de la evaluación de impacto ambiental que hay que hacer por poner en marcha una granja, se establecen unos consumos de agua, “que están muy ajustados y deben ceñirse a las autorizaciones de las Confederaciones Hidrográficas”. Eso obliga a medidas de autocontrol y a instalar contadores sectoriales. Díaz recurre además al criterio comparativo. “Sin querer dañar al sector agrario, ves que hoy en cualquier zona con riego de cobertura tienes un consumo de entre 5.0000 y 7000 metros cúbicos por hectárea. Con 864 UGM te adjudican hasta 35.000 metros cúbicos. Es decir, con el agua que consumes seis hectáreas mantienes una instalación en la que puede haber 14 personas trabajando. ¿Es un consumo irracional de recursos? Depende con qué lo midas, eso ya va en cuestión de opiniones”, afirma. Suelo radiante El bienestar animal es otro de los argumentos recurrentes contra las granjas de porcino. El representante de Asaja en Interporc, Juan José Díaz, asegura que el sector “nunca puede dar la espalda a las personas de buena fe que quieren aportar ideas para mejorar y estamos abiertos a ello”, pero recuerda los esfuerzos que ha hecho el sector durante estos años. En 2013 culminó el plazo para adaptase a la normativa europea aprobada 10 años antes que ampliaba a dos metros cuadrados el espacio para que las madres de cría pudieran andar libremente. “Muchas explotaciones tuvieron que cerrar porque no pudieron adaptarse”, afirma.
Ahora, las granjas tienen procesadores para controlar el calor y la humedad. Se utilizan materiales de PVC tanto para la comodidad de los animales como para una limpieza fácil. “Yo tengo suelo radiante para los lechones o calefacción con agua caliente, ventiladores controlados por ordenador”, asegura, antes de apuntar que los piensos que se utilizan son de primera calidad “controlado con inspecciones muy habituales en las que se cogen muestras para demostrar que comen productos únicamente naturales, como maíz o cebada”.
Miguel Ángel Higuera, que defiende la importancia del porcino para la supervivencia del mundo rural, desmonta también otro de los mantras contra la instalación de las explotaciones de mayor tamaño, la contaminación ambiental. “Las granjas de más de 750 cerdas tienen que cumplir la normativa europea de emisiones industriales (MTD´s), algo que las pequeñas están exentas de cumplir. No entendemos la oposición a estas instalaciones”. Igual de estricta es la legislación en materia de purines. “Los proyectos de las nuevas instalaciones incluyen tratamientos de separación de liquidos y sólidos de purines y sistemas de gestión. Con la normativa medioambiental que hay, si una granja tiene un problema de contaminación de capas freáticas, aunque sea por causas externas, es infinito el número de cosas que tiene que hacer para devolverlo los niveles a su estado original, con análisis constantes. Y con los niveles de inversión que exige montar una explotación no nos podemos permitir hacer las cosas mal”, afirma. A pie de campo, Juan José Díaz defiende no sólo la gestión sostenible de los purines sino el beneficio que aportan a la agricultura. La legislación, explica, te obliga, a partir de 100 ó 120 UGM a pasar una evaluación ambiental en la que debes especificar que tienes tierras suficientes para aplicar las basuras que generas. Con tantas cabezas vas a producir tal cantidad y necesitas tantas hectáreas. Y cada año tienes que explicar donde las has aplicado”.
“Oler, huele” Los purines, afirma Díaz, son además un “beneficio” para la agricultura “que yo no concibo sólo con abonos minerales porque las tierras necesitan materia orgánica. Y la basura de cerdo está muy demandada”. Sí reconoce la generación de olores. “Trabajamos con animales y en las granjas es evidente que sí huele. La legislación te obliga además enterrar los purines después de 24 horas de aplicarlo. Pero vivimos en el medio rural y mis granjas están a 10 kilómetros de cualquier núcleo urbano”. AgroEconomista. R.Daniel.
 
- Varias organizaciones del sector agrario de Castilla-La Mancha se han unido para pedir a la Consejería de Agricultura que se incluya en la negociación de la Política Agraria Común (PAC) una ayuda “decidida y específica” para el girasol, cuya superficie se va mermando año tras año en la región.
Las organizaciones agrarias Asaja de Cuenca y Guadalajara, UPA Castilla-La Mancha, Coag Castilla-La Mancha, Cooperativas Agro-alimentarias Castilla-La Mancha y la Asociación Nacional de Empresas para el Fomento de la Oleaginosas y su Extracción (AFOEX) han demandado que se incluya, en el documento de posición común de la región para la reforma de la PAC, una ayuda asociada para el girasol que permita incentivar la producción de este cultivo.
Y es que, según han recordado en una rueda de prensa conjunta en Cuenca, la producción de girasol se ha reducido en 37.276 hectáreas en los últimos cinco años en la región, pasando de 205.000 en 2013 a 167.778 el año pasado.
ALGUNAS PROVINCIAS, COMO TOLEDO O CIUDAD REAL, HAN VISTO DESAPARECER MÁS DEL 60% DE LA SUPERFICIE QUE SE DEDICABA AL GIRASOL
La provincia de Cuenca ha sido la más afectada en términos absolutos, al perder 26.270 hectáreas de las 158.828 que se cultivaban en 2013, aunque esto solo supone el 16,5 por ciento del total.
Otras provincias, como Toledo o Ciudad Real, han visto desaparecer más del 60 por ciento de la superficie que se dedicaba al girasol.
Esto ha supuesto, solo en Castilla-La Mancha, un descenso económico de 18 millones de euros, según estas organizaciones, que han recordado también la importancia medioambiental del girasol, ya que se trata de un cultivo que necesita menos labor y fertilizantes, contribuyendo así a reducir las emisiones de dióxido de carbono, “uno de los objetivos de la PAC”, han recordado.
Respecto a la reducción de la rentabilidad económica, han insistido en que los agricultores quieren un girasol rentable y “estable”, que no sufra las fuertes oscilaciones de precios que ha experimentado en los últimos años. Agroinformación.

- A falta de concretar el presupuesto que destinará la Unión Europea a la futura Política Agraria Común, empiezan a conocerse algunos datos que no han tranquilizado a los agricultores y ganaderos españoles. La organización agraria UPA ha analizado el borrador que se ha filtrado en los últimos días, asegurando que contiene “algunas propuestas interesantes y otras muy preocupantes”.
Entre las reformas más negativas, la Comisión Europea parece inclinarse por una PAC “a la carta” para cada Estado Miembro, e incluso para cada región. Esto podría ser muy problemático para España, pues haría necesario desarrollar un “plan estratégico” de aplicación de la PAC para cada Comunidad Autónoma, lo que sería a juicio de UPA “un caos y un disparate”.
“En el campo entendemos las incertidumbres que genera el Brexit en las perspectivas financieras”, han explicado desde esta organización, pero las autoridades europeas deben tener claro, señalan, "que una PAC fuerte y ambiciosa debe ser uno de los pilares del proyecto europeo". “No admitiremos recortes”, han sentenciado.
Algunas propuestas positivas
Algunas de las reformas que se reflejan en el borrador filtrado no han sonado mal a los pequeños y medianos agricultores y ganaderos. Las principales: la figura del llamado “agricultor genuino”, que cada país debería definir; el techo de ayudas por explotación –largamente reivindicado-, que la propuesta fija en 60.000 euros; o la ayuda redistributiva desacoplada para pequeñas y medianas explotaciones. El borrador de reforma también habla de ayudas especiales para jóvenes productores y un “programa Eco” con subvenciones para los más sostenibles.
Informe UPA: principales reformas recogidas en el borrador de nueva PAC
Agricultores y ganaderos genuinos: el borrador introduce una nueva definición de “agricultores genuinos”, que tendrá que ser desarrollado por cada Estado Miembro. Esta definición tendrá que estar basada en la importancia de los ingresos agrícolas sobre los ingresos totales del posible beneficiario. Esta definición no sería excluyente, solo tendría carácter prioritario para poder acceder a determinadas ayudas.
Planes estratégicos: La base del nuevo modelo se establece en función a los planes estratégicos que deben firmar los Estados Miembros con la Comisión Europea. Estos planes incluyen tanto el pilar I como el II.
En el caso de España, tendríamos la dificultad añadida de las competencias territoriales y la posibilidad de tener un plan estratégico por CCAA, con criterios y ayudas diferentes.
Los planes estratégicos deben analizar la situación del sector y establecer medidas concretas con el objetivo de alcanzar unos objetivos establecidos por la Comisión Europea al inicio del período. Estos objetivos se dividen en 3 bloques, (productivos o económicos, medioambientes y sociales).
.Económicos. renta, competitividad y cadena valor.
.Medioambientales. Cambio climático, medioambiente y paisaje.
.Sociales. Relevo generacional, áreas rurales y alimentación y salud.
También a nivel europeo se fijarán una serie de indicadores (alrededor de 100) que permitirán conocer el nivel de cumplimiento de esos objetivos.
Las medidas que deben introducirse en el plan estratégico se exponen a continuación. Unas son obligatorias y otras voluntarias.
Ayudas obligatorias
Ayuda base. Es un pago por hectárea desacoplado. El Estado Miembro puede establecerla en función de los derechos de pago básico y el greening, y teniendo en cuenta la regionalización. La Comisión quiere establecer un tope de ayuda por hectárea que de momento no ha concretado.
Ayuda complementaria redistributiva. Pago por hectárea desacoplado. Es un pago destinado a las pequeñas y medianas explotaciones. Los países decidirán las cuantías por hectárea y el número de hectáreas por explotaciones. En principio estaría ligada a tener derecho a la ayuda base.
Pago para jóvenes. Pago por hectárea desacoplado. Para aquellos que se incorporen por primera vez. El país decide las condiciones concretas.
Ayudas voluntarias
Programa Eco: Es un pago por hectárea para aquellos agricultores que estén dispuestos a llevar a cabo actuaciones más de allá de los condicionantes básicos que se establezcan. En principio solo podría ser para “agricultores y ganaderos genuinos”.
Ayudas asociadas: Se establecen una lista de sectores, entre los que no están aceituna de mesa, tabaco, avicultura, apicultura, cunicultura o porcino. Los países pueden destinar a estas ayudas un máximo del 10%, con un 3% adicional para los cultivos proteaginosos. En principio solo podría ser para “agricultores genuinos”.
Capping: Se establece un límite máximo de ayudas por explotación de 60.000 euros. Anteriormente a aplicar esta cantidad, habría que descontar los salarios pagados por el beneficiario, así como la mano de obra no asalariada de la explotación.
Transferencia entre pilares: El país puede decidir pasar dinero entre pilares hasta el 10%.
Sistema de asesoramiento: Los países deben poner en funcionamiento asesorías de manera obligatoria para los agricultores.
UPA.

- La Real Federación Española de Caza ha querido sumarse públicamente a la indignación de todo el sector cinegético a nivel nacional ante los ataques de una animalista que utilizó su cuenta en Facebook para desear la violación en grupo de una aficionada a la caza.
“Ojalá un día tu coño sea el motivo de diversión y de fiesta de una horda de salvajes. Ojalá mientras lloras pidiendo auxilio la gente les jalee para que sigan y aplaudan, ojalá cuando terminen y te claven una estocada al que lo haga le saquen a hombros del juzgado”. Este es uno de los mensajes de odio en los que una animalista desea en Facebook la violación en grupo –e incluso la muerte– de una joven aficionada a la caza y los toros.
No ha sido el único mensaje de odio de la animalista a esta joven: “Lo que más desprecio es que disfrutéis con el sufrimiento de un animal. Si la excusa es que el toro nació para eso, espero que a ti te revienten en una violación múltiple. Que para eso tienes coño…”, publicaba unas horas antes.
LA REAL FEDERACIÓN ESPAÑOLA DE CAZA PIDE A ECOLOGISTAS, ANIMALISTAS Y GRUPOS POLÍTICOS QUE CONDENEN PÚBLICAMENTE ESTOS “EXECRABLES COMENTARIOS”
Todos estos mensajes de odio, que se han viralizado en muy pocas horas, han provocado una oleada de indignación entre los cazadores de toda España, que no comprenden la impunidad de quienes vierten este tipo de insultos y amenazas a través de las redes sociales.
Según la federación, “la violencia animalista, incitada irresponsablemente por movimientos radicales ecologistas y grupos animalistas con la connivencia de partidos políticos como PACMA, fue uno de los principales motivos por los que el pasado 15 de abril más de 100.000 cazadores de toda España se manifestaran en más de 40 ciudades exigiendo respeto a su modo de vida y el fin a todas estas agresiones”.
La Real Federación Española de Caza recuerda que tanto esta entidad como la Fundación Artemisan han solicitado en varias ocasiones a la Fiscalía el endurecimiento de las condenas en los delitos de odio a través de las redes sociales para poner freno a los ataques a un colectivo que únicamente pide practicar en libertad una actividad legal y suficientemente regulada.
“Desde la Real Federación Española de Caza pedimos a ecologistas, animalistas y grupos políticos que condenen públicamente estos execrables comentarios, demostrando así su compromiso con una tolerancia cero ante estas formas de acoso en las redes sociales”, señala Ángel López Maraver, presidente de la RFEC.
Agroinformación.

- La Asociación Agraria-Jóvenes Agricultores (ASAJA) Ciudad Real va a solicitar a la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural que incluya en su documento de posición común en Castilla-La Mancha para la reforma de la Política Agraria Común (PAC) ayudas asociadas a los cultivos de olivar de bajo de rendimiento, viñedo de secano y trigo chamorro.
Desde ASAJA Ciudad Real defienden la importancia de estos tres cultivos, tanto socioeconómica como medioambientalmente, así como su contribución a combatir la paulatina despoblación que padecen numerosas localidades del medio rural de la región.
Además, -añaden- se trata de producciones de calidad diferenciada, que contribuyen a prestigiar los productos de Castilla-La Mancha. A esto hay que añadir la importancia medioambiental y el mantenimiento de hábitats y paisajes tradicionales de la región, que en algunas zonas se encuentran en peligro de extinción debido a su sustitución por nuevas modalidades agronómicas como el olivar intensivo, la viña en espaldera y cereales más productivos. En el aspecto medioambiental estos cultivos consumen escasas cantidades de agua y contribuyen al mantenimiento de suelos y ecosistemas.
Con la petición de estas ayudas, los representantes de ASAJA Ciudad Real pretenden incentivar el mantenimiento de las superficies de olivar de bajo rendimiento, viñedo de secano y trigo chamorro, muy importantes en comarcas como Campo de Montiel, La Mancha, Campo de Calatrava o Montes Norte, donde numerosas familias viven de estas producciones, con un umbral de rentabilidad muy bajo.
ASAJA Ciudad Real.

- Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos, tras un análisis más profundo de los presupuestos de agricultura, ha destacado en rueda de prensa el bajo grado de ejecución de los últimos años, la disminución del peso de agricultura y la ganadería respecto a otros capítulos y la escasa fiabilidad que representan.
Unión de Uniones ha señalado que el ministerio estaría renunciando a políticas propias dejando la agricultura española en manos de Europa, ya que el 80% de lo presupuestado proviene de fondos europeos.
Asimismo, la organización resalta el bajo nivel de cumplimiento de los presupuestos del Gobierno, que en 2015 dejaron sin gastar 2.983 millones de euros; en 2016 1.138 millones y en 2017 otros 1.287 millones de euros; arrojando una media de 1.800 millones de euros en cada ejercicio.
Este deficiente grado de ejecución no es todavía peor gracias a que, precisamente, en opinión de Unión de Uniones, en los pagos procedentes de fondos europeos para la PAC el Ministerio tiene un escaso margen para hacerlo mal porque son de aplicación directa; pero en aquellos gastos en los que prima la participación nacional, como sucede en el capítulo de Inversiones, que además se ha reducido más de un 61% desde 2009, el incumplimiento alcanza cifras del 40%.
En el detalle presupuestario, Unión de Uniones destaca la desaparición para 2018 de la partida de cerca de 4 millones de euros que iba destinada a la ayuda nacional a los frutos secos, debiéndose además a los agricultores los casi 8 millones de 2016 y 2017, que no se han pagado.
Igualmente se critica la congelación de las asignaciones para sanidad animal y vegetal, pese a que las necesidades evidenciadas en el sector, por ejemplo, en materia del control sanitario de la fauna silvestre o por la expansión de la Xylella, harían necesario, un sustancial aumento de las dotaciones en medidas para atajar estos problemas.
La organización considera también que el proyecto de presupuestos, en cuanto a seguros agrarios, no recoge el mandato claro al Gobierno establecido en la Ley 1/2018 de sequía al Gobierno, para que se contemple una partida acorde al aumento de las contrataciones, que es previsible como consecuencia de la grave sequía de 2017.
“La agricultura y ganadería pierden cada vez más peso en los presupuestos del Estado” –ha concluido José Manuel de las Heras– “No sólo es insuficiente, sino que, además, en buena parte son mera apariencia y no se cumplen, sobre todo cuando no son recursos de Bruselas, sino que es el Estado el que tiene poner el dinero en sanidad, seguros y apoyo a los sectores”.
Unión de Uniones, por otro lado, ha puesto el acento en que la Ley de Presupuestos incluye la consolidación normativa de la discriminación que sufren los agricultores y ganaderos en la valoración de las construcciones que son indispensables para su trabajo, como almacenes o naves, al someterles a la misma valoración y por lo tanto al mismo trato fiscal que a naves industriales, sin tener en cuenta el valor socioeconómico de rendimiento.
“Los agricultores y ganaderos estamos dispuestos a pagar el IBI con criterios justos y equitativos, como todos” –afirma Joan Caball, de la Ejecutiva de Unión de Uniones-“Pero no se puede, por ley, mantener una discriminación que llevamos denunciando desde hace tiempo y que está basada en criterios, a nuestro juicio, equivocados”.
Redacción de Qcom.es
 
- El presidente de la Federación Nacional de Comunidades de Regantes (FENACORE), Andrés del Campo, ha instado a la Administración a poner en marcha medidas estructurales como las obras de regulación y la limpieza de cauces y riberas de los ríos para poder paliar las consecuencias de fenómenos climáticos extremos (sequías o intensas nevadas) derivados del cambio climático.
Precisamente la organización ambiental SEO/BirdLife aseguraba recientemente que no es cierto que el Ebro esté “sucio” y sea necesaria una “limpieza”. De hecho consideraba estas prácticas un “derroche económico” demostrado por la propia Confederación Hidrográfica del Ebro.
En cualquier caso, para FENACORE, anticiparse a las situaciones de crisis minimizará las consecuencias económicas “tan negativas” como las producidas por el impacto de la última crecida del Ebro, cifrada por el Gobierno de Aragón en 25 millones de euros.
A su juicio, el análisis y estudio de las zonas de los ríos que necesitan una limpieza de cauce y ribera; o un dragado en determinados tramos de su recorrido reducirá las graves consecuencias económicas de las inundaciones.
Entre las medidas estructurales que se deberían realizar para reducir el riesgo de que se vuelvan a producir inundaciones, destaca la regulación de los ríos, tal y como establece la normativa comunitaria (Directiva 2007/60/CE).
Asimismo, la Federación ha destacado que la ejecución sostenible de obras de regulación como presas y embalses permitirá aumentar en al menos un 25% la capacidad de las reservas superficiales de agua“.
“Al avanzar en estas infraestructuras hidráulicas se producirá un doble efecto. Por un lado, evitar los daños producidos por las lluvias que, aunque espaciadas en el tiempo se vuelven más torrenciales; y por otro, disponer de agua garantizada en los periodos de sequía”.
En este sentido, ha puesto de ejemplo “la eficacia de esta medida en la zona del Guadiana”, que cuenta con un conjunto de infraestructuras de regulación y almacenamiento que además de garantizar los recursos necesarios para el riego y abastecimiento, permite que los caudales vertidos en épocas de crecidas no produzcan daños aguas abajo. Agropopular
 
- La organización agraria UPA acaba de publicar una serie de manuales destinados a ayudar a profesionales de la agricultura y la ganadería a adaptarse al cambio climático. Estas publicaciones, editadas en el marco del programa InfoAdapta-Agri, están dedicadas a cultivos herbáceos de secano, cultivos herbáceos de regadío, cultivos leñosos y ganadería.
Cada manual proporciona las claves para adaptar las explotaciones agrícolas y ganaderas frente al cambio climático, ayudando a los productores a ser versátiles ante la incertidumbre que provocarán los cambios en el clima. Estas medidas aumentarán sus capacidades de adaptación en los nuevos escenarios que genera el cambio climático.
En conjunto, estos manuales incluyen 130 medidas “muy concretas” que plantean alternativas detalladas en positivo o negativo (recomendaciones sobre lo que hay que hacer o no hacer), en aspectos como gestión del suelo y el agua, cultivos, fertilización, manejo de pastos y del ganado, instalaciones y otras medidas como seguros agrarios, agricultura ecológica, sistemas de alertas, lucha biológica contra plagas, etc.
UPA está organizando también jornadas formativas con agricultores y ganaderos y un curso online con los mismos objetivos y contenidos, que permitirá llegar a más destinatarios. Todo ello, dentro de una iniciativa que cuenta con el apoyo de la Fundación Biodiversidad, del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente y que sitúa a UPA como la primera organización agraria que impulsa en España una línea de actuación dirigida a la promoción de prácticas agrarias adaptadas para enfrentarse a los desafíos generados por el cambio climático.
La clave está en la adaptación
Para luchar contra el cambio climático se ha desarrollado en mayor medida todo lo relacionado con políticas de mitigación, es decir, de reducción de emisiones. Sin embargo, el otro gran pilar para enfrentar el cambio climático está mucho menos desarrollado: la adaptación. Para fomentar y apoyar estas aptitudes de los productores UPA está desarrollando el programa InfoAdapta-Agri.
La mitigación se define en este contexto como la realización de prácticas profesionales para atenuar el cambio climático, mientras que la adaptación es concebida como la realización de prácticas para reducir la vulnerabilidad de sus sistemas agrario-ganaderos a la variabilidad y al cambio del clima. UPA.
 
- La ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isable García Tejerina, ha advertido de que lo que hay sobre la Política Agrícola Común (PAC) "solamente es un borrador" y que primero "hay que centrarse en defender un presupuesto comunitario", porque "antes de la PAC viene el presupuesto".
En declaraciones a los periodistas en Villamartín (Cádiz), García Tejerina ha señalado que el Gobierno "lleva trabajando desde mucho tiempo antes de que ese borrador sea definitivo, haciendo alianzas con países como Francia, Italia, Portugal o países del Este. Trabajando con la comisión, identificándole lo que España necesita en la futura Política Agrícola Común".
No obstante, ha señalado que, "antes de la reforma de la PAC, viene el presupuesto", y ha recordado que en el año 2012 "nos enfrentábamos a unas condiciones muy duras con enorme inquietud para agricultores y ganaderos, si habría PAC más allá de 2013 o de cuánto sería el recorte, y el Gobierno salvó de manera brillante los presupuestos para 2013".
En este sentido, ha añadido que "ahora estamos centrados en que la primera propuesta de la comisión sea positiva, y luego negociar para mejorarla". A juicio de García Tejerina, "pronunciarse sobre un borrador no es adecuado, porque luego puede ser que la propuesta de la Comisión sea otra".
"Valoramos en positivo que el agricultor sea el eje de la política agrícola común, que los pagos directos tengan una importancia, porque son los que dan estabilidad a las rentas, que haya mayor peso, se ordene la cadena alimentaria, se dé fuerza a los productores, en este caso a los agricultores", ha señalado la ministra, que ha añadido que, "cuando conozcamos el texto, haremos una valoración definitiva sobre algo que sí será propuesta de negociación, y seguiremos trabajando para que el resultado final sea el que conviene al campo español".
En cuanto a posibles recortes en el presupuesto comunitario, García Tejerina ha manifestado que "todo el mundo hablaba de recortes de entre un 15 y un 30 por ciento", y ha añadido que "el Gobierno ha reaccionado y lleva mucho tiempo trabajando", por lo que espera que "ese menos 30 se convierte en un no recorte". El Economista.es
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de cronicaeconomica.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
cronicaeconomica.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Día a día del sector

Los problemas del mundo rural, blanco sobre negro

El precio del gasoil planea sobre la cabeza de todos los agricultores

Las vacaciones no han servido para casi nada

La auténtica lucha contra el fuego es la preventiva

Vuelve la agricultura progre y socialistoide

Trump ganó la partida, claramente

Las cosa de la PAC, incluso, puede terminar bien

El CO 2 es lo primero, lo demás no importa

A la minsitro/a se le ve la patita mas que ecologeta

Una estructura ministerial. técnicamente correcta

© Copyright CRÓNICA ECONÓMICA, S.L. 2018 | Suscríbete al boletín | Mapa web | Contacto | Publicidad | Política de cookies | Política de privacidad | Estadísticas | RSS
Celindas, 25. 28016 Madrid.