Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?

Suscríbete a nuetro boletín gratuito
Está usted en: Historia > Historia
El origen de la letra ñ

De "Espanna" a "España"

Como decía un erudito profesor de lengua y literatura "una lengua que no incorpora evoluciones y neologismos es una lengua muerta".

Actualizado 20 marzo 2019  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter 
 Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Enviar  |  
Comentarios 1
Gonzalo Fernández de Navarrete González Valerio
  
La gramática y la escritura de cualquier lengua es una “convención”. Es decir, es un acuerdo o disposición de ciertos académicos que tras sus sesiones  indican cuáles son las formas “correctas” de construir una frase o de escribir una palabra.
 
También se encargan las Academias de la lengua de definir las acepciones, ya sea por evolución del uso de un término ya existente que va cambiado su significado con los años por su uso en la sociedad, o bien por nuevas palabras que se incorporan a los idiomas.
 
Muchas veces los académicos no hacen sino validar a posteriori un uso que anteriormente era considerado incorrecto o inexistente para la gramática y la ortografía oficiales de esa lengua, y que  sin embargo los hábitos de los usuarios del idioma en cuestión han ido modificando en su uso consuetudinario, hasta ser finalmente aceptados y fijados por la Academia.
 
Es por ello que una de las funciones más importante de cualquier academia de la lengua en el siglo XXI está la de incorporar de forma oficial los neologismos, muchos procedentes de los avances tecnológicos, normalmente escritos inicialmente en idioma inglés,  o también de las modas sociales que crean nuevas palabras.
 
Entre las palabras que más “impresionaron” por su adaptación a la lengua castellana realizada por la Academia española en los últimos decenios están “Güisqui” –procedente de la palabra “Whisky”- o “cederrón” –adaptación del término informático “CD-Rom”.
 
En cambio hay otras como la palabra Fútbol –trasladada  del inglés “Football”- que hoy es indiscutible en su uso en todos los ámbitos- tiene un origen similar a las dos anteriores mencionadas. La traducción literal del término “Football”- la palabra “Balompié”- ha quedado circunscrita a un uso muy ocasional. 
 
Igualmente se ha ido evolucionando en la escritura aceptada de las palabras, simplificando muchas veces su escritura. Escribir “demonstración” u “objecto” era la única alternativa correcta
 
Este proceso de adaptación de la escritura de las palabras ha sido habitual en el pasado.
 
De hecho, el leer un texto en castellano antiguo es en la actualidad una ardua tarea, si no se tiene a mano un listado de la evolución de las letras y de las grafías de los sonidos a través de los siglos.
 
La letra “ñ”
Una de las letras que hoy en día simboliza al idioma español es la “ñ”.
De hecho esta letra ha pasado a ser un “sinónimo de españolidad” en general, y se utiliza hasta en banderas que pretenden identificar a lo español.
 
La evolución de la lengua conformó como letra “independiente” a la “ñ”, cuando en su origen no era más que un símbolo de una contracción de dos letras.
 
Algunos recordarán el escándalo que se formó hace casi treinta años cuando una normativa de la Comunidad Económica Europea (C.E.E) quería permitir que se vendieran teclados de ordenador en España que no contuvieran esta letra “patria”. Tras el revuelo, la C.E.E. tuvo que retroceder….
 
Y sin embargo su origen como letra no fue siempre bien valorado y aceptado por los lingüistas.
 
El lingüista mexicano Gutierre Tibón, escribía en un libro publicado en 1992:
 
En un momento de desaprensión los académicos de Madrid […] consideraron una letra más la Ñ, que sólo es una consonante  con signo diacrítico que modifica el sonido de la N, alveolar fricativa, sonora nasal, en palatal”.
 
Tibón discute la categoría de la “Ñ” como letra diferente de la N, de la que procede:
 
“La tilde no es más que un símbolo de la segunda N (“Espanna) de la grafía medieval.”
 
Es decir que el propio nombre del país sede de la monarquía más extensa y duradera de la época moderna en el planeta tierra – España- cambió la forma de escribir su nombre por una simplificación de la escritura que se aplicaba en imprentas, que sustituía la NN por la Ñ a la hora de imprimir. Finalmente acabó siendo validada por la Real Academia Española de la Lengua y la Ñ se consolidó como letra académica...
 
Del “Hispania” latino el paso de los siglos  había transformado el término romano, hasta que se escribió “Espanna” en lengua romance castellana.
 
Posteriormente, “Espanna” pasó a ser “España” de forma oficial.
 
Por eso no debe sorprendernos si aún encontramos libros a la venta del siglo de Oro y anteriores que utilizaban la que entonces era la forma correcta de escribir España, (y otras muchas palabras cuya escritura fue evolucionando), como por ejemplo:
 
“Edicto del rey don Phelippe d'Espanna contra el tractado della monarchia de Sicilia […] por Cesar Baronio Cardenal en el tomo undecimo de sus annales ecclesiasticos (1611)”
 
O también:
“Vida y muerte de D. Margarita de Austria reyna de Espanna  por D. Diego de Guzman . Arcobispo de Tyro . 1617 “
 
Y es que siempre existieron en las lenguas la evolución de la escritura y la incorporación de neologismos.
 
Sin embargo las nuevas tecnologías están acelerando el ritmo del cambio, también en los idiomas.
 
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de cronicaeconomica.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
cronicaeconomica.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.


Carlos Ibáñez
11/04/2019
D..
Gran artículo divulgativo sobre el origen de nuestra patria eñe
 Otros artículos de Historia

Fray Bartolomé de Las Casas

1868: Demoliciones en Madrid

Carabanchel: algunos palacios y una cárcel.

El acceso de la mujer a la Universidad en los siglo XIX y XX

Fray Junípero Serra y las misiones de California.

1769: La colonización de la Alta California

California, tierra española

El eterno fantasma de la España "federal"

Los apellidos de las mujeres en España

El apellido patronímico: el nombre del padre

© Copyright CRÓNICA ECONÓMICA, S.L. 2019 | Suscríbete al boletín | Mapa web | Contacto | Publicidad | Política de cookies | Política de privacidad | Estadísticas | RSS
Celindas, 25. 28016 Madrid.