Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?

Suscríbete a nuetro boletín gratuito
Está usted en: Agrolibre > Día a día del sector
Semana del 19 al 26 de mayo de 2019.

Siempre terminamos hablando de lo mismo, la PAC

Bruselas no se entera y el desastre puede ser historico

Hay noticias que, hoy trascribimos y que ya se han quedado viejas, pero que, por su importancia, conviene mantener al margen de su posible eficacia directa. En concreto nos estamos refiriendo a las ofertas que, sobre la PAC futura, nos han ido comunicando los diferentes partidos políticos que han estado presentes en las elecciones del domingo pasado y que una vez celebradas estas ya no tienen ninguna influencia en la decisión del votante.

Actualizado 30 mayo 2019  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter 
 Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Enviar  |  
Comentarios 0
Redacción Agrolibre
  
Comentarios.
Pero eso sí, desde estas líneas insistimos en que ustedes relean las distintas propuestas y sobretodo las del PSOE partido político que ha ganado nuestra representación en la UE.
Y qué mejor que transmitirles la comunicación directa emitida por el propio Presidente del Go0bierno Secretario General del PSOE.
Pedro Sánchez. Presidente del Gobierno de España.
“Por primera vez en mucho tiempo, el medio rural y la España interior ocupan el lugar que merecen en una campaña electoral. No se trata únicamente de un acto de justicia con una parte de nosotros mismos, de la España que vive y trabaja más allá de las grandes áreas urbanas, sino un fenómeno con múltiples derivadas que exige de una atención prioritaria.
El PSOE ha sido muy ambicioso en este sentido. Por eso otorgamos un lugar prioritario a propuestas con las que nos dirigimos al medio rural y al sector de la agricultura, la ganadería y la pesca, auténticos motores de desarrollo no sólo de los pequeños municipios sino del conjunto de España.
Nuestro país cuenta con más de 8.000 municipios repartidos por toda la geografía. Muchos de ellos, con población inferior a 5.000 habitantes y, en la última década, en proceso acelerado de declive demográfico. No es la única amenaza presente. También lo es el envejecimiento de la población, que requiere de más y mejores servicios si queremos garantizar que nadie reciba peor trato por el mero hecho de residir en un pequeño municipio.
Pero no sólo estamos hablando de justicia social y de equidad, sino de aprovechar una oportunidad. Apostar por el medio rural tiene enormes retornos en términos sociales, económicos y ambientales. No sólo contribuye a mantener viva nuestra esencia, lo que somos como país desde el punto de vista cultural y humano. Implica también beneficios para la economía y contribuye a frenar los estragos del cambio climático, ante los que estamos expuestos frontalmente expuestos como país.
Por eso es necesario impulsar una auténtica agenda para la España rural de carácter transversal. Una agenda que se traduzca en más igualdad de oportunidades, en aportar valor a la decisión de residir en la España rural, en combatir los obstáculos a que se enfrenta quien decide residir en un pequeño municipio, en aprovechar la agenda de transición ecológica de la economía como un verdadero activo y en fortalecer el sector agrícola, pesquero y ganadero como un vector fundamental para nuestra economía.
Recientemente aprobamos las directrices de la Estrategia Nacional frente al Reto Demográfico, con siete grandes objetivos transversales:
- Garantizar una plena conectividad territorial, con una adecuada cobertura de internet de banda ancha y de telefonía móvil
- Asegurar una apropiada prestación de servicios básicos a toda la población en condiciones de equidad.
- Incorporar el impacto y la perspectiva demográfica en la elaboración de leyes, planes y programas de inversión.
- Avanzar en la simplificación normativa y administrativa para los pequeños municipios.
- Eliminar los estereotipos y poner en valor la imagen y la reputación de los territorios más afectados por los riesgos demográficos.
- Mejorar los mecanismos para una mayor colaboración público-privada.
- Y alinear las líneas de acción y los propósitos de la Estrategia en la Agenda 2030
Es una hoja de ruta ambiciosa, pero queremos ir más allá. Por eso, el programa electoral del PSOE se compromete con medidas complementarias que marcan nuestra determinación y compromiso con el desarrollo rural y la lucha por la repoblación de una España interior llena de futuro.
Así, nos comprometemos a impulsar un Plan específico para el Mundo Rural, con medidas transversales que impliquen a todos los departamentos. Tenemos el firme compromiso de incorporar la perspectiva que ofrece el reto demográfico a toda la acción de gobierno. Somos conscientes de que este desafío afecta no sólo a todos los ministerios sino también a todas las administraciones.
Para el PSOE, una fuerza decididamente europeísta, es clave el papel de la Política Agraria Común. Nos comprometemos a defender el presupuesto actual de la PAC en la futura negociación presupuestaria. Y lo hacemos porque somos conscientes de la importancia de un sector como el agrícola, ganadero y pesquero, que representó en 2018 el 2,6% del PIB y un 4,3% del total de nuestras exportaciones, cifras mucho mayores si se toma en consideración al conjunto del sistema agroalimentario.
La agricultura es un auténtico motor de desarrollo para nuestro país generador de empleo y riqueza, como atestigua el incremento de la Renta Agraria en 2018 a cifras récord. Para consolidar estos datos es imprescindible abordar los desafíos relacionados con la biodiversidad y las amenazas del cambio climático, sin menoscabo de la rentabilidad de las explotaciones. Por ello, también es crucial reforzar el sistema de seguros agrarios, un compromiso que asumimos de forma expresa en el programa.
La firme determinación europeísta del gobierno es una garantía de futuro. No podemos tolerar que nadie ponga en riesgo nuestro compromiso con Europa, en un sector en el que tenemos que hacer compatible la defensa de los intereses españoles —especialmente en la negociación de acuerdos pesqueros o el futuro presupuesto de la PAC— con la presencia de nuevos vectores como el papel de la mujer en el medio rural y el reto del relevo generacional en las explotaciones.
Más de 7,5 millones de personas viven en el medio rural en nuestro país. Y son ellos quienes mejor conocen y cuidan un espacio clave para el futuro de España. Tenemos que garantizar que encuentran en él los mismos derechos y oportunidades, las mismas herramientas para construir un futuro en el que vivir en un pueblo no sea considerado un sacrificio para nadie.
Medidas como el impulso de la economía circular, el turismo rural sostenible, el fomento de las energías renovables o una nueva política de agua también tienen impacto en el medio rural, porque representan fuentes de oportunidad que nuestro país no puede desaprovechar. Todas ellas se ubican en el compromiso con la transición ecológica de la economía, un objetivo prioritario para España a las puertas de una década en las que el cambio de paradigma representa muchas más oportunidades que amenazas en términos de empleo y nuevas oportunidades.
Queremos liderar ese camino devolviendo el protagonismo que merece al medio rural como tierra de oportunidades y futuro. Para seguir consolidando nuestro sector agroalimentario como uno de los pilares básicos de nuestra economía. Y hacerlo de la mano de la Unión Europea, un aliado que aporta estabilidad y seguridad en una materia como el desarrollo rural.
El PSOE es garantía de futuro y certidumbre para la España interior y el mundo rural. Conocemos el territorio, gobernamos ayuntamientos y comunidades autónomas. Y estamos firmemente decididos a aprovechar este momento, en el que los focos apuntan con toda justicia al medio rural, para afrontar las transformaciones necesarias a las puertas de una década por ganar.”
¡Si alguien entiende qué se pretende y en qué consisten sus 7 objetivos transversales por favor mándenos unas líneas!
Lo realmente preocupante es la posición anunciada por el presidente francés, que aspira a que después de las elecciones europeas se celebre una "convención fundadora" que entre otras cosas modifique "completamente" el Tratado de Schengen, lo que podría reducir el número de países de este espacio de libre circulación.
Sobre el de Schengen, constata que "no se protegen suficientemente nuestras fronteras comunes", "ya no hay solidaridad" entre sus países miembros y existen "demasiadas diferencias" en el derecho de asilo. De ahí su propuesta para "un espacio más pequeño si es necesario (sin entrar en qué países quedarían fuera), una mejor protección de las fronteras comunes, una armonización de los derechos de asilo y una dirección por un consejo de ministros de Interior".
En el ámbito de la ecología, apuesta porque la UE imponga una fiscalidad común al queroseno de los aviones, un combustible que ahora está exonerado de tasas, y que haya "una verdadera negociación internacional" sobre la cuestión.
También una "tasa de carbono" en las fronteras europeas para gravar los productos importados que se han producido con criterios medioambientales menos exigentes que los de la Unión.
Y justifica su rechazo a un nuevo acuerdo comercial con Estados Unidos porque "no se pueden imponer reglas más duras a nuestros industriales y negociar un acuerdo con los Estados Unidos que han decidido dejar de respetar el Acuerdo de París" sobre el clima.
Los mayores enemigos de la UE son "los nacionalistas que quieren la división" pero también los "intereses extranjeros cuyo objetivo es el desmantelamiento de Europa" y cita a personalidades "próximas" al poder en Estados Unidos como exconsejero de Donald Trump Steve Bannon o a "los rusos y algunos otros".
Analicen sus propuestas y verán que tras su extenso bla bla bla, vuelve con toda su fuerza “el chauvinismo galo” que, a nuestro parecer, tanto ha paralizado el desarrollo agrario europeo.
De acuerdo con el ministro Planas que en una jornada conmemorativa del 40 aniversario de la Ley de Seguros Agrarios Combinados ha recalcado que, el Sistema de Seguros Agrarios Combinados se ha convertido en un pilar fundamental de la política agraria española. Siempre los que participamos activa y de forma directa en su establecimiento así pensábamos que podía ocurrir y por ello, jugamos la baza del seguro Agrario entonces absolutamente incomprendida por los que hoy aplauden su establecimiento.
El secretario general del PSCM-PSOE y candidato a presidente de Castilla-La Mancha se ha comprometido a defender que no se produzcan recortes en la próxima PAC. García-Page pide “la confianza de todos” y lo resume en cuatro palabras: “Page sí, peajes no”. El candidato socialista a la reelección también ha adquirido el compromiso de defender en España un reparto más justo de los fondos comunitarios entre comunidades autónomas y a seguir liderando el ranking nacional de ayudas a la agricultura ecológica, modernización de explotaciones e incorporación de jóvenes y mujeres al campo.
¿Y? ¿pero ha pensado que su lema “Page sí, peajes no”, es absolutamente contrario al ya manifestado por su gobierno y en concreto por el actual ministro de obras públicas que ha manifestado la necesidad de imponer “peajes” en todas las autovías, para financiar su mantenimiento?

No estamos muy de acuerdo, salvo en la proposición nº4, con las propuestas de ASAJA-Alicante sobre las formas de conseguir unos precios justos, dicen ellos, en origen, precios adecuados diríamos nosotros, para la producción. Pero sepan ustedes sus propuestas:
1. La UE debe dotarse de mecanismos de reacción urgente y eficaz que provean unos niveles mínimos de estabilidad de precios y rentas para todos los productores.
2. La producción es el eslabón más débil. Depende de la climatología y la volatilidad de los mercados internacionales. Necesitamos códigos de actuación que eviten prácticas abusivas y sanciones que disuadan al infractor. Es precisa una ley en Europa para la mejora de la Cadena Alimentaria, similar a la que tenemos en España, pero que vaya más allá, indexando por ley costes de producción y precios mínimos.
3. Los agricultores españoles han sufrido en sus rentas las consecuencias del incumplimiento sistemático de las condiciones de acceso establecidas en el Acuerdo de Asociación para la entrada del producto del país tercero. Ya sean en contingentes arancelarios, como en calendarios, como en precios de entrada, si las agencias de control en frontera no ponen freno desvirtúan el contenido del Acuerdo. Por el contrario, nuestras exportaciones, que cumplen con todos los requisitos, frecuentemente se ven paralizadas bajo cualquier excusa, generando en el extranjero una distorsión, tanto en valor como en imagen. Esto debe ser perseguido y denunciado.
4. La Unión Europea nos impone una serie de normas de producción que hace que nuestros productos sean los más seguros del mundo. No obstante, la propia UE permite la importación de productos de países terceros que han sido producidos con prácticas que nuestros agricultores y ganaderos tienen prohibidas. El consumidor europeo debe poder conocer de dónde y cómo han sido elaborados los alimentos que se le ofrecen.
Y, en lo que si coincidimos plenamente es que, “no obstante, de poco sirve todo lo anterior si Europa, dada la inoperancia e ineptitud que han demostrado los políticos españoles para solucionar el déficit hídrico del sureste español, no asume mayor partida y competencias en la necesidad de una reestructuración hídrica en nuestro país, que contemple infraestructuras y autopistas del agua, aparque los intereses territoriales y políticos y ponga por encima la premisa de que nuestra agricultura es inapelable porque transforma el agua en alimentos para los 500 millones de ciudadanos de la UE y la población mundial”.

Según nos dicen la WWF Ha realizado un exhaustivo repaso de la respuesta de los europarlamentarios españoles ante las propuestas ambientales más destacadas debatidas durante la última legislatura. El objetivo es confrontar los datos reales frente a las palabras y ofrecer a la sociedad la foto de lo que sucedió realmente la pasada legislatura en asuntos vitales como cambio climático, conservación de la naturaleza, contaminación por plásticos, agricultura, o pesca.
Se ha analizado los resultados de 28 votaciones de los parlamentarios españoles en Bruselas realizadas de 2016 a 2018 sobre las cuestiones ambientales más cruciales. Aumentar la ambición en la reducción de emisiones y promover las renovables y el ahorro energético, dotar de financiación a las áreas protegidas europeas, prohibir el uso de un herbicida tan peligroso para la salud y el medio ambiente como el glifosato, reducir la pesca de juveniles o supeditar las ayudas agrarias europeas al cumplimiento de las leyes sobre salud y medio ambiente, son algunas de las votaciones destacadas.
Y el resultado es que, “el partido que menos votos a favor de las iniciativas ambientales ha emitido ha sido el Partido Popular (11,16% del total de votos emitidos), seguido de PNV (32,14%), Ciudadanos (34,15%) y PSOE (54,67%). Para WWF es sorprendente comprobar cómo, ante asuntos tan cruciales para el medio ambiente y la conservación de la biodiversidad como la Política Agrícola Común o la pesca, los dos grandes partidos nacionales, PP y PSOE, coinciden en sus votaciones”.
Terminemos reseñando la discordancia existente en la UE porque, mientras la máxima responsable del comercio de la UE, Cecilia Malmström, confirmó el pasado miércoles, 22 de mayo, que se podría alcanzar un acuerdo sobre Mercosur en los próximos meses, (se trata de cruzar una línea roja no solo para los agricultores y las cooperativas agrícolas europeas, sino también para todos los ciudadanos europeos que voten por una Europa más verde, más transparente y protectora), ¿cómo puede la Comisión Europea justificar a los agricultores y ciudadanos de la UE que planea importar más productos agrícolas de Brasil unos meses después de que el gobierno de Bolsonaro autorizara más de 150 nuevos pesticidas, mientras que la misma Comisión propone la estrategia exactamente opuesta para sus productores?

Noticias.
-Oferta, sobre la PAC, de los partidos políticos ante las elecciones a europarlamentarios. Resumen del Español.
PSOE: Adaptar la política agrícola común (PAC) y la política pesquera a los retos ecológicos para que sigan garantizando rentas a agricultores, ganaderos y pescadores, así como estabilidad de precios y calidad de los productos. Ayudas financieras para combatir el despoblamiento rural y a fijar población, en particular de jóvenes.
PP: Priorizar la PAC en las negociaciones del nuevo presupuesto europeo para mantener los fondos para el campo español. Apoyar a los productores de cítricos y otros sectores perjudicados por acuerdos comerciales. Impulso de la agricultura en las zonas despobladas para combatir los problemas de la España vacía. Mejora del trato a los sectores mediterráneos como frutas y hortalizas, vino y apicultura.
CIUDADANOS: Reformar la PAC para reducir la burocracia, mejorar la competitividad u dar más protagonismo a las pequeñas y medianas explotaciones. Apostar por el relevo generacional y la formación de jóvenes profesionales en el sector agrícola. Luchar contra la despoblación mejorando las condiciones de los territorios que más la sufren.
UNIDAS PODEMOS: Una PAC fuerte sin recorte en las ayudas directas ni al desarrollo rural. Un reparto justo de las ayudas directas en el que ganen peso las pequeñas y medianas explotaciones. Reforzar las herramientas de estabilización de precios e ingresos para los momentos de crisis, a las que hay que dedicar al menos el 10% del presupuesto. Una directiva marco sobre suelos y tierra para impulsar el acceso democrático a la tierra, sobre todo a los jóvenes. Incorporar el factor de la despoblación entre los criterios de reparto de los fondos estructurales.
VOX: Mantenimiento de los actuales niveles presupuestarios de la PAC como política vertebradora del medio rural. Más financiación para el sector agroalimentario. Digitalización del campo. Simplificación y reducción del número de reglamentos y directivas con las que tiene que cumplir el sector agrícola europeo. Evitar que los "prejuicios ideológicos del lobby ambientalista" influyan en la elaboración de normas. Plan de segundas oportunidades para territorios agrícolas que queden abandonados e incentivos al emprendimiento para fomentar el relevo generacional.

Según el Economista.es
PP, Ciudadanos, Unidas Podemos y Vox coinciden en la defensa de una Política Agraria Común (PAC) con recursos suficientes y la consideración del sector primario como estratégico para España ante las elecciones europeas del próximo 26 de mayo.
Bajo el título "El impacto de las políticas europeas en el medio rural", la organización agraria Asaja organizó un debate para que las distintas formaciones políticas expusieran las propuestas que van a defender en Estrasburgo y Bruselas, una cita a la que no acudió el PSOE.
Moderada por el periodista César Lumbreras, la mesa redonda fue presentada por el presidente de Asaja, Pedro Barato, y contó con la participación de Jorge Buxadé (Vox), Vanessa Gómez (Unidas Podemos), Esther Herranz (PP), y Jordi Cañas (Ciudadanos).
Modelo de Europa
El primero de los temas que se planteó fue el "Modelo de Europa, más poder para la UE o para los Estados miembros". El representante de Ciudadanos defendió que ambas cosas son compatibles. "Entender el futuro competitivo con las grandes potencias como China, Estados Unidos o India volviendo a los Estados naciones y las competencias exclusivas es no entender el signo de los tiempos" señaló Jordi Cañas, para quien "Europa debe ser fuerte para tener capacidad de negociación y defensa de los intereses de los agricultores y ganaderos, pero eso no significa que los Estados miembros y España no deban tener un papel importante. Nuestro país tiene que recuperar el espacio que le corresponde, debe ser el que lidere las transformaciones, y debe tener voz para que no se puedan volver a tomar decisiones agrarias a sus espaldas".
Vox defiende sin embargo "una posición divergente" sobre la participación de España en la UE y se opone a una "federalización" que quite poder y soberanía a los Estados. "Queremos más Europa, pero distinta, no una que esté monitorizada por Alemania o Francia a través de una Comisión que además no hemos votado los ciudadanos", afirmó Jorge Buxadé.
"Unidas Podemos" también aboga por "un cambio radical" no solo en las políticas sino en la conformación de las instituciones europeas, con menos burocracia y más participación de los sectores productivos en la toma de decisiones. "No queremos una Europa de los mercados sino de los pueblos y eso pasa por recuperar soberanía y por un cambio relacional que acabe con el fracaso que de las políticas actuales. La concentración de la producción ha provocado el abandono del mundo rural y de muchas explotaciones y la imposibilidad de comercializar muchos de nuestros productos a cambio de acuerdos de libre comercio", señaló Vanessa Gómez.
La eurodiputada Esther Herranz defendió la "clara vocación europeísta" del PP. "Ser un agricultor y no apostar por Europa es directamente el suicidio en un mundo globalizado. Necesitamos una Europa más fuerte que sea capaz de tener el control en fronteras en temas como los fitosanitarios". Para Herranz "no contar con las ayudas de la PAC supondría una pérdida de 9.000 euros anuales para cada agricultor" además de que se perderían la marca Europa, las indicaciones geográficas o las denominaciones de origen.
Marco financiero y recortes
El marco financiero plurianual ocupó el siguiente punto de debate. Para Vox, "la reducción de fondos prevista es una aberración". En opinión de su representante, los Estados miembros deberán aportar las cantidades que sean precisas para atender las necesidades de que halla pero nunca en perjuicio de la PAC. "No puede ser que las ayudas directas o las de Desarrollo Rural se reduzcan de forma relevante para favorecer proyectos como la Europa de las ciudades, que tiene asignado 185.000 millones, o la Global Europe, que vincula las ayudas al desarrollo de la ideología de género y al feminismo totalitario".
En opinión de Vanessa Gómez, "el golpe que se da a la PAC es tal que tenemos la responsabilidad de pelear en las instituciones y con nuestro propio Gobierno". Unidas Podemos considera que el problema no es la financiación plurianual, sino el uso que se da. "Hay que reorientar las prioridades de gasto. No es casual que Juncker cuando anuncia el recorte hable de un aumento de para políticas de Defensa. No sólo se está vulnerando al tejido agrario, sino que, se comete una legalidad a los Tratados de la UE", señaló Gómez, que abogó además porque los Estados exijan una mayor implicación de los sectores públicos en la financiación de los productores "para que no se vean ahogados o estén obligados a depender de los bancos".
Esther Herranz recordó que el Parlamento ya se ha mostrado partidario de mantener los 300.000 millones para la PAC en los próximos siete años frente a la propuesta de la Comisión, "cuando Nadia Calviño era directora general", de bajar un 15 por ciento. "Los partidos de los extremos votaron en contra y deberán responder por qué", señaló.
La eurodiputada apostó por mantener los fondos con el aumento de la aportación de los países miembros. "Supone incrementar del 1,05% del PIB de cada Estado al 1,15% y los Tratados lo permiten", señaló para añadir que "la pelota está ahora en el Consejo y Pedro Sánchez tiene que decir cuanto antes que está haciendo para defender los fondos frente a la postura de países como Dinamarca o Suecia". Concluyó aclarando que junto al mantenimiento de los fondos "es muy importante en qué se gasta y defendemos que al menos el 60 por ciento vaya directo a las ayudas a los agricultores".
Ciudadanos también defiende no rebajar el Presupuesto "y sobre todo negociar mejor para España. El Gobierno tiene que velar porque nuestro país salga favorecido". Para Jordi Cañas, la PAC es un pilar esencial y el impacto del Brexit tiene que ser compensado con un mayor esfuerzo de los Estados y repensando de una forma diferente cómo se obtienen fondos.
¿Quién debe pagar el Brexit?
Precisamente, la incidencia del divorcio de Gran Bretaña fue el siguiente asunto. Para Unidas Podemos "los agricultores no pueden ser los que paguen las consecuencias de una negociación política en la que además no han participado". En opinión de su candidata, "el gran reto es que en este nuevo proceso haya una mayor participación y que exista una apuesta decidida y firme tanto del Gobierno español como europeo para que las relaciones comerciales puedan seguir adelante".
Desde el PP, se insistió en aumentar las aportaciones de los Estados no sólo para mantener los fondos de la PAC sino para destinar a otras políticas como la de fronteras o la investigación que "también benefician" al sector primario. Herranz abogó por contar mejor a los ciudadanos a que se dedican las ayudas agrícolas. "En realidad es menos de 20 céntimos por ciudadano al día y a cambio nos permite disponer a precios razonables de alimentos de calidad, los mejores del mundo en términos de seguridad y respeto al medio ambiente y el bienestar animal".
Jordi Cañas reclamó planes de contingencia ante el divorcio "y sobre todo intentar que no se produzca un Brexit duro sino bien negociado y que garantice los intercambios comerciales sin que perjudique a los Estados de la UE". El representante de Ciudadanos aprovechó para criticar a los partidos extremistas por "haber hecho de la mentira y la eurofobia, una forma de hacer política. En este sentido, emplazó a Vox "a decir con claridad si se van a aliar con partidos que apoyaron el Brexit".
En respuesta a Herranz, el candidato de Vox reprochó a PP y PSOE su inacción para dignificar la figura del hombre de campo, "principal garantía de la conservación del medio ambiente" y defenderlos de una política ecologista y animalista "que se extiende y extiende y ataca su dignidad". Sobre el Brexit, endosó al Gobierno la responsabilidad de negociar en las mejores condiciones y exigir ante las instituciones europeas que quien no lo paguen sean los agricultores "porque se pueden prescindir de un montón de políticas que son competencias de los Estados y destinar ese dinero a la proyección de nuestro mundo rural. Es esencial".
A continuación, se abordó el modelo de PAC que defiende cada formación. En este sentido, Herranz, ponente de la última reforma, recordó que el PP ha conseguido sustituir la figura del agricultor genuino "que no gustaba a nadie para retornar al agricultor activo" y sus iniciativas a favor de los pastos permanentes, de la dehesa, la remolacha, el viñedo o las frutas y las hortalizas. "Ha sido el PP el que se ha lanzado a la piscina y hemos sacado un buen documento". En este sentido, recordó que "estamos en un momento crítico para el futuro de la PAC" por lo que pidió mayorías importantes que protejan en el Parlamento la propuesta ya aprobada en la Comisión de Agricultura. "Si se devuelve, que es lo que quieren la derecha y la izquierda extrema y los Verdes, tengan por seguro que antes de 2025 no habrá una reforma de la PAC y las ayudas de Desarrollo Rural corren un serio peligro porque no se pueden prorrogar más de 2 años".
Para Unidas Podemos, el nuevo modelo debe pivotar sobre una PAC que apueste por desarrollar un modelo que resuelva la desigualdad territorial y recoga las condiciones específicas de la agricultura insular o de montaña. La formación aboga por que un 30 por ciento de los pagos directos se dediquen a temas de clima y medio ambiente y sobre todo "dedicar políticas específicas para recuperar como agentes activos del mundo rural a los jóvenes y las mujeres".
El modelo de Vox gira por una centralización en el Gobierno de las ayudas que ahora se reparten las comunidades autónomas "para favorecer la actuación coordinada y cohesionada de todas las administraciones". La formación de Abascal se muestra contrario a la regresividad de las ayudas -capping- "porque las mayores explotaciones son las que crean más empleo, las que permiten aumentar la productividad" y se oponen a las exigencias medioambientales. "Viajo por España y veo que el campo español está absolutamente protegido y preservado por la gente del campo".
Por último, Ciudadanos considera que la agricultura y los agricultores deben ser el centro de la PAC post 2020, y propone un Plan Estratégico Nacional que fije los principios rectores. "Se necesita un marco estable que garantice la competitividad de la agricultura para que lidere el crecimiento de nuestro país".
Despoblación
¿Deben utilizarse los fondos de la PAC para luchar contra la despoblación? Para Unidas Podemos, "son una herramienta esencial para mantener la actividad en el sector primario y contribuir a fijar población", un objetivo para el que Vanessa Gómez considera también esencial "poner en valor la actividad y el mundo rural ante la sociedad". La candidata de la formación de izquierdas cree además que en la política agraria debe ser "clave" la perspectiva de género no sólo para la incorporación de mujeres sino para la visibilización de las labores que están realizando.
En la posición contraria, Jorge Buxadé sostuvo que para luchar contra la despoblación hay que crear empleo y sustituir el concepto de perspectiva de género por el de perspectiva de familia. Abogó por que, el segundo pilar, se aproveche para la lucha contra la desertización demográfica de nuestro país aunque recordó que, el Estado, debe poner toda la carne en el asador con medidas como las que llevan en su programa de crear infraestructuras, facilitar suelo para industrias agroalimentarias, un plan Renove de maquinaria agrícola, potenciar la FP o eliminar el Impuesto de Sucesiones o el de Transmisiones Patrimoniales.
El representante de Ciudadanos recordó que la despoblación ha marcado buena parte de su programa en las recientes elecciones generales, con propuestas como la de reducir un 60 por ciento el IRPF para los que viven en municipios en riesgo de despoblación o la tarifa reducida de 30 euros al mes para las mujeres y jóvenes menores de 30 años que emprendan. También con su apuesta por una sanidad y dependencia en el mundo rural garantizada y conectividad digital para afrontar los retos del futuro.
Para Esther Herranz, la despoblación no es un problema que debiera pagar la PAC porque no es un problema común de Europa, sino de los países del Sur en los que está muy arraigado la idea de que quien no valía para estudiar se quedaba en el campo. "No engañemos a los agricultores, la despoblación es una responsabilidad nacional".
El toro enciende el debate
La ganadería brava fue uno de los asuntos que apareció en el debate y que provocó una fuerte polémica entre el representante de Vox y la de Unidas Podemos. Jordi Bauxadé mostró su defensa por el toro y el mundo de la caza, además de abogar por la modificación de la directiva del Hábitat para que el lobo deje de ser un animal especialmente protegido "porque ya no está en peligro de extinción como sí está la ganadería".
Previamente, y a preguntas del público, Vanessa Gómez, aseguró que las ayudas al ganado bravo no cumplen las exigencias de la PAC. No están pensadas para fomentar esa actividad, pero, sobre todo, además, a nivel social y económico, no está siendo todo lo rentable que quienes lo defendían esperaban y pedimos una reconversión del modelo.
 

-El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación en funciones, Luis Planas, ha participado hoy en una jornada conmemorativa del 40 aniversario de la Ley de Seguros Agrarios Combinados, donde ha recalcado que el Sistema de Seguros Agrarios Combinados se ha convertido en un pilar fundamental de la política agraria española.
Durante la jornada, en la que se ha presentado también la Guía Mapfre para proteger la empresa agropecuaria, Planas ha subrayado el relevante papel que el sistema español de seguros agrarios aporta al mantenimiento de la renta agraria y la viabilidad de las explotaciones.
En este contexto, Planas ha considerado que el seguro agrario se configura como el instrumento más adecuado para paliar los daños ocasionados por los riesgos agrarios no controlables.
EFICACIA DEL SISTEMA DE SEGUROS AGRARIOS
Para el ministro, el modelo español ha sabido evolucionar a lo largo de estos 40 años y se ha ido adaptando a las necesidades de los productores y al entorno, a través de los sucesivos planes anuales. Esta capacidad de adaptación se debe a los cuatro elementos que lo caracterizan: la cooperación, el reaseguro público, su adaptación progresiva y su régimen participativo y democrático.
El sistema de seguros agrarios ha evolucionado de forma positiva esto últimos años, que ha pasado de tener 5 líneas de seguro en el primer plan de 1980 a las 44 líneas actuales y que recogen prácticamente todas las producciones agrícolas y acuícolas españolas.
Ha puesto en valor el carácter participativo-democrático del seguro, que ha dotado al modelo de gran dinamismo al permitir a los representantes del sector agrario y a las aseguradoras adaptar las líneas de seguro a la realidad productiva de las explotaciones.
Planas también se ha referido a la eficacia del sistema, que ha logrado que las indemnizaciones sean percibidas en los primeros 35 días tras finalizar la valoración de los daños, lo que contribuye a garantizar la solvencia financiera de las explotaciones aseguradas.
ALTO GRADO DE CONFIANZA
El ministro ha reiterado que los seguros agrarios suscitan un alto grado de confianza en el sector. En 2018 unos 380.000 agricultores, ganaderos y acuicultores suscribieran alrededor de 420.000 pólizas, con un capital asegurado de más de 14.000 millones de euros, cantidad ocho veces mayor que el capital asegurado en 1983, alcanzando máximos históricos.
Mientras, las indemnizaciones alcanzaron en los años 2017 y 2018 (caracterizados por una extraordinaria siniestralidad por sequías, heladas, tormentas e inundaciones) más de 700 millones de euros anuales, que consiguieron paliar los daños en los distintos sectores, con una subvención pública del 41 %.
El ministro ha mostrado el firme compromiso del Gobierno con esta política nacional. De cara al futuro, el ministro considera necesario intensificar el esfuerzo de contratación en determinados sectores estratégicos, como el olivar y el ovino-caprino. También se debe valorar la incorporación de nuevos riesgos, como el de la sequía hidrológica. Y para mejorar la implantación del seguro, será fundamental continuar con las labores de divulgación y concienciación del Seguro Agrario.
MAPA.
 
 

-Con la resaca aún presente de las elecciones generales, los ciudadanos españoles tenemos otra cita con las urnas el próximo 26 de mayo: las elecciones al Parlamento Europeo. En estos terceros comicios, menos ruidosos que los generales, los autonómicos o los municipales, hay que recalcar que la agricultura española se juega mucho, ya que una parte muy importante de la política agraria está dictada por Europa.
Es por ello que todos los ciudadanos, pero, especialmente, el sector y los profesionales agrarios, deben pasar a la acción y dejar de pensar que esta cita electoral no va con ellos, dando una respuesta masiva y contundente. Una respuesta que debe ir encaminada a desmantelar el cementerio de elefantes de europarlamentarios españoles que se han afincado en Bruselas, con la tarea de calentar un sillón y cobrar sueldos estratosféricos. Tenemos que enfocarnos en buscar candidatos jóvenes, enérgicos, preparados, con ilusión, comprometidos, dispuestos a estar siempre en la toma de decisiones, en las comisiones donde se debate nuestro futuro, en los corrillos donde la agricultura española siempre es la moneda de cambio en beneficio de intereses espurios.
Y es que, los políticos que nos representen en la Unión Europea tienen que ser primeros espadas, tenemos que llevar a los mejores candidatos, como hacen Francia o Italia. Políticos que se erijan como los protagonistas, porque en el sector agrario lo somos. No lo digo yo, lo dice la FAO (Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura), que afirma que España es el país que más frutas y hortalizas produce de la Unión Europea y ocupa la novena posición de países productores del mundo.
Con todo esto, a continuación, detallo los deberes que tendrán que llevar a cabo los dirigentes españoles que nos representen en el Parlamento Europeo y que son de vital importancia para la agricultura española y su principal área productora de frutas y verduras, el levante español.
Para empezar, la premisa más importante y desde la que debe partir cualquier acción en Europa, es la de conseguir una estructura legal de mercado que garantice unos precios justos para el sector productor (agricultores y ganaderos). Sin esto, la agricultura europea no podrá seguir siendo un sector estratégico que crece y es ejemplo de seguridad, competitividad y sostenibilidad. Solo corrigiendo está brecha, que tenga en cuenta el valor de las producciones y la necesidad de que el profesional agrario obtenga una rentabilidad, podremos seguir disponiendo de: alimentos sanos, de calidad, frescos y naturales; garantías de un relevo generacional; una actividad agraria y dinámica capaz de generar empleo y riqueza; una seguridad alimentaria hacia los consumidores y un paisaje y un medio ambiente que invite a fijar a la población en las zonas rurales.
Para conseguir estos precios justos en origen, es preciso que se trabaje en los siguientes puntos:
1. La UE debe dotarse de mecanismos de reacción urgente y eficaz que provean unos niveles mínimos de estabilidad de precios y rentas para todos los productores.
2. La producción es el eslabón más débil. Depende de la climatología y la volatilidad de los mercados internacionales. Necesitamos códigos de actuación que eviten prácticas abusivas y sanciones que disuadan al infractor. Es precisa una ley en Europa para la mejora de la Cadena Alimentaria, similar a la que tenemos en España, pero que vaya más allá, indexando por ley costes de producción y precios mínimos.
3. Los agricultores españoles han sufrido en sus rentas las consecuencias del incumplimiento sistemático de las condiciones de acceso establecidas en el Acuerdo de Asociación para la entrada del producto del país tercero. Ya sean en contingentes arancelarios, como en calendarios, como en precios de entrada, si las agencias de control en frontera no ponen freno desvirtúan el contenido del Acuerdo. Por el contrario, nuestras exportaciones, que cumplen con todos los requisitos, frecuentemente se ven paralizadas bajo cualquier excusa, generando en el extranjero una distorsión, tanto en valor como en imagen. Esto debe ser perseguido y denunciado.
4. La Unión Europea nos impone una serie de normas de producción que hace que nuestros productos sean los más seguros del mundo. No obstante, la propia UE permite la importación de productos de países terceros que han sido producidos con prácticas que nuestros agricultores y ganaderos tienen prohibidas. El consumidor europeo debe poder conocer de dónde y cómo han sido elaborados los alimentos que se le ofrecen.
No obstante, de poco sirve todo lo anterior si Europa, dada la inoperancia e ineptitud que han demostrado los políticos españoles para solucionar el déficit hídrico del sureste español, no asume mayor partida y competencias en la necesidad de una reestructuración hídrica en nuestro país, que contemple infraestructuras y autopistas del agua, aparque los intereses territoriales y políticos y ponga por encima la premisa de que nuestra agricultura es inapelable porque transforma el agua en alimentos para los 500 millones de ciudadanos de la UE y la población mundial.
ASAJA-Alicante.
 
- WWF ha hecho un exhaustivo repaso de la respuesta de los europarlamentarios españoles ante las propuestas ambientales más destacadas debatidas durante la última legislatura. El objetivo es confrontar los datos reales frente a las palabras y ofrecer a la sociedad la foto de lo que sucedió realmente la pasada legislatura en asuntos vitales como cambio climático, conservación de la naturaleza, contaminación por plásticos, agricultura, o pesca.
WWF ha analizado los resultados de 28 votaciones de los parlamentarios españoles en Bruselas realizadas de 2016 a 2018 sobre las cuestiones ambientales más cruciales. Aumentar la ambición en la reducción de emisiones y promover las renovables y el ahorro energético, dotar de financiación a las áreas protegidas europeas, prohibir el uso de un herbicida tan peligroso para la salud y el medio ambiente como el glifosato, reducir la pesca de juveniles o supeditar las ayudas agrarias europeas al cumplimiento de las leyes sobre salud y medio ambiente, son algunas de las votaciones destacadas.
El partido que menos votos a favor de las iniciativas ambientales ha emitido ha sido el Partido Popular (11,16% del total de votos emitidos), seguido de PNV (32,14%), Ciudadanos (34,15%) y PSOE (54,67%). Para WWF es sorprendente comprobar cómo, ante asuntos tan cruciales para el medio ambiente y la conservación de la biodiversidad como la Política Agrícola Común o la pesca, los dos grandes partidos nacionales, PP y PSOE, coinciden en sus votaciones.
Los datos se han obtenido de fuentes oficiales de la UE y su tratamiento y análisis ha sido realizado por la oficina europea de WWF en Bruselas. Un exhaustivo informe del que WWF España ha seleccionado los resultados de las votaciones de los principales partidos políticos españoles con representación en el Parlamento Europeo.
Energías Renovables.
 
-El Consejo de la Unión Europea (UE) ha adoptado este martes 21 un reglamento que armoniza los requisitos para los fertilizantes producidos a partir de minerales fosfatados y de materias primas orgánicas o secundarias, que limita el contenido en cadmio.
En un comunicado, fuentes del Consejo han explicado que esta nueva normativa abrirá «nuevas posibilidades de producción y comercialización de fertilizantes a gran escala» y «fija límites armonizados» para una serie de «contaminantes» presentes en los abonos minerales como, por ejemplo, el cadmio.
El Reglamento, que aún está pendiente de su firma y publicación en el Diario Oficial de la UE (DOUE), empezará a aplicarse a los tres años de su entrada en vigor.
De acuerdo con el Reglamento, los productos de la UE que lleven el marcado CE habrán de cumplir una serie de condiciones para acogerse a la libertad de circulación en el mercado interior de la UE, como niveles máximos obligatorios para contaminantes, el empleo de categorías de materiales componentes definidas y requisitos de etiquetado.
El ministro de Economía de Rumanía, Niculae Badalau, cuyo país ejerce la presidencia de turno del Consejo de la UE este semestre, señaló que estas nuevas normas garantizarán que solo puedan venderse libremente en toda la UE los abonos que cumplan requisitos y normas de alta calidad y seguridad a escala de la UE y evitarán así «riesgos para la salud humana, animal o vegetal» para asegurar el respeto al medio ambiente.
A su juicio, «los contaminantes presentes en los productos fertilizantes fosfatados de la UE, como el cadmio, pueden suponer un riesgo para la salud humana, animal o vegetal, para la seguridad o para el medio ambiente».
«Las nuevas normas -han añadido- impulsarán la producción y el uso de abonos fosfatados con bajo contenido de cadmio y de abonos orgánicos, y ofrecerán mayor variedad a los agricultores orientados hacia una agricultura más respetuosa con el medio ambiente».
Agroinformación.
 

-El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación en funciones, Luis Planas, ha anunciado este miércoles 22 una «posible revisión en el futuro» de la ley de cadena alimentaria para hacerla más eficaz y lograr que todos los «eslabones» en dicha cadena logren la «retribución que les sea propia».
Así lo ha señalado durante su intervención en la inauguración de la Feria Infoagro Exhibition en el Palacio de Exposiciones y Congresos de Aguadulce, en Roquetas de Mar (Almería), donde ha reconocido que comparte las quejas de los productores acerca de que el rendimiento de sus productos «no es suficiente».
En este sentido, ha destacado el papel que juegan los sistemas de vigilancia establecidospor la ley de cadena alimentaria, así como el de las organizaciones de productores de frutas y hortalizas (OPFH), asegurando que es un «firme defensor» de este tipo entidades como elemento regulador del mercado que permiten «maximizar el rendimiento».
PLANAS HA INSISTIDO EN QUE LA NUEVA POLÍTICA AGRARIA COMÚN (PAC) 2021/27 SUPONDRÁ «NUEVOS PARADIGMAS E INSTRUMENTOS» PARA EL SECTOR
También se ha referido a «retos coyunturales» como el «brexit» y ha apuntado que en el Ministerio están «muy atentos» a las noticias «de las últimas horas» y cómo pueden afectar al sector. «El Gobierno ha dispuesto un plan de contingencia para que, en cualquier supuesto, ahora que el ‘brexit’ se ha retrasado hasta octubre, podamos responder y todas las disrupciones que están afectando a los agricultores puedan quedar cubiertas», ha apostillado.
Asimismo, y al margen de la ley de cadena alimentaria, Planas ha insistido en que la nueva Política Agraria Común (PAC) 2021/27 supondrá «nuevos paradigmas e instrumentos» para el sector. Ha indicado que las frutas y hortalizas son el primer subsector en el país, con un total de 14.700 millones de euros anuales, y tiene especial incidencia en Almería.
El ministro en funciones ha recordado que la producción intensiva en Almería tiene un valor de 6.000 millones de euros, «prácticamente el 75 % de las exportaciones en España». Como retos de la agricultura, ha subrayado la necesidad de llevar a cabo el relevo generacional e incorporar a las mujeres, el uso sostenible del agua y la digitalización de la agricultura. «No soy el ministro de un sector atrasado, soy el ministro de un sector puntero y pionero», ha destacado.
Agroinformación.
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de cronicaeconomica.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
cronicaeconomica.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Día a día del sector

En el fondo somos bastante idiotas

Todos contra los aranceles o el perfecto "bluuff"

El caso es dar doctrina, pero de la barata

O sobran dias o falta calendario

Cada uno en su casa y Dios.....

Los aranceles pueden destrozar el sector

Llega la manipulación de lo climático-ecologico

Cada dia que pasa el caos es mayor

Cambios en Europa, ¿serán para bien?

La España vacía, tiene solución

© Copyright CRÓNICA ECONÓMICA, S.L. 2019 | Suscríbete al boletín | Mapa web | Contacto | Publicidad | Política de cookies | Política de privacidad | Estadísticas | RSS
Celindas, 25. 28016 Madrid.