Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?

Suscríbete a nuetro boletín gratuito
Está usted en: Firmas > Economía

21 de junio de 2019: Día Internacional del Sol

A diferencia de otras celebraciones con similares resonancias, ésta está promovida por las organizaciones de la sociedad civil en un intento de llamar la atención de la ciudadanía sobre la necesidad de dar entrada de una vez a la energía solar (las renovables, en general) en nuestro modelo energético, si no queremos que sea el propio sol -que en su momento hizo posible la vida – quien acabe siendo quien la impida.

Actualizado 23 junio 2019  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter 
 Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Enviar  |  
Comentarios 0
Ernesto Macías, Director general de SOLARWATT España
  
En los 20 años que he tenido el privilegio de ser testigo de la evolución del sector fotovoltaico, las cosas han cambiado radicalmente. Desde unos esperanzados años iniciales en que la fotovoltaica se dibujaba como una alternativa de alto potencial futuro, pero en un estado casi experimental, a una realidad actual en que la industria ha alcanzado el cenit de su madurez y su tecnología es capaz de producir la energía eléctrica más barata del mundo en aquellos lugares que, como España, el sol es muy abundante.
Y eso cambia las cosas por completo. No estamos ante una energía “alternativa” que merezca la pena subvencionar, sino ante la mejor tecnología existente para la generación eléctrica. Las instalaciones de autoconsumo, incluso a su más modesta escala doméstica, son rentables desde el primer minuto. No es necesario subvencionar una inversión que hoy día ya nos da una alta rentabilidad, en todos los sentidos. 
Los políticos han desbrozado el horizonte al simplificar los procesos eliminado burocracias e impuestos sin sentido. Es la hora del ciudadano. El autoconsumo fotovoltaico (único escalable a la dimensión de una vivienda unifamiliar o un edificio de viviendas) permite dar respuesta al ciudadano preocupado que se pregunta, ¿puedo hacer yo algo para frenar el cambio climático? Por fin la respuesta es sí y se llama autoconsumo fotovoltaico.
Los países vecinos han avanzado mucho más que nosotros en unas condiciones de radiación solar mucho más desfavorables. España está en una situación de lucro cesante solar. Alemania, con casi la mitad de radiación, tiene más de 1.600.000 hogares con instalaciones de autoconsumo y 800.000 el Reino Unido, por increíble que parezca.
Pero hay otro aspecto del autoconsumo, digno de comentario, y es el efecto que estas instalaciones tienen en sus propietarios. Quienes han dado el paso manifiestan que han desarrollado una diferente conciencia del consumo. Están más vigilantes de lo que producen y gastan tratando de optimizar sus recursos particulares. Desarrollan una cultura más activa de la responsabilidad que se extiende hacia actividades como el reciclaje y aprovechamiento de los residuos, el consumo responsable o la movilidad entre otros.
La gestión de tu propia energía solar en el hogar crea poco a poco una cultura de conciencia y responsabilidad que se extiende a todos los ámbitos de relación del hombre con el entorno. Es decir, se produce un efecto implícito educativo y sensibilizador.
Y otra importante dimensión del autoconsumo es la de su trascendencia económica y social. Según las proyecciones del Observatorio Español de Autoconsumo Fotovoltaico 2019 , algo más de 300.000 viviendas residenciales unifamiliares instalarían en los próximos tres años sistemas de autoconsumo fotovoltaico. Esa modestísima cifra es nada menos que el 1% de la demanda energética nacional, así como las emisiones de CO2 que evita esa energía de origen renovable y que equivalen al trabajo de depuración atmosférica que tendrían que hacer 1.800.000 árboles para limpiar el aire de la contaminación que se generaría si esa energía fuese de origen fósil.
La inversión de todas esas instalaciones se estima en unos 3.000 millones de €. Atender esa demanda precisaría de muchos miles de nuevos empleos en esos tres años. Empleos de profesionales y especialistas que hoy no existen.
En este Día Internacional del Sol sería deseable que su luz ilumine a los ciudadanos y que, quienes puedan y quieran, den el paso de aportar su grano de arena al proceso de lucha contra el cambio climático consumiendo la energía generada en su hogar. En pocos meses, España ha dado importantes pasos legislativos en la dirección correcta. La industria hace años que inició su trabajo, y lo sigue haciendo. ¡Es la hora de los ciudadanos, pero también la de los ayuntamientos y comunidades informando y facilitando su desarrollo!
 
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de cronicaeconomica.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
cronicaeconomica.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Economía

Confianza del consumidor en la seguridad y privacidad de los datos

EMV 3-D Secure, clave en los próximos pasos hacia la PSD2

Las implicaciones económicas de la calidad del vídeo Online

Las implicaciones económicas de la calidad del vídeo Online

La nueva ley hipotecaria: tarde y en detrimento de las rentas bajas

´Centennials´ o Generación Z: ¿están los productos bancarios listos?

Claves para entender la esperada ley de crédito inmobiliario

La Montaña rusa de las hipotecas previa a la Ley Hipotecaria

La aversión al riesgo se impone entre los inversores

Reflexiones sobre el GDPR cuando cumple un año

© Copyright CRÓNICA ECONÓMICA, S.L. 2019 | Suscríbete al boletín | Mapa web | Contacto | Publicidad | Política de cookies | Política de privacidad | Estadísticas | RSS
Celindas, 25. 28016 Madrid.