Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?

Suscríbete a nuetro boletín gratuito
Está usted en: Gastronomía > Restaurantes

Producto y fuego, elementos clave de su éxito

El fuego es una de las dos patas sobre la que pilota la oferta de Roostiq

A veces lo evidente, lo sencillo, lo natural ¡se queda en el olvido y todo se complica, se sofistica hasta situaciones realmente absurdas. Así se podría resumir, en pocas palabras, la evolución gastronómica de nuestros tiempos. Al principio, la materia era lo básico. Con el paso del tiempo su manipulación paso a protagonizar los platos, hasta llegar, en muchos casos, al absurdo de niño poder saber ni lo que comías.

Actualizado 14 septiembre 2019  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter 
 Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Enviar  |  
Comentarios 0
Redacción Ocio
  
Menos mal que esa moda parece haber remitido y son cada vez mas los cocineros que tratan de recuperar el tiempo perdido y el protagonismo de la materia prima, de la esencia del buen comer empieza a ocupar su puesto. En ese contexto, es posible que Roostiq haya incluso dado un paso mas, Estamos ante lo que hoy se llama un “restaurante de finca”. ¿Que que es eso? Pues que ademas de casi no trastocar la materia prima, esta procede, básicamente de finca propia. Si, si como suena, este restaurante situado en medio del bullicio madrileño a muy poco ds metros de las mismísima diosa  Cibeles obtiene sus productos de su propia finca situada en la provincia de  Ávila. Es mas, para que su manipulación sea la mínima los elabora a través de su cocina a fuego en tres variantes: fuego de leña en su horno napolitano, fuego a carbón en su parrilla y fuego directo, salteando el alimento a la llama. La carta honesta y breve de Roostiq evoluciona según los alimentos de temporada que llegan a Madrid desde su dehesa, como las hortalizas (rúcula, acelgas, lechugas baby, cebolletas…), los pollos de corral y los cerdos de bellota, y desde el País Vasco, las carnes de vaca de proveedores locales.
Carmen Acero, una jovencísima chef es la responsable que que todo eso suceda y de que los platos lleguen a la mesa en las mejores condiciones, lo cual no es fácil cuando apenas se manipulan, Es decir, su secreto esta en manejar los fuegos de tal manera que el punto del plato escogido por el cliente sea perfecto.
Su andadura es breve, porque año y medio es muy poco tiempo para una aventura gastronómica de este calado, pero en estos meses ha consolidado una posición en la que muy pocos confiaban, puesto que se trataba de una apuesta, casi a contra corriente. Su novedad no es otra que los productos de finca y el respeto con el que los elabora . Y claro esta el fuego, ese fuego en tres versiones que  produce sabores y texturas distintas. Tanto a través del horno napolitano, de la parrilla o directamente salteando a la llama, el fuego consigue que la humedad de los alimentos se conserve ofreciendo sabores únicos. “Vinieron desde Italia y lo pusieron ladrillo a ladrillo. Hasta los materiales se los trajeron de Italia”, así cuentan en Roostiq cómo fue la construcción del horno napolitano, obra de la novena generación de la familia Maglione oriunda de la ciudad más poblada del sur de Italia y especializada en estas construcciones: su horno en servicio más antiguo tiene casi tres siglos. Este horno, que mantiene una temperatura de 485 grados, se encuentra en el centro de la cocina de Roostiq. En él se elaboran las pizzas artesanas como la de rúcula, la de enchilada de carne de buey o la calzone con torreznos, el arroz integral salteado con verduritas, los pimientos de Julia y dos platos que merecen mención especial: el lomo de salmón con cebolleta y el pollo Roostiq, en los que se comprueba cómo el horno sella el exterior del producto y conserva en el interior todas sus propiedades y jugosidad.
Otro de los protagonistas de la cocina es la parrilla de carbón en la que se elaboran las espinacas baby y rúcula con vinagreta de bacon y huevo frito, el entrecot, la picanha y el chuletón de vaca, y la hamburguesa de buey. Las acelgas salteadas a la llama son la propuesta donde el fuego se utiliza de manera directa.
De la finca del restaurante en Ávila, también llegan a la carta los embutidos ibéricos como el salchichón y la paletilla. La propuesta más arriesgada e innovadora de Roostiq son los torreznos con Moët & Chandon, que se sirve bajo el sobrenombre de bella y bestia.
Claro esta que la formula no da para una carta muy amplia con nombres y apellidos rimbombantes que nadie entiende y que solo encantan a los maestros de esa cocina frívola que hemos sufrido, pero en ella hay de todo y para todos los gustos.
En este primer contacto probamos informalmente un par de sorpresas de la cosecha de la casa: el tomate y el torrezno. De este ultimo se puede decir que es un plato de aplaudir, porque requiere una materia prima excepcional y un dominio del fuego exquisito. Es difícil que si se acerca hasta el restaurante y lo pide, aunque sea en la barra me lo agradecerá. Si ademas es aficionado a este tipo de tapa, aperitivo o plato con el de Roostiq quedara sorprendido.
Del tomate, se podrían  decir muchas cosas, pero con un a apunte comprenderán las alabanzas. Se trata de un tomate propio, del que se ha elegido con cuidado la semilla y al que se ha dejado madurar en la planta hasta su recolección, que se realiza el dia antes de su degustación. Con este precedente poco mas se le puede pedir.
Por ultimo, y eso requerirá una visita algo mas clamada, llama la atención la cuidada bodega con la que disfrutar de estos almuerzos. Los vinos, muy bien seleccionados completan una oferta gastronómica de primera. Entre los seleccionados destaca la amplia representación de borgoñas y champanes con los que disfrutar. Las referencias son mas de un centenar y su rotación, incluidas las exquisiteces de alto precio esta asegurada, porque empiezan a ser muchos los clientes que acompañan su almuerzo con un buen vino

Y no podían faltar los postres caseros, elaborados por el equipo que lidera en cocina Acero, como el bizcocho de queso y chocolate con avellanas, la piña glaseada a la brasa, la tarta de manzana y el brownie de chocolate.
 
 Roostiq
 Augusto Figueroa, 47
 www.roostiqmadrid.com

Precio medio: 30 euros
Horario: M-X:13.00-01.00h, J: 13.00-02.00h, V-S: 13.00-02.30h, D: 13.00-17.00h
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de cronicaeconomica.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
cronicaeconomica.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Restaurantes

Las tapas italianas se instalan en Chamberi

Culto al vino, y si es italiano, mejor

Nuevo pokebowl de pollo rock n´chicken

New York burger, el restaurante más bonito del mundo

La arepa toma Madrid

Las quesadillas de LuisMI

El Marginal, toda una apuesta vinícola

Los mejores bagels de la capital

Escapada gastronómica a The Cookbook

Sucursal en Madrid de Tango,

© Copyright CRÓNICA ECONÓMICA, S.L. 2019 | Suscríbete al boletín | Mapa web | Contacto | Publicidad | Política de cookies | Política de privacidad | Estadísticas | RSS
Celindas, 25. 28016 Madrid.