Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?

Suscríbete a nuetro boletín gratuito
Está usted en: Agrolibre > Aire Libre

Y ahora, qué hay que hacer…

Todo era absolutamente esperable, desde que la OMC, (Organización Mundial del Comercio), falló a favor de los EE.UU en sus disputas con la UE, en la guerra comercial entre Airbus y Boeing.

Actualizado 10 octubre 2019  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter 
 Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Enviar  |  
Comentarios 0
Redacción Agrolibre
  
Boeing acusó en octubre de 2004 a Francia, Alemania, Reino Unido y España, (que participa con un 4,3% a través de la SEPI en el consorcio europeo creado para desarrollar el Airbus), de pactar subvenciones ilegales por más de 20.000 millones de euros para apoyar a Airbus. Solo un año después la Unión Europea contraatacaba acusando, a su vez, a Boeing de recibir 21.000 millones de euros de subvenciones por parte de Washington por incumplir las normativas internacionales de comercio.
Pero resulta que, la semana pasada, la OMC ejerciendo el arbitraje que le corresponde, ha fallado que “los Estados Unidos podrán sancionar a la Unión Europea con medidas comerciales por un importe de 7.500 millones de dólares, por los daños sufridos a causa de las ayudas y subsidios europeos a Airbus y que la propia OMC había dictaminado previamente como ilegales.
Y…, pues que de nuevo la Unión Europea, que siempre se mueve en línea alemana y francesa como nosotros hemos denunciado con reiteración, ha reaccionado señalando que incluso si EEUU ha obtenido autorización para aplicar represalias comerciales en su contra, éstas serían "miopes y contraproductivas".
 
Para nosotros, españoles, el problema está en que el próximo 18 de octubre los Estados Unidos anunciarán, al parecer, la lista definitiva de productos afectados por los nuevos aranceles, que ya han anunciado supondrán un sobrecoste del 10% en las importaciones de aviones comerciales y un 25% a una serie de productos agrícolas. Y que como siempre hemos venido anunciando el sector agrario español terminará pagando en cabeza, todos los desafueros de las autoridades europeas. Según la decisión de la OMC los EE.UU tienen libertad total para elegir dónde compensarse con la subida de aranceles y nadie olvide que los productos agrícolas son los más fáciles de incluir, por lo que una vez más lo agrario, en concreto el sector agrario español, tiene todas las papeletas de la rifa para que le toque la “chochona “ de la feria. Porque, al margen de cualquier otro razonamiento, también cuenta el cariño que, desde la desaparición de Aznar, tenemos hacia lo americano. La retirada de nuestras tropas y fragatas, de las coaliciones con los americanos, la sentada de Zapatero al paso de la bandera americana, nuestra posición ante los presidentes USA y en concreto ante el actual, nuestras posiciones climáticas, nuestras condenas sin sentido a las políticas Trump…todo se termina pagando, o ¿alguien cree que en lo internacional los posicionamientos contrarios son neutrales?
Eso sí ahora nuestro gobierno saca pecho y a través del secretario de Estado para la Unión Europea, “ ha convocado al embajador de EEUU en España, Duke Buchan, para transmitirle "el rechazo frontal" del Ejecutivo español al incremento de aranceles anunciado por la Administración de Donald Trump. El Gobierno rechaza "enérgicamente" los incrementos arancelarios a un grupo de productos europeos que afectan de forma especial al sector agrícola español y confía en que en las próximas semanas EEUU entienda que es necesario un acuerdo, para quién, "para evitar dañar el espíritu de colaboración y entendimiento que caracteriza las relaciones bilaterales".
Si EEUU rechaza el diálogo, el Gobierno reaccionará "de forma inmediata con firmeza y claridad" en defensa de los intereses españoles activando todas las medidas legales disponibles en colaboración con la Comisión Europea (CE) y el resto de países de la UE. España pediría a la CE acciones inmediatas de respuesta frente a las subidas arancelarias, ya que el bloque comunitario tiene el derecho a imponer contramedidas superiores a cuatro millones de euros tras una decisión a su favor de la Organización Mundial de Comercio (OMC) de 2004 que nunca llegó a aplicar en toda su extensión”.

¡Qué fortaleza verdad! y ¿creen ustedes que estas declaraciones son competencia de un secretario de estado?, ¿dónde está el Presidente de Gobierno a al menos su Ministro de Exteriores o el de Agricultura?
Nuestro ministro se ha limitado a señalar que el próximo lunes 7 de octubre, se reunirá con las comunidades autónomas y el martes con los sectores agroalimentarios afectados (aceite de oliva, aceituna de mesa, vino, quesos, cítricos y carne de porcino) para trasladar una posición común en defensa de los intereses españoles. Ha mostrado su solidaridad con los sectores que se podrían ver perjudicados por estas medidas de retorsión de EE.UU. que “no están justificadas” y ha añadido que la postura del Gobierno de España es “clara y firme” en contra de estos aranceles adicionales. Ha reiterado que espera una solución favorable y que de lo contrario habría que analizar mecanismos de apoyo a los sectores afectados en el seno de la UE, si bien todavía continúa en la fase de negociación en referencia a la reunión del 14 de octubre en Ginebra.
¡Planas vete de una vez!
Recuerdas que hace ya meses te decíamos que “al parecer ni el agua para el riego, ni los problemas arancelarios con USA, ni la minoración de las ayudas directas de la PAC, ni la falta de forestación que sufrimos desde hace años, ni los desprecios franceses o mejor dicho sus exigencias, ni el abandono de la preferencia comunitaria en las importaciones de cítricos, ni la caída de los mercados agrarios, ni la inminencia del Brexit británico, ni el tratado Mercosur, ni, ni, ni… …son causa de preocupación para nuestros gobernantes agrarios, ocupados, eso sí, con los cumplimientos de la COP París o con los problemas de la Amazonía, con todos los dictados de la progresía, que como siempre levanta enredos inevitablemente seguidos por todos los demás. Y que muchos meses antes te recordábamos que “y tras las “aceitunas negras”, tema que tenemos aún sin resolver, en nuestro congelador ministerial y en el de la UE, el grupo alimentario Dcoop, el mayor productor mundial de aceite de oliva, ha mostrado su preocupación por la “grave” repercusión que podría tener en las ventas de este producto la propuesta de Estados Unidos de aumentar los aranceles a las importaciones de Europa al aceite y el vino. En concreto, si los aranceles se aplican sobre el cien por cien del valor del producto, el litro de aceite de oliva en los lineales de Estados Unidos puede pasar de los 10 o 12 dólares actuales a un rango de 20 a 25 dólares. Lo incomprensible es, según denuncia Dcoop, la poca preocupación existente sobre el tema. Tanto España como la UE, ignoran al parecer que, ya hay “un procedimiento abierto” sin que, en ninguna de las administraciones implicadas exista preocupación alguna, al parecer pasan del tema. ¡Ya vendrá el otoño y entonces vendrán los lamentos y las prisas que como siempre pagarán los productores!

 
Nosotros decíamos, con motivo de los acuerdos con MERCOSUR, estamos y siempre estaremos de acuerdo y defenderemos el ampliar el comercio internacional y romper cualquier limitación al mismo, pero, (en todos los temas siempre hay “algún” pero), no a cualquier precio y menos tratándose de la UE donde coexisten naciones con multitud de intereses y donde lo normal es que los países más industrializados terminen invariablemente por llevarse el “gato al agua”. No se puede, ni debemos permitir, sacrificar la agricultura mediterránea para vender coches alemanes e intentar colocar industria pesada centroeuropea en Iberoamérica, no, no se puede ni se debe, ni puede engañarse al productor agrario europeo con falsas promesas de compensación.
Y, como era absolutamente esperable, los franceses empiezan al parecer y como persistentemente ocurre, a separarse, sin retirarse de lo acordado.
“Francia todavía no está lista para ratificar el acuerdo comercial alcanzado entre la Unión Europea y el Mercosur, según anunció este martes 2 la portavoz del Gobierno francés, Sibeth Ndiaye, con lo que enfría el optimismo de muchos dirigentes, incluidos los españoles, y deja en el aire un acuerdo que cada vez provoca más rechazo en el sector agro-ganadero español. “Vamos a mirarlo en detalle y en función de esos detalles, decidiremos. Por el momento, Francia no está lista para ratificar” el tratado, señaló Ndiaye en una entrevista en el canal informativo “BFM TV”.
Para la portavoz gubernamental, los países del Mercosur (Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay) deberán dar garantías a Francia para que ratifique el acuerdo, como ya sucedió con Canadá antes de rubricar su acuerdo comercial con la UE, el llamado CETA”. O sea que Francia exigirá garantías adicionales para firmar el Acuerdo como ya hiciera con el CETA y España qué, ¿aceptará sin más lo acordado, que como ya sabemos es absolutamente perjudicial para grandes sectores de nuestra agricultura y ganadería? Esperemos que no. ¡Y Planas de vacaciones!

 
Y en enero del pasado año, insistíamos en nuestras posiciones.
“Va ya para más de medio año desde que, el 12 de julio del pasado año, el Departamento de Comercio de los EE.UU inició una investigación antidumping sobre las importaciones de aceitunas negras españolas  imponiéndonos, dicen como medida preliminar y de forma provisional, desde el pasado 28 de noviembre, un arancel del 4,47% sin que hasta el momento ni las peticiones de nuestra administración, ni las correspondientes de los Comisarios de Comercio y Agricultura de la UE hayan tenido ninguna respuesta. ¡Y nosotros mientras, señora ministra, con estos pelos!
… …Sepan todos que, cada día que pasa, el daño para el sector aceitunero español es mayor y las consecuencias para todos los sectores europeos son impredecibles”. “En cualquier caso, a pesar de estos nuevos aranceles que son provisionales seguimos confiados que en las decisiones finales de las investigaciones se impondrá la razón y se demostrará que las importaciones de España no causan daño material ni son una amenaza para la industria californiana cuyos problemas tienen otros orígenes muy diferentes”. El Departamento de Comercio de los EE.UU ha respondido sin dudar y con una rapidez inusitada a la demanda del sector aceitunero de California contra la importación de aceituna negra de España porque los productores de aceituna negra de California consideran que las subvenciones agrícolas de la UE permiten a la industria española vender a precios tan competitivos en EEUU.
Cuidado con el tema porque, la aplicación preliminar de estas nuevas medidas anti-dumping agrava la situación ya existente, los nuevos aranceles se añaden a los ya impuestos en el procedimiento anti-subvenciones y así se vuelven a cuestionar, una vez más, todas las ayudas directas de la PAC europea, lo que presupone un gravísimo problema que la UE debe atajar de inmediato.
Nosotros, que somos partidarios de la mayor libertad comercial posible, porque creemos que el comercio engrandece a sus participantes y que cualquier limitación nos empobrece a todos, pensamos que la unilateralidad practicada en este caso, como en otros muchos que venimos padeciendo, es inadmisible, la practique quien la practique.
Y qué hacer… … pues de momento responder de la misma manera y por ejemplo exigir a la UE y a nuestras autoridades, afectadas directamente con el problema, al Mapama y al Ministerio de Comercio, que tomen de inmediato medidas contra las exportaciones de almendras americanas a España.
Las almendras de California, también recibe ayudas USA, no directas, pero sí indirectas para el gasóil y/o los productos fitosanitarios por lo que los californianos están vendiendo a precios inferiores a sus costes reales.
Son ayudas encubiertas ante las que la UE debería tomar cartas en el asunto porque están permitiendo que tengan unos precios más competitivos que repercuten a la baja en las cotizaciones españolas”, según ha señalado, con total oportunidad, el responsable nacional de Frutos Secos de UPA.
La UE debe "comenzar a controlar el mercado de la almendra de California, porque ahora nadie se hace”. Por ejemplo, “en las importaciones de almendra molida, se desconoce lo que se está importando y así se están hundiendo los mercados nacionales, es necesario imponer más controles, no solo a nivel europeo sino nacional porque se está vendiendo almendra americana como almendra española cuando tiene mucha menos calidad”.
Y… …pues que nadie tomó ninguna medida.

 
Y ahora sí parece que el mundo agrario está comprendiendo lo que ocurre y así, tal como veníamos afirmando, las Organizaciones Profesionales agrarias al fin opinan que:
- “los agricultores y ganaderos españoles vuelven a ser las principales víctimas colaterales del conflicto comercial que está orquestando el magnate Donald Trump. Tal y como se supo en el día de ayer, Estados Unidos pretende imponer aranceles del 25% a productos alimentarios de España, Francia, Alemania y el Reino Unido, especialmente, pero también de otros muchos países de la UE. UPA.
- “si no podemos permitir que nuestra agricultura sea moneda de cambio en acuerdos comerciales con países terceros, menos aún vamos a tolerar que nuestro sector sea el rehén indefenso en las guerras comerciales entre las potencias mundiales”. “Resulta paradójico que se decida sancionar a las producciones agroalimentarias con un arancel del 25% como consecuencia de unas subvenciones comunitarias a Airbus y el arancel para los productos aeronáuticos sea tan solo del 10%”. ASAJA.
- “resulta totalmente injusto y desproporcionado que, una vez más, el sector agrario sea el pagano de una guerra comercial de la UE que no tiene nada que ver con el campo español. Acabamos sufriendo las consecuencias de los acuerdos con terceros países, caso del reciente MERCOSUR, como de los desacuerdos, en este caso en un conflicto que tiene su origen en el sector aeronáutico. Exigimos a las autoridades comunitarias y al gobierno español que protejan los intereses de nuestra agricultura con una solución rápida y equilibrada para evitar que este conflicto acabe pasando un nueva y costosa factura a nuestros agricultores y ganaderos” COAG. 

¿Y ahora que hay que hacer?
Ahora es el momento de dejarnos de “globalizaciones y demás zarandajas” y exigir que nuestro gobierno sea un gobierno que responda prioritariamente a nuestras necesidades, que no siempre coinciden con las europeas, y sigan la senda de franceses, alemanes, italianos e ingleses… … que siempre anteponen sus necesidades nacionales.
Los USA, como ejemplo paradigmático siempre reaccionan ante sus problemas agrarios de forma directa, mientras los europeos y más concretamente los españoles seguimos creando comisiones y practicando “el diálogo” y la espera, como armas arrojadizas ante nuestros competidores. ¡Qué pena!
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de cronicaeconomica.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
cronicaeconomica.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Aire Libre

Sobre el nuevo Presidente de Gobierno.

Sobre el Golden Rice.

Las perlas agro-ambientalistas de la Amazonía.

Las cotorras argentinas de Madrid.

La deuda pública alcanza el 98 % del PIB

Somos Globalistas o no lo somos… …

Una próxima campaña, dicen verde, plena de incertidumbres y nubarrones

Sobre la nueva cumbre del Clima de la ONU.

El nuevo Comisario agrario de la UE

Pedro, ¡cómo te prestas a este teatro!

© Copyright CRÓNICA ECONÓMICA, S.L. 2019 | Suscríbete al boletín | Mapa web | Contacto | Publicidad | Política de cookies | Política de privacidad | Estadísticas | RSS
Celindas, 25. 28016 Madrid.