Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?

Suscríbete a nuetro boletín gratuito
Está usted en: Agrolibre > Aire Libre

Las perlas agro-ambientalistas de la Amazonía.

El pasado viernes, 18 de octubre, la Santa Sede dio a conocer los informes de los 12 círculos menores del Sínodo Especial para la Región Panamazónica que se celebra del 6 al 27 de octubre en Roma, sobre el tema Nuevos Caminos para la Iglesia y para una Ecología Integral.

Actualizado 31 octubre 2019  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter 
 Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Enviar  |  
Comentarios 0
Redacción Agrolibre
  
Los principales temas tratados en los cinco grupos de habla española trataron sobre: “la ecología integral y la conversión ecológica, la defensa de los derechos de los indígenas, los jóvenes, la vida consagrada, un modelo de economía solidaria para la ecología integral, un programa de Educación Intercultural Bilingüe o la instauración del ministerio oficial de la mujer en la Iglesia y sobre ellos ya se han cerrado las propuestas correspondientes.
Durante estos círculos menores, los miembros del Sínodo se han dividido en grupos según las diversas lenguas y como ya hemos señalado, han sido 5 los grupos de estudio y discusión en español.
Los informes realizados por los mismos fueron leídos en Asamblea Plenaria el pasado 17 de octubre de 2019, durante la XIII Congregación General de la Asamblea Especial del Sínodo, en el aula nueva del Sínodo.
Posteriormente el padre Giacomo Costa, secretario de la Comisión de Información del Sínodo, explicó a los periodistas, en la presentación de los informes-resúmenes en la Oficina de Prensa del Vaticano que, los resultados de estas discusiones no representan, ¡menos mal! decimos nosotros, todavía “la perspectiva del Sínodo”. En esta etapa, dijo, los participantes siguen expresando sus “pensamientos y observaciones personales”, mientras que el Sínodo sigue “considerando la contribución de todos”.
Los informes se utilizarán para establecer las propuestas que se presentarán al Papa Francisco: luego serán votadas por la asamblea una por una y el Vaticano publicará las propuestas con el porcentaje de votos para cada una. El Papa Francisco hará entonces lo que considere conveniente con estas propuestas. Los trabajos sinodales por grupos comenzaron el pasado 10 de octubre. A partir del próximo lunes, 21 de octubre, de cara a la última semana de la Asamblea sinodal, se dedicará a recibir el proyecto del documento final, discutirlo, y finalmente el sábado 26 se votará, concluyendo la Asamblea el domingo 27 se clausurará.
Técnicamente las aspiraciones que se proponen se basan en la visión que hoy predomina en los ambientes vaticanistas.
Todos o casi todos los vaticanistas actuales, como ya hemos reseñado en reiteradas ocasiones, son contrarios al desarrollo económico occidental y por qué no decirlo, decididamente anticapitalistas. Para muchos de nosotros resulta incomprensible sostener estas posiciones, tras haber comprobado la triste realidad de lo ocurrido en el último siglo, en los países socialistas y comunistas y por el contrario el magnífico desarrollo obtenido en el mundo denominado libre con el sistema que hoy se condena desde el mundo romano, pero… …doctores tiene la Santa Iglesia o no…
Pero qué le vamos a hacer. La Iglesia que, al menos nosotros hemos conocido y en la que hemos sido educados y nos hemos desarrollado, jamás ha caminado por los falsos senderos de la progresía y cuando se ha movido ha sido con un arraigo total sobre las bases de sus movimientos. Nunca se ha tirado al ruedo de la improvisación y siempre ha presumido de la necesidad de ser más que solidarios, ser caritativos porque, aunque hoy parezca lo mismo, no lo es ya que, en la caridad no existe subvención alguna. Vean ustedes mismos la ¡modernidad! de lo que se nos dice y comprueben las medidas que, (se nos quiere hacer comulgar con unas ruedas de molino), se nos proponen intentando emular, ¡qué irracionalidad!, a unos seres humanos que viven aún, para su desgracia, en más o menos la edad de bronce europea.
Mediten sobre las propuestas que les entresacamos a continuación, propuestas que parte de la Iglesia Católica, la reunida en el Sínodo de la Amazonía, nos proponen para, entre otras cosas, no cometer “ecocidio”, en el futuro desarrollo sostenible de nuestro mundo rural:
“…
.  Se constata una vez más que estamos en emergencia ante la crisis ecológica, que a su vez es fruto de la crisis antropológica, el ser humano desordena lo creado provocando la crisis que involucra a toda la creación.
.  La conversión ecológica, lleva a la Iglesia asumir su rol profético, denunciando la violación de los derechos humanos de las comunidades indígenas y la destrucción del territorio amazónico por el extractivismo y otras malas prácticas que vulneran los derechos de los pueblos y la naturaleza.
Se propone que los nueve países de la Panamazonía, busquen nexos eficaces para estar más conectados y que desde el Sínodo se proponga la realización de LA SEMANA DE LA CREACIÓN, para crear una verdadera conciencia de conversión ecológica en todos.
.  Otras propuestas tienen que ver con la implementación de la cátedra de “Ecología integral”; la integración de los saberes tradicionales de los pueblos indígenas ancestrales en salud, alimentación y otros;; establecer diálogos con el ámbito de la economía para favorecer y fortalecer todas las prácticas sostenibles y amigables con el cuidado de la casa común; revisar, además, los hábitos de cultivos de nuestros campesinos y colonos andinos para integrarlos dentro de las buenas prácticas de las “chacras indígenas” en una visión más integral; incentivar todas las acciones de reparación significativas y alternativas que nos lleven a la protección de la casa común y promover una pastoral juvenil ecológica que lleve a los niños y jóvenes a conocer sus tradiciones y amar y cuidar la tierra.
. De ahí la insistencia en propuestas que lleven efectivamente a un cambio de paradigma en nuestra relación con los hermanos, sobre todo los pobres y la hermana tierra: “Escuchar el clamor de los pobres y de la tierra”.
. Hechos de tierra (humus – homo / Adamáh – Adam) estamos interconectados en ella con todas las demás creaturas; responsables del cuidado de este jardín (génesis) descubrimos que el pecado se instala precisamente cuando esa relación se pervierte tornándose autorreferencial y antropocéntrica.
En la Amazonia la degradación de la casa común es evidente y amenaza todas las formas de vida. Los problemas de la destrucción de medio ambiente no son producto sólo de la codicia internacional, sino también de la acción de gobiernos y dirigentes que, guiados por fuertes intereses económicos expolian los territorios amazónicos desconociendo los derechos de sus habitantes originales y tradicionales. Esa corrupción llega – en ocasiones – hasta las comunidades regionales y locales, sean ellas urbanas, campesinas o indígenas, bajo la expectativa de beneficios abundantes, fáciles y rápidos.
La inmensa riqueza de la amazonia hace más gritante la creciente miseria de los empobrecidos. Si la Iglesia no levanta la voz será omisa ante este pecado (ecocidio). Tal vez no podamos ahora derrotar el modelo desarrollista que impera, pero sí tenemos la necesidad de tener y dejar claro el: ¿dónde nos ubicamos?, ¿al lado de quién estamos?, ¿qué perspectiva asumimos?
No somos especialista en técnicas o en análisis científico, pero si somos y debemos ser cada vez más especialistas en humanidad porque sentimos, conocemos y compartimos los problemas desafíos de los pobres, y colaboramos en la búsqueda de alternativas. No somos científicos sino pastores y profetas. Y nuestro papel también es denunciar lo que no está funcionando.”
.  Es necesario contemplar el inmenso conjunto de formas de vida en el planeta interrelacionadas todas entre sí, de manera que practiquemos una ecología integral y un modelo de economía solidaria, autosustentable, enraizada en el buen vivir amazónico, con formas de producción y consumo que mantienen la selva en pie conservándola y enriqueciéndola. Vale la pena proponer su modelo de agro-ecología bio-productiva y orgánica, beneficioso para comunidades indígenas y muchos pequeños productores, con menor impacto ecológico y mayor beneficio social.
. Su territorio lo consideran sagrado porque ahí se vive el “buen vivir” que es armonía con uno mismo, con la creación, con los otros pueblos y con el Dios creador. En su cosmovisión están presentes los cuatro elementos vitales: fuego, aire, tierra y agua; para llegar a la vida en abundancia. Se sienten creaturas que experimentan al Dios creador, así como experimentan el grito de la tierra y de los pueblos crucificados y la fuerza, luz y esperanza de Jesús resucitado. Por tanto, hemos de conocer, valorar y respetar la espiritualidad de cada pueblo. Y aprender de esta espiritualidad para impulsar la Iglesia con rostro amazónico.
.  La Iglesia, aliada de los pueblos indígenas, campesinos y urbanos en la defensa de la vida, de sus territorios y de sus derechos al agua, al aire, a la educación desde su cultura, a la seguridad alimentaria, a la salud y a la consulta previa, informada y libre para la explotación extractiva de sus territorios (OIT, 169), sabe que estos derechos muchas veces no se respetan. Por ello, nos parece útil proponer la creación de un observatorio socio – pastoral panamazónico en coordinación con el CELAM, las comisiones de justicia y paz de las diócesis, la CLAR y la REPAM.
. Con atención particular a los Pueblos indígenas en aislamiento voluntario (PIAV), es preciso respetar su derecho a vivir como pueblos libres en sus territorios, y que se controlen las intromisiones de madereros, cazadores y de empresas extractivas para garantizar su salud.
... …”
Esperemos que, tras pasar por las manos del Papa Francisco, de todo esto, ¡no quede absolutamente nada!
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de cronicaeconomica.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
cronicaeconomica.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Aire Libre

Planas ha vuelto… …hasta cuándo.

El corrupto mundo de las nuevas energías renovables.

Un interesante análisis de la "Unión de Uniones" sobre la futura PAC

Al fin España ha logrado ser la cabeza del pelotón europeo.

Sobre el nuevo Presidente de Gobierno.

Sobre el Golden Rice.

Las cotorras argentinas de Madrid.

La deuda pública alcanza el 98 % del PIB

Somos Globalistas o no lo somos… …

Y ahora, qué hay que hacer…

© Copyright CRÓNICA ECONÓMICA, S.L. 2019 | Suscríbete al boletín | Mapa web | Contacto | Publicidad | Política de cookies | Política de privacidad | Estadísticas | RSS
Celindas, 25. 28016 Madrid.