Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?

Suscríbete a nuetro boletín gratuito
Está usted en: Ocio > Cultura

El origen medieval de la música europea (siglos IX-XV)

El origen de la música europea no puede situarse antes de la aparición de la notación escrita, en torno al siglo IX. El ciclo de conciertos "El origen medieval de la música europea" organizadopor la Fundación March recorre diferentes hitos geográficos históricos y musicales que tuvieron lugar durante el medievo.

Actualizado 24 noviembre 2019  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter 
 Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Enviar  |  
Comentarios 0
Redacción Ocio
  
El concierto de los días 29 y 30 de noviembre se centra en el París de los siglos XII y XIII, cuando la recién construida catedral de Notre Dame se convirtió en un símbolo del nuevo orgullo urbanita y aglutinó a un movimiento musical que hizo de la polifonía su principal seña de identidad.
Viernes 29 de noviembre
Sábado 30 de noviembre

19:00 horas
Notre Dame y el origen de la polifonía (siglos XII-XIII)
La construcción de la catedral de Notre Dame de París se prolonga desde 1163 hasta 1345. La ciudad, convertida en capital del reino francés a finales del siglo XII, ve florecer su universidad a mediados del XIII y llega a convertirse en una de las urbes más pobladas de Europa. En todo el continente las ciudades experimentan un crecimiento sin precedentes, al tiempo que acogen a una incipiente clase artesana. En diversos núcleos urbanos surgen studia y universidades que ofrecen formación a clérigos y laicos. Por otra parte, aunque la Orden del Císter alcanza ahora su apogeo, es en este momento cuando surgen las órdenes mendicantes, que trasladan su terreno de acción desde el campo a la ciudad. En este contexto, las catedrales acogen un sinfín de eventos que van más allá de lo meramente religioso y se convierten en símbolos del orgullo urbanita. En el caso parisino, la catedral llegará a convertirse en un polo de atracción para los músicos, que compiten por otorgar un carácter cada vez más suntuoso a la liturgia. Y, en consonancia con este objetivo, desarrollan una escritura polifónica basada en un sistema de notación rítmica coherente y racional, que permite levantar complejos edificios sonoros cuya interpretación está ya solo al alcance de intérpretes profesionales. El organum a dos, tres y hasta cuatro voces dispuestas sobre una melodía gregoriana en notas largas será la forma utilizada por la Escuela de Notre Dame para engrandecer las celebraciones religiosas. Además, maestros como Léonin (Leoninus) o Pérotin (Perotinus) desarrollan nuevas formas como el conductus (que sirve para acompañar las procesiones y cuyas melodías no proceden del repertorio litúrgico) o el motete (desarrollado a partir del siglo XIII, el que conviven simultáneamente varios textos, a veces en distintos idiomas)
Discantus es un conjunto vocal femenino especializado en repertorio medieval, desde las notaciones más tempranas a la polifonía de inicios del Renacimiento. Fundado a comienzos de los noventa y dirigido por Brigitte Lesner, ha participado en los principales festivales de música medieval y renacentista.
La música en Notre Dame de París: codificando el ritmo
Carmen Julia Gutiérrez
En 1163 el obispo Maurice de Sully y el papa Alejandro III celebraron la ceremonia de colocación de la primera piedra de la catedral de Notre Dame de París. En 1182, concluido el coro y parte del crucero, se consagró el altar mayor y, aunque las obras continuaron durante más de cien años, ya existía entonces en la catedral una schola cantorum cuyo maestro de capilla era el encargado de componer el repertorio para las fiestas más importantes. Sabemos el nombre de dos de estos maestros: Leoninus y Perotinus. Quizá obtuvieron el título de "Magister" que les dan las fuentes en la propia escuela catedralicia de París, de enorme fama en la época, donde enseñaban Guillermo de Champeaux, Pedro Abelardo, Pedro Lombardo o Hugo de San Víctor, y a la que acudían estudiantes de toda Europa a estudiar teología, pero también derecho, medicina y artes liberales −el Trivium y el Quadrivium−, que incluyen el estudio de la música.
La necesidad creativa de los maestros de capilla de componer obras cada vez más impresionantes para el culto y del conocimiento teórico impartido en la escuela catedralicia nace un sistema de organización del ritmo, los "modos rítmicos", basado en la combinación de dos valores (larga y breve) que componen una serie de patrones basados en los pies métricos de la poesía greco-latina (troqueo, yambo, dactílico…). Ese esquema métrico se aplica a un repertorio que reelabora el gregoriano en polifonía a dos, tres y hasta cuatro voces, de forma que es difícil percibir las palabras sagradas, ocultas por capas de música con novedosas armonías y ritmos hipnóticamente repetitivos que crean un efecto que debió resultar muy impactante en la enorme catedral recientemente devastada.
Profesora de Musicología en la Universidad Complutense de Madrid desde 1997, Carmen Julia Gutiérrez ha centrado su investigación en la música medieval. Licenciada en Musicología por la Universidad de Oviedo y en Filología Románica por la de Granada, se especializó en Paleografía Musical en la Universidad de Pavía. Ha trabajado en los conservatorios superiores de Córdoba y Granada, y en las universidades de Oviedo, Granada y Erlangen (Alemania).
EL RESTO DEL CICLO
6 y 7 de diciembre de 2019
LA FLORENCIA DE DANTE, PETRARCA Y BOCACCIO (SIGLO XIV)
31 de enero y 1 de febrero de 2020
FLANDES, LA PLENITUD DE LA POLIFONÍA (SIGLO XV)
28 y 29 de febrero de 2020
EL PAGANISMO EN EL NORTE DE EUROPA (SIGLOS VIII-XI)
27 y 28 de marzo de 2020
BUDA ENTRE CRISTIANOS (SIGLOS XI-XVI)
15 y 16 de mayo de 2020
EL ARS SUBTILIOR Y LA MÚSICA DEL GRAN CISMA (SIGLOS XIV-XV)
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de cronicaeconomica.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
cronicaeconomica.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Cultura

La mirada contundente, compleja y misteriosa de Chamorro

La mejor fotografía japonesa desde los 50 hasta la actualidad

"Tiempo detenido" los trabajos de 42 profesionales

Thyssen-Bornemisza primera exposición del otoño

Petrit Halilaj en el Palacio de Cristal

Vuelve el cine de verano al Reina Sofía

Fundación Telefónica y Photoespaña lanzan "el valor de la imagen"

Aperitivos Thyssen: arte y música en el museo

Mapfre y su programación de otoño

50 ciudades inauguran las exposiciones Photoespaña 2020

© Copyright CRÓNICA ECONÓMICA, S.L. 2020 | Suscríbete al boletín | Mapa web | Contacto | Publicidad | Política de cookies | Política de privacidad | Estadísticas | RSS
Celindas, 25. 28016 Madrid.