Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?

Suscríbete a nuetro boletín gratuito
Está usted en: Historia > Historia
El preceptor de Felipe II y la Leyenda Negra

Fray Bartolomé de Las Casas

La "Leyenda negra española" tiene varios orígenes. Bartolomé de Las Casas, religioso español - preceptor del príncipe que luego será Felipe II- y Obispo de Chiapas –actual México- es considerado uno de los orígenes de la Leyenda Negra en la colonización española, gracias a su escrito "Brevísima relación de la destrucción de las Indias"

Actualizado 4 diciembre 2019  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter 
 Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Enviar  |  
Comentarios 0
Gonzalo Fernández.de.Navarrete y González.Valerio
  
La base de este artículo es un texto que presenté en la facultad hace pocos años, y pretende explicar de modo resumido los motivos por los que un súbdito privilegiado de la monarquía española, nacido en la Península Ibérica, como Bartolomé de las Casas, que fue partícipe de la colonización primero como soldado,  y luego como religioso –nombrado obispo en la Nueva España por las autoridades de la Monarquía Española- escribió un texto con denuncias sobre la colonización  “a sus patrones” y alcanzara una enorme difusión en los últimos cinco siglos.
 
 
La historia moderna de España es indisociable en su imagen actual de la de su pasado como primera estructura política del mundo occidental entre 1492 y1824- durante 333 años por lo menos….
 
Hay ciertos textos que han sido muy relevantes en la conformación de esa imagen que fue utilizada por los enemigos de España para combatirla desde un punto de vista propagandístico, aunque en su origen los objetivos del autor fueran totalmente distintos de para los que luego fueron utilizados.
 
En 1552 se publicaba una obra que de modo abreviado ha pasado a la historia como Brevísima relación de la destrucción de las Indias”.
 
En sus líneas –entre otras muchas acusaciones a los colonizadores a los que pertenecía- se podía leer las siguientes gravísimas acusaciones escritas por Bartolomé de Las Casas:
 
 
En estas ovejas mansas, y de las calidades susodichas por su Hacedor y Criador así dotadas, entraron los españoles, desde luego que las conocieron, como lobos e tigres y leones cruelísimos de muchos días hambrientos. Y otra cosa no han hecho de cuarenta años a esta parte, hasta hoy, e hoy en este día lo hacen, sino despedazarlas, matarlas, angustiarlas, afligirlas, atormentarlas y destruirlas por las extrañas y nuevas e varias e nunca otras tales vistas ni leídas ni oídas maneras de crueldad, de las cuales algunas pocas abajo se dirán, en tanto grado, que habiendo en la isla Española* sobre tres cuentos de ánimas que vimos, no hay hoy de los naturales de ella doscientas personas.
 
[*Actualmente la isla Española acoge a República Dominicana y Haiti, y fue el primer asentamiento permanente de los españoles en las Indias Occidentales]
 
 
¿Y quién era Bartolomé de las Casas para hacer esas acusaciones?
 
A modo de breve introducción, Fray Bartolomé de las Casas fue un Dominico Español que llegó a ser arzobispo de Chiapas. Ha pasado a la historia como el “defensor de los indios”
 
 
Su  Brevísima relación de la destrucción de las Indias” se publica 1552 - aunque se redacta entre 1540 y 1542 como documento interno,-durante la época de consolidación de la colonización de la Monarquía Hispánica  de las Indias occidentales bajo Carlos I – Carlos V- y con el príncipe Felipe –posterior Felipe II-  como responsable del Consejo de Indias que regía toda la administración y también las órdenes religiosas en los territorios españoles
 
 
La “Leyenda Negra”
 
En la conformación de la imagen exterior de España (o imágenes, pues no es ni la misma en todos los países ni en todos los momentos históricos), se han ido sumando en el tiempo diferentes eventos históricos. Junto con los propios hechos -que con arreglo a la naturaleza humana sabemos que pueden ser interpretados y valorados de forma muy distinta según los objetivos y valores de quien los describa-  hay asimismo una percepción general que se va creando en la mente tanto de los extranjeros, como también en la mente de los propios individuos que conforman  internamente la unidad política de la Monarquía Española, y que es influida por la comunicación o propaganda que de los hechos históricos se haga.
 
 
Manuel Lucena Giraldo considera que han sido fundamentalmente 3 los momentos principales de esa imagen desde que comienzan a conformarse los estados-nación en el mundo:
 
            - La imagen correspondiente a los siglos XVI y XVII con mezcla de hegemonía de la Monarquía Hispánica y Leyenda Negra asociada de esa imagen.
 
            - Posteriormente en el siglo XVIII con los filósofos franceses comienza a consolidarse lo que será la imagen romántica de España en el SXIX, que autores como Lucena Giraldo han denominado la “leyenda Amarilla” y que se extiende en cierto modo hasta el final del franquismo.
 
            - Por último el periodo de la “España normalizada” tras la Transición democrática en que se mantienen sin embargo, tanto a nivel interior como exterior,  estereotipos arcaicos heredados de las épocas anteriores
 
Uno de los elementos que ha sido esencial en la imagen exterior, y que de nuestros días sigue siendo relevante de la imagen - o imágenes-  de España, es el predominio tanto europeo como del mundo occidental ejercido por la Monarquía Hispánica en los siglos XVI y XVII.
 
El predominio europeo, que se basa tanto en la expansión iniciada por la Corona de Aragón por el mediterráneo, especialmente en territorios de la actual Italia,  Nápoles y Sicilia, y la expansión a Milán ya en épocas posteriores,  como en la llamada “herencia envenenada” de Felipe el Hermoso en Flandes y Borgoña, viene a ser completada por la política expansiva y guerras de religión en el Imperio germánico del que Carlos I de España es elegido emperador Carlos V en el Sacro Imperio. En estos siglos XVI y XVII, la Monarquía Hispánica pasa a desarrollar una primacía europea económica y militar que es temida y odiada por el resto de reinos y príncipes europeos.
 
En el Nuevo Mundo, la progresiva consolidación de un imperio ultramarino formalmente adscrito a Castilla por las capitulaciones de Santa Fé firmadas entre la reina Isabel I de Castilla y Cristóbal Colón en 1492, en las tierras que serán denominadas con posterioridad  las Indias Occidentales, (así como en Asia en las Islas Filipinas y aledañas), permite a través de la extracción de oro y plata financiar la política de guerras europeas de Fernando el Católico, Carlos V y luego Felipe II, lo que generará temores y odios hacia la hegemonía de la Monarquía Hispánica que muchos enemigos querrán combatir.
 
 En esta época de los siglos XVI y XVII se fragua lo que posteriormente será denominado “Leyenda Negra”. La obra de la cual se extracta este texto es quizás el texto más utilizado para propagarla y difundirla en los siglos siguientes.
 
La obra “Brevísima relación de la destruición [o destrucción] de las Indias”,  impresa en 1552, (pero redactada en 1542 como veremos más adelante). Su autor, el Dominico español Fray Bartolomé de Las Casas cuyos textos han sido más utilizados para crear la denominada “Leyenda Negra”  española, término acuñado ya en el siglo XX por Julián Juderías:
 
 
“Por leyenda negra entendemos el ambiente creado por los fantásticos relatos que acerca de nuestra patria han visto la luz pública en todos los países [….] las acusaciones que en todo tiempo se han lanzado contra España, fundándose para ello en hecho exagerados, mal interpretado o falsos en su totalidad”..
 
Según Ricardo García Cárcel y Lourdes Mateo Bretos “El dominico Bartolomé de las Casas fue, a través de su libro ´Brevísima Relación de la destrucción de las Indias´, el impulsor de la imagen de que la conquista de América había sido realizada por los españoles con una crueldad inhumana”.
 
Para comprender bien por qué surge el texto de denuncia en la Brevísima relación de la destrucción de las Indias” de Bartolomé de Las Casas, y su incidencia posterior en la imagen exterior de España, analizaremos brevemente cuál era su objetivo inicial, cual es el contenido del mismo, cuáles son sus efectos internos en el gobierno de la Monarquía y como es utilizado por los enemigos de la entonces hegemónica Monarquía Hispánica, personalizando ya sea en el monarca de turno, en toda España o en los españoles,  las responsabilidades que atribuyen a su acción colonizadora.
 
 
Estos elementos de crítica que se trasladan a la imagen exterior, acaban regresando a la imagen interior que los propios españoles de “ambos hemisferios” o súbditos de la Monarquía  tienen de su propio gobierno y propias obras hasta principio del siglo XIX. Estos mitos que conforman la imagen o imágenes de España han llegado a conformar estereotipos basados en esencialismos y determinismos que muchas veces no aguantan un estudio histórico minucioso y comparado.  En el caso de España es especialmente importante comprender los hechos y cómo influyen en la conformación de una imagen,  porque como afirma Carmen Iglesias “esa imagen que ´los otros´ se han formado de nuestra historia colectiva ha repercutido especialmente en la propia percepción que los españoles de diferentes épocas han tenido respecto a su propio pasado o a la repercusión de este pasado sobre su presente”.
 
 
Quién es Las Casas y el contexto en que surge la Brevísima relación de la destrucción de las Indias”.
 
Fray Bartolomé de Las Casas – también llamado  “Casaus” en algunos escritos- , fue un Dominico español que participó todavía como soldado expedicionario en 1502 en la Isla de La Española – Santo Domingo- primer territorio avistado y poblado por los españoles en el Nuevo Mundo. .
 
Las Casas fue considerado “Varón apostólico y el más zeloso de la felicidad de los Indios” según figura en el grabado con su imagen conservado en la Biblioteca Nacional de Madrid.
 
 
 En 1514, a los doce años de su llegada al nuevo mundo “empezó Las Casas a reaccionar contra los abusos cometidos por los españoles en perjuicio de los Indios.”
 
No fue Las Casas el primero. Ya desde 1511 fray Antonio Montesinos “había denunciado la cruel e injusta servidumbre impuesta a los indios por los colonos de la Española”.
 
Tras su incorporación a la orden religiosa de los Dominicos, dónde acabará siendo Obispo de Chiapas, Las Casas viene a ser uno de los partícipes que van a conformar lo que parte de historiografía española actual ha denominado “la Doctrina española de los Derechos humanos”. Considera José Manuel Pérez-Prendes que a partir de principios del siglo XVI:
 
 “[…] se desenvolvió, en España primero y en la América española después, una amplia y continuada labor de enjuiciamiento ético-jurídico de los grandes fenómenos socio-económicos [...]” “Pero fue sobre todo al incluir en su temática un ardiente juicio ético de la colonización española en territorio americano […] donde más tuvo ocasión de vertebrarse esa importante corriente de opinión crítica.”
 
Y continúa Pérez-Prendes::
 
“Ese dilatado conjunto de opiniones, tuvo como autores a gentes tan diversas como pueden ser entre sí teólogos, juristas, misioneros y cronistas. Sostuvo importantes debates públicos con sus contradictores, como en el caso de Las Casas-Sepúlveda.”.
 
En cuanto a la comprensión de los escritos de Las Casas y su estilo, que como hemos mencionado vienen a conformar esa corriente incipiente española de los Derechos humanos, es importante distinguir la diferente tipología a través de la categorización de fuentes que hace el autor:
 
“a) Escritos  de origen analítico, concebidos como una reflexión académica, construida en sede Universitaria, en los que se someten a crítica los postulados que apoyan la expansión colonial. El ejemplo  más significativo de éste grupo sería la “Relectio prior de Indis” de Francisco de Vitoria.
 
b) Memoriales de combate contra la práctica de la ocupación y explotación colonial, redactados por observadores ajenos al ejercicio activo o pasivo de esas actividades. Corresponde a este modelo la producción ejemplificable en la “Brevísima relación de la destrucción de las Indias de Bartolomé de Las Casas. […]
 
En este término de combate coincide André Saint-Lu “La obra escrita de Las Casas [...] se caracteriza por una evidente unidad de inspiración y finalidad, no siendo más toda ella que un modo de acción […] al servicio del combate por la defensa de los indios” e insiste luego “tratándose de un arma de combate [...]
 
Por lo tanto Las Casas queda adscrito a una voluntad de defensa de los indios, participando en unas polémicas ético-jurídicas con otros religiosos y juristas, con voluntad de movilizar e influir en el gobierno de la Monarquía sobre los territorios conquistados – con una voluntad de impresionar al lector e incitarle a la acción, y no con una voluntad de ser especialmente objetivo ni ponderado. El objetivo principal no era por lo tanto denigrar a la Monarquía Hispánica, aunque el escrito fuera ampliamente utilizado con posterioridad para hacerlo.
 
 
La “Brevísima”: un texto solicitado por el futuro Felipe II.
 
Aunque en la fecha de publicación de la  Brevísima relación de la destruición [o destrucción] de las Indias figura 1552, lo cierto es que este texto se fragua en 1540, y se produce en 1542, en el ámbito de la discusión de las leyes de Valladolid. Según figura en el “Argumento del presente Epítome” se explica -en lengua española de la época- cómo se le solicita a Bartolomé de Las casas por las autoridades españolas del Consejo de indias que tramitaban las leyes de defensa de los Indios, que escriba sus reflexiones en un documento:
 
 “[…] el obispo don Fray Bartolomé de Las Casas o Casaus, la vez que vino a la corte después que fraile [en 1540]  a informar al Emperador nuestro señor (como quien todas [las matanzas y estragos] bien vistas había ) y causando a los oyentes con la relación dellas una manera de éxtasi y suspensión de ánimos, fue rogado e importunado que destas postreras pusiese algunas con brevedad por escripto.”
 
Por lo que se le solicita “pusiese algunas con brevedad”: de ahí el título de Brevísima que puso a su documento Bartolomé de las Casas .
 
Es decir que tanto la obra como su título se corresponden con un encargo realizado por el entorno Emperador Carlos V (Carlos I) y que Bartolomé de Las Casas acaba presentando al príncipe Felipe, futuro Felipe II, que estaba a cargo del Consejo de Indias mientras era príncipe: acordó presentar esta suma de lo que cerca desto escrivió al Príncipe [Felipe] nuestro señor, para que su alteza fuese en que se las denegase [las nuevas licencias para expediciones al Nuevo Mundo]”.
 
 
Una vez comprendido que Bartolomé de Las Casas no fue un hombre aislado ni un “llanero solitario” que luchaba contra el poder colonial, sino un obispo español, un hombre del gobierno de la Monarquiía, Bartolomé de las casas fue también preceptor de Felipe II, una persona escuchada y respetada en la corte de Carlos I y Felipe II, es entonces mucho más sencillo entender su voluntad de influir en la política y legislación de la Monarquía Hispánica y la función de sus textos y su estilo de redacción:
 
 
“Sus gestiones [de De Las Casas] en la corte no habían dejado de surtir efecto: a nivel legislativo, las importantes Ordenanzas o Leyes Nuevas de 1542-1543, fruto de su principal acción reivindicadora, representaban cuando menos, con la liquidación progresiva de las encomiendas, la supresión de la esclavitud de los indios, y una más estricta reglamentación de las conquistas, amén de otras medias de saneamiento y protección, un triunfo parcial de sus ideas.”
 
Luego las “encomiendas”-institución que permitía que el colonizador se beneficiara del trabajo de los Indígenas a cambio de su protección y formación- que fueron muy criticadas por el servilismo que generaba- fueron  restauradas con posterioridad por la presión de los colonos españoles sitos en las colonias. 
 
Sin embargo no se puede obviar el nivel de influencia que tenía en la corte Las Casas, que influyó en gran parte del articulado de las Leyes de Valladolid, que fueron un elemento de protección de los indígenas fundamental para explicar por qué en las colonias españolas. Viajeros  Ilustrados como Alexander Von Humboldt valoraron con posterioridad siempre la huella y gobierno de España en sus colonias como las más avanzadas de cualquier nación en el mundo.
 
 
La publicación en 1552 y valoración del estilo de Las Casas
En 1552 finalmente la “Brevísima” llega a la imprenta de Sebastián Trujillo, en España.
Es decir que lo que inicialmente era un documento interno confidencial de la Monarquía, con el objetivo no de denigrar sino de mejorar el gobierno,  acaba llegando a las imprentas, en este caso por propia voluntad del autor.
 
No sería la última vez: como veremos en al final de estas líneas, otras obras posteriores como la titulada  “Noticias secretas de América” publicado ya en el siglo XIX es también un documento interno de la monarquía para mejorar el gobierno, que sin embargo fue también utilizado con medios propagandísticos por los enemigos de la época.
 
En la obra de Las Casas finalmente impresa en 1552,  se incluye: el texto primitivo de 1542, y se añade un Argumento  y un Prólogo, que “Venía completado a modo de apéndice de .por unos párrafos añadidos en 1546 para denunciar el incumplimiento de las Leyes Nuevas, especialmente en el Perú [...]”.
 
Es quizá este motivo de denuncia del incumplimiento de las Leyes Nuevas el que incita a Las Casas a continuar su combate interno para un mejor gobierno de las Indias, entregando el manuscrito inicialmente confidencial a la imprenta. Su combate continuará hasta el final de sus días: escribe otras obras como Historia de las Indias, la Apologética Historia (inicialmente parte de la anterior), la Carta Grande de 1555 a Carranza, confesor de Felipe II, y ya al final de su vida Las Doce Dudas y De Thesauris.
 
Es decir que la voluntad de denuncia de Bartolomé de las Casas, a pesar de los logros obtenidos en  Valladolid con la promulgación de las Leyes Nuevas, no le hará desfallecer en su combate.
 
Con respecto al contenido y estilo del texto, de la cual la frase inicial es paradigmática:
 
 
“En estas ovejas mansas, y de las calidades susodichas por su Hacedor y Criador así dotadas, entraron los españoles, desde luego que las conocieron, como lobos e tigres y leones cruelísimos de muchos días hambrientos.”
 
Analizada en detalle por  André Saint-Lu, éste afirma: “Toda la dialéctica, tan sencilla  como contundente, de esta demostración se reduce a una radical oposición entre la bondad de los indios y la maldad de los españoles”.
 
Continúa Saint-Lu: […] su poder significativo y su poder emocional se refuerzan en gran medida con el procedimiento estilístico de las imágenes antitéticas, ovejas de un lado, lobos tigres y leones del otro, intensificados a su vez por unos sugestivos epítetos”.
 
 
La vinculación encontrada por Saint Lu en esta terminología que por un lado utiliza los mismos calificativos que Alfonso X el Sabio en su “Estoria de España” para comparar a los moros – Lobos- devoradores de Ovejas - los cristianos.
Asimismo es una terminología de “Lobos y Ovejas” que Saint Lu asocia con palabras de Cristo a sus Apóstoles.
 
En conclusión, Las Casas utiliza sus recursos como arma de combate para denunciar que “además de condenables como violencias y crímenes de por sí tan aborrecibles, venían a identificarse con la repulsa y negación más escandalosas de la palabra divina”.
 
Para Saint-Lu. Las Casas anticipa quizás lo que será  “la imagen del buen salvaje” tan utilizada luego en la Ilustración francesa por Rousseau.
 
Por último, otros elementos luego repetidos de forma mecánica en la Leyenda Negra es el de la Despoblación por matanzas  causado por el gobierno tiránico de los españoles que se halla en la última frase de este extracto:
 
“Daremos por cuenta muy cierta y verdadera que son muertas en los dichos cuarenta años por las dichas tiranías e infernales obras de los cristianos, injusta y tiránicamente, más de doce cuentos de ánimas, hombres y mujeres y niños; y en verdad que creo, sin pensar engañarme, que son más de quince cuentos [Millones de personas].”
 
 
La utilización de “la Brevísima”  de Bartolomé de Las Casa por los rivales y enemigos de España. Los dibujos de Theodor de Bry.
 
La publicación en imprenta a partir de 1552, gran elemento de comunicación y propaganda que a partir del siglo XV,  permite que las publicaciones y dibujos sean propagados en masa, y no solo entre las élites de monasterios y palacios donde hubiera escribas, es uno de los factores en la difusión de la leyenda Negra.
 
Tal y como afirma Carmen Iglesias:
 
“En el contexto de la consolidación y el desarrollo de los estados territoriales y de ese sentimiento “protonacional” de los siglos XVI y XVII precisamente la monarquía española bajo los Habsburgo tiene, como es sabido, un claro papel hegemónico que la convierte en la primera potencia de la época.”
 
 
Por lo tanto cualquier documento que pudiera servir para atacar a España era utilizado sin reparos aunque el objetivo de quien lo escribió fuera otro:
 
“Por eso, su imagen es inseparable del peso de su inmenso poder, y de su actuación internacional
en esos siglos, pero también lo es del formidable  soporte publicístico que utilizan por primera vez sus enemigos, a través de la imprenta, y que explica que las imágenes de España traspasen los antiguos estereotipos para convertirse en arma política que, a medio y largo plazo, vence desde luego en el terreno de la propaganda a la monarquía hispánica.”
 
 
Este documento  “interno” de la Monarquía Española,  escrito por Bartolomé de las Casas,  fue uno de los textos fundamentales para la conformación de la Leyenda Negra, de los elementos utilizados en el discurso de los enemigos de España
De sus textos surgirá otro de los elementos utilizados por los críticos de España: las matanzas, la crueldad, la despoblación, que las Leyes aun siendo justas no se aplican...
 
Y es que además se aplicó el dicho de “una imagen vale más que mil palabras”:
 
La difusión de la obra y su representación gráfica fue múltiple entre restos de monarquías de  Europa.  Especialmente importantes fueron los grabados de Theodor de Bry, flamenco al servicio de potencias rivales de España, que realizó entre otras cosas las ilustraciones que acompañaron a las traducciones europeas de la Brevísima Relación. Especialmente llamativa es la caracterización de “pseudohistoriador” que hace Wikipedia de De Bry, y como uno de los grandes creadores de la Leyenda Negra:
                                                             
“Theodor de Bry fue un pseudohistoriador del descubrimiento de América y uno de los fabricantes iniciales más prolíficos de las leyendas negra y blanca respectivamente. [...]
También coeditaba con un elenco de otros colaboradores afines que formaban su entorno editorial, tales como sus hijos. La «leyenda negra escrita por él como guionista» se dedicó a España y a la Iglesia católica. La leyenda blanca se dispuso al servicio de Inglaterra y de sus aliados con bandera de conveniencia para América, tales como Francia y Holanda [...]”.
 
Continúa la descripción en Wikipedia de la enorme difusión alcnazada, con traducciones del texto español a múltiples idiomas y la incorporación de los dibujos de De Bry creados sobre las descripciones de Las Casas:
 
 
“En 1583, año de la fundación de la «colonia de la Virginia», se hacía la primera traducción al inglés de la obra de Bartolomé de las Casas, Brevísima relación de la destrucción de las Indias, con el título de “The Spanish Colonies” e ilustrada con los grabados de la editorial de De Bry. Esta edición provenía de la francesa, publicada en Amberes en 1579, que a su vez era una traducción de 1552 de la Brevísima.  La alemana en 1597 y la latina de 1598 fueron igualmente ilustradas con las planchas de Theodor de Bry.
 
Y  más adelante, ya en época del gobernante inglés Oliver Cromwell, que definía a España como “enemigo natural” de Inglaterra, se mencionan otros de los intereses en denigrar a España, para justificar la conquista de Jamaica:
 
Esta obra de Las Casas se reeditó nuevamente en inglés con los grabados de la editorial de De Bry en 1656, compuesta por un sobrino de Oliver Cromwell con el título Las lágrimas de los indios: un relato histórico y verdadero de las crueles masacres y matanzas de más de veinte millones de personas inocentes, cometidas por los españoles, Londres: JC de Nath. Brooke, 1656.
Estaba destinada, en parte, a justificar la conquista militar británica de la Jamaica española.”
 
En esta última valoración coincide Carmen Iglesias “De 1656, año en que las tropas de Cromwell ponen sitio a Jamaica, data una nueva traducción de la Brevísima Relación, del padre Las Casas, obra de John Phillips con el dramático título, de las lágrima de los Indios”
 
Ya a finales del en el siglo XVIII, en 1782,  en el discurso preliminar de la obra “Reflexîones imparciales sobre la humanidad de los Españoles en las Indias, contra los pretendidos filósofos y políticos. Para ilustrar las historias de MM.Raynal y Robertson”  escrito por el abad español Juan Nuix,  demostraba la utilización de los publicistas, el Francés Raynal y del Escocés Robertson usando la obra de Las Casas contra España, escrita en español del siglo XVIII,
 
“Su autor [Juan Nuix], que tiene por objeto vindicar a los Conquistadores de América, cuya memoria se halla afeada en las historias de MM. Raynal y Robertson, refiere fielmente, con la ocasión de impugnar a los acusadores muchas acciones que ellos exâgeran como fieras, é inhumanas tomado de aquí el pretexto para capitular á los Españoles como los más crueles que nos presenta la historia!.[...]
 
“Como los acusadores se han apoyado principalmente en la famosa relacion de D. FR. Bartolomé de Las Casas, el Autor de esta obra se ha visto obligado á hacer constar al Público literario los hipérboles, equivocaciones y errores que se hallan en aquel escrito”[...]
 
Otros usos propagandísticos de la obra de Bartomé de Las Casas, ya muy posteriores en pleno proceso emancipador de las colonias americanas en el siglo XIX  fueron, según detalla Pereyra:
 
“Durante los quince años que mediaron entre la revolución de Caracas y la batalla de Ayacucho, la Brevísima Relación del P. Las Casas se reimprimió en Londres (1812) y en Bogotá (1813) para alimentar el fuego antiespañol de los insurgentes. Dentro de este mismo periodo, pero después de consumarse la independencia de Méjico, la Brevísima Relación fue impresa  en Puebla (1821) Filadelfia (1821), en Guadalajara (1822) y en Méjico (1822). Las ediciones mejicanas eran tardías, pero explicables por la pasión revolucionaria que se hacía “contra la conquista “. Y tanto ellas como la de Filadelfia se dedicaban principalmente al consumo de otros países todavía sacudido por la guerra.”
 
 
Por lo tanto fue la “Brevísima Relación de la Destrucción de las Indiias” de Bartolomé de Las Casas el libro preferido por los enemigos de España para expandir una imagen negativa de España.
 
 
El texto redactado por Las Casas en efecto fue un texto creado por él mismo por petición del gobierno de la Monarquía Hispánica en las épocas de Carlos I y el futuro Felipe II- entonces príncipe responsable del Consejo de Indias- , y difundido posteriormente  por la propia voluntad de Bartolomé de las Casas, utilizado por los enemigos de España fuera del marco inicial para el que fuera creado.
 
Era Bartolomé de las Casas  un español que llega a ser Obispo en Chiapas, y que tiene gran influencia en la corte de Carlos I  de España y Felipe II.
 
El origen del documento es una solicitud de la corte para poder tener elementos de juicio para elaborar las “Ordenanzas o Leyes Nuevas” promulgadas en Valladolid en 1542-43
Fue un texto efectivo en su estilo pues consiguió en gran parte influir en la legislación de Indias emitida por la Monarquía Hispánica.
 
La publicación en imprenta de 1552 llega tras su percepción de que las Leyes Nuevas no se estaban respetando, y decide continuar con su combate “desde dentro” de las instituciones de la Monarquía.
                          
En cualquier caso, la configuración como primera potencia de la Monarquía Hispánica de los siglos XVI y XVII de España hace que sus enemigos sean especialmente beligerantes en su utilización de la imprenta como arma política. La Brevísima Relación fue importante en la conformación de esa Leyenda Negra americana, pero no fue el único elemento disponible en la época: Reinaldo González Montano, Antonio Pérez dieron elementos deliberadamente para ensuciar la imagen de la Monarquía Hispánica.
 
Lo que es de suponer es que si no hubiera sido el texto de Las Casas,- que en su inicio no escribe para denigrar a España-, los enemigos de los Habsburgo hubieran utilizado cualquier otro texto, incluso los mismos textos de Montesinos hubieran servido a ese fin de los enemigos de la Monarquía Hispánica,  con un fin distinto del que en su inicio tenían.
 
No hay que olvidar , en palabras de Carmen Iglesias que “la mayoría de la publicística activa y decisiva desde la utilización de la imprenta, responde a intereses de propaganda política concreta; su manipulación por ello es un factor a tener en cuenta”. 
 
Dicho esto, si no hubiera existido la “Brevísima relación”  hubieran denigrado a España a través de otros elementos  que hubieran cumplido función parecida, para atacar su imponente poder mundial, su  gobierno, su colonización en otros continentes o sus posesiones europeas….  porque la naturaleza humana y las bases del poder sin siempre las de denigrar al enemigo político y militar  por todos los medios.
 
 
 
Otros textos utilizados para desprestigiar a España en el siglo XIX “Noticias Secretas de América”.
 
Existen elementos paralelos con la “Brevísima Relación de la destrucción de las Indias” con otros libros posteriores.
 
Uno de esos textos utilizados por los enemigos de España en la fase final de la hegemonía española ya en el siglo XIX, fue el libro titulado “Noticias secretas de América” publicado en varios idiomas en 1826.
 
El libro es manipulado por los ingleses –potencia emergente que sucedería a España en el siglo XIX como poder más relevante en los mares del mundo, aunque duraría mucho menos –apenas un siglo- como poder principal del mundo frente a los 300 años que duraron los españoles como potencia primera del planeta.
 
La base del texto “Noticias secretas de América” es un informe encargado por la monarquía de Fernando VI durante el Siglo XVIII a los marinos Jorge Juan Santacilia y Antonio de Ulloa, realizado durante un viaje de larga duración por todos los territorios ultramarinos de la Monarquía, Hispánica, con el objetivo de que evaluarán la situación del gobierno de los territorios de América, y también de sus defensas militares.
 
Un ejemplar del informe confidencial –por vías que se desconocen- acabó en Inglaterra, y en el siglo siguiente, en 1826 los ingleses lo publicaron cambiando su título y pretendiendo enfocarlo como un a crítica al gobierno español en sius colonias, algo que en su origen evidentemente no era. Según reseña Gómez Tabanera el título español original del informe era:
 
“Discurso y reflexiones políticas sobre el estado presente de los Reynos del Perú su gobierno, reximen particular de aquello avistadores de abusos que se han introducido en uno y otro; dase individual noticia de las causa de su origen y se proponen algunos medios para evitarlos
 
En obra alterada “Noticias secretas de América” publicada en 1826 por los ingleses, se refunden 2 versiones distintas y se añaden textos al principio y al final y el título publicado en Londres  con objetivos propagandísticos de denigración de España, y pasa a ser:
 
“Noticias secretas de América sobre el estado naval, militar, y político de los reynos del Perú, y providencias de Quito, costas de nueva Granada y Chile: Gobierno y Régimen particular de los pueblos de indios: cruel opresión y extorsiones de sus corregidores y curas: abusos escandalosos introducidos entre estos habitantes por los misioneros: causas de su origen y motivos de continuación por el espacio de tres siglos
 
  Y se especificaba un objetivo de la publicación por un supuesto ciudadano inglés “neutral”
:
[...]Sacadas a la luz para el verdadero conocimiento del gobierno de los españoles en la América meridional por don David Barry. Londres en la imprenta de R Taylor.1826
 
Se añadía también:
 
AVISO: La publicación de este libro en Europa se ha detenido algún tiempo para dar lugar a que llegase á los varios Estados de la América Española el surtido de ejemplares destinados a aquéllos países.”
 
Realmente en esta fecha, 1826  ya estaban consumadas casi en su totalidad las emancipaciones de la América española, pero seguramente la publicación y deformación era para evitar por parte de Inglaterra que quedara cualquier resquicio  a la re-conquista.
 
De hecho Femando VII en el siglo XIX nunca  permitió los reconocimientos de las independencias de los territorios anteriormente Virreinatos y Capitanías Generales de España en América .  Fernando VII incluso intentó la reconquista de la Nueva España en 1829 en Tampico.
 
 Aunque los ingleses tuvieron poco éxito en su influencia en las naciones independizadas en general, sin embargo las independencias se consolidaron –quizás para el bien económico de España- , a quién durante el siglo XVIII ya le era muy poco rentable la defensa de un tan extenso imperio ultramarino.
 
Era por tanto un objetivo de los enemigos ingleses el denigrar la huella de España en los recién nacido países independientes en las excolonias españolas del continente Americano. 
 
 
 
Martín Fernández de Navarrete y Ximénez de Tejada: la defensa de la huella de España en el mundo.
 
No quedan tantos españoles que en el siglo XIX siguieran defendiendo la huella de España en el mundo con un convencimiento propio del que posee conocimientos superiores a la media.
 
Uno de ellos fue Martín Fernández de Navarrete, Ximénez de Tejada, Ramírez de la Piscina y Argaiz (Ábalos 1765, Madrid 1844).
Aunque algunos consideren que las loas y  halagos a los antepasados quedan desvirtuados por proceder de su misma sangre, creo que no es este el caso.
 
Fue Martín Fernández de Navarrete  uno de los personajes españoles académicos más importantes de los siglos XVIII y XIX.
 
Caballero de la Orden de Malta él mismo – de la Orden Hospitalaria de San Juan de Jerusalén Rodas y Malta- ,  fue nieto,  bisnieto y tataranieto  de Caballeros de las Ordenes de Calatrava y de Santiago, todos ellos de apellido Fernández de Navarrete.
Asimismo fue sobrino-nieto del Almirante de la Mar Océana, y Gobernador de Guipúzcoa en 1700  Pedro Fernández de Navarrete y Ayala.
Descendiente directo de los reyes de Navarra y de el Cid por el apellido de su abuela Catalina Ramírez de la Piscina.
Sobrino nieto del 69º gran maestre  de la Orden de Malta y Príncipe de la Isla de Malta Francisco Ximénez de Tejada y Eslava, nieto del 1er Marqués de Ximénez de Tejada Pedro Ximénez de Tejada y Eslava.
 
Pero “Navarrete” –así le llamaba Fernando VII que lo apreciaba a pesar de ser Ilustrado y luego Liberal Moderado- no se contentó de lo que sus antepasados habían realizado al servicio de la Monarquía Hispánica, y emprendió su propio camino de vida al servicio de España.
 
Su Curriculum Vitae, su obra y sus distinciones en vida son ciertamente reseñables:
 
En el documento publicado por la Real Academia de la Historia tras su fallecimiento en 1844 cuando era director de la institución era el siguiente
 
 - Consejero de Estado
- Senador.
- Miembro del Consejo de España y del consejo de Yndias
- Vocal nato de la junta del Almirantazgo
- Director de la Real Academia de la Historia (RAH) desde 1824 a 1844. Miembro desde 1800
(ingresó en 1777)
- Vice-protector de Real Academia de Nobles Artes de San Fernando,
- Decano de la Real Academia Española de la Lengua (RAE),
- Gran Cruz de la Real orden Americana de Ysabel la Católica
- Director del Depósito Hidrográfico
- Comendador de la Legión de Honor de Francia
- Individuo del Ynstituto de Francia
- del Histórico de Rio de Janeiro
- de la Academia de San Lucas de Roma
- de la de Ciencias de Turín
- de la de Berlín
- de las Sociedades de Anticuarios de Copenhague y de Normandía
- de la filosófica Americana de Filadelfia
- de las de Geografía de París y de Londres
- de la Económica Matritense.
 
Y como uno de los artífices de que la Provincia de Logroño surgiera en la primera división provincial, fue Secretario de la diputación en corte de la Sociedad Riojana de amigos del país.​
 
Así como  de otras varias Academias y Sociedades del Reino de España
 
 
La obra de Fernández de Navarrete en defensa de la historia y cultura españolas
Con respecto a su vasta Obra Histórica la reseña de la enciclopedia online Wikipedia, la más relevante del siglo XXI, sobre Martín Fernández de Navarrete es la siguiente:  
 
La obra de Martín Fernández de Navarrete fue muy extensa, y combina tanto el género de investigación histórica sobre las exploraciones marítimas españolas, como sobre ciencia náutica, también sobre literatura, Bellas Artes e historia dentro de las Reales academias, así como los opúsculos y biografías de personajes relevantes de la historia de España.
Su obra fue traducida al francés, inglés alemán y otros muchos idiomas.
Entre las biografías más conocidas de Fernández de Navarrete, en 1819  publicó "Vida de Cervantes", una de las obras cumbres para entender al escritor universal, y que supuso la recuperación de El Quijote en el siglo XIX Tras la biografía de Gregorio Mayans y Siscar fue la segunda vez que se publicó una biografía de Miguel de Cervantes rigurosamente documentada gracias a la búsqueda en los archivos nacionales que había venido realizando Navarrete.
Entre las obras desarrolladas en las Reales Academias, es de especial relevancia la Ortografía de la lengua castellana de la Real Academia Española, publicada en 1815, cuyas normas principales permanecen vigentes más de 200 años después, de las Navarrete fue "hacedor en buena medida"
Igualmente es importante su discurso "Disertación Histórica sobre la parte que tuvieron los españoles en las guerras de Ultramar o de las Cruzadas y cómo influyeron estas expediciones desde el siglo XI hasta el XV en la extensión del comercio marítimo y en los progresos del arte de navegar" publicado originalmente en el Tomo V de la Real Academia de la Historia de 1816 , fue el "germen de sus estudios posteriores": Fernández de Navarrete fue pionero también en el estudio de la presencia de españoles en las cruzadas, hasta entonces negado por muchos autores.
Alexander Von Humboldt escribió al respecto de esta obra de Fernández de Navarrete:
 
" En el año 1825 ha sido indemnizado el mundo sabio de esta pérdida con la publicación de la "Colección de viajes y descubrimientos que hicieron por mar los españoles desde finales del siglo XV". Esta obra de DON MARTIN FERNÁNDEZ DE NAVARRETE, emprendida sobre una vasta escena y redactada en todas sus partes con un espíritu de crítica ilustrada es uno de los monumentos históricos más grandes de los tiempos modernos".2
 
Sus obras sobre la historia española de la exploración marítima española recuperaron para la posteridad todos los hechos y hazañas de los siglos XV y XVI.
Entre ellas la principal obra de Martín Fernández de Navarrete: "Colección de los viages y descubrimientos que hicieron por mar los españoles desde fines del siglo XV: con varios documentos inéditos concernientes á la historia de la marina castellana y de los establecimientos españoles en Indias". Consta de cinco extensos volúmenes y fue impreso por la Imprenta Real entre 1825 y 1837.
La mayor contribución de Fernández de Navarrete fue censar múltiples exploraciones españolas que se hallaban en los archivos desde el siglo XV, y que los navegantes al servicio de la Monarquía Hispánica realizaron antes que cualquier otro navegante, contribuyendo a desmontar fabulaciones sobre exploraciones que ingleses y franceses realizaron de modo posterior a los navegantes españoles”.
 
 
Martín Fernández de Navarrete sigue siendo hoy en día en el siglo XXI una referencia en la investigación Histórica española. El centenario de su muerte en 1944 fue un evento cultural de primer orden dedicándole a él el día de la Hispanidad de ese año, el 150 aniversario en 1994 fue celebrado en el Museo Naval de Madrid con conferencias de Vicente Palacio Attard, Carlos Seco Serrano y Gonzalo Anes y Álvarez de Castrillón, de las cuales e publicaron dos libros que recogen el evento.
 
En Madrid son 3 los retratos de Martín Fernández de Navarrete y Ximénez de Tejada  presentes en varias de las instituciones señeras españolas:
 
            -En  la en la sede de Real Academia de la Historia, institución de la que fue Director de 1824 a 1844,  su retrato se encuentra la escalinata principal del palacete de la calle del León en Madrid.
 
 
            - En el Museo Naval, institución que propuso trasladar a Madrid Fernández de Navarrete, la sala del Patronato es presidida por la réplica que del retrato pintado por su padre hizo Vicente López Portaña.
 
            - En el Museo del Prado figura el retrato de Martín Fernández de Navarrete pintado por Francisco López Carreño.
 
 
No es de extrañar que Martín Fernández de Navarrete, que tanto había hecho en su Obra para defender los descubrimientos y  huella de España en el mundo, criticara a quienes habían facilitado a los enemigos de España documentos que luego utilizaban para denigrarla.
 
 
La crítica de Noticias Secretas de América por Martín Fernández de Navarrete
Decía Martín Fernández de Navarrete en 1825 en su “Colección de Viajes y descubrimientos que hicieron por mar los españoles”  su magna obra en la que censaba los descubrimientos que realizaron los marinos y militares expedicionarios españoles, tal y como cita Carlos Pereyra  en el prólogo de su escrito Las “noticias secretas de América” y el enigma de su publicación Istmo. Madrid. 1988. P.V , criticaba severamente  Martín Fernández de Navarrete y Ximénez de Tejada a los que facilitando el texto confidencial de Jorge Juan y Antonio de Ulloa posibilitaban la publicación de “Noticias secretas de América”, de la que tenía noticia se iba a producir
 
“Así van extrayéndose de España nuestros papeles más reservados, nuestros libros raros, y no ciertamente para honrar a la nación, sino para dividir a sus individuos de ambos mundos y sembrar entre ellos la discordia. (Págs. LVI LVII, notas 2)”.
 
Por lo tanto, sea cual fuere el documento original y su objetivo fundacional, la propaganda entre potencias rivales siempre ha predominado por encima de un análisis objetivo de los hechos. Lo que en un inicio era para Las Casas un “arma de combate” para mejorar el gobierno de la monarquía hispánica se convierte en  “un arma política” en manos de los enemigos de esa monarquía.
 
En cualquier caso, y como comenta la actual directora de la Academia de la Historia,  Carmen Iglesias “estos tópicos y estereotipos que se repiten, en parte sustancial y que se consolidan en los siglos XVIII y XIX […] No hubieran podido perpetuarse tanto tiempo sin […] el soporte técnico de la imprenta ni quizá sin esa misma interiorización que los propios españoles hicieron de ellos.”
 
 
España, un imperio con “conciencia”.
Como decía el historiador mexicano Miguel León Portilla en un documental televisivo “lo que nos une con España es que fue el único poder colonial que tuvo conciencia “, invocando a Bartolomé de Las Casas, Montesinos, Felipe II y tantos otros...
 
[Hago aquí un inciso añadido para este artículo, sobre la diferencia de la opinión de una persona culta como  Miguel León Portilla comparándola con la incultura del actual presidente de México –Andrés López Obrador-  que en 2019 insulta a través de sus “fake news populistas” de inspiración marxista la propia historia de ese México mestizo creado por España, imperio virreinal heredado por los gobernantes independientes de México. Empezando por el emperador Agustín de Iturbide en adelante,  que después de 1821 poco tardaron en dilapidar el patrimonio que España les dejó, perdiendo gran parte de su territorio y buen gobierno.
En cualquier caso, todos los presidentes anteriores de México podrían parecer grandes estadistas comparados con lo que el actual Presidente está haciendo en materia cultural, y probablemente seguirá empeorando en su mandato, empecinándose en su dogmática e inculta ignorancia en los próximos meses en este y otros asuntos del otrora poderoso virreinato de la Nueva España.
La Nueva España era el territorio más poderoso de América en 1821 y el México independiente lo heredó, pero para dejar de ser la estructura política más poderosa del Continente Americano en muy pocos años.
En cualquier caso no le pediremos desde España “disculpas” a López Obrador por la gestión de sus predecesores en los 200 años transcurridos desde la Independencia de México. Bastará que se disculpe con España por ser un hijo ingrato durante su mandato.]
 
Por lo tanto, aunque existan enemigos de España que utilicen textos surgidos para el buen gobierno de la Monarquía y de su Imperio,  existe también la posibilidad de aprovechar los elementos de la historia pasada para transmitir esa imagen de España como Imperio anticipado a su tiempo, con “conciencia”- lo que Pérez-Prendes denomina de DEDH, -Doctrina española de los Derechos Humanos- que aunque hayan sido utilizados por los enemigos como algo negativo, también presentan oportunidades.
 
 
Ya fuera “La brevísima relación de la destrucción de las Indias” o bien en “Noticias Secretas de América”, la historia ha sido siempre una batalla de propagandas y de comunicación, basada o no en hechos.
 
Si no hubieran sido estos textos de Bartolomé Las Casas o de “Noticias Secretas de América”, hubieran buscado otros - falsos o no- los enemigos externos o internos de España para denigrarla.
 
 
En cualquier caso considera Emilio Lamo de Espinosa en su texto de 1996 “La imagen de España en el exterior”  que “peor que tener una mala imagen es no tener imagen”.
 
Es decir que hablen de uno ya es publicidad…. Aunque sean “fake news” -o noticias históricas falsas-, no deja de ser publicidad y repercusión mediática…
 
España, ahora que los enemigos son más numerosos en el interior de sus fronteras que en el exterior, no debe sin embargo desfallecer en su comunicación hacia el exterior, y debe establecer los medios para recuperar la comunicación con sus ciudadanos en regiones donde los poderes regionales se han convertido en enemigos de la historia de España, y por lo tanto de su propio futuro.
 
En los últimos años, truncados momentáneamente por la grave crisis económica que asoló España y el mundo desde 2007, se había conseguido revertir en parte esa visión fatalista de España.  Es patente el esfuerzo que se está poniendo de nuevo en retomar esa visión positiva de la historia de nuestro país, y así se plasma en un discurso hace unos años de Felipe VI, en el que afirmó que “tenemos que querernos más”, en referencia a la permanente autoflagelación de los españoles con su propia historia, y con su propio presente….
 
 España es un gran país, uno de los pocos cuya huella –positiva- en el mundo es indeleble.
 
Hay que defender la historia de España utilizando las modernas vías de difusión. Si uno no las utiliza,  seguro que los enemigos seguirán buscando excusas como las de “La brevísima relación de la destrucción de las Indias” o bien en “Noticias Secretas de América” para seguir atacando a España en el presente y en el futuro.
 
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de cronicaeconomica.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
cronicaeconomica.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Historia

¿Fue Largo Caballero un luchador por la libertad?

¿Dos fracasos? Tuberculina en 1890 e Hidroxicloroquina en 2020

Huawei celebra por primera vez los ´Días sin IVA´

Covid de 2019 y Gripe Española de 1918

La supervivencia del Franquismo tras el fin de la IIª Guerra Mundial.

El general Miguel Primo de Rivera Orbaneja

1868: Demoliciones en Madrid

Carabanchel: algunos palacios y una cárcel.

El acceso de la mujer a la Universidad en los siglo XIX y XX

De "Espanna" a "España"

© Copyright CRÓNICA ECONÓMICA, S.L. 2020 | Suscríbete al boletín | Mapa web | Contacto | Publicidad | Política de cookies | Política de privacidad | Estadísticas | RSS
Celindas, 25. 28016 Madrid.