Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?

Suscríbete a nuetro boletín gratuito
Está usted en: Finanzas > Finanzas

COVID-19, ¿el catalizador del cambio de ciclo?

Nos encontramos ante un catalizador del cambio de ciclo totalmente diferente al de crisis anteriores. En este escenario de máxima incertidumbre, los inversores de corto plazo ( traders ) confiarán en sus modelos de análisis técnico de cotizaciones y/o de indicadores macroeconómicos para intentar anticiparse al cambio de tendencia.

Actualizado 14 abril 2020  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter 
 Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Enviar  |  
Comentarios 0
Carlos Val-Carreres Rivera Asesor del fondo Value Strategy Fund
  
Los equipos de análisis de los bancos de inversión tienen por delante la difícil tarea, y muchas veces no justamente reconocida, de intentar estimar el efecto de la ralentización económica en los beneficios de las compañías. Los economistas se enfrentan a un escenario totalmente desconocido en la historia reciente.  
En el caso de los inversores de largo plazo, tener un método de inversión y respetarlo será fundamental para evitar que los árboles no te dejen ver el bosque. Por ello, es fundamental no perderse en ese exceso de información y enfocarse en entender qué va a cambiar de forma estructural a peor y, también como siempre que hay una crisis, a mejor. Nosotros hemos identificado dos grandes tendencias estructurales fruto de la pandemia:
• Una economía más básica y próxima, a la par que más digital. • Las compañías con un balance sólido y caja neta no sólo preservarán mejor el capital, sino que entenderán la crisis como una oportunidad.

Respecto a la primera tendencia, los procesos productivos y logísticos se van a simplificar, relocalizando buena parte de la producción cerca de los centros de consumo final. La presencia física de las personas en actividades tales como la consultoría, el sector financiero o el comercio va a ser menos necesaria. El desabastecimiento de bienes de primera necesidad se va a considerar como un nuevo riesgo global, beneficiando a todos los negocios que ayuden a reducirlo. Por otro lado, la digitalización en sus diferentes vertientes (teletrabajo, robotización, análisis de datos, cloud, …) se va a acelerar, siendo la principal fuente para ganar eficiencia en una economía más básica y próxima.
La segunda tendencia es consecuencia del importante incremento del stock de deuda global, fruto de las medidas que han tomado tanto los Gobiernos como los Bancos Centrales para frenar los efectos negativos de la pandemia. En este escenario, la solidez del balance y la caja neta van a ser variables clave a la hora de decidir tanto el futuro inmediato de las compañías como sus prioridades a medio plazo. Si la desaceleración se prolonga, las compañías más endeudadas pueden tener problemas de capital que les obliguen a cancelar los retornos a sus accionistas (dividendos y recompra de acciones), realizar ampliaciones de capital y, ya en una fase muy negativa, pueden ver peligrar su continuidad. En definitiva, sus equipos directivos priorizarán toda medida que les ayude a reducir su nivel de deuda, dejando sus posibles planes de crecimiento para más adelante.

Por el contrario, las compañías con un balance sólido será más complicado que tengan que llegar a tomar medidas que lleven a diluciones significativas o pérdidas permanentes de capital a sus accionistas. Sin embargo, la fortaleza de su balance, especialmente en las compañías con caja, permitirá a sus equipos directivos aprovechar la crisis para invertir en crecimiento, tanto orgánico como inorgánico, y a precios más reducidos. En definitiva, mientras unas lucharán por sobrevivir, las otras verán la crisis como una oportunidad

 
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de cronicaeconomica.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
cronicaeconomica.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Finanzas

Los bonos convertibles ofrecen protección en mercados bajistas

La pandemia traerá una división norte-sur

Posibilidad de disponer de planes de pensiones y otros instrumentos

Cinco medidas empresariales para afrontar la crisis del Covid-19

Covid-19: análisis macroeconómico

Estrategia de cobertura de bonos convertibles

IRPH y TJUE: ¿Cuánto podría recuperar?

2020 ¿Qué esperar en los mercados de divisas?

Planes de pensiones: la fórmula para pagar menos impuestos a Hacienda

A las decisiones del BCE les vendría bien un poco más de luz

© Copyright CRÓNICA ECONÓMICA, S.L. 2020 | Suscríbete al boletín | Mapa web | Contacto | Publicidad | Política de cookies | Política de privacidad | Estadísticas | RSS
Celindas, 25. 28016 Madrid.