Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?

Suscríbete a nuetro boletín gratuito
Está usted en: Agrolibre > Día a día del sector
Semana del 31 de mayo al 6 de junio de 2020

El aceite, nuestro gran problema

olivar

Hoy merece la pena leer, con cierto detenimiento, las opiniones que todos los actores, públicos y privados, han manifestado sobre el tremendo problema que se mantiene con total actualidad en el sector español del aceite de oliva.

Actualizado 11 junio 2020  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter 
 Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Enviar  |  
Comentarios 0
Redacción Agrolibre
  

.
 
Nosotros en nuestro artículo semanal nos posicionamos sobre las propuestas de las Cooperativas Agroalimentarias Andaluzas, que, con toda claridad se manifiestan en contra de creer que, con arreglos en la Cadena Alimentaria, se van a solucionar, los problemas del Sector. Así lo manifestamos y pueden leer ustedes en nuestro artículo semanal titulado “Las Cooperativas versus las Organizaciones Profesionales de Izquierda”.
Comentarios
Y es que, con independencia de aquellos que creen en que, las soluciones de todos los problemas agrarios deben basarse en la permanente asistencia del Estado y afirman, sin rubor alguno, que los precios al consumo se deben fijar en función de los costes de producción, nosotros defenderemos siempre que son los consumidores los que fijan los precios que quieren pagar en sus compras, por lo que las soluciones a los excesos productivos y las subsiguientes bajadas de los precios al productor, deben encontrarse en otras acciones lo más alejadas posible de la socialización y comunistificación actuales.
Hay que programar la oferta, buscar nuevos mercados, mejorar las presentaciones y calidades actuales, destacar las ventajas de utilizar aceites de oliva, perseguir los fraudes… …todo menos intentar que el consumidor nos pague lo que nosotros decidamos porque n esa situación, como ya ha ocurrido en numerosas ocasiones, el consumidor dejará nuestro producto y se irá al girasol, la soja… … las mezclas, los orujos y quién sabe si hasta a la colza.
¿Y entonces, obligaremos a que el Estado nos compre la producción?
Se empiezan a confirmar nuestros peores augurios porque al parecer, con los recortes de las ayudas por la Política Agrícola Común (PAC) ya previstos, en la propuesta de presupuestos de la Comisión Europea, la agricultura española perdería 585 millones anuales. Supondrían un 9% menos de ayudas al campo para el periodo 2021-2027, en comparación con los del periodo 2014-2020.
Ahora ya, las principales Organizaciones Profesionales Agrarias con respecto a la propuesta de la Comisión Europea (CE) para la financiación de la futura Política Agrícola Común (PAC), han mostrado su más absoluto rechazo al recorte previsto que, como ya hemos indicado, podría suponer 585 millones de euros menos al año de las ayudas para la agricultura española. “Los recortes planteados por Bruselas para la PAC son totalmente inaceptables y esperamos que el Parlamento Europeo ponga freno a este despropósito”, ha señalado el vicepresidente de ASAJA, que demanda que la agricultura sea considerada como “un bien público esencial”, señalando la,  “indignación en el sector”, no solo por los números que se manejan para la PAC 2021/27, sino también por las repercusiones del Pacto Verde y de estrategias como la “De la granja a la mesa”, que apuestan por recortes en el uso de fertilizantes y fitosanitarios. UPA considera que la UE no tiene que dar lecciones a España con objetivos de agricultura ecológica a medio plazo, tal y como quiere impulsar el Pacto Verde, ni tampoco “criminalizar a los agricultores que utilizan fitosanitarios, medicinas para las plantas, que además de ser caros no se echan por gusto” y de forma tajante ha calificado de “barbaridad” el que, la Comisión plantee un recorte de las ayudas a los que producen algo tan esencial como los alimentos y que desde Bruselas se den mensajes como que no hay que consumir carne.
Se acabó la tregua del sector y ahora deberán ser las administraciones las que decidan si quieren o no que los tractores vuelvan a la calle.
PEDRO BARATO: “QUIERO UN MODELO DONDE SE PUEDA PRODUCIR CON LAS MISMAS REGLAS DE JUEGO CON LAS QUE SE PRODUCE EN OTROS PAÍSES”
Barato ha insistido en que las ayudas de la nueva Política Agraria Común (PAC) del periodo 2021-2027 no deben sufrir recortes, frente a la reducción del 9% propuesta por la Comisión Europea, y en que, el fondo europeo del sector primario en España representa, junto con la industria agroalimentaria, casi un 13 % del Producto Interior Bruto (PIB), una actividad estratégica que dejó a un lado sus movilizaciones por la pandemia.
Ante la nueva etapa, Barato ha recordado sus reivindicaciones: un mejor funcionamiento de la cadena alimentaria, mayor cobertura de los seguros agrarios, más inversiones, menos impuestos, reducción de los costes energéticos y apuesta por la innovación, la digitalización, la incorporación de los jóvenes al campo y nuevos mercados.
“Quiero un modelo donde se pueda producir con las mismas reglas de juego con las que se produce en otros países”, ha reclamado, tras pedir “no criminalizar” a los empresarios del campo que pagan los salarios acordes con la ley y los convenios colectivos, al tiempo que buscan explotaciones rentables.
UPA DEJA CLARO QUE EL SECTOR AGRARIO “NO PUEDE SER AJENO” A LA RECONSTRUCCIÓN ECONÓMICA Y SOCIAL
Desde UPA, su secretario general, Lorenzo Ramos, ha apuntado que España necesita “una agricultura familiar rentable y fuerte” para garantizar la alimentación de la población, generar vida en las zonas rurales y cuidar el entorno, en comparación con el modelo productivo basado en la deslocalización que hay a nivel mundial.
UPA ha entregado igualmente a los parlamentarios un documento con 80 propuestas de tipo político, legislativo, económico y fiscal, con vistas a garantizar precios justos en la agricultura y el respeto de las relaciones contractuales.
Ramos, para quien el sector agrario “no puede ser ajeno” a la reconstrucción económica y social, también ha destacado la necesidad de actuar ante el cambio climático, dar respuesta al reto generacional, invertir en tecnología y conseguir la igualdad entre hombres y mujeres rurales, así como entre pueblos y ciudades.
“El despoblamiento todavía es reversible si se aplican las medidas adecuadas”, ha señalado Ramos, quien ha llamado a los grupos políticos a aparcar sus diferencias por el futuro de la sociedad española.
CIEN MEDIDAS AGRARIAS DE COAG
El secretario general de COAG, Miguel Blanco, ha sostenido que la crisis del sector agrario se ha agravado con la covid-19, ha defendido un modelo agrario sostenible y ha criticado que los precios pagados en el campo en ocasiones siguen siendo inferiores a los costes de producción, por lo que ha instado a reforzar los controles para que se cumpla la ley de la cadena alimentaria, reformada por el Gobierno en febrero pasado.
Y ahora querido Planas, ¿qué hacemos, si la UE no se baja del burro y sigue privilegiando lo verde, condenan do la ganadería y minusvalorando lo agrario?
Ignoras acaso que, “coincidiendo, con diferencia de una semana, con el recorte de los fondos de la PAC para los próximos años, la Comisión Europea presentó el 20 de mayo dos Comunicaciones para el Parlamento Europeo y para los Ministros, que plantean objetivos de sostenibilidad del sector agroalimentario de la UE para los próximos años y en materia de biodiversidad. Reducción a la mitad del uso de fitosanitarios y antibióticos animales, el de fertilizantes en un 20 %, aumentar la superficie de agricultura ecológica hasta un 25% de la agraria, devolver un 10% de las tierras agrícolas a países de alta biodiversidad y llegar a un 30 % de la superficie amparada bajo figuras de protección ambiental… son algunas de las metas propuestas en dos documentos que la Comisión pone sobre la mesa con la Reforma de la PAC abierta en canal, con la amenaza de recorte de ayudas en discusión y con el sector sumido en una de las mayores crisis contemporáneas.
Y acaso crees que con este panorama el sector agrario va a permanecer estático, callado ante su propia ruina, creyendo los permanentes embustes, trucos y embelecos del Presidente Sánchez y su muñeca medioambientalista Ribera. ¡Váyanse al cuerno de una vez y dejen de reventar a la ciudadanía!
Y mientras esto ocurre, el gobierno a lo suyo y el PP sigue cobardeando en tablas, vean si no.
La eurodiputada socialista Clara Aguilera y la portavoz de Agricultura del PP en el Congreso, Milagros Marcos, coinciden en que “no era el momento más oportuno” para presentar la estrategia “De la granja a la mesa” de la Comisión Europea debido a la pandemia y la incertidumbre sobre la PAC. Aguilera y Marcos han participado este jueves 4 en un debate telemático sobre las consecuencias que tendrá para el sector primario español, y en el que han expresado opiniones similares en algunos aspectos de esta propuesta que todavía es documento político y para el que ahora se abre una larga tramitación legislativa, como han subrayado. Para Aguilera (PSOE), “no hubiese pasado nada por esperar algún tiempo más” para presentarlo, ya que el agricultor “tiene ahora la incertidumbre sobre la reforma de la Política Agraria Común” y “más que contribuir a un debate sano, se puede generar controversia”. En este sentido, ha incidido en que la presentación se produce cuando España y el resto de la Unión Europea (UE) están superando una pandemia y en un contexto de “enfado” de los productores por sus crisis de precios.
Milagros (PP) ha echado mano del refranero para explicarlo: En tiempos de crisis “es mejor no hacer mudanzas”, tras criticar también que se haya hecho “en mitad de la covid-19” y con un sector en “problemas”.
Milagritos, que no hay que hacer mudanzas… …, tú a tu casa, es que crees que dentro de unos meses la estrategia “ De la granja a la mesa”, tal como está prevista, es asumible… … ¡vete a esparragar”.
 
Noticias.
- El Consejo Rector de Cooperativas Agro-alimentarias de Andalucía acaba de manifestar la indefensión de sus entidades asociadas a la hora de aplicar la reforma de la Ley de la Cadena Alimentaria, que obliga a vender siempre por encima de costes de producción, ajena a la realidad del sector agroalimentario en su conjunto, en el contexto de un mercado globalizado, bajista y donde impera la competencia desleal.
Consideran que hay realidades que el Ministerio de Agricultura ha obviado a la hora de configurar esta reforma bienintencionada, pero imposible de llevar a la práctica sin provocar perjuicios mayores al sector agroalimentario español.
En este encuentro celebrado ayer, 28 de mayo, las cooperativas agroalimentarias reivindican su actividad en un mercado globalizado con directrices marcadas por Europa y la Organización Mundial del Comercio (OMC), donde se permiten las importaciones de terceros países, con menores costes de producción y precios de venta más competitivos, como consecuencia del empleo de mano de obra mucho más barata y exigencias medioambientales y de calidad considerablemente más laxas que las de Europa.
Ponen como ejemplo que si el coste de producción de un kilo de aceite de oliva, según el COI, varía entre los 2,05 euros en plantaciones superintensivas y los 3,45 en sistemas tradicionales de alta pendiente de secano, y, además, un kilo de aceite de Túnez vale 1,50, ¿qué puede suponer la aplicación de la Ley de la Cadena en un mercado de volúmenes y claramente excedentario y bajista como el actual? ¿Poner más trabas a la compra de aceite español y marginar al menos rentable?, se preguntan.
En segundo lugar, consideran imprescindible tener en cuenta que las producciones de terceros países no solo llegan a España sino también a cualquier otro punto del planeta, por lo que aplicar la Ley de la Cadena Alimentaria supone de facto la salida de las producciones españolas de muchos de esos mercados, en los que no podrán competir por precio. El sector agroalimentario español es eminentemente exportador, siendo en la actualidad la cuarta potencia europea en ventas exteriores y la octava del mundo, “por lo que el descalabro puede ser mayúsculo”, aseguran.
Por ello, las cooperativas como el resto de las empresas, tienen que operar con inteligencia en los distintos mercados, para que sus resultados globales sean positivos, lo que les lleva a vender a diferentes valores, según los destinos. Además, las realidades de los cientos e incluso miles de socios que tienen algunas cooperativas son completamente dispares; unos socios pueden tener plantaciones tradicionales y poco competitivas, mientras otros pueden disponer de explotaciones tecnificadas y muy eficientes, lo que hace que los costes de producción en unos casos y otros sean radicalmente distintos, a lo que hay que añadir la diferenciación por calidades.
Para Cooperativas Agro-alimentarias de Andalucía “obligar a vender por encima de costes de producción no es la solución a los problemas de rentabilidad del campo español y conlleva más perjuicios que beneficios, como pueden ser el fin de las explotaciones menos rentables o el remplazo de los productos españoles por otros más competitivos en los mercados interiores y exteriores, como ocurre en España con el tomate marroquí o se está sufriendo en Estados Unidos a causa de los aranceles”.
Medidas que sí funcionarían
Cooperativas Agro-alimentarias de Andalucía considera esta ley “un error mayúsculo” en los términos que se ha planteado, "al mostrar un desconocimiento total del funcionamiento de los mercados" e insta al Ministerio de Agricultura a rediseñarla y trabajar en otras medidas que sí repercutan en la subida de precios, como pueden ser:
. Control de fronteras
. Persecución del fraude en el etiquetado
. Adecuación de la oferta a la demanda
. Mecanismos ágiles de almacenamiento y retirada
. Reestructuración de explotaciones
. Reconversión varietal
. Infraestructuras y eficiencia hídrica
. Fortalecimiento de las estructuras cooperativas
. Campañas de promoción
. Impulso a la exportación y ayudas a la internacionalización
. Gestiones diplomáticas que devuelvan al sector el mercado americano y el ruso
. Apertura de nuevos destinos, etc.
COOPERATIVAS
UPA Andalucía ha sido quien ha dado la primera respuesta a las afirmaciones “tendenciosas” vertidas por determinados expertos, industriales, envasadores y especuladores, en las que vienen a concluir que la modificación de la Ley de Cadena Alimentaria “presenta una cara negativa”,  que la misma “complica a todos y beneficia a muy pocos”, metiendo miedo a los agricultores diciendo “que viene Hacienda”, vaticinando que “el olivar tradicional no tiene futuro con la nueva ley” o expresando afirmaciones tan vergonzosas como que “vender por encima de costes de producción no es la solución para el aceite de oliva”.
En contraposición a estas declaraciones, la organización agraria, a través de su secretario general, Miguel Cobos, ha querido manifestar todo lo contrario dando una primera respuesta a un debate sobre la Ley de Cadena Alimentaria que está por abrir, afirmando que “la nueva ley viene a beneficiar a muchísimos dentro del sector productor, y no favorecerá a los especuladores, esos que se oponen lógicamente y de manera interesada a los cambios de la ley para seguir haciendo su agosto a costa del sector primario, apropiándose de todo el margen de beneficios y pagando al agricultor precios ruinosos. Además, denotamos un amplio y preocupante desconocimiento del Real Decreto Ley ya que este no obliga a vender por encima de costes, lo que obliga es a no comprar por debajo de los mismos, que es muy diferente.”
Ni más ni menos, prosiguen desde UPA Andalucía, “la nueva modificación legislativa ampara al 70% del olivar de Andalucía, el olivar tradicional, que percibe a día de hoy por su aceite 1,89 € por kilo de media, lo que no da ni para cubrir costes de producción, costes que se asientan según el Consejo Oleícola Internacional en torno a los 2,70 € para este sistema de producción mayoritario (a la vez que indispensable por cuanto produce un volumen de aceite absolutamente determinante en la producción nacional) y sin el cual no se podrían abastecer, ni de lejos, las necesidades del mercado. Estos son datos objetivos que se pueden cotejar y que evidencian sí o sí la necesidad de la ley”.
Agroinformación.

Tras una semana de intensos debates entre los máximos representantes del Ministerio de Agricultura y los distintos operadores de la cadena de valor del aceite de oliva, esta mañana el titular de Agricultura, Luis Planas, ha hecho una valoración de estos encuentros para dejar muy claro que la administración ha puesto sobre la mesa diez puntos de partida que el sector del aceite de oliva tiene que analizar y negociar entre sí para buscar alternativas y soluciones y para resolver los problemas.
De alguna manera, Planas ha mostrado veladamente que el futuro del sector del aceite de oliva está en manos de todo el conjunto de operadores, y que la administración, aunque siempre aportará su grano de arena en busca de soluciones, finalmente la operatividad de todas las medidas que se puedan proponer finalmente tiene que ser adaptada y aplicada por todo el sector.
Los puntos del debate:
. Artículo 209 en la OCM del olivar: En la búsqueda de la regulación de la oferta y la demanda se propone la autorregulación del aceite de oliva en poder de las cooperativas. Un tema que no cuenta con la aprobación del sector dado que al ser de carácter voluntario tiene todos los inconvenientes para los que se acojan a él y un beneficio para los que no lo hacen, y todo ello sin ayudas económicas.
. Artículo 167 de la OCM: Contempla la retirada obligatoria de determinados volúmenes de aceite de oliva para todo el sector productor. Faltaría definir qué volumen se retiraría, aunque en principio entraría en vigor la próxima cosecha.
. Artículo 164 de la OCM: Recoge la posibilidad de ordenar el mercado en base a un adelanto de la cosecha y una mejor calidad de la producción. Aquí el sector se va a encontrar con problemas técnicos en esta aplicación por zonas geográficas por calidades y variedades. No es posible un mismo modelo para toda España.
. Una recolección temprana reduciría en un 5% la producción. El 40% del olivar tradicional tiene que ser recolección temprana. Esta práctica se podría regularizar a través de una extensión de norma.
. Ley de calidad, la trazabilidad digital: Es una normativa de obligado cumplimiento y que los operadores deberán de cumplir de cara a la próxima campaña. Contempla la incorporación de la trazabilidad a tiempo real de manera obligatoria en el sector, y que debería de integrarse dentro de una plataforma telemática.
. Otro eje será el poner en valor el olivar tradicional indicando en el etiquetado del aceite de oliva su origen y métodos de cultivo, diferenciando entre tradicional y cultivos superintensivos. De momento no se conocen los detalles de cómo se va a implementar.
. También se contempla reforzar la actividad de promoción e incluso se podría valorar la entrada del ICEX y un mayor apoyo del propio Ministerio de Agricultura.
. Lo que trae la nueva PAC: Incrementar la superficie actual de olivar ecológico que se sitúa en la actualidad en el 8% hasta llegar al 25% de la superficie; en la línea que proponen desde la Comisión Europea. Esta propuesta todavía tiene que desarrollarse dado que no se concreta cómo se va a implementar: si en nuevas superficies, si serán olivares en zonas desfavorecidas, quién se puede acoger, si será obligatorio o voluntario.
. En España hay en la actualidad 200.000 ha de oliva ecológico de un total de más de 2 millones de ha, y en un futuro habrá que triplicar esta superficie acorde con la demanda actual de productos ecológicos.
. Reestructuración del olivar tradicional: En España existe un predominio de pequeñas parcelas productoras, (menos de 7,8ha), que necesitan una reestructuración. Así el Mapa ha considerado que las cooperativas pueden colaborar en este sentido aglutinando este tipo de olivares en principalmente en Andalucía, para favorecer un mejor desarrollo de esta actividad.
. Por otra parte, se contempla una nueva figura en la PAC que se denomina Ecoestemas que favorecerá a aquellos agricultores que se adhieran a poner en práctica medidas sostenibles para el medio ambiente y en contrapartida habrá una línea de ayudas.
OLIMERCA

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha anunciado un paquete de 10 medidas para trabajar ya, de cara a la próxima campaña 2020/2021, para asegurar la viabilidad y el futuro del aceite de oliva español. Un sector sumido en un desajuste estructural entre la oferta y la demanda, que ha llevado a una crisis de precios y una pérdida de rentabilidad, de la que el olivar tradicional es el más afectado.
El ministro, en rueda de prensa para hacer un balance de las reuniones celebradas esta semana con el conjunto del sector oleícola, ha señalado que, dada su situación crítica y la urgencia de las medidas a tomar, está dispuesto a asumir el liderazgo “de una apuesta optimista por el futuro del sector”. Ha hecho un llamamiento a la “corresponsabilidad” de todos los eslabones de la cadena, también de la administración autonómica. “Si tomamos las decisiones oportunas, tenemos mucho futuro ante nosotros, pero si no actuamos, una parte del sector está llamado a desaparecer”, ha enfatizado.
Cada uno tiene que asumir las tareas que le son propias para asegurar el futuro del aceite de oliva y del que España, con 2,7 millones de hectáreas de olivo -la mayor superficie de olivar del mundo- es el principal productor mundial. El ministro ha apelado al compromiso del conjunto del sector y ha asegurado que este Gobierno es sensible a la crítica situación por la que atraviesa la olivicultura española. “El mercado funciona mejor si cada uno hace lo que debe y asume su responsabilidad”, ha recalcado Planas. “Está en juego salvar tanto esta campaña como las siguientes”, según el ministro, quien ha añadido que “el bosque del olivar es clave para el mantenimiento de la España rural y no solo en Andalucía”, en referencia a que se trata de un cultivo social de gran importancia en el medio rural, que está presente en 13 comunidades autónomas.
El ministro ha estructurado las medidas, que son necesarios llevar a cabo a corto plazo, en tres grandes bloques:
-Regulación de la oferta
-Calidad, trazabilidad y etiquetado
-Promoción
A medio y largo plazo, se encuadran todas aquellas medidas que se podrán implantar en el marco de la Política Agraria Común (PAC)
MEDIDAS PROPUESTAS
1.  Sistema de autorregulación voluntaria de la producción para las cooperativas (que suponen el 67 % de la producción de aceite de oliva) para inmovilizar hasta el 10 % de su producción cuando las disponibilidades para una campaña sean muy elevadas que redundaría en estabilidad de precios.
2. Norma de calidad para fomentar la cosecha temprana. Práctica que influye en una menor producción, pero de mayor calidad.
3. Norma de comercialización para regular la producción de aceite de oliva (prestaciones en forma de producto elaborado). De esta forma se podría inmovilizar parte del aceite de oliva producido durante un período de tiempo determinado.
4. Nueva norma de etiquetado para el aceite de oliva, que diferencie el virgen extra obtenido a través de sistemas de producción ligados al olivar tradicional, de gran valor social y medioambiental.
5. Nueva norma de calidad para el aceite de oliva. Real decreto que ya está en tramitación y cuyo objetivo es mejorar la calidad y trazabilidad del aceite de oliva y reforzar su control.
6. Promoción. Aumentar la dotación presupuestaria para realizar más campañas sobre todo en la UE y en mercados terceros para difundir el aceite de oliva, producto muy saludable y emblema de la Dieta Mediterránea.
7. PAC. Apoyar las externalidades positivas del olivar tradicional a través de la ayuda básica a la renta de la nueva PAC y mediante los ecoesquemas aplicables a los cultivos leñosos.
8. Desarrollar un programa específico de apoyo al sector del aceite de oliva en la futura PAC. Dotado con fondos del primer pilar y con medidas, similares a las del sector del vino, con capacidad de regular la oferta, así como para incentivar la calidad y la promoción.
9. Incrementar la superficie de olivar ecológico en 2030 en el marco de la nueva PAC con incentivos que permitan, al menos, triplicar la superficie de olivar ecológico en el horizonte 2030.
10. PAC. Apoyar la reestructuración del olivar tradicional para reducir los costes de producción. Estas explotaciones están muy atomizadas y dispersas. A través de los fondos del desarrollo rural se puede incentivar cambios estructurales que pongan en valor su producción y aminoren sus costes.
En la ronda de contactos han participado las organizaciones profesionales agrarias (Asaja, COAG y UPA), Cooperativas Agro-alimentarias, Organización Interprofesional del Aceite de Oliva, sector industrial, Sectorial Nacional del Aceite de Oliva Virgen con Denominación de Origen, así como el sector de la aceituna de mesa (Asemesa e Interaceituna)
 
-Según informes del sector agrario, con los recortes de las ayudas por la Política Agrícola Común (PAC), previstos en la propuesta de presupuestos de la Comisión Europea, la agricultura española perdería 585 millones anuales. Supondrían un 9% menos de ayudas al campo para el periodo 2021-2027, en comparación con los del periodo 2014-2020. Ante la situación que pueden originar estos recortes, que traerían aparejada también una reducción de las ayudas directas a agricultores y ganaderos, en un 9,7%, hasta los 258.251 M€, VOX pide la comparecencia del Ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, para que informe urgentemente sobre los motivos de esta propuesta.
Leonoticias.

- El sector ganadero europeo -en particular el del vacuno– considera que está en el punto de mira de la estrategia “de la granja a la mesa”, presentada el 20 de mayo, y denuncia la simplificación que se hace de esta actividad.
La organización `La Voz de la Ganadería Europea´ (European Livestock Voice), que reúne a las principales organizaciones profesionales del sector ganadero de la UE, ha señalado que, “por lo que sabemos, la Comisión sugiere que dejen de promocionarse los productos a base de carne, que se eliminen los estímulos para su producción y que se imponga un uso más focalizado de las reglas fiscales sobre la carne”.
La Unión Europea del Comercio de Ganado y Carnes (UECBV) considera que “hay que seguir fomentando una ganadería sostenible, así como la producción y el consumo de carne, sin olvidar que la carne está muy anclada en nuestra cultura y en nuestros hábitos alimentarios”.
La pandemia de coronavirus ha demostrado, además, “la importancia y el papel que desempeña el conjunto del sector alimentario, incluidas la ganadería y la transformación cárnica, como proveedores esenciales en la cadena alimentaria”.
Un impuesto europeo a la carne es “una propuesta tan simplista como contraproducente”
Para `La Voz de la Ganadería Europea´, un impuesto europeo a la carne es “una propuesta tan simplista como contraproducente” que no haría más que favorecer las importaciones a bajo precio procedentes de países terceros.
Además, Joe Healy, vicepresidente del COPA-COGECA (organizaciones y cooperativas agrarias de la UE) ha recordado que “hoy el 29% de las tierras agrícolas de Europa se consideran tierras marginales en las que sería prácticamente imposible y extremadamente costoso, desde el punto de vista medioambiental y climático, plantar cultivos anuales” y donde la ganadería es casi la única producción posible.
La estrategia “de la granja a la mesa” solo es, de momento, una hoja de ruta de cara a los próximos meses y años. A medida que se vayan presentando las distintas iniciativas de esta estrategia será cuando el sector ganadero europeo tenga que defenderse.
Agropopular.
 
- Las organizaciones agrarias ASAJA, COAG y UPA han reclamado este martes 2 en el Congreso apoyo público para lograr un modelo agrario sostenible en la etapa de reconstrucción que se abre tras la crisis del coronavirus.
Los máximos dirigentes de esas tres organizaciones han intervenido en la Comisión para la Reconstrucción Social y Económica, en la que han respondido a preguntas de los distintos grupos parlamentarios.
El presidente de Asaja, Pedro Barato, ha calificado de “insuficientes” los esfuerzos de la Unión Europea (UE) y del Gobierno frente al impacto de la crisis en el sector primario, con ayudas europeas de unos 80 millones de euros y otras nacionales de 10 millones, tras destacar que el sector ha seguido funcionando “perfectamente gracias al modelo agrario” que existe en España.
PEDRO BARATO: “QUIERO UN MODELO DONDE SE PUEDA PRODUCIR CON LAS MISMAS REGLAS DE JUEGO CON LAS QUE SE PRODUCE EN OTROS PAÍSES”
Barato ha insistido en que las ayudas de la nueva Política Agraria Común (PAC) del periodo 2021-2027 no deben sufrir recortes, frente a la reducción del 9% propuesta por la Comisión Europea, y en que, el fondo europeo del sector primario en España representa, junto con la industria agroalimentaria, casi un 13 % del Producto Interior Bruto (PIB), una actividad estratégica que dejó a un lado sus movilizaciones por la pandemia.
Ante la nueva etapa, Barato ha recordado sus reivindicaciones: un mejor funcionamiento de la cadena alimentaria, mayor cobertura de los seguros agrarios, más inversiones, menos impuestos, reducción de los costes energéticos y apuesta por la innovación, la digitalización, la incorporación de los jóvenes al campo y nuevos mercados.
“Quiero un modelo donde se pueda producir con las mismas reglas de juego con las que se produce en otros países”, ha reclamado, tras pedir “no criminalizar” a los empresarios del campo que pagan los salarios acordes con la ley y los convenios colectivos, al tiempo que buscan explotaciones rentables.
UPA DEJA CLARO QUE EL SECTOR AGRARIO “NO PUEDE SER AJENO” A LA RECONSTRUCCIÓN ECONÓMICA Y SOCIAL
Desde UPA, su secretario general, Lorenzo Ramos, ha apuntado que España necesita “una agricultura familiar rentable y fuerte” para garantizar la alimentación de la población, generar vida en las zonas rurales y cuidar el entorno, en comparación con el modelo productivo basado en la deslocalización que hay a nivel mundial.
UPA ha entregado igualmente a los parlamentarios un documento con 80 propuestas de tipo político, legislativo, económico y fiscal, con vistas a garantizar precios justos en la agricultura y el respeto de las relaciones contractuales.
Ramos, para quien el sector agrario “no puede ser ajeno” a la reconstrucción económica y social, también ha destacado la necesidad de actuar ante el cambio climático, dar respuesta al reto generacional, invertir en tecnología y conseguir la igualdad entre hombres y mujeres rurales, así como entre pueblos y ciudades.
“El despoblamiento todavía es reversible si se aplican las medidas adecuadas”, ha señalado Ramos, quien ha llamado a los grupos políticos a aparcar sus diferencias por el futuro de la sociedad española.
CIEN MEDIDAS AGRARIAS DE COAG
El secretario general de COAG, Miguel Blanco, ha sostenido que la crisis del sector agrario se ha agravado con la covid-19, ha defendido un modelo agrario sostenible y ha criticado que los precios pagados en el campo en ocasiones siguen siendo inferiores a los costes de producción, por lo que ha instado a reforzar los controles para que se cumpla la ley de la cadena alimentaria, reformada por el Gobierno en febrero pasado.
Su organización ha presentado en el Congreso un documento con cien medidas agrarias para la reconstrucción social y económica de España, entre ellas la puesta en marcha de un Estatuto de la Agricultura Social y Profesional.
Agroinformación.
 

-Se acabó la tregua.
Las asociaciones agrarias ASAJA, COAG y UPA no descartan retomar las movilizaciones y las tractoradas de enero y febrero si tras la desescalada de la crisis de la covid-19 el agricultor no recibe un precio justo por sus productos, a lo que suman la preocupación por un posible recorte de las ayudas PAC.
Así lo han apuntado este lunes 1 en el foro organizado por qcom.es y euroganadería.eu,  “La importancia del sector primario en la desescalada de España” el vicepresidente de Asaja, Pedro Gallardo, y los secretarios generales de COAG y UPA, Miguel Blanco y Lorenzo Ramos, respectivamente. Los tres responsables de las principales asociaciones de agricultores españolas han coincidido en que en esta pandemia el sector se ha puesto en valor porque ha garantizado el abastecimiento de alimentos, pero también han reconocido en que aún existen desequilibrios de precios en la cadena alimentaria.
SE ACABÓ LA TREGUA: LOS PRECIOS EN ORIGEN EN MUCHOS CASOS ESTÁN A NIVELES DE HACE DÉCADAS MIENTRAS QUE LOS COSTES DE PRODUCCIÓN SE HAN DISPARADO
“Hay que recordar que las movilizaciones que hemos aparcado por la covid-19 querían denunciar la grave crisis de falta de rentabilidad del sector”, ha afirmado Gallardo, quien ha defendido que “las administraciones tomen cartas en el asunto porque si no hay una solución, se acabó la tregua y vamos a tener que volver a sacar los tractores”. Gallardo ha recordado que los precios en origen en muchos casos están a niveles de hace décadas mientras que los costes de producción se han disparado durante los últimos años; también, las trabas a la venta por el veto ruso a la importación de alimentos comunitarios y la subida de aranceles de EE.UU. y varios productos.
Blanco ha subrayado que “las reivindicaciones siguen siendo las mismas que en enero y febrero” en un sector -ha añadido- que en 2019 registró una caída de ventas del más del 9% y que sigue siendo “el eslabón más débil de una cadena alimentaria cuyo reparto de valor sigue siendo desequilibrado”. “A ver cómo concluyen las cosechas y a qué precios”, ha asegurado antes de criticar que “la Unión Europea (UE) ha dado la espalda al sector” durante la crisis de la covid-19 porque no ha apoyado lo suficiente a los subsectores más castigados, como los de ovino, caprino, leche, flor, fruta o aceite.
Desde UPA, Ramos ha indicado que “los motivos no sobran para retomar las movilizaciones”, aunque a la vez ha reconocido que las acometidas los dos primeros meses de 2020 produjeron un “cambio de actitud” en el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) con la modificación de la ley de la cadena alimentaria.
LOS RECORTES PLANTEADOS POR BRUSELAS PARA LA PAC SON TOTALMENTE INACEPTABLES Y ESPERAMOS QUE EL PARLAMENTO EUROPEO PONGA FRENO A ESTE DESPROPÓSITO.
Respecto a la propuesta de la Comisión Europea (CE) para la financiación de la futura Política Agrícola Común (PAC), los tres participantes del foro han mostrado su más absoluto rechazo al recorte previsto que, según COAG, podría suponer 585 millones de euros menos al año de las ayudas para la agricultura española.
“Los recortes planteados por Bruselas para la PAC son totalmente inaceptables y esperamos que el Parlamento Europeo ponga freno a este despropósito”, ha señalado el vicepresidente de Asaja, que demanda que la agricultura sea considerada como “un bien público esencial”.
Blanco ha hablado de “indignación en el sector”, no solo por los números que se manejan para la PAC 2021/27, sino también por las repercusiones del Pacto Verde y de estrategias como la “De la granja a la mesa”, que apuestan por recortes en el uso de fertilizantes y fitosanitarios.
Ramos ha considerado que la UE no tiene que dar lecciones a España con objetivos de agricultura ecológica a medio plazo, tal y como quiere impulsar el Pacto Verde, ni tampoco “criminalizar a los agricultores que utilizan fitosanitarios, medicinas para las plantas, que además de ser caros no se echan por gusto”.
El responsable de UPA se ha mostrado tajante al calificar de “barbaridad” que la Comisión plantee un recorte de las ayudas a los que producen algo tan esencial como los alimentos y que desde Bruselas se den mensajes como que no hay que consumir carne.
En definitiva. Se acabó la tregua del sector y ahora deberán ser las administraciones las que decidan si quieren o no que los tractores vuelvan a la calle.
Agroinformación.
 

-Las declaraciones del ministro de Agricultura, Luis Planas, en las que insta al sector citrícola a “ponerse las pilas” y “no culpar a nadie” por la dramática crisis de rentabilidad que están atravesando los productores han levantado ampollas.
La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) replica al máximo responsable en materia agrícola del Gobierno central que “no es el sector citrícola, sino usted, quien debe ponerse las pilas porque no le pagamos un buen sueldo para echar balones fuera como hace la Comisión Europea (CE) y para dedicarse a agravar los problemas en vez de solucionarlos”.
El presidente de AVA-ASAJA, Cristóbal Aguado, afea al ministro que “pese a ser valenciano de cuna, demuestra un grave y preocupante desconocimiento de nuestra citricultura, mientras que solo parece preocupado por los cultivos continentales. El sector citrícola tiene las pilas puestas desde hace más de 150 años. Viendo su producción y su liderazgo en la exportación de cítricos en fresco del mundo, su alta capacidad de reestructuración varietal y, por tanto, su amplia gama de variedades, y su generación de empleo y riqueza, queda evidente que este sector en ningún momento ha dejado de pelear por seguir siendo uno de los pilares más dinámicos de la agricultura española”.
El problema más importante al que se enfrentan los citricultores es el desequilibrio de fuerzas dentro de la cadena alimentaria, donde todos obtienen beneficios menos el productor. Al respecto, Aguado señala que “el ministro nos ha tomado el pelo con su decreto dirigido a lograr precios por encima de los costes de producción ya que, en lugar de ser un organismo oficial el encargado de publicar el coste efectivo de producción, ahora Planas nos sale con la propuesta inaceptable de que sea el propio productor quien lo establezca, lo que le perpetúa en una posición de clara desventaja y en víctima recurrente de prácticas abusivas”.
Ante la recriminación del ministro acerca de que el sector citrícola no avanza en su capacidad de organización, Aguado contesta que “Planas debería preguntarse por qué la producción citrícola incluida en las Organizaciones de Productores (OPs) sigue a la baja –los últimos datos oficiales constatan un descenso del 34 al 31% en un año– a pesar de contar con millonarias ayudas de Fondos Operativos a las que no puede acceder el resto del sector. Cómo es posible que, con la excepción de algunas cooperativas y OPs no cooperativas, cada vez más agricultores estén dando la espalda a este tipo de entidades y si aún no pierden más socios ¿es porque están cautivos? ¿Lo ha analizado el Ministerio? ¿Deben seguir teniendo todas las OPs la misma ayuda independientemente de las liquidaciones que abonan?”
A la referencia del ministro sobre que “el sector no debería echar la culpa a Sudáfrica”, Aguado le reprocha su “actitud pasiva e incluso cómplice a favor de los intereses del lobby sudafricano. Por un lado, no vemos que pelee duro en Bruselas para lograr un control fitosanitario eficiente y con un planteamiento único a fin de frenar la entrada de plagas y enfermedades venidas, en muchos casos, de importaciones citrícolas de Sudáfrica. No parece dispuesto a solicitar un informe a la EFSA sobre el protocolo que debería seguir la UE para protegerse de la Thaumatotibia leucotreta o falsa polilla. No entendemos por qué se ha llevado el laboratorio nacional de referencia en sanidad vegetal a Lugo, al tiempo que impulsa el puerto de Vigo para agilizar las importaciones sudafricanas. Como tampoco comprendemos su inacción ante los intentos de la Comisión de eliminar el desverdizado de cítricos, lo cual perjudicaría nuestras variedades precoces a costa, sobre todo, de las mandarinas sudafricanas”.
AVA-ASAJA también critica abiertamente al ministro del ramo por presentar un proyecto, contra la opinión del sector, que supone una rebaja sustancial de los requisitos fitosanitarios exigidos a los plantones. Mientras tanto, la asociación echa en falta del ministro esa misma implicación en los trabajos de autorización de materias activas para combatir eficazmente las plagas y enfermedades del cultivo.
Otras pilas que debe ponerse Planas, según AVA-ASAJA, son “las gestiones que no está haciendo ni para recuperar el mercado ruso, ni para arreglar los aranceles de la Administración Trump, ni para agilizar protocolos de exportación a otros mercados que tenemos cerrados. Podría parecer que es cuestión de incompetencia, pero no lo es si contrastamos su labor en defensa de acuerdos comerciales perjudiciales para los cítricos españoles como son Mercosur o México. Si solo está para gestionar una Política Agrícola Común (PAC) que discrimina y usa como moneda de cambio la agricultura mediterránea y no acomete las medidas que necesita el sector, entonces no nos sirve como ministro”.
AVA-ASAJA.
 

-Coincidiendo, con diferencia de una semana, con el recorte de los fondos de la PAC para los próximos años, la Comisión Europea presentó el 20 de mayo dos Comunicaciones para el Parlamento Europeo y para los Ministros, que plantean objetivos de sostenibilidad del sector agroalimentario de la UE para los próximos años y en materia de biodiversidad. Reducción a la mitad del uso de fitosanitarios y antibióticos animales, el de fertilizantes en un 20 %, aumentar la superficie de agricultura ecológica hasta un 25% de la agraria, devolver un 10% de las tierras agrícolas a países de alta biodiversidad y llegar a un 30 % de la superficie amparada bajo figuras de protección ambiental… son algunas de las metas propuestas en dos documentos que la Comisión pone sobre la mesa con la Reforma de la PAC abierta en canal, con la amenaza de recorte de ayudas en discusión y con el sector sumido en una de las mayores crisis contemporáneas.
La Comisión Europea, con el beneplácito de Parlamento Europeo y Consejo, que respaldan esta misión, ha planteado el llamado Pacto Verde Europeo como parte de la agenda para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Uniones. Se trata de un plan para convertir a Europa en el primer continente climáticamente neutro de aquí a 2050 y para ello, la participación de los sectores agrario y agroalimentario europeo se materializará a través de las actuaciones contenidas en la estrategia “De la Granja a la Mesa” (o “Farm to Fork” en inglés, o abreviadamente, F2F) y complementada con la Estrategia sobre Biodiversidad 2030.
No hay más alternativa para la agricultura y la alimentación, ni más futuro, que hacer una transición hacia sistemas alimentarios sostenibles por la salud de las personas y del Planeta. O eso, al menos, es lo que viene a sostener la Comisión en sus argumentaciones, en las que pone también el acento en que esa transición puede ser también una enorme oportunidad económica (hemos perdido ya la cuenta de cuantas “enormes oportunidades económicas” nos han presentado ya… y de las explotaciones agrarias que se han llevado por delante, también).
Las estrategias, sobre todo la F2F, plantea expectativas que, en algunos casos, realmente dan vértigo, sobre todo en lo que tiene que ver con la reducción del uso de inputs de todo tipo, aunque también está llena de mensajes positivos que suenan bien, si llegaran a hacerse realidad; por ejemplo, una mayor protección frente a importaciones que no cumplan los estándares europeos, la mejora del etiquetado de los alimentos o, incluso, el apoyo a sistemas alternativos a los agroquímicos. Que nadie se equivoque: agricultores y ganaderos estamos locos por reducir la factura de fitosanitarios, fertilizantes y medicamentos para nuestro ganado, porque cuestan dinero y trabajo. Por lo tanto, medidas reales y eficaces que nos permitieran de verdad proteger nuestros cultivos y nuestras producciones ganaderas con menores costes serían extraordinariamente bien recibidas
Sin embargo, enfrentamos la estrategia F2F con muchas reservas, porque la experiencia de años nos dice que todo aquello a lo que la Comisión le ha puesto la etiqueta de verde o de sostenible, en lo que acaba es en más condiciones y exigencias, mayores costes de producción, recortes de ayudas y menores ingresos. No es para fiarse.
En todo caso, sobre esto… es decir, sobre la “Estrategia de la granja a la mesa para un sistema alimentario justo, saludable y ecológico” y su prima política, la “Estrategia Biodiversidad 2030” se va a hablar de aquí en adelante y mucho.
Sin ir más lejos, la Comisión Europea, ya para finales de este año, va a pasar a los Estados miembros unas recomendaciones de cómo deben implementarse estas estrategias en los Planes de aplicación de la PAC que cada país está redactando en estos momentos. Y, entre 2021 y 2023 va a presentar una serie de propuestas legislativas, ya sea nuevas o ya sea modificando las vigentes, para materializar sus objetivos en una hoja de ruta que ya está definida. Por lo tanto, conviene que empiece a sonarnos la cosa, para saber qué es lo que se nos viene encima.
A continuación, ofrecemos un resumen de los puntos más destacados de la Estrategia F2F relativos al sector agrario y acabaremos con alguna referencia a la Estrategia sobre biodiversidad.
Para acelerar y facilitar la transición y garantizar que todos los alimentos comercializados en el mercado de la UE sean cada vez más sostenibles, la Comisión presentará una propuesta legislativa para un marco para un sistema alimentario sostenible antes de finales de 2023.
Según la Comisión, existe una necesidad urgente de reducir la dependencia de pesticidas y antimicrobianos, reducir el exceso de fertilización, reducir las emisiones de sector, aumentar la resistencia antimicrobiana, aumentar la agricultura orgánica, mejorar el bienestar animal y revertir la pérdida de biodiversidad y para todo ello plantea las siguientes líneas de actuación.
1. Reducir la dependencia de plaguicidas
La Comisión tomará medidas adicionales para reducir el uso general y el riesgo de pesticidas químicos en un 50% y el uso de pesticidas “peligrosos” en un 50% para 2030. Las alternativas al uso de pesticidas químicos que ofrece la Comisión para mantener las rentas de los agricultores son:
. Revisará la Directiva sobre el uso sostenible de plaguicidas.
. Mejorará las disposiciones sobre el manejo integrado de plagas (MIP) y
. Promoverá un mayor uso de formas alternativas seguras de proteger las cosechas de plagas y enfermedades.
El MIP fomentará el uso de técnicas de control alternativas, como la rotación de cultivos y la escarda mecánica, y será una de las principales herramientas para reducir el uso y la dependencia de pesticidas químicos.
Por otro lado, se reconoce que las prácticas agrícolas que reducen el uso de pesticidas a través de la PAC serán de suma importancia y los Planes Estratégicos deben reflejar esta transición y promover el acceso al asesoramiento.
La Comisión también:
. Facilitará la comercialización de plaguicidas que contienen sustancias biológicas activas.
. Reforzará la evaluación del riesgo medioambiental de los plaguicidas.
. Actuará para reducir la duración del proceso de autorización de plaguicidas por parte de los Estados miembros.
. Propondrá cambios en el Reglamento de 2009 sobre estadísticas de plaguicidas para superar la falta de datos y promover la formulación de políticas basadas en pruebas.
2. Reducir el exceso de fertilización
La Comisión actuará para reducir las pérdidas de nutrientes en al menos un 50%, al tiempo que garantiza que no haya deterioro en la fertilidad del suelo. Esto reducirá el uso de fertilizantes en al menos un 20% para 2030.
Para ello, la Comisión propone:
. Desarrollar con los Estados miembros un plan de acción integrado de gestión de nutrientes para abordar la contaminación por nutrientes en la fuente y aumentar la sostenibilidad del sector ganadero.
. Trabajar con los Estados miembros para ampliar la aplicación de técnicas precisas de fertilización y prácticas agrícolas sostenibles, especialmente en las zonas críticas de la ganadería intensiva y del reciclaje de residuos orgánicos en fertilizantes renovables. Esto se realizará mediante medidas que los Estados miembros incluirán en sus planes estratégicos de la PAC, como la herramienta de sostenibilidad agrícola para la gestión de nutrientes, las inversiones, los servicios de asesoramiento y las tecnologías espaciales de la UE (Copérnicus, Galileo).
3. Reducir las emisiones de GEI
Para ayudar a reducir el impacto ambiental y climático de la producción animal, evitar la fuga de carbono a través de las importaciones de carbono (es decir, tener que importar desde países donde se contamina más que aquí) y apoyar la transición en curso hacia una ganadería más sostenible, la Comisión:
. facilitará la comercialización de aditivos alimentarios sostenibles e innovadores.
. Examinará las normas de la UE para reducir la dependencia de los materiales de alimentación críticos (por ejemplo, soja cultivada en tierras deforestadas fuera de la UE) fomentando proteínas vegetales cultivadas en la UE, así como materiales de alimentación alternativos como insectos, reservas de alimentos marinos (por ejemplo, algas) y subproductos
. Revisión del programa de promoción de la UE para productos agrícolas, con el fin de mejorar su contribución a la producción y el consumo sostenibles, y en línea con la evolución de las dietas. En relación con la carne, esa revisión debería centrarse en cómo la UE puede utilizar su programa de promoción para apoyar los métodos de producción ganadera más sostenibles y eficientes en carbono.
. También evaluará estrictamente cualquier propuesta de pagos acoplados en los Planes Estratégicos desde la perspectiva de la necesidad de la sostenibilidad general.
En relación a la ganadería la propuesta final suaviza bastante algunas posiciones iniciales que habían transcendido (o filtrado, como se quiera ver)
4. Aumentar la resistencia antimicrobiana
La Comisión tomará medidas para reducir las ventas globales de antimicrobianos en la UE para animales de granja y en acuicultura en un 50% para 2030. El nuevo Reglamento sobre medicamentos veterinarios y piensos medicamentosos prevé una amplia gama de medidas para ayudar a lograr este objetivo.
5. Bienestar animal
La Comisión revisará la legislación sobre bienestar animal, incluido el transporte y el sacrificio de animales, para alinearla con la evidencia científica más reciente, ampliar su alcance, facilitar su aplicación y, en última instancia, garantizar un mayor nivel de bienestar animal. Los Planes Estratégicos y las nuevas Directrices Estratégicas de la UE sobre Acuicultura respaldarán este proceso. La Comisión también considerará opciones para el etiquetado de bienestar animal para transmitir mejor el valor a través de la cadena alimentaria.
6. Salud de las plantas
La Comisión adoptará normas para reforzar la vigilancia de las importaciones de plantas y la vigilancia en el territorio de la Unión. Las nuevas técnicas innovadoras, incluida la biotecnología y el desarrollo de productos biológicos, pueden desempeñar un papel en el aumento de la sostenibilidad, siempre que sean seguras para los consumidores y el medio ambiente, a la vez que aportan beneficios para la sociedad en su conjunto. También pueden acelerar el proceso de reducción de la dependencia de los pesticidas.
En respuesta a la solicitud de los Estados miembros, la Comisión está llevando a cabo un estudio que analizará el potencial de las nuevas técnicas genómicas para mejorar la sostenibilidad a lo largo de la cadena de suministro de alimentos. Los sistemas alimentarios sostenibles también dependen de la seguridad y la diversidad de las semillas. Los agricultores necesitan tener acceso a una variedad de semillas de calidad para variedades de plantas adaptadas a las presiones del cambio climático. La Comisión tomará medidas para facilitar el registro de variedades de semillas, incluso para la agricultura ecológica, y para garantizar un acceso más fácil al mercado para las variedades tradicionales y adaptadas localmente.
7. Promoción de agricultura ecológica
La Comisión presentará un plan de acción sobre agricultura ecológica. Esto ayudará a los Estados miembros a estimular tanto la oferta como la demanda de productos orgánicos. Asegurará la confianza del consumidor y aumentará la demanda a través de campañas de promoción y contratación pública ecológica. Este enfoque ayudará a alcanzar el objetivo de al menos el 25% de las tierras agrícolas de la UE bajo agricultura orgánica para 2030.
8. El papel de la PAC para alcanzar los objetivos del Acuerdo Verde
El análisis más reciente de la Comisión concluye que la reforma tiene el potencial de impulsar el Acuerdo Verde, pero que las disposiciones clave de las propuestas deben mantenerse en el proceso de negociación y que deben desarrollarse ciertas mejoras e iniciativas prácticas. El requisito de mejorar la eficacia y la eficiencia de los pagos directos fijando límites máximos y orientando mejor la ayuda a los ingresos hacia los agricultores que más la necesitan y que cumplen la aspiración ecológica, en lugar de otorgarla a las entidades y empresas que simplemente tienen la propiedad de la tierra, sigue siendo un elemento esencial de la futura PAC.
Los nuevos eco-esquemas ofrecerán una importante fuente de financiación para impulsar prácticas sostenibles, como la agricultura de precisión, la agroecología (incluida la agricultura ecológica), la agricultura de carbono y la agricultura agroforestal. Los Estados miembros y la Comisión deberán asegurarse de contar con los recursos adecuados en los Planes Estratégicos. La Comisión apoyará la introducción de un presupuesto mínimo para los eco-esquemas.
AGRONEWS CyL
 

-La eurodiputada socialista Clara Aguilera y la portavoz de Agricultura del PP en el Congreso, Milagros Marcos, coinciden en que “no era el momento más oportuno” para presentar la estrategia “De la granja a la mesa” de la Comisión Europea debido a la pandemia y la incertidumbre sobre la PAC.
Aguilera y Marcos han participado este jueves 4 en un debate telemático sobre las consecuencias que tendrá para el sector primario español, y en el que han expresado opiniones similares en algunos aspectos de esta propuesta que todavía es documento político y para el que ahora se abre una larga tramitación legislativa, como han subrayado.
Para Aguilera (PSOE), “no hubiese pasado nada por esperar algún tiempo más” para presentarlo, ya que el agricultor “tiene ahora la incertidumbre sobre la reforma de la Política Agraria Común” y “más que contribuir a un debate sano, se puede generar controversia”.
En este sentido, ha incidido en que la presentación se produce cuando España y el resto de la Unión Europea (UE) están superando una pandemia y en un contexto de “enfado” de los productores por sus crisis de precios.
Milagros (PP) ha echado mano del refranero para explicarlo: En tiempos de crisis “es mejor no hacer mudanzas”, tras criticar también que se haya hecho “en mitad de la covid-19” y con un sector en “problemas”.
LA ESTRATEGIA “PLANTEA MÁS REQUERIMIENTOS CON MENOS PRESUPUESTO Y ESO ES PRÁCTICAMENTE IMPOSIBLE DE CUMPLIR”
La citada estrategia propone entre otros aspectos reducir el uso de fertilizantes y fitosanitarios, o incrementar la producción ecológica, y Aguilera ha asegurado que su grupo “no consentirá” que “no haya alternativas a la eliminación, por ejemplo, de pesticidas”.
 “No es razonable que, sin alternativas para abordar los problemas de las plagas, no tengamos otras que los suplan”, ha añadido.
Aunque valora la agricultura ecológica, no está “nada de acuerdo” en que “se critique por desconocimiento” a la producción convencional, con “iguales parámetros de seguridad y calidad alimentaria”.
Para la portavoz de Agricultura del PP en la Cámara Baja, la estrategia “plantea más requerimientos con menos presupuesto y eso es prácticamente imposible de cumplir”.
Bajo su punto de vista, no aporta análisis económicos, sociales y “casi ni ambientales”, por lo que ha demandado que estas políticas se hagan “primando la ciencia sobre la ideología”.
En el coloquio se ha abordado si ese plan europeo desincentiva el consumo de carne y Clara Aguilera, que así lo cree, ha puesto el foco en el contexto de “empuje social” y debate parlamentario que apoya reducir ese consumo, basándose en diferentes motivos.
“Cada año llegan una o dos oleadas” sobre ese asunto, algo que para Aguilera es “preocupante”, porque “los jóvenes se guían por marketing muy potentes” que potencian el consumo de “productos que parezcan carne, incluso elaborados en un laboratorio”.
Marcos lo ha calificado de “problema ‘progre’, ‘cool’ y moderno”: Actualmente “queda mejor decir que uno es vegano a admitir que come carne”.
Si la estrategia incentiva ese descenso de carne es porque “no se conoce lo que supone la producción ganadera” desde el punto de vista social, económico o ecológico, ha añadido la diputada popular.
Agroinformación.
 
-No es aceptable que no se haya considerado la PAC como una política esencial en Europa, tras lo acontecido en este periodo del Covid-19. Es la sensación general que hoy, el consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Jesús Julio Carnero, ha transmitido al Ministro de Agricultura, Luis Planas, en el Consejo Consultivo mantenido por videoconferencia.
La PAC debería haber salido reforzada. Se necesita un sector agroalimentario fuerte y que garantice el abastecimiento. Por eso Carnero, ante las nuevas pretensiones de reducción en el próximo presupuesto que llegan desde Bruselas, ha asegurado que “es insuficiente e inasumible” por tres motivos principales:
. En primer lugar, porque la posición común adoptada en nuestra Comunidad Autónoma, tanto por todos los grupos políticos, como por las organizaciones profesionales agrarias y demás representantes de la sociedad civil, expresa la necesidad de una financiación idéntica para la nueva PAC como la actualmente vigente.
. Segundo porque el ‘Pacto Verde’ impone una serie de exigencias ambientales que van a tener unos costes para los agricultores y ganaderos.
. Y tercero, la situación generada por el Covid-19 pone a Europa en una nueva encrucijada, produciéndose dos hechos fundamentales como son: la actitud de los agricultores para abastecer los mercados europeos adecuadamente, y de ahí la gratitud hacia ellos, y además la necesidad de que Europa tenga garantizado adecuadamente el abastecimiento alimentario. Estamos hablando de que el sector garantice la soberanía alimentaria.
Desde la Junta tampoco se entiende la poca participación del sector agrario en el Instrumento de Recuperación, solo 15.000 millones de euros de los 750.000 millones de euros. Por ello en estos momentos el consejero ha señalado la existencia de una nueva sostenibilidad, la alimentaria, que junto a la sostenibilidad económica (rentabilidad de las explotaciones) y la sostenibilidad social (pueblos vivos, pueblos habitados) darán consistencia y verdadera capacidad de expresión a la sostenibilidad medioambiental. Ésta, necesita de las otras. 
Por eso Castilla y León dice ‘no’ a esta propuesta revisada y pide al Gobierno de España que luche en Europa por una financiación idéntica a la actual PAC, por una PAC fuerte, y que apoye y ayude a los agricultores como garantes de la alimentación de cada europeo.
Estrategias de la UE: ‘De la Granja a la Mesa’ y ‘Biodiversidad 2030’
Ambas son comunicaciones de desarrollo del ‘Pacto Verde’ que fue a su vez comunicado por la Comisión Europea en diciembre de 2019.
El ‘Pacto Verde’ pretende una economía neutra con el clima y eficiente en recursos y competitiva. Se trata de ser el primer continente climáticamente neutro en 2050. Se arbitraría un mecanismo para una transición justa para ayudar a personas, empresas y regiones en la transición hacia la economía verde. Se habla de 100.000 millones de euros en el periodo 2021-2027.
Las dos estrategias, ‘De la Granja a la Mesa’ y ‘Biodiversidad 2030’ se presentaron el pasado 2 de mayo, y son documentos de objetivos por donde deben transcurrir el sector alimentario y la agricultura y la ganadería en los próximos diez años.
Estrategia ‘De la Granja a la Mesa’
Busca, y esto es positivo, avanzar en la mejora de la obtención de alimentos desde la perspectiva de la salud y del cuidado del medio ambiente. Reconoce como se ha portado todo el sector agroalimentario ante el Covid-19. Pero según ha afirmado Carnero, “ahí acaba todo, se trata solo de un reconocimiento y no va encaminada a establecer garantías para que el sector pueda seguir dando la talla en el futuro. De consumarse esta estrategia supondrá una pérdida de renta inasumible para los agricultores y ganaderos”.
Por eso la Junta de Castilla y León ha pedido al Gobierno de España que reivindique ante Europa que la estrategia puesta en marcha contemple las correspondientes compensaciones en la PAC ante el incremento de costes que la estrategia va a imponer. Así mismo es exigible la modulación de algunos de sus planteamientos como las reducciones de fertilizantes y fitosanitarios químicos o el etiquetado nutricional.
Estrategia ‘Biodiversidad 2030’
Esta estrategia contempla algunas medidas contenidas ya en la otra estrategia, ‘De la Granja a la Mesa, incorporando además que al menos el 10% de las tierras agrícolas deben ser elementos del paisaje, y que el 30% de la superficie terrestre debe estar protegida en 2030. Sin lugar a dudas una estrategia que será positiva en la medida en que tenga en cuenta la sensibilidad del sector agrario y la necesidad de su existencia para alcanzar sus objetivos.
Propuestas de la UE en el Marco Financiero Plurianual
El 27 de mayo la Comisión Europea presentaba una nueva propuesta revisada del marco financiero plurianual 2021-2027 y cómo pretendía relanzar la economía en el mercado único y sus efectos sobre la PAC. El marco financiero alcanza 1.100.000 millones de euros (a precios 2018).
La principal novedad respecto a la presentada en mayo de 2018 es la inclusión de un Instrumento de Recuperación Económica para hacer frente al Covid-19 por importe de 750.000 millones de euros, que estará disponible hasta el 31 de diciembre de 2024. La intención de la Comisión Europea es que dicho Marco Financiero Plurianual esté adaptado en diciembre de este año, entrando en vigor a partir del 1 de enero de 2021.
La propuesta revisada, en lo que a la PAC se refiere, mejora la propuesta de mayo de 2018, por cuanto que ésta decrecía respecto al Marco Financiero 2014-2020 un 11,8%. En cambio, la propuesta revisada decrece un 9,3%. Eso significa 333.264 millones de euros frente a los 367.620 millones de euros del periodo actual.
Es cierto que al Instrumento de Recuperación Económica se incorpora al Feader 15.000 millones de euros, para facilitar a los agricultores y a las áreas rurales apoyos para la transición ecológica y para las inversiones y reformas necesarias para conseguir los objetivos medioambientales (con este incremento el Feader pasa a 90.000 millones de euros). Así, la propuesta revisada mejora aún la de mayo de 2018, pero sigue teniendo una caída del 5,3% en relación al Marco Financiero Plurianual actual (348.264 millones de euros frente 367.620 millones de euros actuales).
Agronews.
 
-Andalucía apuesta por un mecanismo obligatorio de retirada de aceite de oliva que sea aplicable a partir de la próxima campaña como fórmula para frenar la crisis de bajos precios que sufre el olivar. Así se lo ha trasladado la consejera Carmen Crespo al Ministerio de Agricultura.
La titular del ramo, quien ha participado en la reunión telemática del Consejo Consultivo de Política Agraria, ha considerado que la medida está “completamente justificada” por la excepcional situación que atraviesa el sector como consecuencia de los injustos aranceles impuestos por Estados Unidos y su efecto sobre las exportaciones de la producción de aceite envasado, y por la actual crisis del Covid-19.
Se trata de dotar al sector oleícola de “instrumentos de autorregulación ágiles” a través de la modificación “inmediata” del artículo 167 del Reglamento 1308/2013 de la OCM, lo que permitiría desde la próxima campaña regular la oferta con el fin de mejorar el funcionamiento del mercado como ya sucede con el sector vitivinícola.
“Tras una campaña corta, y la reducción de las cantidades almacenadas, los precios siguen siendo bajos. Se avecina una campaña grande y resulta obligado adoptar medidas”, ha señalado Crespo, quien ha repetido que ve necesario también “un nuevo almacenamiento, con un presupuesto superior y niveles de ayuda prefijados”.
Con estas dos medidas, la extensión al aceite del artículo 167 de forma inmediata y un nuevo almacenamiento, la consejera considera que “el sector se colocaría en una mejor posición de salida para la campaña 2020-2021”.
Calidad y trazabilidad
Crespo ha coincidido con el ministro de Agricultura en la necesidad de mejorar la calidad y la trazabilidad del aceite de oliva, estableciendo un seguimiento telemático de todos los depósitos y movimientos del producto.
Entre las medidas que ayudarían a aliviar la situación de bajos precios, Crespo ha insistido en la reducción del 100% del IRPF, en la obligación de realizar una diplomacia proactiva que combata los aranceles impuestos por Estados Unidos y en la apertura de nuevos mercados a través de la promoción de un producto saludable, de calidad y un alimento básico de la dieta mediterránea.
Olimerca.
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de cronicaeconomica.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
cronicaeconomica.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Día a día del sector

Variadas y curiosas versiones de un mismo acuerdo

Los dineros siempre crean problemas

No repetir los errores

La batalla de los precios no se gana de esta manera

La energía y sus costes, en medio de los problemas

Las soluciones llegan a paso de tortuga

Se quieren cargar la agricultura como sector económico

¡Vamos a los toros!

Llegan las rebajas del tio de la PAC

Semana de múltiples noticias y no siempre buenas sobre el sector

© Copyright CRÓNICA ECONÓMICA, S.L. 2020 | Suscríbete al boletín | Mapa web | Contacto | Publicidad | Política de cookies | Política de privacidad | Estadísticas | RSS
Celindas, 25. 28016 Madrid.