Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?

Suscríbete a nuetro boletín gratuito
Está usted en: Económico > Opinión

Ahora los malos, los traidores somos los periodistas

El líder de Podemos y vicepresidente segundo del Gobierno, ha perdido el norte y sigue los pasos de todos aquellos que se han creído lo reyes del mambo, para poco tiempo después, desplomarse y caer en esa dinámica de acusar a todos los que puede de los males que ellos mismos se han causado, para así tratar de convencer a los suyos de que no le despidan.

Actualizado 5 julio 2020  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter 
 Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Enviar  |  
Comentarios 0
Alfonso Vidal
  
Pero el invento de a policía patriótica  que iba a destruirle le ha salido tan mal que recuperar el espacio y los votos perdidos es ya muy difícil. Es comprensible que en un intento de recuperar la iniciativa que ya nunca tendrá pida una comisión que investigue a media España, porque en su opinión todos lo españoles no de su cuerda estamos contra él.
 
Y en esa huida hacia adelante y  después de que PP y Ciudadanos reclamasen celebrar una sesión extraordinaria en el Congreso para que Iglesias dé explicaciones, el líder de la formación morada ha remarcado que darán ellos, y no la derecha, ese paso para que queden esclarecidas todas las cuestiones relativas a la línea de investigación abierta en la Audiencia Nacional y en la que se escuche a los implicados en el conocido como caso Villarejo. Es decir, quiere huir como los ladrones de banco en las películas; haciendo salir a todos los rehenes, como si ellos fuesen los ladrones y así evitar que se conozca hasta onde es capaz de llegar el solito con tal de llegar al poder.
 
Y en esa su paranoia, Iglesias, a voz en grito y con esa cara cargada de sangre, ha denunciado la «brutalidad», la «ferocidad» con la que algunos trabajan para sacarnos del Gobierno. «Tantas portadas. ¿Por qué esos ataques?, ¿por qué esa violencia?, ¿por qué se ha normalizado que la portavoz del principal partido de la oposición diga que mi padre es un terrorista o que soy un asesino de ancianos?». Una retahíla de preguntas que ha resumido en una frase «barbaridades que nunca se han dicho en este país», y al que «vuelven las cloacas mediáticas»

¿No será que las cloacas y toda la porquería que arrastran no son otra cosa que sus maneras de actuar y gobernar desde una vicepresidencia sin contenido, ni ocupaciones?
 
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de cronicaeconomica.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
cronicaeconomica.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Opinión

Y del rey emérito: pues eso, nadie sabe nada

Una semana de margen 

¡¡Que razón tenia don Quijote¡¡

Iglesias ataca a la monarquía para salvar su coleta

Una pelea, que no es tal

Algo podría estar cambiando

Un error que se debería de haber evitado

Aquí no pasa nada, pero los rebrotes no paran de crecer

Lo peorcito de Europa gracias al aplaudido líder supremo

Sánchez un cero a la izquierda

© Copyright CRÓNICA ECONÓMICA, S.L. 2020 | Suscríbete al boletín | Mapa web | Contacto | Publicidad | Política de cookies | Política de privacidad | Estadísticas | RSS
Celindas, 25. 28016 Madrid.