Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?

Suscríbete a nuetro boletín gratuito
Está usted en: Firmas > Economía

Valoración sobre los últimos indicadores de la actividad exportadora

La crisis del coronavirus ha irrumpido de forma inaudita en nuestra economía, ocasionando transformaciones en prácticamente todos los sectores financieros, además de un cambio transcendental en el comportamiento y los valores del consumidor.

Actualizado 22 julio 2020  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter 
 Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Enviar  |  
Comentarios 0
Juan Carlos Moro, CEO de DB Schenker en Iberia
  
El cierre parcial del comercio durante la aplicación del estado de alarma provocó, asimismo, una transformación en el movimiento de mercancías, haciendo que disponer de determinados recursos fuese crucial para la supervivencia. 
Dejando atrás esta época negra, podemos decir que el sector de la logística y el transporte ha sabido resistir el golpe para dar respuesta a las necesidades de una sociedad que se encontraba totalmente inmovilizada. En el caso de DB Schenker, por ejemplo, hemos mantenido nuestra capacidad operativa al 100% desde el inicio de la pandemia, con el propósito de aportar nuestro granito de arena en esta situación sin precedentes en todos los países en los que operamos. La compañía ha suministrado desde equipos de protección hasta medicamentos y pruebas para la detección del virus a ciudades como Nueva York, Milán o Madrid. 

Algunos indicadores nos dejan ahora pruebas tangibles del impacto de esta congelación económica. Sin ir más lejos, la semana pasada, el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo publicó los datos del Indicador Sintético de la Actividad Exportadora del segundo trimestre de 2020, basado en una encuesta realizada entre el 18 mayo y 12 de junio, y los datos de Comercio Exterior correspondientes al mes de mayo.
Ambas estadísticas demuestran que la pandemia ocasionó un brutal impacto en el movimiento de mercancías en los meses más críticos. Tanto las importaciones como las exportaciones cayeron interanualmente un 40% y un 34%, respectivamente. Sin embargo, y a pesar de que los datos no son en absoluto alentadores, las exportaciones obtuvieron un resultado más favorable que el de las importaciones, lo que demuestra el esfuerzo realizado por la industria de nuestro país para contribuir a la recuperación económica, apoyándose en la demanda externa para salir adelante. Las cifras indican una restauración mucho más paulatina de la demanda interna, que se encontrará afectada durante un largo periodo de tiempo. 

De la misma forma, los datos del Indicador Sintético de la Actividad Exportadora anticipan el dramático impacto que sufrirá la economía en los próximos trimestres. Si comparamos estos datos con los de la crisis de 2008, podemos observar que, en aquel momento, fueron necesarios tres trimestres para obtener un resultado de -38 puntos (en escala -100 / +100). En esta ocasión, ha sido necesario un único trimestre para que las empresas puedan anticipar ese brutal retroceso en sus carteras de pedidos de exportaciones. Por todo ello, podemos afirmar que esta crisis de actividad constituirá una recesión más dura y alarmante que la vivida hace unos años. 
Ambas estadísticas demuestran que el mayor impacto se acusa en las industrias de producción intensiva, como las de bienes de consumo o la automoción, que, a su vez, son los sectores que atraen mayor volumen de empleo de forma tanto directa como indirecta. En este contexto, el 20% de las empresas ya ha afirmado que anticipa una reducción de su contratación para los próximos tres meses, lo que se une al efecto especialmente negativo de la crisis en aquellas cuya facturación no supera los 3 millones de euros. Todo ello se traduce en una reducción significativa de la producción y el comercio exterior y, por ende, del empleo.

Lo que estamos sufriendo es un resultado similar al de "un motor parado”, hay que activar el contacto. No se arranca sólo llenando combustible. Ponerlo de nuevo en marcha será una ardua tarea en la que los actores económicos, las compañías y la administración ocuparán una posición central. Nuestro deber ahora es impulsar la recuperación y demostrar la fortaleza de nuestro país, para que esta “nueva normalidad” no deje secuelas inasumibles. 
 
Para ello, es obligatorio actuar rápida y eficazmente. Bajo mi punto de vista, la aceleración de la demanda es el único sistema de arranque frente a una crisis que todas las voces expertas consideran que perdurará en el tiempo. En este sentido, y como bien reflejan los datos, el pulso exportador de España será un factor clave en el periodo post Covid-19. La fortaleza y resiliencia de la “Marca España” será un elemento indispensable en este proceso de reactivación de la demanda, debido a su alto nivel de competitividad y su fiabilidad. Además, valoro como muy necesaria la flexibilización en la vuelta al trabajo de las personas en situación de ERTE, quienes, en su mayoría, llevan semanas o incluso meses parados o con un nivel de trabajo muy inferior al habitual. 

Personalmente, espero que las instituciones pertinentes tomen las decisiones adecuadas para resurgir de esta crisis. Encaminarnos hacia la presión fiscal y el endeudamiento de las administraciones y las empresas no es la fórmula correcta, como tampoco una vía sostenible. Debemos tomar medidas que respalden a las compañías y a los ciudadanos, dotándoles de incentivos fiscales y facilitando la inversión y la contratación activa. Esta receta será una garantía de éxito que nos permitirá mirar atrás y sentirnos orgullosos del camino realizado en la gestión de esta pandemia.
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de cronicaeconomica.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
cronicaeconomica.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Economía

GAS MEDITERRÁNEO, ¿UN DIVIDENDO O UN DESAFÍO?

La inteligencia Artificial al servicio de las personas

El futuro de la construcción se asentará en las destrezas digitales

Automóvil: el futuro puede ser diferente

IMPULSANDO LA ECONOMÍA AZUL EN EL MEDITERRÁNEO

RESCATAR A LAS PYMES, SALVAR LA ECONOMÍA

Innovación y digitalización post-covid-19: una necesidad

La creciente ola de tráfico de Internet

Requisitos y límites efectivos de los instrumentos de previsión

La Logistica, nunca ha sidoi tan importante

© Copyright CRÓNICA ECONÓMICA, S.L. 2020 | Suscríbete al boletín | Mapa web | Contacto | Publicidad | Política de cookies | Política de privacidad | Estadísticas | RSS
Celindas, 25. 28016 Madrid.