Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?

Suscríbete a nuetro boletín gratuito
Está usted en: Económico > Opinión

La separación de poderes ha muerto

Los acontecimientos de estos últimos días han demostrado que Sánchez ha conseguido lo que solo los dictadores han logrado en los largos años en los que las democracias habían instaurado como regla básica de las libertades de los ciudadanos, hacer desaparecer realmente la separación de poderes,

Actualizado 16 septiembre 2020  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter 
 Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Enviar  |  
Comentarios 0
Alfonso Vidal
  
Si no es así, es difícil de entender como es posible que estamos ante el único gobierno, aparentemente democrático que ha logrado esquivar el control de su gestión a lo largo de la pandemia. Fenómeno que por otra parte ha supuesto un numero de fallecimientos de tal volumen que ni el propio gobierno admite oficialmente como tales, cuando todo el mundo sabe que la realidad duplica la cifra que el Gobierno da por buena.

Por si eso fuera poco, todo lo que hace referencia a escándalos, del orden que sean, y presuntamente cometidos por políticos reciben tratamientos desiguales. Si el posible incumplidor es de un partido de la oposición conservadora rápidamente los fiscales se ponen a trabajar y el inicialmente inocente ciudadano es rápidamente vapuleado imputado y las terminales mediáticas del gobierno se lanzan sobre su yugular y lo deshacen.
A sensu contrario, cuando el implicado  es un miembro del gobierno o de los grupos simpatizantes de este, el trato que recibe de fiscalía y demás magistraturas es de una suavidad rayana en la cursilería. 

En estas circunstancias no nos queda mas que asumir que esa tranquilidad de la que ante disfrutábamos, con una justicia independiente del poder político ha muerto y que a partir de ahora las libertades están en cuarentena, al menos mientras esta panda de dictadorzuelos que nos gobiernan ocupen .los sillones de los que hasta ahora disfrutan. 
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de cronicaeconomica.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
cronicaeconomica.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Opinión

Sanidad y Sánchez, viven en la incoherencia

Abascal se estampa, Sánchez se baja los pantalones y Casado ....

Moción de censura, mejor habría que hablar de perdida de tiempo

Ya era hora, y eso que protestan

Iglesias se atreve con todo

Y ahora, ¿Qué dirá Sánchez?

Su intento contra la separación de poderes  le persigue por Bruselas

La bronca se generaliza

El golpe de estado judicial de Podemos se encuentra con problemas

Franco ha vuelto, ¡viva Sanchez¡

© Copyright CRÓNICA ECONÓMICA, S.L. 2020 | Suscríbete al boletín | Mapa web | Contacto | Publicidad | Política de cookies | Política de privacidad | Estadísticas | RSS
Celindas, 25. 28016 Madrid.