Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?

Suscríbete a nuetro boletín gratuito
Está usted en: Finanzas > Finanzas

Brexit: el obstáculo final

Cuatro años y tres primeros ministros desde que el Reino Unido se pronunció en las urnas para abandonar la Unión Europea, llega el último obstáculo de la saga del Brexit. Con el inminente punto final de la transición el próximo 31 de diciembre, la incertidumbre persiste en el Reino Unido. La firma de acuerdos comerciales es de máxima prioridad. A pesar de los avances con otros socios comerciales, asegurar los acuerdos con la Unión Europea y los Estados Unidos será absolutamente crítico en los pr

Actualizado 22 octubre 2020  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter 
 Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Enviar  |  
Comentarios 0
Aaron Barnfather, analista y gestor de carteras de Lazard Asset Management
  
La brecha del PIB de Brexit
El Brexit ha sido un lastre para el crecimiento económico del Reino Unido durante los últimos cuatro años. De hecho, desde el voto a favor en junio de 2016, la economía del Reino Unido ha tenido un rendimiento inferior al de sus homólogos mundiales y las decisiones políticas frente a la pandemia del COVID-19 sólo han empeorado las cosas.

Durante los tres años anteriores al referéndum, la economía del Reino Unido creció un 2,4% anual, superando significativamente a la zona euro, que creció un 1,5% anual. Sin embargo, desde el tercer trimestre de 2016 hasta el cuarto trimestre de 2019, el crecimiento del PIB del Reino Unido se redujo en un 1,6% anual. Esto fue impulsado por una débil inversión empresarial, la desaceleración del crecimiento del consumo privado y una política interna desordenada (incluyendo dos elecciones repentinas). Por el contrario, el crecimiento del PIB de los Estados Unidos se mantuvo estable, apoyado por las medidas de estímulo fiscal, mientras que los programas de expansión cuantitativa del Banco Central Europeo (BCE) han impulsado el crecimiento de la zona euro.

Tres posibles resultados para el final del año

1. Trato total o parcial
Este es el escenario más optimista. Con las dos partes llegando a un acuerdo de gran alcance y dando al Reino Unido derechos de libre comercio en toda Europa. Si este fuera el caso, sería un gran apoyo para la recuperación económica.  
2. Salida dura semidirecta
Este parece ser el resultado más probable para los mercados. En este escenario, ambas partes acordarían algunas modestas medidas provisionales para evitar una salida desordenada y dura, pero sin llegar a un acuerdo. El comercio incumpliría las normas de la Organización Mundial del Comercio (OMC), mientras que las negociaciones sigan su curso. Esta perspectiva sería perjudicial para la economía del Reino Unido, ya que la continua incertidumbre pesaría sobre la inversión empresarial y el sentimiento del mercado.
También es posible que la incertidumbre y los trastornos actuales derivados de la pandemia de COVID-19 hagan que ambas partes acuerden alguna forma de prórroga. Sin embargo, una amplia mayoría conservadora en el Parlamento y la determinación de Boris Johnson de "terminar con Brexit" hacen que este escenario sea poco probable.
3. No hay trato
Este escenario implicaría una ruptura completa de la relación sin un acuerdo, causando una extrema incertidumbre y trastornos en toda la economía y los mercados.
En este escenario el comercio también incumpliría las normas de la OMC. Las condiciones comerciales futuras tendrían que ser elaboradas de manera fragmentaria, pero sólo si los gobiernos vuelven a la mesa. Este escenario será cada vez más probable si el gobierno del Reino Unido sigue adelante con su propuesta de Ley de Mercado Interno. Una salida dura con pocos o ningún acuerdo en vigor para áreas cruciales como el comercio de bienes y los servicios financieros podría provocar que el Reino Unido volviera a entrar en recesión a principios de 2021 y también podría sofocar la recuperación de la UE de la pandemia COVID-19.

Ley de mercado interior
Cuando el Reino Unido se vaya, las leyes de la Unión Europea que actualmente obligan a las cuatro partes constituyentes del Reino Unido -Inglaterra, Escocia, Gales e Irlanda del Norte- dejarán de aplicarse. El gobierno conservador argumenta ahora que el Reino Unido necesita un nuevo conjunto de normas que rijan el comercio interno para garantizar que no haya barreras al comercio dentro del Reino Unido. Estas podrían surgir potencialmente de futuras diferencias en las leyes de las administraciones delegadas. El proyecto de "Ley de Mercado Interior" propone dar a los ministros poderes sobre cómo el Reino Unido podría implementar el Protocolo de Irlanda del Norte (NIP) que fue acordado como parte del acuerdo de salida con la UE. Este proyecto de ley tiene el potencial de descarrilar las conversaciones comerciales entre las dos partes y el plan también puede ser una violación del derecho internacional. La reacción de la UE ha sido iniciar procedimientos legales contra el Reino Unido, destacando la tensión entre ambas partes a medida que las negociaciones comerciales entran en una fase crítica.

La urgencia de los acuerdos comerciales
Desde el día del Brexit, el 31 de enero de 2020, el Reino Unido ha sido libre de negociar sus propios acuerdos para la compra y venta de bienes y servicios. Sin embargo, se trata de acuerdos extremadamente complicados de asegurar, en particular en el corto plazo que transcurre desde ahora hasta el final del período de transición, tras el cual el Reino Unido dejará de formar parte de la unión aduanera única. Al 1º de agosto de 2020, el Reino Unido había asegurado 19 acuerdos comerciales con 42 países. Más recientemente, el Reino Unido firmó un acuerdo de libre comercio con el Japón, el cuarto mayor socio comercial del Reino Unido fuera de la UE.

Otro gran desafío para el Reino Unido será la gran dependencia de una serie de industrias clave. Por ejemplo, el sector del automóvil de Reino Unido, que es el mayor exportador de bienes del país y que depende en gran medida de las piezas de automóviles de países no pertenecientes a la UE. La UE tiene el requisito de que los coches deben ser al menos un 45% "fabricados localmente" para poder aprovechar el acceso a la UE con arancel cero en un acuerdo de comercio. Como el gobierno del Reino Unido no ha podido convencer a Bruselas de que adopte un enfoque más flexible para la fabricación de automóviles con piezas no pertenecientes a la UE, esto significará que los exportadores de automóviles del Reino Unido no podrán disfrutar de un acceso libre de aranceles. El sector de alimentos y bebidas se encuentra en una situación similar. Estos requisitos de "regulación de origen" significan que, incluso si se acordara un acuerdo comercial general de cero aranceles, muchas industrias seguirían sin poder aprovechar el libre comercio.

El gobierno británico tendrá que moverse rápidamente si espera evitar una brusca interrupción del comercio el próximo año. Las conversaciones entre el Reino Unido y la UE siguen en un punto muerto debido a la falta de avances en cuestiones fundamentales, como las disposiciones sobre la igualdad de condiciones (en particular la ayuda estatal), la pesca y los mecanismos de solución de controversias. También es difícil imaginar que las dos partes lleguen a un acuerdo mientras persistan los problemas relacionados con el proyecto de ley del mercado interior.

Implicaciones de la inversión
El Covid-19 ha enturbiado la reacción de los mercados de valores frente al Brexit. A pesar de la considerable caída económica, los mercados europeos se han comportado mejor que los del Reino Unido gracias a las medidas de apoyo del BCE. Sin embargo, si un Brexit sin acuerdo se materializa, provocará una presión adicional significativa en ambas economías. Es probable que el mercado de valores de Europa ex-UK también se vea influenciado por los acontecimientos políticos en los EE.UU., donde una reñida batalla electoral y la incertidumbre sobre su resultado puede conducir a la volatilidad del mercado e incluso al malestar social.

Los mercados de valores del Reino Unido siguen siendo muy sensibles al flujo de noticias de Brexit, lo que se refleja en la sensibilidad de los niveles de la libra esterlina y los rendimientos de los bonos. 

El riesgo de un Brexit duro sin acuerdo aumenta cada día mientras las negociaciones siguen en un punto muerto. Las cuestiones adicionales que plantea el proyecto de ley de mercado interior se reflejan en la reciente debilidad de la libra esterlina. Anteriormente esperábamos que el Banco de Inglaterra recortara los tipos de interés en caso de no llegar a un acuerdo. Sin embargo, dado que los tipos han bajado a cero en respuesta a COVID-19 y que el Banco de Inglaterra ha descartado hasta ahora una política de tipos de interés negativa, esperamos que los tipos se mantengan en sus mínimos históricos actuales, sea cual sea el resultado de las negociaciones comerciales.

Una libra esterlina más débil beneficiaría a las acciones de mayor capitalización, que por extensión también están menos expuestas a la difícil economía interna del Reino Unido. También es posible que, como después del resultado del referéndum de junio de 2016, una salida dura podría dar lugar a un mayor rendimiento de los valores de gran capitalización frente a los de menor capitalización, ya que los inversores buscan la seguridad percibida y una mayor liquidez de las empresas más grandes.
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de cronicaeconomica.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
cronicaeconomica.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Finanzas

Bonos convertibles: turismo y energía de Europa.

El oro como alternativa a la volatilidad de las Bolsas

Fusión CaixaBank y Bankia, cómo afecta al mercado y resto de entidades

¿Habrá movimientos en el IBEX en los próximos días?

Situación de España y el Fondo de Reconstrucción

Oportunidades de inversión en bonos emergentes

El miedo al rebrote del coronavirus ¿afecta a los mercados?

Panorámica macroeconómica EUROZONA - ¿HA TOCADO FONDO LA ECONOMIA?

La Fed lanza una alerta sobre la recuperación de EE.UU.

Qué esperar de la reunión del FOMC

© Copyright CRÓNICA ECONÓMICA, S.L. 2020 | Suscríbete al boletín | Mapa web | Contacto | Publicidad | Política de cookies | Política de privacidad | Estadísticas | RSS
Celindas, 25. 28016 Madrid.