Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?

Suscríbete a nuetro boletín gratuito
Está usted en: Agrolibre > Día a día del sector
Semana del 13 al 20 de diciembre de 2020

La Renta Agraria  preside la semana

La semana ha estado presidida a nivel nacional, por la publicación del MAPA de la primera estimación de la Renta Agraria 2020. Y como siempre ha ocurrido y suponemos ocurrirá, "con ella llegó el escándalo".

Actualizado 24 diciembre 2020  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter 
 Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Enviar  |  
Comentarios 0
Redacción Agrolibre
  
Según el MAPA, la Renta Agraria ha alcanzado los 29.093 millones de euros en 2020, lo que supone un incremento del 4,3 % con respecto a 2019, recuperando de esta forma su senda de crecimiento. Esta evolución positiva de la renta agraria está asociada al buen comportamiento que ha tenido la producción de la rama agraria, que se ha situado en 52.991 millones de euros, lo que supone un aumento del 2,6 % con respecto a 2019, a que la producción animal ha registrado un valor récord, con 20.272 millones de euros y a que los consumos intermedios han registrado solo una ligera subida del 0,4 %, hasta los 23.694 millones de euros, mientras que las subvenciones totales se han incrementado este año un 2,3 % con respecto a 2019.

Comentarios 
Hasta aquí la noticia que ha levantado ampollas en todas las Organizaciones Agrarias. Veaqmos algunas manifestaciones al respecto.
Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos, tras una primera revisión a los s resultados del indicador de renta agraria presentados por el Ministerio en su primera estimación para 2020, denuncia que no reflejan en absoluto la situación vivida durante el año 2020 por los agricultores y ganaderos estatales a causa del COVID-19.
“Chirría que los datos presentados señalen, por ejemplo, un aumento del 2,2% del valor de la producción de plantas y flores, cuando todos los eventos y festejos se han suspendido a causa de la pandemia” señalan desde la organización. Unión de Uniones quiere destacar también el fuerte contraste de los datos estatales presentados, con respecto al resto de potencias agrarias europeas. Mientras que en España se supone que la renta agraria ha aumentado un 4,3%, la renta en Alemania (-13,3%), Francia (- 6,6%), Italia (- 5,9%) y la media de la UE-27 (-5,2%) han descendido notablemente.
ASAJA insiste en que "no nos hagamos trampas en el solitario; la realidad del sector agrario español no es la que refleja el indicador de renta agraria presentado esta semana por el Ministerio de Agricultura", "los productores agrarios que han logrado sobrevivir a este aciago 2020 atraviesan serias dificultades para mantener a flote sus explotaciones porque la rentabilidad de buena parte de las producciones está bajo mínimos. Otros se han quedado por el camino, alrededor de 35.000 trabajadores por cuenta ajena y más de 2.500 trabajadores por cuenta propia han abandonado el sector. Hablar, por parte del ministerio, de crecimiento de la renta agraria, obviando todo lo demás, es cuando menos osado y tremendamente desafortunado". 
La organización agraria señala que solo el impacto de las subidas del Salario Mínimo Interprofesional en los dos últimos años, que ha incrementado en un 27,9% los costes salariales, ha supuesto que más de 33.000 trabajadores del campo pasen a engrosar las listas de desempleados ante la imposibilidad de los agricultores de asumir mayores cargas económicas. Pero este aumento de los costes no es el único, "además debemos añadir aquellos otros derivados de la aplicación de las medidas de protección anti-COVID, sobre todo en lo que concierne a las campañas de recolección de fruta, vendimia y olivar. Estos incrementos de costes de producción, unidos a unos bajos precios en origen, han dado como resultado el cierre de un número importante de explotaciones y las que han quedado lo hacen en muy difíciles condiciones".
El hundimiento de precios y las dificultades de comercialización son un problema común. En vacuno de leche el problema es endémico, el número de ganaderos cae de forma recurrente, en 10 años se ha pasado de 24.000 ganaderos a tan solo 14.000, pese a ser España un país deficitario en leche"
Otras producciones seriamente damnificadas por el cierre de la restauración han sido el vino y el aceite de oliva. Además, los productores han tenido que soportar las consecuencias de unas penalizaciones injustas en las exportaciones a Estados Unidos. Todo ello, ha situado a buena parte de las explotaciones de olivar en pérdidas y haciendo peligrar su continuidad, informa la organización en un comunicado. 
En frutas y hortalizas, y con la excepción de los cítricos, los precios en origen se han mantenido o incluso han bajado respecto a otras campañas (especialmente reseñable es la crisis de precios en ciruelas y en frutos secos como la almendra). En las hortalizas, los precios se han mantenido (caso de Murcia) o han cotizado al alza (Almería) pero los costes para el productor se han incrementado de forma significativa por la aplicación de lsa medidas de seguridad ante la pandemia. El resultado es que la renta agraria para los productores de hortícolas bajo plástico ha descendido respecto a la pasada campaña.
… …
En suma, "los principales sectores productivos de la agricultura española arrojan datos negativos de rentabilidad en 2020. Resulta paradójico que el ministerio anuncie una subida de la renta agraria de más del 4% con la situación que vive el sector. Esta subida choca, además, con las cifras de países de nuestro entorno europeo en los que también se han producido caídas de renta agraria del 13,3% en Alemania; el 6,6% en Francia o el 5,9% en Italia". 
Y si tal como se afirma desde el Sector los datos del MAPA reflejados en la publicación sobre la Renta 2020, son “no reales” a qué se espera para denunciarlos, ¿es que las Organizaciones Profesionales, no tuenen capacidad técnica para desmentir las cifras oficiales?, muchos creemos que ya está bien del bla, bla, bla, hay que pasar al escenario real de la denuncia, lo demás no dejan de ser opiniones sumamente subjetivas y de parte.
¡Si no son capaces de negar con datos contrastados cállense por favor!, o ¿pretenden que el MAPA, ante sus opiniones, oculte sus datos y no publique sus resultados?  
 
 
Mientras el PAPA sigue a lo suyo, ya no parece el sucesor de Pedro, sino el pontífice de lo climático y de la Pachamama.
Durante la High Level Virtual Climate Ambition Summit organizada el 12 de diciembre de 2020 por Gran Bretaña y Francia, en asociación con Chile e Italia, el Santo Padre, a través de un video-mensaje, anunció la adopción por parte de la Santa Sede de una estrategia de reducción de emisiones netas cero.
Esta estrategia, dijo el Papa Francisco, se actuará en dos niveles:
1.    Compromiso del Estado de la Ciudad del Vaticano de reducir las emisiones netas a cero para el 2050.
2.    Compromiso de la Santa Sede para promover la educación en ecología integral.
Al anunciar estos compromisos, el Santo Padre recordó la importancia de que “la actual pandemia y el cambio climático […] apelan a nuestra responsabilidad de promover, con un compromiso colectivo y solidario, una cultura del cuidado, que ponga en el centro la dignidad humana y el bien común”.
Para alcanzar el objetivo de la neutralidad climática para 2050, el Estado de la Ciudad del Vaticano (SCV) pondrá en marcha proyectos tanto para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero como para mejorar las fuentes de su absorción mediante, por ejemplo, procesos de reforestación. Para ello, intensificará sus esfuerzos de gestión ambiental en favor del uso racional de los recursos naturales como el agua y la energía, la eficiencia energética, la mejora de su patrimonio tecnológico, la movilidad sostenible, la reforestación y la economía circular como la gestión de los desechos.
Desde hace muchos años el SCV está comprometido en la promoción del desarrollo sostenible para la salvaguardia de la casa común. Cabe destacar, al respecto, las políticas ambientales y energéticas aplicadas en el SCV para reforzar el uso de las fuentes de energía renovables mediante la construcción de plantas fotovoltaicas y de refrigeración solar, así como la modernización de las centrales térmicas y los sistemas conexos de control de la temperatura con el fin de obtener un mejor rendimiento en cuanto a la eficiencia energética y las emisiones contaminantes en la atmósfera.
También se han logrado progresos significativos en la optimización del uso del recurso hídrico, la reducción de los desechos comunes, el desarrollo del catastro arbóreo del SCV y la promoción del consumo responsable (en 2019 se suprimió la venta de plástico de un solo uso). Otros aspectos importantes son los relativos a la puesta en marcha de un proceso de sustitución de su parque automovilístico por automóviles de tracción eléctrica o híbrida y la mejora del concepto de recuperación y reutilización en el ámbito de la gestión de los desechos. Hay que subrayar el fomento de la recogida selectiva de residuos urbanos (de una diferenciación del 42% en 2016 al 65% en 2020 con el objetivo de alcanzar el 75% en 2023) y la diferenciación de los residuos especiales igual al 99%. Se trata de claros ejemplos de economía circular, como la de recuperar los materiales de desecho del mantenimiento de los espacios verdes y los residuos orgánicos, transformándolos en abono de calidad y devolviendo al territorio los productos extraídos del ambiente. Sin embargo, las medidas políticas, técnicas y operacionales son necesarias, pero no suficientes para alcanzar el objetivo de “net-cero” y sobre todo para propagar la “cultura del cuidado”: deben combinarse con un proceso educativo que, también y sobre todo entre los jóvenes, promueva nuevos estilos de vida y fomente un modelo cultural de desarrollo y sostenibilidad centrado en la fraternidad y en la alianza entre los seres humanos y el medio ambiente.
Es aquí donde se inserta el segundo compromiso anunciado por el Santo Padre, relativo a la promoción de una educación a la ecología integral, para lo cual la Santa Sede intensificará lo que ya viene haciendo desde hace mucho tiempo. Además, el Magisterio nunca ha dejado de mencionar la urgente necesidad de interpretar las diferentes crisis del mundo contemporáneo, que están fuertemente interrelacionadas, adoptando un enfoque integral con profundas implicaciones educativas. La educación católica -incluyente por naturaleza y abierta a todos sin distinción de credo- ofrece una contribución significativa en este sentido, colocando a la persona en el centro y proponiendo los valores éticos necesarios para el desarrollo humano integral. Las doscientas dieciseis mil escuelas católicas, a las que asisten más de sesenta millones de alumnos, y las mil setecientas cincuenta universidades católicas, con más de once millones de estudiantes, son un punto de referencia educativo para contribuir a la construcción de una nueva humanidad Sobre esta base, el 12 de septiembre de 2019, el Papa Francisco lanzó la propuesta de un Pacto Educativo Mundial, que adquiere un valor de significado aún más profundo en un contexto de crisis que la pandemia ha agravado, especialmente para las personas más frágiles. En una visión a largo plazo marcada por la fraternidad, la solidaridad y la salvaguardia de la naturaleza, el proyecto educativo del Pacto se despliega como un camino de maduración compartida que sitúa en el centro a la persona y su entorno, profundizando en el auténtico significado de la ecología integral, que incluye al hombre y el desarrollo en todas sus dimensiones, incluida la de la relación con la creación.
En esta perspectiva, el Santo Padre no ha dejado de mencionar en el anuncio de hoy la Economía de Francisco, que sostiene, mediante la cual jóvenes economistas, empresarios y expertos en finanzas y trabajo promueven caminos para superar la pobreza energética, fuente de desigualdad económica, social y cultural, para colocar la custodia de los bienes comunes en el centro de las políticas nacionales e internacionales y la enseñanza en escuelas, universidades y escuelas de negocios de todo el mundo, para promover la producción sostenible incluso en países de bajos ingresos compartiendo tecnologías apropiadas y avanzadas. Y este compromiso se lo piden en primer lugar a ellos mismos, poniéndose a disposición para vivir los mejores años de sus energías e inteligencias siendo sal y levadura de la economía.
El Papa Francisco nos incita: “Es hora de mirar hacia adelante con valentía y esperanza …una esperanza de paz y de justicia. Una esperanza de belleza, de bondad; una esperanza de armonía social”.  “Ha llegado el momento de un cambio de rumbo. No robemos a las nuevas generaciones la esperanza en un futuro mejor”.
Para Specola en Infovaticano:
Con la que está cayendo y seguimos viendo que el Papa Francisco sigue con sus calentamientos y la Santa Sede: «está asociada con este objetivo, moviéndose en dos niveles: por un lado, el Estado de la Ciudad del Vaticano se compromete a reducir las emisiones netas a cero para 2050, intensificando los esfuerzos de gestión ambiental, ya en marcha desde hace algunos años, que permiten un uso racional de los recursos naturales como el agua y la energía, la eficiencia energética, la movilidad sostenible, la reforestación y la economía circular también en la gestión de residuos”. Para el 2050, ¡dentro de 30 años!, el Vaticano se compromete a tener emisiones cero. Hablamos de país más pequeño del mundo y por lo tanto el que lo tiene mucho más fácil. No hay actividad industrial, no hay extracciones mineras, abundan los jardines y fuentes y se necesitan treinta años, treinta, para no contaminar, esperemos que sea una broma. Mientras el Papa Francisco predica estas cosas sus gasolineras siguen vendiendo combustibles fósiles libres de impuestos. Esto se arregla con una firma y para mañana, mucho nos tememos que no llegará. Ya tenemos al Vaticano, eso sí, dentro de la «Alianza Global» con Rothschild, la Fundación Rockefeller y los principales bancos mundiales para crear un Gran Reinicio. Estos multi, muy multimillonarios, amigos de los pobres consideran a un tercio de la humanidad «desperdicio», superfluos que consumen demasiado y contaminan. La directiva de «Inclusive Capital Partners», se autodenominan «Guardianes» y anuncian que su asociación: “seguirá la exhortación del Papa Francisco a escuchar el grito de la tierra y el grito de los pobres». Estamos en buenas manos, ¡ya no debemos preocuparnos por el futuro!
 
Definitivamente, así al menos lo pensamos muchos, Francisco ha perdido el Norte, sobre lo fundamental de su Misión, ¡ojalá nuestra milenaria Iglesia no quede convertida en una nueva ONG patrocinada por la ONU! Confiemos en las palabras de Jesucristo que afirmó “YO estaré con vosotros hasta el fin de los tiempos”.
 
Terminemos señalando que La Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG) ha presentado una denuncia formal ante la Oficina Europea de Lucha contra el Fraude (OLAF) en la que presenta indicios sobre una presunta red fraudulenta para sortear el pago de los derechos aduaneros de las importaciones agrícolas de Marruecos. En el escrito de denuncia, COAG solicita a la OLAF que inicie investigaciones para constatar que las autoridades competentes, y en particular los gobiernos español y francés, no están procediendo de manera irregular en perjuicio de los agricultores y los contribuyentes de la UE.
Durante los últimos años hemos solicitado de forma reiterada a las autoridades competentes información detallada sobre las cantidades satisfechas por parte de las empresas que introducen dichos productos en la UE, pero en ningún caso, se han facilitado datos al respecto. “Desde hace años estamos pidiendo al Ministerio de Agricultura que nos facilite información sobre el cobro de las tasas arancelarias por parte de la Agencia Tributaria en los puertos españoles, tasas referidas a los productos hortícolas procedentes de Marruecos que superan el contingente libre de aranceles o derivados de los establecido en el sistema de precios en entrada. Estamos hablando de unos derechos de aduanas que se sitúan en torno a los 400€/t en tomate, aproximadamente. ¿Dónde está el pago de esas tasas? Los indicios apuntan a que no se cobra nada y, en la práctica, los puertos españoles y franceses son un coladero de frutas y hortalizas de países terceros sin control”.
Las importaciones de productos hortícolas de Marruecos se han incrementado en los últimos años de manera considerable, tanto en volumen como en valor: la Unión Europea importó 1,4 mill/t de frutas y hortalizas procedentes de dicho origen en 2019. Esto supone un crecimiento del 40% respecto a 2015. En valor, la evolución ha sido similar con un aumento del 42% entre 2015 y 2019, hasta alcanzar los 1.805 mill€.
En el caso del tomate, las importaciones marroquís a la UE han crecido en más de 100.000 t. (+35%) entre 2011 y 2019. En este producto, en particular, se ha denunciado reiteradamente el incumplimiento del sistema de precios de entrada fijado en la normativa comunitaria a lo largo de los años y se desconocen los derechos arancelarios abonados por las empresas de comercio, si es que se hubieran abonado.
Y… …de verdad nuestro gobierno es incapaz de pedir a la OLAF explicaciones sobre el tema y exigir de inmediato respuestas sobre el tema…
 
Noticias.
-SEGÚN LA PRIMERA ESTIMACIÓN DE LAS PRINCIPALES CIFRAS ECONÓMICAS DEL SECTOR AGRARIO
La producción de la rama agraria se sitúa en 52.991 millones de euros, un 2,6 % más que en 2019
La producción animal registra su valor récord, con 20.272 millones de euros
Los consumos intermedios registran una ligera subida del 0,4 %, hasta los 23.694 millones de euros
El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, señala que estos datos reflejan, en un contexto tan difícil por la crisis de la COVID-19, el buen trabajo de nuestros agricultores y ganaderos
El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación ha publicado la primera estimación de las principales cifras económicas del sector agrario. Según estos datos, la renta agraria ha alcanzado los 29.093 millones de euros en 2020, lo que supone un incremento del 4,3 % con respecto a 2019, recuperando de esta forma su senda de crecimiento.
Esta evolución positiva de la renta agraria está asociada al buen comportamiento que ha tenido la producción de la rama agraria, que se ha situado en 52.991 millones de euros, lo que supone un aumento del 2,6 % con respecto a 2019.
PRODUCCION VEGETAL
La producción vegetal ha aumentado un 3,2 % en valor, alcanzando los 30.957 millones de euros, tanto por los incrementos de las cantidades producidas (1,2 %), como de los precios (2 %).
En este ámbito, los cereales han tenido un notable efecto positivo, con un incremento del 29,5 %, debido a una buena cosecha, tras una campaña precedente (2018-2019) muy marcada por la sequía.
Por su parte, el conjunto de las frutas crece en un 12,2 %, impulsado por los buenos precios, especialmente en cítricos. Asimismo, destaca la aportación positiva de los cultivos industriales (+8,5 %) y las forrajeras (+8,1 %).
Por el contrario, se han producido descensos en patata, fundamentalmente por un descenso de los precios; y en aceite de oliva, debido en este caso principalmente a una bajada de la producción en la campaña olivarera 2019-2020.
PRODUCCION ANIMAL
La producción animal ha registrado un aumento del 1,8 % y llega hasta los 20.272 millones de euros, el máximo registrado en toda la serie histórica. Este valor récord se debe al incremento de las cantidades producidas (3 %), que compensa el descenso de los precios (-1,1 %).
Destaca la carne de porcino, que es la producción ganadera más importante de España, con un incremento de su valor del 3,2 %, fundamentado en las cantidades, que crecen un 6,7 %. Este aumento se ha debido, principalmente, a la situación epidemiológica de la cabaña porcina en China, que ha elevado notablemente la demanda de este tipo de carne.
El aumento en el porcino compensa los descensos en el valor de las producciones de bovino (-5,2 %) y ovino y caprino (-1,8 %).
INSUMOS
Los consumos intermedios registran una ligera subida del 0,4 %, hasta los 23.694 millones de euros, con un incremento del volumen utilizado del 2,5 %, que compensa la reducción de precios (-2 %).
Este aumento viene determinado fundamentalmente por los piensos (+3 %), que suponen más de la mitad del valor de los consumos intermedios y que contrarrestan el buen comportamiento de energía y lubricantes (-17,4 %) y fertilizantes (-5,1 %).
Por otro lado, las subvenciones totales se incrementan este año un 2,3 % con respecto a 2019.
MAPA.
 
 
 
 
-Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos, tras una primera revisión a los s resultados del indicador de renta agraria presentados por el Ministerio en su primera estimación para 2020, denuncia que no reflejan en absoluto la situación vivida durante el año 2020 por los agricultores y ganaderos estatales a causa del COVID-19.
Unión de Uniones, recuerda que en el primer trimestre del año los tractores estaban en la calle para protestar contra la mala situación del sector “y la cosa no ha hecho sino empeorar a partir de entonces con el coronavirus”.
Esta realidad, a juicio de la organización hace pensar que el aumento del 4,3% de la Renta Agraria estatal presentado por el Ministro para 2020 no sirve como diagnóstico de la dura realidad a la que se han tenido que enfrentar durante este año, casi todos los sectores, pero particularmente algunos como el ovino y caprino de carne, el vacuno, el aceite, el vino, o las frutas. Para estos el propio Estado y las Comunidades Autónomas se han visto obligados a conceder ayudas que, en todo caso, no han sido siquiera suficientes para compensar las fuertes pérdidas económicas sufridas por las explotaciones agropecuarias por el cierre del canal HORECA a causa del COVID-19.
“Chirría que los datos presentados señalen, por ejemplo, un aumento del 2,2% del valor de la producción de plantas y flores, cuando todos los eventos y festejos se han suspendido a causa de la pandemia” señalan desde la organización. En este sentido, si se toman como ciertos los datos publicados del Ministerio, el 2020 se situaría como segundo mejor año de la historia en términos de renta agraria a precios corrientes y el primero, con cifras de récord, “pese a que los agricultores y ganaderos lo recordaremos como uno de los peores que hemos vivido”.
Unión de Uniones quiere destacar también el fuerte contraste de los datos estatales presentados, con respecto al resto de potencias agrarias europeas. Mientras que en España se supone que la renta agraria ha aumentado un 4,3%, la renta en Alemania (-13,3%), Francia (- 6,6%), Italia (- 5,9%) y la media de la UE-27 (-5,2%) han descendido notablemente.
Unión de Uniones ya ha trasladado al Ministerio en repetidas ocasiones las incoherencias detectadas entre estas operaciones estadísticas de carácter macroeconómico y el escenario a pie de campo. En este sentido, la organización lamenta que el indicador de Renta Agraria se pueda tomar como referencia, por ejemplo, en la situación de partida del sector para elaborar el Plan Estratégico de la PAC y reclama que se utilicen otros indicadores para su medición y seguimiento de cara al diseño de las políticas agrarias, como los rendimientos fiscales, tal y como propuso en su momento. “Desde luego, estas cifras, además de indignar al sector, no ayudan a un análisis veraz de la situación y, por lo tanto, a que se acierte con las medidas adecuadas”, concluyen desde Unión de Uniones.
Unión de Uniones.

 
-"No nos hagamos trampas en el solitario; la realidad del sector agrario español no es la que refleja el indicador de renta agraria presentado esta semana por el Ministerio de Agricultura", informa la organización agraria ASAJA, que indica que "los productores agrarios que han logrado sobrevivir a este aciago 2020 atraviesan serias dificultades para mantener a flote sus explotaciones porque la rentabilidad de buena parte de las producciones está bajo mínimos. Otros se han quedado por el camino, alrededor de 35.000 trabajadores por cuenta ajena y más de 2.500 trabajadores por cuenta propia han abandonado el sector. Hablar, por parte del ministerio, de crecimiento de la renta agraria, obviando todo lo demás, es cuando menos osado y tremendamente desafortunado", detalla el comunicado remitido por Asaja. 
La organización agraria señala que solo el impacto de las subidas del Salario Mínimo Interprofesional en los dos últimos años, que ha incrementado en un 27,9% los costes salariales, ha supuesto que más de 33.000 trabajadores del campo pasen a engrosar las listas de desempleados ante la imposibilidad de los agricultores de asumir mayores cargas económicas. Pero este aumento de los costes no es el único, "además debemos añadir aquellos otros derivados de la aplicación de las medidas de protección anti-COVID, sobre todo en lo que concierne a las campañas de recolección de fruta, vendimia y olivar. Estos incrementos de costes de producción, unidos a unos bajos precios en origen, han dado como resultado el cierre de un número importante de explotaciones y las que han quedado lo hacen en muy difíciles condiciones".
ASAJA indica además que "el cierre del canal HORECA ha supuesto un auténtico mazazo para sectores productivos como la ganadería, en especial el ovino, caprino y cerdo ibérico inmersos en una situación tan crítica, al quedarse sin mercado para sus producciones, que el propio ministerio tuvo que poner en marcha unas ayudas adicionales para socorrer a los ganaderos. El vacuno, tanto de carne como de leche, no corre mejor suerte. El hundimiento de precios y las dificultades de comercialización son un problema común. En vacuno de leche el problema es endémico, el número de ganaderos cae de forma recurrente, en 10 años se ha pasado de 24.000 ganaderos a tan solo 14.000, pese a ser España un país deficitario en leche"
Otras producciones seriamente damnificadas por el cierre de la restauración han sido el vino y el aceite de oliva. En el caso del primero la situación es preocupante, prosigue el comunicado de Asaja, que informa que a las pérdidas económicas derivadas de la ralentización de las exportaciones y del cierre del canal HORECA se suman unos precios que en la última vendimia que se sitúan, en todas las zonas productoras, por debajo de los costes de producción. En aceite de oliva, el propio MAPAMA reconoce que ha sido un mal año. A la mala cosecha 2019/20 le acompañan, contrariamente a lo esperado, niveles de precios en origen por debajo de los 2euros/kg (incluso para los aceites de más calidad). Además, los productores han tenido que soportar las consecuencias de unas penalizaciones injustas en las exportaciones a Estados Unidos. Todo ello, ha situado a buena parte de las explotaciones de olivar en pérdidas y haciendo peligrar su continuidad, informa la organización en un comunicado. 
En frutas y hortalizas, y con la excepción de los cítricos, los precios en origen se han mantenido o incluso han bajado respecto a otras campañas (especialmente reseñable es la crisis de precios en ciruelas y en frutos secos como la almendra). En las hortalizas, los precios se han mantenido (caso de Murcia) o han cotizado al alza (Almería) pero los costes para el productor se han incrementado de forma significativa por la aplicación de lsa medidas de seguridad ante la pandemia. El resultado es que la renta agraria para los productores de hortícolas bajo plástico ha descendido respecto a la pasada campaña.
Por último, señala el comunicado de Asaja, mención obligada si hablamos de bajos precios es la referida al sector de los cereales. "Los agricultores cerealistas han visto recortados sus precios medios de venta en un 15,74 % este año, según datos oficiales del propio ministerio de Agricultura. Esta caída de precios se agudiza aún más si la comparativa es a 10 años. Respecto a los precios de 2011 el recorte es del 18,5%. La baja o nula rentabilidad de los cereales ha hecho que este sector pierda año tras año superficie de cultivo (se pasa de 7.7 millones de hectáreas en 1989 a 6 millones en 2020), mientras que, en cereales, al igual que en leche, seguimos producimos por debajo de nuestras necesidades de consumo, por lo que este año vamos a importar 14,7 millones de toneladas de grano, tras haber producido 23 millones en nuestro país"
En suma, "los principales sectores productivos de la agricultura española arrojan datos negativos de rentabilidad en 2020. Resulta paradójico que el ministerio anuncie una subida de la renta agraria de más del 4% con la situación que vive el sector. Esta subida choca, además, con las cifras de países de nuestro entorno europeo en los que también se han producido caídas de renta agraria del 13,3% en Alemania; el 6,6% en Francia o el 5,9% en Italia", concluye el comunicado de Asaja. 
ASAJA.
 
 
 
 
 
-El Papa Francisco apoya con una donación al Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) de las Naciones Unidas (ONU).
Esta organización tiene el objetivo de proporcionar fondos para promover el progreso económico de los ciudadanos pobres de zonas rurales y luchar contra el hambre y la pobreza en todo el mundo.
Desarrollo a largo plazo
Según informa una nota del organismo publicada el pasado 11 de diciembre de 2020, a pesar de las consecuencias económicas de la COVID-19, “un número cada vez mayor de países de todo el mundo ha aumentado sus inversiones en el sector del desarrollo a largo plazo”.
“Al presentar nuevas promesas de contribuciones al FIDA, estos se comprometieron a garantizar que cientos de millones de personas de las zonas rurales de algunos de los países más pobres del mundo puedan disponer de un acceso sostenible a alimentos nutritivos y obtener ingresos dignos”, se lee en el texto.
Los anuncios se realizaron en la primera sesión oficial para la presentación de promesas de contribución en apoyo a la Duodécima Reposición de los Recursos del FIDA (FIDA12), “un proceso por el que los Estados Miembros se comprometen a asignar fondos a la organización para su labor durante el período 2022-2024”, continúa el comunicado.
Contribución del Santo Padre
Asimismo, junto con otros países, “antes de la sesión oficial para la presentación de promesas de contribución, el Papa había mostrado su apoyo al FIDA a través de una contribución sin precedentes de la Santa Sede”.
De este modo, el cardenal Pietro Parolin, secretario de Estado del Vaticano, se hizo eco de esa declaración en un discurso: “Básicamente, no podemos permanecer en silencio ante tanto sufrimiento y tanta adversidad. Hoy más que nunca, la comunidad internacional debe aunar fuerzas con el objetivo de prepararse para lograr un futuro sostenible, inclusivo y justo para todos. Lo que debemos hacer, y está a nuestro alcance, es ayudar a las personas más pobres y vulnerables del mundo”.
Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola
El FIDA es una institución financiera internacional y un organismo especializado de las Naciones Unidas con sede en Roma, donde se encuentra el mecanismo central de las Naciones Unidas para el sector de la alimentación y la agricultura.
La organización invierte en la población rural y, al empoderar a estas personas, las ayuda a reducir la pobreza, aumentar la seguridad alimentaria, mejorar la nutrición y fortalecer su resiliencia.
Desde 1978, han destinado 22.400 millones de dólares en donaciones y préstamos a bajo interés a proyectos que han permitido llegar a alrededor de 512 millones de personas.
 
 
El pasado sábado 12 de diciembre de 2020, tras la Cumbre Virtual de Alto Nivel sobre Ambición Climática, el Vaticano publicó una nota explicativa sobre su adopción de una estrategia de emisiones netas cero, medidas declaradas por el Papa Francisco a través de un videomensaje.
En sus palabras dirigidas a los organizadores de la cumbre climática, el Pontífice anunció la implicación de la Santa Sede en adoptar unas medidas de emisión cero para el año 2050 y promoción de una educación en ecología integral.
El Papa recuerda que los actuales tiempos de pandemia y cambio climático “apelan a nuestra responsabilidad de promover, con un compromiso colectivo y solidario, una cultura del cuidado, que ponga en el centro la dignidad humana y el bien común”.
Hoja de ruta
La nota apunta a “alcanzar el objetivo de la neutralidad climática para 2050” mediante la reducción de “emisiones de gases de efecto invernadero” y la mejora de las “fuentes de su absorción” a través, por ejemplo, de “procesos de reforestación”.
Esto se hará, indica, intensificando los esfuerzos de “gestión ambiental en favor del uso racional de los recursos naturales como el agua y la energía, la eficiencia energética, la mejora de su patrimonio tecnológico, la movilidad sostenible, la reforestación y la economía circular como la gestión de los desechos”.
Trabajo realizado
La Santa Sede asegura su compromiso de alcanzar la cota cero de emisiones, un trabajo que lleva realizando “desde hace muchos años” con su promoción del “desarrollo sostenible para la salvaguarda de la casa común”.
Al respecto, enumera acciones concretas como las “políticas ambientales y energéticas” de refuerzo para el empleo de “fuentes de energía renovables” o la modernización de las “centrales térmicas” para lograr mayor rendimiento en la “eficiencia energética y las emisiones contaminantes en la atmósfera”.
Del mismo modo, prosigue, “se han logrado progresos significativos en la optimización del uso del recurso hídrico, la reducción de los desechos comunes, el desarrollo del catastro arbóreo” y la “promoción del consumo responsable”.
Por último, se recuerda el “proceso de sustitución de su parque automovilístico por automóviles de tracción eléctrica o híbrida y la mejora del concepto de recuperación y reutilización en el ámbito de la gestión de los desechos”.
Compromiso más profundo
La nota admite que todas estas acciones “son necesarias ,pero no suficientes” para conseguir el objetivo de cota cero. También explica que deben “combinarse con un proceso educativo” que promueva una “cultura del cuidado” con “nuevos estilos de vida” y fomente un “modelo cultural de desarrollo y sostenibilidad centrado en la fraternidad” del ser humano con el medio ambiente.
Es por esto que, tal y como apuntó Francisco en su videomensaje, existe una participación real en promover una “educación de ecología integral” que el mismo Magisterio ha abordado en su análisis de las contemporáneas crisis mundiales.
La educación católica, aclara, “ofrece una contribución significativa en este sentido, colocando a la persona en el centro y proponiendo los valores éticos necesarios para el desarrollo humano integral”. A la edificación de esta “nueva humanidad”, prosigue, contribuyen las 216.000 escuelas y 1.750 universidades católicas que educan a más de 70 millones de estudiantes.
Pacto educativo global
La publicación del Vaticano recuerda cómo el Sucesor de Pedro “lanzó la propuesta de un Pacto Educativo Mundial, que adquiere un valor de significado aún más profundo en un contexto de crisis que la pandemia ha agravado, especialmente para las personas más frágiles”.
En todo caso una “visión a largo plazo marcada por la fraternidad, la solidaridad y la salvaguardia de la naturaleza, el proyecto educativo del Pacto se despliega como un camino de maduración compartida que sitúa en el centro a la persona y su entorno, profundizando en el auténtico significado de la ecología integral, que incluye al hombre y el desarrollo en todas sus dimensiones, incluida la de la relación con la creación”.
Por ello, el Obispo de Roma no dejó de mencionar en su videomensaje el anuncio de la Economía de Francisco “mediante la cual jóvenes economistas, empresarios y expertos en finanzas y trabajo promueven caminos para superar la pobreza energética, fuente de desigualdad económica, social y cultural”.
El Sucesor de Pedro, concluye la nota, “nos incita” a “mirar hacia adelante con valentía y esperanza, una esperanza de paz y de justicia”, de “belleza, de bondad” y de “armonía social”: ha llegado la hora de un “cambio de rumbo. No robemos a las nuevas generaciones la esperanza en un futuro mejor”.
 
ZENIT.
 
 
-Los productores de pollo llegan “desplumados” a la Navidad
El desplome de los precios en origen ( -70%) pone contra las cuerdas a más de 5.500 explotaciones profesionales avícolas. El aumento del consumo en hogares no compensa la brutal caída en el canal HORECA (- 60%), al que se deriva un 25% de la producción total. En temporada alta, el turismo absorbe 6 de cada 10 kilos de pollo que se producen en nuestro país. COAG pide al Ministerio de Agricultura un plan de choque urgente para evitar el cierre de una parte importante de las “pymes avícolas” durante el primer trimestre de 2021.
Ante esta crítica situación, el sector avícola de COAG, reclama al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación un plan de choque urgente que recoja, entre otras, las siguientes medidas:
- Ayudas directas a los ganaderos para mitigar el impacto de la pandemia en la rentabilidad de sus explotaciones y evitar el cierre de miles de pequeñas y medianas explotaciones.
- Reducción de impuestos que gravan la actividad de los ganaderos, en consonancia con su papel esencial para abastecer de productos alimentarios a la población y generar empleo en zonas rurales.
- Apoyo para mantener poblaciones parentales, que se verán mermadas si no se posibilita su crianza como medida de protección.
- Incorporación de la carne de ave al programa sectorial del ICEX para campañas de apoyo a la exportación.
Asimismo, de cara a la campaña de Navidad, desde COAG se pide las cadenas de distribución una apuesta real y contundente por la producción avícola nacional. “Es lamentable y desolador encontrarte en los lineales con importaciones de pollo low-cost al tiempo que nosotros estamos haciendo un enorme esfuerzo por adecuar la oferta a la demanda y superar esta crítica coyuntura sin echar el cierre”. 
COAG. 
 
 
-La vicepresidenta y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, ha presentado el informe del Perfil Ambiental de España (PAE) 2019, que refleja que España aumenta su superficie protegida y disminuye sus emisiones de gases de efecto invernadero (GEI), entre otros avances.
Teresa Ribera ha señalado que "se trata de un documento muy valioso, porque nos permite tomar decisiones sólidas basadas en el conocimiento y en la capacidad de proyectar, e identificar los puntos en que debemos esforzarnos más". "Una sociedad bien informada es la mejor herramienta para construir resiliencia", ha asegurado la ministra, quien ha explicado además que el Ministerio trabaja para incorporar otros indicadores que nos permitan tener una foto más completa de las variables que relacionan salud y medio ambiente.
Este estudio se realiza anualmente, cumpliendo con la obligación establecida en el Convenio de Aarhus, con el objetivo de acercar el conocimiento ambiental a los ciudadanos y fomentar su participación. En su 16ª edición, con un enfoque global, se compone de un primer apartado dedicado a la relación entre medio ambiente y salud, y de un segundo capítulo organizado en torno a cuatro áreas de conocimiento (aire, clima, sectores económicos y sostenibilidad) en las que se agrupan 14 temas ambientales y sectoriales, y en los que se estructura el contenido de la información ambiental a través de 71 indicadores.
Además, incluye un apartado específico sobre las Comunidades Autónomas con información desagregada sobre aspectos socioeconómicos, superficie terrestre protegida, usos del suelo, calidad del aire, electricidad de origen renovable y economía circular, e incorpora, como novedad, indicadores para mejorar el conocimiento sobre reto demográfico.
La elaboración del PAE cuenta con un soporte técnico especializado y con contribuciones de diversos ministerios, institutos, agencias, organismos autónomos, ONG y otros agentes de referencia sobre la información ambiental, así como con fuentes estadísticas de referencia internacional.
La Moncloa.
 
 
 
 
- El Pleno del Parlamento Europeo ha aprobado un acuerdo político, incluido en el Reglamento Transitorio de la PAC, que cuenta con un sistema de autorregulación para aceite de oliva. Según la eurodiputada Clara Aguilera, portavoz socialista de la Comisión de Agricultura en la Eurocámara, "hemos mejorado el alcance de este Reglamento y, sobre todo, hemos añadido importantes medidas políticas para ayudar al sector agrario europeo", ha subrayado Aguilera, portavoz de este texto.
El acuerdo político alcanzado tras los trílogos, ha señalado Aguilera, “garantiza a los agricultores y ganaderos europeos que podrán seguir percibiendo las ayudas directas de la PAC durante 2021 y 2022, así como la continuidad de los programas de Desarrollo Rural”.
Desde el Parlamento Europeo, los socialistas han impulsado elementos esenciales para cubrir este periodo transitorio. En primer lugar, el tiempo para esta transitoriedad, “eran necesarios dos años para poder cerrar el debate de la Reforma y llevar a cabo el desarrollo de los nuevos Planes Estratégicos, dando seguridad jurídica durante esta transitoriedad”, ha destacado la eurodiputada.
El Reglamento incluye nuevas propuestas no previstas en el texto inicialmente. En este sentido, se incorporan medidas COVID, para atender la situación provocada por la pandemia en el sector agrícola europeo; una prórroga de las ayudas de desarrollo rural; así como prorrogas para autorizaciones de plantación de la vid; y la parte de los fondos del programa Next Generation EU destinada al desarrollo rural.
Asimismo, el Reglamento transitorio incluye un plazo suplementario de seis meses para resolver las solicitudes de apoyo temporal de las medidas de desarrollo rural (Feader), habilitado como consecuencia de la crisis de la Covid-19.
También incorpora los fondos del Plan de recuperación destinados al Desarrollo Rural, 8.070 millones de euros, con aplicación a partir de enero de 2021. Estos recursos adicionales se distribuirán en dos anualidades y a España le corresponderán 719 millones de euros, a distribuir entre las Comunidades Autónomas.
Olimerca.
 
 
-El 4º Premio Internacional de la Asociación para la Protección del Medio Ambiente Accademia Kronos fue otorgado este año al Papa Francisco – entre otros – según informó Vatican News el 15 de diciembre de 2020.
Este premio, de acuerdo al medio de comunicación vaticano, reconoce en el concepto de ecología integral expresado por el Papa, particularmente en la encíclica Laudato si’, “una nueva visión que puede convertirse en un faro”.
El Santo Padre ha sido premiado por “haber puesto en el centro de su acción pontificia el tema de la ecología integral y el patrimonio cultural compartido en una lógica de desarrollo sostenible y solidaridad universal, dirigiéndose a cada persona que habita nuestro Planeta”, se lee en la carta que anuncia el premio. Su trabajo subraya “el deber de hacer la parte de todos dentro de la Casa Común”.
Este premio internacional se titula “Io faccio la mia parte” (“Yo hago mi parte”), y consiste en una pequeña escultura hecha de material reciclado, que representa un colibrí de una fábula africana: se cuenta que, durante un incendio forestal, mientras todos los animales huían hacia el río, el colibrí voló en dirección opuesta llevando una gota de agua en su pico y diciendo “hago mi parte”.
El mensaje del Papa va más allá de la ecología por su intensidad y universalidad, explica el abogado Ottavio Maria Capparella, jefe de la Oficina Jurídica de la Asociación y delegado para las relaciones institucionales con el Vaticano. Y este mensaje es simple y accesible para todos, añade.
En una carta dirigida al Francisco el 16 de noviembre, el presidente de la Asociación Franco Floris, rindió homenaje al magisterio del Papa, que había “dirigido los llamamientos necesarios, no sólo a las instituciones y a los poderosos de la tierra, sino a todos los que viven en nuestro planeta, confiándoles el deber de hacer ‘su parte’, incluso a través de acciones cotidianas”.
Zenit.
 
 
-La Comisión Europea (CE) ha hecho 17 recomendaciones a España de cara a aplicar la Política Agrícola Común (PAC) a través del plan estratégico nacional, de las que casi la mitad (siete) son de carácter climático y ambiental.
Destaca el hecho de que, de esas 17 prescripciones, 16 ya figuran en el estudio que ha hecho el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) con las comunidades autónomas y el sector lo que denota el "acierto y el rigor" del trabajo desarrollado a nivel interno, según apuntaron fuentes ministeriales.
Aparte de esas siete medioambientales, Bruselas propone tres de índole económica; dos sobre medio rural; tres relativas a demandas de la sociedad y dos sobre el objetivo transversal de la nueva (PAC) basado en la modernización del sector agrario a través del conocimiento, la innovación y la digitalización en las zonas rurales.
Aunque se trata de prescripciones no vinculantes jurídicamente, la Comisión sí tendrá en consideración la forma en que se integran en los planes estratégicos nacionales a la hora de aprobar estos o no de una manera definitiva, según el MAPA.
RECOMENDACIONES MEDIOAMBIENTALES Y CLIMÁTICAS
La CE empieza haciendo referencia a la contribución al objetivo del Pacto Verde de la Unión Europea sobre la agricultura ecológica.
A continuación, realiza dos peticiones relacionadas con el cambio climático: mitigarlo mediante la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI), con especial atención a los procedentes de la fermentación entérica; y mejorar la adaptación al cambio con sistemas para reducir los efectos de los fenómenos meteorológicos extremos, la adopción de cultivos de menor consumo de agua y de variedades resistentes a la sequía o la conservación de pastizales existentes, entre otras medidas.
La cuarta y quinta recomendaciones son contribuir al objetivo del Pacto Verde sobre las pérdidas de nutrientes y continuar con la modernización de las infraestructuras hidráulicas y los sistemas de irrigación existentes.
En este caso, la Comisión pretende que se aborde el problema de la elevada erosión del suelo y la desertificación de las tierras cultivables.
Sostiene, por otra parte, que España debe frenar e invertir el proceso de pérdida de biodiversidad mediante el fomento de la conectividad del paisaje y una mayor diversidad de sus elementos.
Por último, anima a reforzar la gestión sostenible de los bosques impulsando su multifuncionalidad, protección y restauración.
RECOMENDACIONES ECONÓMICAS
La primera de las recomendaciones económicas es impulsar la competitividad de las explotaciones agrícolas y la consolidación de las que son viables orientadas al mercado.
Para ello, la CE propone estimular inversiones especialmente en nuevas tecnologías y prácticas agrícolas más respetuosas con el medio ambiente.
A continuación, recomienda buscar una mayor integración de los productores primarios fomentando una mayor dimensión de las organizaciones de productores (OP).
En tercer lugar, aconseja mejorar la eficacia, orientación y distribución de las ayudas directas, es decir, avanzar "significativamente" en el proceso de convergencia interna mediante la distribución de estas entre grupos homogéneos de territorios y eliminando el vínculo con las referencias históricas.
RECOMENDACIONES SOCIALES Y RURALES
La primera de estas cinco prescripciones es reducir el uso de antimicrobianos y mejorar la gestión del ganado, la bioseguridad y la prevención y el control de las infecciones; a ella se une la de avanzar en el bienestar de los animales.
También propone reducir el uso y los riesgos de los productos fitosanitarios e incrementar la utilización de prácticas agrícolas sostenibles como la gestión integrada de plagas.
En cuanto a las zonas rurales, considera que se debe hacer frente al reto de la renovación generacional en la agricultura y reducir la brecha entre el empleo masculino y femenino.
A lo que añade un último encargo: promover la inclusión social con especial atención a los grupos vulnerables, como son los trabajadores temporales.
RECOMENDACIONES TRANSVERSALES
Las últimas dos propuestas de la CE tienen un carácter transversal y se centran, por un lado, en la ampliación de la banda ancha en las zonas rurales y remotas con el fin de acelerar la transición digital del sector.
Por otro, en el acceso al conocimiento y la innovación, para lo que indica que se debe fomentar la integración de asesores en los AKIS (acrónimo inglés de “sistemas de conocimiento e innovación en agricultura”) y orientar más los proyectos de investigación hacia las necesidades de agricultores y ganaderos.
Con estas recomendaciones, de las que 15 ya habían sido "altamente priorizadas" por el MAPA, el Ministerio y las comunidades autónomas pueden afrontar la fase final de redacción del plan estratégico nacional, del que en la próxima primavera habrá un borrador consolidado para enviar a la Comisión. 
Agrodiario.
 
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de cronicaeconomica.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
cronicaeconomica.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Día a día del sector

El Ministerio se tiñe de verde y solo verde

El ministerio mete la pata con la renta agraria

Los climatólogos de pacotilla siguen manipulando a la opinión publica

Planas es un ministro quemado

Legislar sin necesidad

Otra vez vuelve  la PAC y las largas reuniones

Filomena protagonista de la semana

Los deseos ,siempre son buenos

Errar y por tanto, rectificar es de sabios

PAC : ¡¡menos mal¡¡

© Copyright CRÓNICA ECONÓMICA, S.L. 2021 | Suscríbete al boletín | Mapa web | Contacto | Publicidad | Política de cookies | Política de privacidad | Estadísticas | RSS
Celindas, 25. 28016 Madrid.