Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?

Suscríbete a nuetro boletín gratuito
Está usted en: Económico > Finanzas

2020. El peor año para la banca

La banca española ha cerrado su peor año con unas pérdidas conjuntas históricas de 5.336 M€, cantidad  que contrasta con los 13.591 M€ que lograron en conjunto Santander, BBVA, CaixaBank, Bankia, Sabadell y Bankinter en 2019 y que se deben a las provisiones acometidas por el posible futuro impacto del Covid-19 en sus carteras crediticias.

Actualizado 4 febrero 2021  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter 
 Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Enviar  |  
Comentarios 0
Redacción y Agencias
  
De todas formas, el resultado del último trimestre de 2020 se comportó mejor que en los trimestres anteriores. Igualmente, el resultado está influenciado por Santander, que se ha apuntado unos números rojos de 8.771 millones después de que actualizase el fondo de comercio de filiales y realizara otros ajustes por 12.600 millones. Tal es la influencia de este banco  que sin tener en cuenta las pérdidas de Santander, la gran banca habría ganado 3.235 millones de euros en 2020, lo que supondría un 76,2% menos. El resto de las entidades, aunque recortó su beneficio de forma notable, se mantuvo en ganancias que van desde los 2 millones registrados por Sabadell, a los 230 millones de Bankia, 317 millones de Bankinter,1.305 millones de BBVA, y 1.381 millones que obtuvo CaixaBank. De hecho, la entidad catalana, que ha publicado sus últimos resultados antes de fusionarse con Bankia, ha sido la que mejor ha aguantado el azote del virus, ya que tan solo cedió un 19% su beneficio, tras realizar provisiones por 1.252 millones de euros y además ha sido el banco con el mayor volumen de beneficios.

En cuanto a los ingresos, aunque se han producido caídas respecto a 2019, estas no han sido tan pronunciadas como en el beneficio. Así, las seis entidades registraron en conjunto un margen bruto de 85.491 millones (-7,2%), que se vio resentido por el menor margen de intereses, de 60.245 millones (-7,56%) y las menores comisiones netas, de 23.666 millones (-9%), en un entorno ya complicado desde hace varios años con los tipos de interés en mínimos.

Igualmente, la gran banca ha reforzado su solvencia en el último año. Todas las entidades (salvo BBVA con un ligero retroceso de 0,1 puntos porcentuales) han elevado su ratio CET1 'fully loaded'. La recomendación del BCE de no repartir dividendos ha propiciado que las entidades aumenten su liquidez disponible. En ese sentido Bankia se ha visto reforzada, ya que contemplaba en su plan estratégico repartir un 'megadividendo' de 2.500 millones a final de año y ha sido la entidad que más ha elevado su capital de máxima calidad con 2,46 puntos porcentuales hasta el 15,48% que le permiten ser el banco más solvente del Ibex.

El efecto contrario se refleja en la rentabilidad ROE. Debido a las mayores provisiones la banca ha empeorado su ya escasa rentabilidad que la pandemia ha dejado por los suelos. Bankinter, que se mantiene como la entidad más rentable, ha registrado un ROE del 7%, insuficiente para cubrir el coste del capital. El resto de entidades se encuentran en un nivel que va desde el 6,9% de BBVA, el 5,68% de Santander y el 5% de Bankia a rentabilidades exiguas como el 1,8% de CaixaBank o casi nulas como el 0,02% de Sabadell.

Por otra parte, acumula 159.000 millones en créditos y línea de financiación en riesgo de impago, una cantidad que se ha elevado cerca de un 20% solo en el último trimestre y que está clasificada en vigilancia especial. Este importe representa el 8% de su cartera y es la que amenaza las cuentas de los próximos dos ejercicios.

Aunque las entidades aún no están sufriendo un aumento de las insolvencias por la crisis sanitaria, debido a las moratorias y las facilidades de la financiación ICO,el alza de la dudosidad se producirá hasta finales de 2022, aunque algunos banqueros, como el consejero delegado de CaixaBank, consideran que el pico se producirá a finales del presente ejercicio. 

Para ello, los bancos han acumulado  algo más de 25.000 millones entre la partida extraordinaria para la pandemia como para la entrada regular de insolvencias, que es más del doble que en 2019. 
En los últimos meses, las entidades han estado analizando pormenorizadamente la cartera de riesgos, especialmente la financiación otorgada a las empresas, que es donde se puede encontrar los mayores problemas, aunque la flexibilidad y las garantías de los préstamos ICO ayudarán a que el golpe sea algo menos significativo.
El sector ya trabaja en cómo gestionar este volumen de créditos con riesgo elevado de impago con el objetivo de que no tenga que trasvasarse a la partida de morosidad, aunque también ha pedido a las autoridades que adopten nuevas medidas, entre ellas la reforma de la ley concursal o la inyección de ayudas directas a las empresas más castigadas, tal y como han reclamado  BBVA, CaixaBank o el Santander.

Las perspectivas, por contra, son mucho más optimistas para el segmento de particulares, donde el cumplimiento de los pagos está siendo más elevado de lo previsto. Según los datos aportados por los bancos, solo el 2 o 3% de los créditos en moratoria vencida (consumo, principalmente) están incurriendo a día de hoy en morosidad. La banca confía en que está tendencia continúe, aunque reconocen que todo dependerá del éxito y la rapidez en la vacunación contra el Covid.
Las cifras reflejan que el grupo con más préstamos en vigilancia especial es el Santander, con 69.000 millones de euros, debido a su mayor tamaño, pero en términos relativos es BBVA el que presenta el porcentaje más elevado de posibles pérdidas futuras sobre su cartera, superior al 10%. En el caso del banco vasco, además, es el único que ve un alza de la morosidad, del 3,6 al 4% en la pandemia, sobre todo por la filial mexicana. Eso sí, desde la entidad resaltan que sus niveles de cobertura son de los más elevados, hasta en un 81% de los impagos frente al 63% de la media de sus competidores europeos.

Como viene siendo habitual, Bankinter es la cara más positiva del sistema. Apenas cuenta con un 2,4% de la cartera con perspectivas de que pueda entrar en morosidad, por un importe de poco más de 1.600 millones.
 
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de cronicaeconomica.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
cronicaeconomica.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Finanzas

FUSION. El BCE actualiza los requisitos para la fusión Caixa-Bankia

De Guindos: la vuelta del dividendo no esta tan lejos

La morosidad de la banca crece un 4,53%

La banca pide información sobre la estrategia del BCE

El BCE está desarrollando un modelo teórico de una criptomoneda

El BCE tolerará que la inflación supere de forma temporal el 2%, 

Cajamar ofrece a sus clientes acceso a fondos Next Generation EU

Openbank rebaja sus hipotecas

BEI y Santander nuevo apoyo financiero para pymes

Lagarde: la reunión del fin de semana ha sido muy positiva

© Copyright CRÓNICA ECONÓMICA, S.L. 2021 | Suscríbete al boletín | Mapa web | Contacto | Publicidad | Política de cookies | Política de privacidad | Estadísticas | RSS
Celindas, 25. 28016 Madrid.