Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?

Suscríbete a nuetro boletín gratuito
Está usted en: Agrolibre > Aire Libre

Falsificaciones climáticas.

Según nos comunica C. Novo en Iagua, la Universidad del Estado de Michigan (MSU) ha realizado un estudio global, "Sobre cómo puede afectar el cambio climático a la disponibilidad de agua y la gravedad de las sequías en las próximas décadas".

Actualizado 18 febrero 2021  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter 
 Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Enviar  |  
Comentarios 0
Redacción Agrolibre
  
Y según afirma, entre otras inanidades, el citado estudio, implicando también como no a Nature Climate Change, dónde irá el buey que no are, es que, “a finales del siglo XXI, la superficie terrestre y la población afectadas por sequías extremas podría duplicarse, aumentando de un 3% en el periodo 1976-2005 hasta un 7%-8%. Por ello, “cada vez más personas sufrirán los efectos de sequías extremas si el nivel medio-alto de calentamiento global prosigue y la gestión del agua se mantiene como hasta ahora”. El equipo de investigación, prevé una reducción significativa del agua almacenada en la superficie terrestre de forma natural en dos tercios del mundo, provocada por el cambio climático. “Los resultados ponen de manifiesto por qué es necesario mitigar el cambio climático y evitar que tenga efectos adversos sobre el suministro de agua a nivel global y el aumento de las sequías”. “Necesitamos comprometernos a mejorar la gestión de los recursos hídricos y la adaptación, con objeto de evitar las consecuencias socioeconómicas de la escasez de agua en el mundo, que podrían ser catastróficas.”

Hasta aquí una jeremiada más, aterrorizando a la población para seguir chupando de la teta climática y la verdad es que lo que nos anuncian no debería tener ningún alcance mediático pero lo triste es que estas noticias recubiertas con un halo de cientificismo hacen muchísimo daño al conjunto social. Y más ahora, en estos momentos en los que la UE ha enarbolado la bandera del bio-climatismo, como signo de identidad de nuestro futuro.
Hace unos días el Dr. Indur Goklany, publicó en la Global Warming Policy Foundation, la GWPF, un estudio titulado “Los datos reales demuestran la falsedad de la "emergencia" climática”, donde muchas de las afirmaciones que se venían haciendo en relación con las nefastas y previsibles catástrofes derivadas del “cambio climático no se conformaban con los datos de la realidad.
Citaba algunas, de las más conocidas, entre las muchas afirmaciones “Fake”, que periódicamente se nos endilgan a los ciudadanos, entre las que figura en primer lugar la que hoy denunciamos. 

1. El acceso al agua disminuirá. Falso. Si bien es cierto que la demanda de agua potable ha aumentado con la población, el acceso al agua potable ha aumentado.
2. La mortalidad por EWE, fenómenos meteorológicos extremos) aumentará. Falso. La tasa de mortalidad por EWE ha disminuyó en un 99% desde la década de 1920.
3. Más personas morirán por el calor. Falso. Hoy mueran menos personas por el calor. A nivel mundial, mueren unas 15 veces más personas del frío que del calor, por lo que el calentamiento debería, en todo caso, disminuir la mortalidad
4. Las pérdidas económicas de las EWE aumentarán. Falso. El PIB per cápita se ha cuadriplicado desde 1950 incluso con un CO2 sextuplicado.
5. Las tasas de mortalidad por enfermedades sensibles al clima (por ejemplo, malaria y diarrea) se incrementarán. Falso. Las tasas brutas de mortalidad mundiales han disminuyó 96% desde 1900 por malaria. Las tasas de mortalidad estandarizadas por edad por enfermedades diarreicas han disminuido un 56% desde 1990.
6. El hambre se volverá más frecuente Falso. Las tasas de hambre han disminuido a largo plazo a pesar de una población con el aumento del 250% desde 1961.
7. La pobreza aumentará Falso. Las tasas de pobreza global han disminuido significativamente desde 1820 porque el PIB per cápita han aumentado 14 veces
8. La esperanza de vida disminuirá. Falso. La esperanza de vida global se duplicó desde el inicio de la industrialización
9. La salud pública sufrirá.Falso. La esperanza de vida ajustada a la salud ha aumentado con el desarrollo económico y y uso de energía
10. El índice de desarrollo humano (IDH) declinará y la calidad de vida disminuirá. Falso. El IDH ha aumentado y más personas tienen hoy acceso y uso de comodidades modernas como electricidad, Internet y teléfonos móviles
11. La desigualdad se expandirá Globalmente. Falso. La desigualdad ha disminuido en términos de ingresos, esperanza de vida, IDH, así como como acceso a las comodidades modernas
12. La productividad biológica está amenazada. Falso. La tierra es hoy más verde y más productiva. El hábitat perdido por la agricultura ha alcanzado su punto máximo debido a tecnologías dependientes de combustibles fósiles.
... …
     
La noticia que hoy se nos da como real está ya más que arruinada, es una vez más una FAKE.
Según se afirma en el documento final sobre el acceso a agua potable y saneamiento antes de que se cumpla el plazo de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) del Programa Conjunto OMS/UNICEF de Monitoreo (PCM):
  “La meta mundial de los ODM relativa al agua potable, (que el 88% de la población tuviera acceso a fuentes mejoradas para 2015), se alcanzó ya y se superó en 2010. El 91% de la población       mundial utiliza una fuente de agua potable mejorada, un aumento frente al 76% de 1990.
6600 millones de personas en todo el mundo tienen acceso a fuentes de agua potable mejoradas.
663 millones es el total de personas sin acceso a agua potable mejorada en todo el mundo (por primera vez la cifra baja de los 700 millones).
2600 millones de personas han logrado acceso a una fuente de agua potable desde 1990.
Los países menos adelantados (PMA) no alcanzaron la meta, pero un 42% de la población actual ha logrado acceso a agua potable desde 1990.
En el África subsahariana, 427 millones de personas lograron acceso a agua potable durante el periodo abarcado por los ODM – un promedio de 47 000 personas al día durante 25 años.
En 2015 soIo tres países –Angola, Guinea Ecuatorial y Papua Nueva Guinea– tienen un porcentaje inferior al 50% de acceso a agua potable, frente a 23 países en 1990.”

Y para que no nos quede duda alguna, a finales del año 2019, el WDI. además, nos daba en concreto el Porcentaje de población con acceso a fuentes de agua mejoradas para varios países y grupos de países entre 1990 y 2015:
                                                                                                 % de población con acceso al agua potable

                                         Asia del Sur               India                China                Nuevos Países en desarrollo       Subsaharianos          Mundo global  
   

    Año 1990                               72                                  70                        67                                          50                                                            48                                        76

    Año 2010                               92                                  92                        94                                          70                                                             68                                        91  


¿Cómo y por qué seguir intentando engañarnos a todos? Como ven este indicador no solo se ha deteriorado, sino que ha tenido un empuje impresionante.

Cierto es que las preocupaciones sobre la sequía se incrementan con la gran preocupación de que el ciudadano se quede sin agua para beber, cultivar y satisfacer otras necesidades humanas y ambientales y que además se magnifican por el hecho de que las poblaciones continúan creciendo. 
Sin embargo, está demostrado que el acceso a agua ha aumentado al igual que los rendimientos de los cultivos en todo el mundo. 
Una vez más se demuestra, lejos del Maltusianismo tan presente hoy en la lucha contra el denominado “cambio climático” que, a pesar de las crecientes presiones sobre el suministro de agua, la capacidad de la sociedad, la capacidad del hombre en libertad, para proporcionar los servicios y necesidades que se necesitan, es infinita. 
Paradójicamente el agua ha aumentado, hay más agua, probablemente debido a la mejora tecnológica, impulsada por el desarrollo económico, que hace que las mejores tecnologías sean más asequibles. Esto exige que, los análisis de impacto del cambio climático deben ir más allá de los efectos biofísicos del clima y considerar, como primer factor la capacidad y adaptabilidad humanas.
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de cronicaeconomica.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
cronicaeconomica.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Aire Libre

SENADO aprobado el Proyecto de Ley de Cambio Climático 

Seguiremos majando en hierro frío.

¡A chufla lo toma la gente! … …

Por nuestro bien, olvidémonos de NutriScore.

Sí, pero aún queda mucho camino por recorrer.

En la Encrucijada.

Los modernos profetas no aciertan nunca

Ante una nueva fechoría gubernamental

En todos los sectores cuecen habas.

Difícil Panorama.

© Copyright CRÓNICA ECONÓMICA, S.L. 2021 | Suscríbete al boletín | Mapa web | Contacto | Publicidad | Política de cookies | Política de privacidad | Estadísticas | RSS
Celindas, 25. 28016 Madrid.