Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?

Suscríbete a nuetro boletín gratuito
Está usted en: Gastronomía > Restaurantes

Volver a los sabores de antaño

En el sureste de Madrid,  concretamente, en el corazón industrial de Arganda del  Rey, se sitúa La Parrilla de Arganda, un restaurante de  cocina honesta donde las brasas y la excepcionalidad de  las materias primas son los protagonistas. 

Actualizado 28 mayo 2021  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter 
 Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Enviar  |  
Comentarios 0
Redacción Ocio
  
Fundado por una pequeña familia de profesionales de la gastronomía, La Parrilla de Arganda se presenta como  un “restaurante para todos” en el que destaca la 
comida más tradicional y pura de la gastronomía  española. Este establecimiento, con ADN familiar –fundado por los  empresarios hosteleros Paul García, Roberto Fontán y  Noemí Losada-, supone una experiencia gastronómica  inmersiva ya que las parrillas donde se elaboran cada  uno de los platos se encuentran integradas en la sala. 
Así, La Parrilla de Arganda es un restaurante con un alto respeto a la autenticidad del producto al ser, el cocinado en parrilla, uno de los métodos que  mejor conservan la pureza de los alimentos. Se trata de un método que consigue mantener la  jugosidad y el sabor más puro de los ingredientes, además de permitir que se conserven gran  parte de los nutrientes - vitaminas y los minerales- y que se elimine de mejor forma las grasas  de estos. 

Para conseguir una mayor excepcionalidad en las elaboraciones, La Parrilla de Arganda utiliza únicamente producto de soberbia calidad. Esto lo consiguen gracias a su propia huerta.  Enclavada en la nombrada Huerta de Tajuña, en el término de Orusco de Tajuña, se encuentra la huerta de la que obtienen la mayoría de verduras y hortalizas que se consumen en el restaurante. De su propia huerta obtienen también los huevos de campo gracias a las 50 gallinas que se encuentran en este espacio. Estas viven en semilibertad y disfrutan de una alimentación  totalmente natural que aporta a los huevos que se obtienen de ellas un sabor y color singulares.
Asimismo, La Parrilla de Arganda apuesta por buscar el producto en origen, motivo por el que diariamente, el restaurante cuenta con los mejores calamares de anzuelo, pulpos, sepias,  rodaballos o merluzas traídos, diariamente, de Vigo y de Laxe. Esta premisa de calidad se plasma también en las carnes. Estas se obtienen de pequeñas explotaciones ganaderas del norte de León y de Galicia íntimamente comprometidas con la sostenibilidad y el cuidado de los animales. 

Esta excepcionalidad en la calidad de las materias primas se aprecia en cada una de las  elaboraciones de La Parrilla de Arganda. Su carta abarca desde una amplia selección de entrantes servidos a modo de raciones, pasando por las mejores piezas del mar y la tierra como  plato principal y finalizando con postres artesanales; además de una variada opción de arrocesy el clásico cocido madrileño que La Parrilla de Arganda propone para los miércoles y sábados, 
durante la temporada. Así, los comensales de este restaurante pueden escoger entre 20 entrantes entre los que destacan las verduras a la parrilla -con platos como la parrilla de verduras naturales a la brasa, los espárragos verdes a la parrilla de carbón y pimientos rojos de la huerta asados a la brasa con ventresca-, platos puros de la gastronomía española -como la croquetas cremosas de carabineros y de jamón ibérico, callos a la madrileña o la ensaladilla  rusa ‘de la abuela’- y una amplia selección de productos del mar cocinados a las brasas como son las zamburiñas a la parrilla con aceite de ajo, la pata de pulpo a la parrilla de carbón o el calamar de potera a la parrilla, entre otros.

La experiencia de La Parrilla de Arganda continúa con los pescados y las carnes  donde las brasas continúan muy presentes. Mientras que del mar el restaurante propone clásicos como lubina de estero a la parrilla de carbón, rodaballo salvaje a la brasa y merluza de pincho –que se puede tomar al horno o a la parrilla-, de la tierra destacan las elaboraciones de carne de vacuno como son el entrecot o el solomillo. La pasión por los métodos más tradicionales de cocinado se aprecia en uno de los platos estrella de La Parrilla de Arganda como es el rabo de toro cuya elaboración se realiza siguiendo la receta original: 4 horas de cocción y 24 de reposo, lo que permite a la carne adquirir esa jugosidad característica de este plato típico cordobés.
Para poner la guinda al pastel, La Parrilla de Arganda cierra la experiencia con sus postres artesanales. Todos ellos se elaboran en el obrador del restaurante y suponen el punto definitivo para culminar la visita. Entre la oferta dulce, que abarca seis postres, destacan la milhoja casera de hojaldre y crema casera y la tarta de chocolate 70% con helado de vainilla que suponen el broche de oro para culminar la comida o la cena. 

La carta líquida del restaurante argandeño se mantiene en línea con el resto de la propuesta presentándose como un maridaje sencillo con tintos, blancos, rosados y cavas y champagnes de referencias españolas, aptos para todos tipo de bolsillos. Asimismo, La Parrilla de Arganda trabaja codo con codo con Madrid Enoturismo, una asociación que trabaja por la promoción y visibilidad de los vinos de la Comunidad de Madrid con especial incidencia en las zonas de producción del mismo, entre las que se encuentra el municipio de Arganda del Rey.

“Cocina sencilla, de toda la vida y para todos es lo que queremos ofrecer a nuestros comensales”, afirma  Fontán quien, previo a esta nueva aventura hostelera, construyó su trayectoria profesional en restaurantes tan icónicos de Madrid como Lardy o Porto Novo. A  estas palabras se suman Paul García y Noemí Losada quienes añaden que el objetivo de La Parrilla de Arganda pasa, únicamente, porque los clientes “coman bien, en mayúsculas, gracias  a una propuesta honesta y tradicional a un precio asequible”.
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de cronicaeconomica.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
cronicaeconomica.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Restaurantes

Esto parece iniciar un ligero despegue, el Mercado resucita

Lienzo encara el verano con nuevos platos y nueva exposición

Un terrazón en la Castellana frente a Isabel la Catolica

Una cocina imperial para un Madrid artistico

Subway reduce en más de 16.000 kilos al año el azúcar de sus bebidas 

Un verano, al aire libre y con Alma

Y ahora, veganas

Nueva etapa en Sagrario Tradición

El huerto de Casa Elena, un buen KM0

La Pepita Burger Bar en el top 20 de los restaurantes más recomendados

© Copyright CRÓNICA ECONÓMICA, S.L. 2021 | Suscríbete al boletín | Mapa web | Contacto | Publicidad | Política de cookies | Política de privacidad | Estadísticas | RSS
Celindas, 25. 28016 Madrid.