Lunes, 13 de julio de 2020    
Está usted en: Agrolibre > Aire Libre

¡ESTAMOS A TIEMPO!

Ya han empezado a producirse, no podía ser de otra manera, las primeras manifestaciones de los responsables de los Estados Miembros de la U.E, sobre sus posiciones en relación con el futuro de la PAC.
Actualizado 25 junio 2009
Redacción Agrolibre

Todos sabemos que la situación actual debe prolongarse tal cual, o con las modificaciones que se acuerden, que siempre necesariamente serán de matiz, hasta el año 2013 y que será a partir de ese año cuando de forma obligada deba contemplarse una revisión a fondo de los sistemas hoy establecidos.
 

Todos esperábamos que, dado que aún dispone de más de 4 años para diseñar lo que debería ser el futuro de la Agricultura y Ganadería Europeas y  proponer las medidas de desarrollo adecuadas para el Sector Primario fuente de nuestra alimentación y factor fundamental de estabilidad en los periodos de crisis, las primeras manifestaciones de los responsables políticos fueran en la línea de proposición de nuevos modelos, cambios estructurales, aperturas e incrementos comerciales, especializaciones productivas, abandonos proteccionistas y constructivistas, ¡vamos en el terreno de las ideas!, terreno en el que tan cómoda ha vivido tanto tiempo la civilización occidental.
Pero no ha sido así y aunque nos parezca tema suficientemente importante para no despacharlo con esta premura, el MARM, anteriormente y con toda propiedad denominado Ministerio de Agricultura Pesca y Alimentación, manifestó el pasado 8 de Junio ante la Comisión de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino del Senado,  su posición sobre el futuro de la PAC, a través del Secretario de Estado de Medio Rural y Agua.
En síntesis el análisis presentado, como propuesta a seguir, se basa en cuatro pilares que son:
1. Defensa del Presupuesto de apoyo para la PAC, con especial mención en la justificación ante la sociedad europea de la política agraria y su mantenimiento.
2. Oposición a la “Cofinanciación”, intentando impedir cualquier desvío hacia una renacionalización agraria.
3. Defensa del sistema actual de pago único, para consolidar lo que tenemos y evitar que con un sistema más uniforme para todos los estados miembros, nos tocara menos y
4. Mantenimiento de ciertos mecanismos de gestión de mercados, para atender debidamente, desde el Estado, cualquier dificultad que se presente en el desarrollo de las campañas.

Y como final, terminó expresando el deseo de que se abra ante la sociedad un debate que concluya confirmando la bondad de la política agraria común (PAC), su necesidad y su permanencia más allá del 2013. Se trata compruébenlo ustedes, una vez más, de confundir a la sociedad, porque no se puede abrir ningún debate en el que las conclusiones estén ya decididas de antemano, eso es simplemente un fraude intelectual.

Para nuestro Ministerio el futuro de la PAC es “más de lo mismo”, es intentar que “nos dejen como estamos”, porque entre lo que tengo y lo que me toca…, es seguir con las actuales políticas proteccionistas, es mantener el dirigismo actual, es anclarse como se afirmó en la presentación, en ideas tan sumamente antiliberales tan socializantes, tan simples, como la de que “el mercado por sí solo no funciona”, lo que justifica “per se” una permanente asistencia del Estado.

Ni una “mala palabra ni una buena acción”, ausencia total de nuevas ideas. Pero, con ser triste, por su poquedad intelectual lo manifestado, por el Secretario de Estado como posición española ante la inexcusable modificación de la PAC a medio plazo, año 2013, más penoso aún es, en una consideración global, el panorama de la política agraria europea. Europa cada vez más avanza de la mano de sus principales dirigentes continentales y fundamentalmente de la mano de Francia y Alemania hacia la defensa de la agricultura totalmente subsidiada.

Desde aquí se reclama la apertura de un periodo de reflexión a todos los relacionados con el Sector Agrario, dirigentes políticos, asociaciones profesionales…etc, pensemos en una sector liberado de las ataduras del estado, en una agricultura y ganaderías no subsidiadas, competitivas, en buscar las especializaciones en todo aquello en lo que somos distintos, en una agricultura basada en la biotecnología…etc, para pedir, para exigir la continuidad de lo existente siempre se estará a tiempo, ¡no perdamos más el tiempo!, el progreso consiste en la apertura de caminos nuevos no en el parcheamiento de los viejos trazados.