Viernes, 23 de agosto de 2019    
Está usted en: Secciones > Empresas

Iberdrola firma con Euskaltel el primer PPA en España

Iberdrola ha alcanzado con Euskatel un acuerdo de compraventa de energía (en inglés, PPA,) a largo plazo para el suministro de electricidad en base a activos renovables. El acuerdo se convierte en el primer PPA firmado por una empresa energética y un operador de telecomunicaciones en España.
Actualizado 10 octubre 2018
Redacción
El 100% del suministro de energía será renovable, procedente de la planta solar Nuñez de Balboa que Iberdrola construirá en Usagre (Badajoz-Extremadura). Con una capacidad de 391 MW, será el mayor proyecto fotovoltaico de Europa. Con este contrato, Euskaltel logrará evitar 7.740 ton de emisiones de CO2 al año, contribuyendo así a la estrategia de descarbonización de la economía.
Los denominados PPAs, acrónimo de Power Purchase Agreement, son acuerdos de compraventa de energía a largo plazo que proporcionan estabilidad a las inversiones de los generadores de energía, mientras aseguran a grandes consumidores el suministro de energía renovable, a precios competitivos y predecibles. Una fórmula que, además, les ayuda a cumplir con sus objetivos de sostenibilidad y lucha contra el cambio climático, a través de una certificación del origen de la energía asociada a estos contratos.  En los últimos años, Iberdrola ha alcanzado acuerdos de compraventa de energía a largo plazo (PPAs) en España, Estados Unidos y México. En el país americano, ha firmado hasta el momento PPAs con multinacionales norteamericanas para más de 800 megavatios (MW), entre ellos, con Amazon, con un parque eólico en el estado de California del Norte; Apple, asociado a la instalación de centrales fotovoltaicas de nueva construcción y eólicas en Oregón; así como con Nike y Google, con parques eólicos en Oregón, Texas y Dakota del Sur.
En México, Iberdrola construye proyectos eólicos y fotovoltaicos con una potencia instalada de 600 MW, cuya venta de energía se realizará con contratos a largo plazo (PPA) con clientes industriales privados, a los que se les suministrará la energía eléctrica generada y los certificados de energía limpia asociados a estas instalaciones.