Jueves, 20 de febrero de 2020    
Está usted en: Agrolibre > Aire Libre

No nos da envidia… …

"El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha ordenado la aplicación de la segunda ronda de un programa de ayudas al sector agrícola.
Actualizado 27 diciembre 2018
Redacción Agrolibre
Esta asistencia forma parte del plan lanzado en julio por valor de 12.000 millones de dólares para compensar a los agricultores y ganaderos perjudicados por los aranceles de otros países en represalia por los aprobados por el presidente estadounidense, Donald Trump.
Este paquete de ayudas se destinará principalmente a los productores de soja, a los de leche y a los de carne de porcino, algunos de los sectores más castigados por los gravámenes impuestos por China y otros países, según medios estadounidenses.
“Hoy cumplo mi promesa de defender a nuestros agricultores y ganaderos de represalias comerciales injustificadas por parte de naciones extranjeras”, señaló Trump además, añadió “he autorizado al secretario de Agricultura, Sonny Perdue a implementar la segunda ronda de pagos de facilitación de mercado. Nuestra economía es más fuerte que nunca, estamos junto a nuestros agricultores”.

Posteriormente, Sonny Perdue ha aclarado que, “esta es una solución a corto plazo para permitir que se tenga tiempo para trabajar en acuerdos comerciales a largo plazo que beneficien a la agricultura y a toda la economía de Estados Unidos”. Estados Unidos inició a principios de julio una guerra comercial con China después de ir tensándose cada vez más las relaciones comerciales entre ambas potencias desde la llegada de Trump a la Casa Blanca en enero de 2017.
Es decir que en los EE.UU, se compensa, de forma inmediata a los que han sufrido las consecuencias de sus propias políticas en espera de soluciones más permanentes y definitivas, "esta es una solución a corto plazo para permitir que se tenga tiempo para trabajar en acuerdos comerciales a largo plazo que beneficien a la agricultura y a toda la economía de Estados Unidos".

¡Qué les parece a todos nuestros anti-Trump, que son casi todos los que medran en el mundo agrario incluyendo las asociaciones profesionales agrarias, estas soluciones de emergencia!
Comparen por favor lo actuado por la administración americana, lo anteriormente descrito, con la velocidad adoptada para la solución del tema de la exportación a los EE.UU de las "aceitunas negras" españolas, asunto que llevamos arrastrando desde hace más de un año sin que aún nuestras autoridades, tanto las europeas como las españolas, sepan lo que tienen que hacer y que por "fas o por nefas" siguen dando la callada por respuesta, buscando nos dicen con toda urgencia, eso sí "con la urgencia propia del que nada hace", nuevos mercados en no se sabe ni dónde.
El tema aunque no se diga y la propia EU lo oculte, es exclusivamente español porque, según el propio MAPA, aunque los EE.UU siguen importando cantidades importantes de aceitunas negras, cerca de 39.000t entre enero y agosto de 2018, las importaciones procedentes de España han bajado en el mismo periodo de 20.000t a 11.000 t el 41% de las mismas.
 
Europa insistimos no sale como debiera a la palestra, porque nadie lo dude los españoles hemos perdido mucha influencia en sus decisiones y porque para los eurócratas es un tema menor.
No debemos olvidar que España ha perdido en el envite un 41% de sus exportaciones, pero  en este mismos tema, los griegos, italianos y portugueses, miembros de la misma UE que nosotros, han aumentado sus exportaciones.
¿Y de verdad no creen ustedes que el MAPA debería haber improvisado una solución, a la manera Trump, debería haber concedido, de forma y manera inmediata, una compensación directa a los damnificados, hasta que posteriormente se diera una solución al problema de los aranceles?
¡Ah y por supuesto! si tras la resolución que se adoptara por los tribunales competentes resultase que no se trataba  de "una injusta acusación de dumping" por los americanos, como a veces se ha insinuado por los europeos, debería actuarse con todo el rigor posible y eso sí, también de manera inmediata se retornaría lo indebidamente cobrado con los gastos derivados a que se hubiera dado lugar.
Aunque, para nosotros, esto del "dumping" como otras muchas trabas y cuestiones administrativas, creadas por los Estados para defenderse de competidores ajenos, nunca deberían haberse creado y menos seguir sosteniéndose, la libertad comercial debería ser, en todos los casos,  el paradigma a seguir.