Viernes, 13 de diciembre de 2019    
Está usted en: Opinión > Economía

Los españoles no confían en tener dinero suficiente en su vejez

El Gobierno quiere retrasar la edad de jubilación real a los 65´5 años, como una de las medidas necesarias para lograr la sostenibilidad del sistema. Además, la Seguridad Social va a necesitar un préstamo de alrededor de 15.000 millones de euros del Tesoro Público para pagar las pensiones de 2019, según se estima en el proyecto de Presupuestos Generales del Estado. Una medida a la que el Ejecutivo tendrá que recurrir dado el déficit de las cuentas de la Seguridad Social.
Actualizado 2 febrero 2019
Equipo Self Bank
Una situación que no es nueva, ya el Gobierno de Mariano Rajoy tuvo que recurrir a esta fórmula para hacer frente al pago de las pensiones, por lo que se produce cierta desconfianza en la supervivencia del sistema. De hecho, tres de cada cinco españoles creen que no tendrá dinero suficiente cuando lleguen a la vejez. Así se desprende de un informe de la OCU publicado en 2018 que asegura que la mitad de los españoles ahorra en una cuenta corriente, mientras que cuatro de cada diez aseguran tener ya un plan de pensiones. La mayoría se decantan por abrir su plan de pensiones a los 50 años, según datos de MetLife, pero según el banco digital Self Bank, “cuanto más joven se empiece el plan de pensiones menor será el esfuerzo que habrá que hacer en el futuro y el efecto de la capitalización compuesta se convertirá en un aliado de la rentabilidad”.
 
Para afrontar con éxito la jubilación,basta con seguir algunas recomendaciones s sobre cuánto aportar al plan de pensiones, con qué periodicidad o cómo elegir el plan más interesante.
1.- Un plan para cada perfil de inversor. Existen planes de pensiones de renta fija, de renta variable o mixtos, decantarse por uno de ellos debe hacerse teniendo en cuenta el perfil de inversor, el plazo que nos queda hasta la jubilación y el nivel de riesgo que se quiere asumir. Una vez que se determinen estos factores se podrá elegir cuál es el plan de pensiones más adecuado.
2.- Conocer la rentabilidad del plan. Es importante fijarse, a la hora de escoger un plan, la rentabilidad que ofrecen otros de la misma categoría, así como las comisiones que tiene. “Estas pueden reducir la rentabilidad; además, a la hora de escoger un plan debemos tener claro que, aunque en el pasado el plan haya obtenido una buena rentabilidad, esto no asegura que se repitan los mismos resultados en el futuro”, explica Victoria Torre, responsable de Desarrollo de Contenidos, Productos y Servicios de Self Bank.
3.- Aportar de forma periódica. Esto supone contar con una planificación y una disciplina a largo plazo; además, esto nos permite prorratear el precio de entrada, ya que unas veces compraremos más barato y otras más caro y se evita comprar en un pico.
4.- Acordar una cuantía en función del plan financiero personal. Obviamente, cuanto mayor sea la cantidad mejor, pero la cifra se debe planificar en función de las necesidades personales, conociendo ingresos y gastos, y ampliándola gradualmente en función del ahorro mensual o si se incrementan los ingresos laborales. En cualquier caso, hay que tener en cuenta que debe estar dentro del máximo permitido, 8.000 euros anuales.
 
Y cuando llegue el momento de la jubilación y de hacer uso del plan de pensiones, para rescatar ese dinero se puede hacer de dos formas: en un solo pago o fraccionarlo. “Lo más recomendable sería establecer pagos recurrentes en vez de establecer un pago único, ya que el capital acumulado se irá repartiendo en diferentes años fiscales y es más beneficioso fiscalmente para el usuario”,..