Miércoles, 19 de febrero de 2020    
Está usted en: Ocio > Informe

Un 45% jóvenes desconfían de su futuro

A pesar de las alertas sobre una nueva ralentización de la economía, España sigue en la senda del crecimiento económico y generación de empleo que inició de nuevo en 2014, tras cinco años sin crecimiento del PIB o siendo este negativo y cuando situó la tasa del paro por debajo del 25% (en un 23,7%).
Actualizado 24 febrero 2019
Redacción Ocio
.
 
 
 
 
Sin embargo, según los últimos datos publicados de la Encuesta de Población Activa (EPA), España cerró 2018 con una tasa del 14,45 % de desempleo. A pesar de ser la cifra más baja desde 2008, este todavía elevado porcentaje coloca a España como uno de los países con mayor tasa de desempleo de la Unión Europa.
Con esto como base, no es sorprendente que el 45 % de los españoles piense que no conseguirá llegar más lejos en su carrera profesional que sus padres y que solo la mitad crea que tiene más oportunidades de avanzar profesionalmente que en generaciones anteriores, según revela la II edición del estudio Carencias de Capacidades, elaborado por Udemy -la plataforma global de formación para aprender y enseñar en línea más grande del mundo- entre más de 1.000 trabajadores españoles.
 
Esta incertidumbre sobre el futuro profesional de los trabajadores podría estar motivada por la creciente brecha de habilidades que existe en España. El 73% de los españoles considera que existe un déficit en capacidades, dato que aumenta en 8 puntos respecto al Estudio de Carencias de Capacidades elaborado el año 2017. Además, 6 de cada 10 encuestados afirma que esta carencia de capacidades le afecta directamente.“Los españoles somos cada vez somos más conscientes de la necesidad de adquirir o actualizar nuestras habilidades y conocimientos para mantenernos competitivos en el mercado”, destaca Argerich, Vicepresidente de Marketing de Udemy. “No resulta sorprendente que sean precisamente los millennials -el grupo en edad laboral más joven y el que más preparación tiene- el que más concienciado parece estar con este déficit de competencias laborales, con el 78% de ellos reconociendo estas carencias en España”.
En cuanto a las capacidades que más importan en el mundo laboral, los trabajadores españoles han indicado que las habilidades de liderazgo y gestión (trabajo en equipo, resolución de conflictos, dirección de un equipo, etc.) serían las más que más valorarían los jefes o empleadores, seguidas de las habilidades técnicas/digitales (programación, analítica de datos, diseño web, marketing o SEO). Este tipo de habilidades son también las más difíciles de aprender y las que más necesitan desarrollar para crecer en su sector.
 
Los trabajadores españoles parecen estar también preocupados por una tendencia global: el auge de la automatización y la inteligencia artificial. Según `Carencias de Capacidades´, el 40 % de españoles cree que sus trabajos podrán ser reemplazados por ambas tecnologías en los próximos 5 años. Si a esto le unimos que el 73 % piensa que sus capacidades necesarias para realizar su trabajo cambiarán en cinco años, que más de la mitad afirma que su ubicación geográfica limita sus oportunidades laborales y que el 62% cree que la situación política actual tendrá un impacto negativo en su sector, no es de extrañar que los trabajadores españoles busquen por su cuenta soluciones a esta situación. “Precisamente para mantenerse competitivos en un mercado laboral en constante cambio, 8 de cada 10 españoles encuestados afirma que han tenido ya que adquirir habilidades adicionales para desempeñar su trabajo”, subraya Argerich. “En este sentido, es lógico que los trabajadores estén adoptando una actitud de formación constante. Para ello, el 34 % de los españoles acude a los cursos online para ampliar sus capacidades profesionales, opción solo superada por los programas de formación que ofrecen las propias empresas, con un 48 %”.