Domingo, 25 de agosto de 2019    
Está usted en: Agrolibre > Medio Marino

La Eurocámara pide aumentar un 10% los fondos pesqueros

La comisión de Pesca del Parlamento Europeo ha pedido aumentar un 10%, hasta los 7.740 millones de euros en precios corrientes, los fondos comunitarios para el sector pesquero en el próximo presupuesto a largo plazo de la Unión Europea, que cubrirá el periodo comprendido entre 2021 y 2027.
Actualizado 14 marzo 2019
Redacción Agrolibre
Los eurodiputados han defendido que el Fondo Europeo Marítimo y de Pesca (FEMP) supone únicamente el 0,6% del Marco Financiero Plurianual (MFF, por sus siglas en inglés) de la UE, por lo que un incremento de este calibre tendría un impacto "muy limitado" en las cuentas europeas y supondría "sustanciales beneficios" para los pescadores y las regiones pesqueras europeas, ha informado la Eurocámara en un comunicado.
"No tienen casi ninguna repercusión en el presupuesto de la Unión, pero su disminución sí podría acarrear consecuencias muy negativas para los pescadores y para las regiones costeras", ha advertido el eurodiputado del PP Gabriel Mato, responsable del informe, para quien el Brexit "no puede servir como justificación" para reducir los fondos pesqueros.
Se trata, sin embargo, todavía de la posición de la comisión de Pesca de la Eurocámara, que todavía debe ser confirmada en una sesión plenaria, previsiblemente en abril, aunque las cifras finales dependerán de las negociaciones del MFF en su conjunto.
En cualquier caso, el documento aprobado este jueves también aboga por dividir el futuro presupuesto del FEMP de forma que el 87% se dediquen a la llamada 'gestión compartida' entre la Comisión Europea y los Estados miembros, mientras que el 13% restante se destine a apoyo directo o indirecto para cubrir medidas como el asesoramiento científico, medidas de control o seguridad y vigilancia marítima.
También han acordado que se reserven al menos el 15% de los fondos para las regiones ultraperiféricas como Canarias, al menos un 10% para la protección y restauración de la biodiversidad marina y costera y al menos otro 10% a la mejora de la seguridad las condiciones laborales y de vida de los pescadores y su formación.
Además, la comisión de Pesca ha abierto la puerta a que los pescadores europeos puedan recibir una compensación en caso de que se vean obligados a dejar de faenar de forma permanente y este cese de la actividad conduzca a una caída de la capacidad de pesca , siempre que el apoyo recibido no sea invertido en la flota.
"Mantener el apoyo para el cese definitivo, que expiró en diciembre de 2016, es muy importante en vista de la imprescindible reestructuración de la flota, muy necesaria en ciertas zonas, como el mar Mediterráneo", ha explicado Mato.
Asimismo, el informe aprobado por la comisión de Pesca pide prestar más atención a las regiones ultraperiféricas europeas (RUP) como Canarias, por ejemplo, aumentando los fondos que se conceden a dichas regiones o permitiendo que el FEMP pueda ser empleado para la renovación de barcos que se dedican a la pesca artesanal y tradicional. Del mismo modo, los eurodiputados defienden que los Estados miembros deben poder complementar los fondos concedidos por la UE con ayudas nacionales y que la construcción de puertos pequeños también debe entrar dentro de las acciones que el FEMP puede apoyar.
Por último, reclaman un programa POSEI para las regiones ultraperiféricas dedicado exclusivamente a la pesca y revierte la propuesta de la Comisión Europea que eliminaba el procedimiento simplificado para otorgar ayudas de Estados a las RUP.
Por otro lado, la comisión de Pesca de la Eurocámara ha aprobado el acuerdo alcanzado con los Estados miembros sobre un conjunto de normas técnicas de conservación pesquera que establecen cómo, dónde y cuándo se puede pescar, determinan el tipo de arte, la composición de las capturas y la forma de gestionar las capturas accesorias. Estas normas, por ejemplo, prohíben a partir del 1 de julio de 2021la pesca por impulsos eléctricos en el bloque comunitario, una práctica que en la actualidad está permitida únicamente en algunas zonas del Mar del Norte y para un número limitado de embarcaciones.