Sábado, 22 de febrero de 2020    
Está usted en: Secciones > Empresas

El acuerdo de DIA con la banca acreedora exige una reestructuración

Un portavoz de la cadena de supermercados ha explicado que la reorganización pasa por la creación de una "filial operativa participada indirectamente al 100 % por DIA" a la que se transferirán un número de tiendas equivalentes al 60 % de su Ebitda restringido.
Actualizado 19 marzo 2019
Redacción y Agencias
Estas mismas fuentes han apuntado que el objetivo de esta operación -recogida en la comunicación a la Comisión Nacional del Mercado de Valores realizada este martes por la empresa para dar detalles del pacto con la banca- es "facilitar" la obtención de financiación a largo plazo, y ha señalado que por el momento no se sabe la cifra exacta de establecimientos que pasarían a dicha filial. La cadena de supermercados opera en España, Portugal, Brasil y Argentina y cerró 2018 con 6.157 tiendas en todo el mundo -descontados ya los locales bajo la marca Clarel y Max Descuento, que están a la venta-, de las cuáles el 57 % operan bajo régimen de franquicia.
La creación de esta filial y la transferencia de los locales deben ser sometidas a la aprobación de la junta de accionistas antes del 30 de junio de 2019, el 15 de agosto es la fecha límite para que se produzca efectivamente esa aprobación -si no saliera adelante a la primera- y antes del 31 de diciembre debe estar finalizada.
El compromiso con la banca supone prorrogar el vencimiento de sus 912 millones de euros de deuda a largo plazo hasta el 31 de marzo de 2023, y en el documento también se precisa que el ratio deuda neta/Ebitda se calculará a partir del 31 de diciembre de 2020, lo que da margen a la firma para mejorar sus resultados hasta entonces.
Además, el acuerdo está supeditado a que DIA obtenga "un Ebitda igual o superior a 174 millones de euros" en 2019 y en el período que abarca desde el 1 de julio de 2019 hasta el 30 de junio de 2020. El Ebitda ajustado de la compañía acabó el último ejercicio en 337,9 millones de euros, un 35 % inferior al de un año antes.
Otra condición que figura en el pacto con los acreedores es la obligación "de proceder a la amortización anticipada" de una parte de estos créditos antes del 21 de abril de 2021 gracias a la venta de "activos no estratégicos" por un importe no inferior a cien millones.