Viernes, 13 de diciembre de 2019    
Está usted en: Secciones > Opinión

Sánchez no entiende que alguien le diga "no"

Cuando uno se cree el salvador del mundo, mundial, el castigador de "Betanzos" y el mas guapo entre las cigarreras, no es capaz de entender que alguien, "muy inferior a él" sea capaz de decir que no a sus caprichos. Y eso es lo que le ha pasado a Sánchez con su pretensión de hacer de Iceta el "molt honorable" presidente del Senado.
Actualizado 15 mayo 2019
Alfonso Vidal
Y claro el veto catalanista le ha sentado como a la zorra los perdigones, por lo que sin tiempo para el respiro ha advertido a las fuerzas soberanistas de que "por mucho cordón sanitario, por mucho veto, no van a poder con las ansias del pueblo catalán para la concordia, la convivencia y la unidad de todos los españoles".
 
Pero claro estas cosas las ha dicho en San Sebastián. No en Madrid  o en Barcelona, no, en el País Vaco y arropadito de unos pocos delos suyos. Por ello, ha censurado que su veto al primer secretario del PSC es "un veto a la convivencia, al diálogo y al entendimiento" entre Cataluña y España.
Sin embargo, a pesar de este rechazo del soberanismo catalán a quien es su elección para presidir la Cámara Alta, el presidente del Gobierno en funciones ha asegurado que "esta va a ser la legislatura de la convivencia mal que les pese a las tres derechas y al independentismo catalán".
 
Y sin poder ocultar su calenton no ha podido ocultado su profundo malestar por la postura de ERC de vetar a quien ha definido como un "gran político catalán" que se ha significado por abanderar la apuesta por "la convivencia y la concordia". En todo caso, ha afirmado que la postura del soberanismo catalán no va a impedir que la legislatura que ahora comienza "va a ser la legislatura de la convivencia". "Ahí va a estar el Gobierno, defendiendo la Constitución, el Estado de las Autonomías, el autogobierno de Euskadi y también de Cataluña".
 
Y a continuación aplausos de los mas fieles, para que al niño mal criado se le pase el enfado y el disgusto.
Así es y así se lo hemos contado.