Sábado, 7 de diciembre de 2019    
Está usted en: Secciones > Finanzas

BCE dispuesto a actuar para azuzar la inflación

El Banco Central Europeo teme que el enfriamiento de la economía de la eurozona se prolongue y se muestra dispuesto a actuar "como corresponda" para azuzar la inflación, según las actas de la última reunión de su Consejo de Gobierno, publicadas este jueves.
Actualizado 23 mayo 2019
Redacción y Agencias

 Goldman rebaja el beneficio de la banca

 Un 70% de españoles califica al sector bancario de "pésimo o malo"

 TJUE rechaza que el BCE indemnice a inversores por el rescate griego

El resumen del encuentro sobre política monetaria, celebrado el pasado 10, asegura que los últimos datos recabados por el BCE "confirman que el período de crecimiento más lento se estaba extendiendo a este año", desde el previo.
"Hay signos de que algunos factores nacionales y sectoriales que estaban frenando el crecimiento están desapareciendo, pero el viento de frente global continúa lastrando la actividad en la eurozona y afectando al sentimiento económico", asegura el texto.
A su juicio, los principales riesgos para la economía del bloque provienen principalmente de "la escalada de los conflictos comerciales" y de "las incertidumbres que rodean la retirada de Reino Unido de la (Unión Europea) UE".
Los "riesgos que rodean la previsión de crecimiento tienden hacia el lado bajista", según los expertos del BCE que, sin embargo, subrayan la "baja probabilidad" de que la eurozona caiga en recesión.
Este enfriamiento económico afecta también a la inflación y por tanto a la actividad del BCE, cuyo principal mandato es mantener el aumento de los precios cerca pero por debajo del 2 %, tarea que no han logrado consistentemente en los últimos años pese a la aplicación de políticas monetarias no convencionales de carácter expansivo.
Así, consideran que es "probable" que la inflación general "caiga en los próximos meses", algo que despierta "alguna preocupación".
Los miembros del Consejo de Gobierno destacaron que la inflación persiste "de forma incómoda por debajo del objetivo" de la autoridad monetaria, y que las expectativas del mercado respecto a los precios han caído. Por este motivo, "reiteraron su determinación a estar dispuestos a ajustar todas las herramientas de la política monetaria como corresponda para asegurar que la inflación siga moviéndose hacia su objetivo de forma sostenida".