Viernes, 25 de septiembre de 2020    
Está usted en: Agrolibre > Aire Libre

Una vez más y van…

Leamos con total desconfianza y cierto temor, en Libertad Digital, que una vez más y van… …, la política agraria europea viene dictada en su totalidad por las necesidades francesas y que ninguna otra necesidad mueve el interés agrario comunitario.
Actualizado 5 septiembre 2019
Redacción Agrolibre
Recuerdan la negativa comunitaria a los transgénicos, (por el maíz francés), su firma en Mercosur, (tras el acuerdo francés de permanecer al margen cuando así lo estime oportuna el Elíseo), su posición climática COP París, (a pesar o mejor dicho por la posición energética nuclear francesa), su posición ante las aceitunas negras españolas, (por la ausencia francesa en el tema), … …, así no debemos continuar.
“Con el apretón de manos de esta semana entre el presidente de Estados Unidos, Donald Trump y su homólogo francés, Emmanuel Macron, muchos exportadores franceses respiraron aliviados. Y es que, si Macron no renunciaba a aplicar la tasa Google, Trump había amenazado con elevar los aranceles de productos tan típicos del país galo como el vino, lo que había hecho saltar las alarmas del sector.
Finalmente, el acuerdo entre ambos mandatarios se ha saldado con el compromiso de Macron de eliminar su impuesto a las tecnológicas cuando entre en vigor el tipo único que prepara la OCDE. Además, devolverá a las empresas la cantidad que hubiera cobrado de más. A cambio, Trump salvará el vino y otra larga lista de productos franceses de una futura subida de impuestos.
 
Google, Apple, Facebook o Amazon están entre las grandes perjudicadas por esta nueva fiscalidad en Francia. Su tasa Google grava desde el pasado 1 de enero con un 3% la cifra de negocio generada en territorio francés por grandes compañías de servicios digitales, un sistema similar al que ha propuesto el Gobierno de Pedro Sánchez, pero al que el PSOE no piensa renunciar.
Según fuentes recogidas por diarios como Expansión o El País, tras el acuerdo con Macron, nuestra  Hacienda sigue empeñada en sacar adelante su tasa Google en solitario. Aunque Trump habría mencionado al vino francés en sus amenazas, nada hace presagiar que el presidente estadounidense haría distinciones entre las importaciones de vino comunitario si España se decide a gravar a las tecnológicas.
Así, los productores de vino nacional podrían sufrir un duro golpe.

 
Además, mientras que la recaudación de este impuesto en Francia supondría 400 millones anuales, la previsión del PSOE es mucho más optimista porque pretende ingresar 1.200 millones sólo en 2019 con este nuevo tributo.”
Veamos en qué queda todo esto, pero mucho nos tememos que, si España insiste en sus “grabaciones” tecnológicas, el sector agrario será una vez más el cabeza de turco de la situación, mientras el francés seguirá ganándonos mercados sin esfuerzo alguno, mercados  que difícilmente o al menos con muchísimo esfuerzo lograremos reconquistar.
Así que ministro PP (Planas Puchades), ¿no crees que algo habría que hacer?