Martes, 10 de diciembre de 2019    
Está usted en: Gastronomía > Restaurantes

La tratoria de los arcángeles se renueva

El restaurante, referente de la cocina italiana de la capital desde hace más de 24 años y punto de encuentro de artistas, políticos, modelos y gente cool estrena el otoño renovando el aspecto de su comedor interior y su terraza exterior.
Actualizado 19 octubre 2019
Redacción Ocio
Situado a unos pasos de El Retiro y el Museo del Prado, Trattoria SantArcangelo acaba de remodelar sus espacios sin perder su alma, con una decoración en la que se ha querido resaltar el punto de vista artesanal e imprimir ciertos aires de la Toscana.
Si bien durante su larga trayectoria Trattoria SantArcangelo ha adoptado diferentes proyectos decorativos -entre ellos, el realizado por Pascua Ortega-, ha sido Art-quitecta Studio, capitaneado por Lorna de Santos el encargado de firmar el interiorismo de su última actualización.
El proyecto se basó en aportar un toque de frescura y renovación, así como dotar de un nuevo carácter a las tres estancias del local. La clave del proyecto está en la iluminación y las texturas de las paredes. Todas las estancias se hallan unificadas por un haz de luz que recorre el perímetro del espacio a la altura de un metro desde el suelo con un perfil en L, resaltando el tono albero claro y la textura de las paredes.
El vestíbulo es el espacio central, cuyo acceso se hace por la esquina de un edificio emblemático de Madrid con un recibidor de madera que atrae la vista hacia el mostrador y una escalera que lleva a una balaustrada recuperada de más de 60 años de antigüedad. El local tiene una doble altura y para resaltar su carácter una parra vegetal recorre los elementos invadiendo el espacio. El zaguán sería la segunda estancia del restaurante, una zona con muchísima luz y carácter menos desenfadado, concebido para dar continuidad a la terraza en el interior. Una bancada tapizada en lino con líneas rojas recorre de lado a lado la pared en la que reza el texto esculpido sobre el antiguo muro de carga “la vita é bella”, todo envuelto por unas paredes y techo con un tratamiento de yeso y tierras naturales.
El aposento es el salón donde el objetivo principal es que el cliente se sienta cómodo. Se mantuvo la curva en hierro que separa los aseos como pieza que caracteriza a este espacio. Materiales como acero Corten, cueros, maderas y un papel mural de un paisaje han logrado conformar un lugar muy acogedor.
La terraza envuelta en vegetación ha sido ideada con el factor confort como leit motiv. Unos bancos de madera rodean su perímetro con unos cojines con estampados vegetales que invaden la acera y la hacen muy apetecible. La idea en la terraza era conseguir el mismo aire del interior pero en el exterior del local. Dotada de calefactores, alfombras y mantas, es la opción perfecta para ser disfrutada todo el año.
En la carta de la renovada Trattoria SantArcangelo ha intervenido Juan Carlos Delle Vedove, un joven chef que ha labrado su trayectoria en varios restaurantes con estrella Michelin de Italia o los de Martín Berasategui en San Sebastián. El cocinero ha dejado su impronta en el menú, dándole su toque especial a algunos de los platos y decoraciones. Si por algo se caracteriza el restaurante es por ofrecer platos de cocina italiana propios de sus diferentes regiones. Podemos encontrar los populares antipasti, como el Carpaccio y la Provola, o alguna de sus ensaladas, como la Capresse o la de Prosciutto D’Anatra, Pere e Grana (ensalada de peras Káiser, jamón de pato y virutas de queso Grana sobre rúcula baby), para continuar con su variada selección de pastas, arroces, carnes, pescados o pizzas. Mención especial a los postres, que brindan el broche de oro al almuerzo o cena. Tiramisú, Tarta de limón o Profiteroles son algunas de las sugerencia de la carta.