Miércoles, 15 de julio de 2020    
Está usted en: Gastronomía > Vinos y bodegas

Citius 2016, la nueva añada del primer pinot noir de granja español,

Bodegas Alta Pavina, un proyecto pionero y valiente que apuesta por la Pinot Noir en la tierra de la Tempranillo, presenta la última añada de su buque insignia, un monovarietal elaborado con la mejor selección de esta uva de origen borgoñés que ha encontrado a orillas del Duero el hábitat perfecto para desarrollar todo su potencial
Actualizado 28 marzo 2020
Redacción Ocio
Citius 2016 es un vino de larga crianza que procede de la mayor extensión de viñedo de Pinot Noir de España, una finca situada a 1.000 metros de altitud que fue la primera en nuestro país en que se plantó esta delicada varietal
El vino, ideal para maridar con recetas sencillas, puede adquirirse desde casa y recibirse a domicilio a través del teléfono y el email directos de Alta Pavina (674 122 989 y bodegas@altapavina.com) y, mientras dure la actual situación que vive el país, por la compra de una caja de 12 vinos mediante sus canales la bodega regalará dos botellas y no cobrará los gastos de envío
Madrid, marzo de 2020.- Bodegas Alta Pavina es el fruto de la locura, el empuje y la pasión por el vino de los hermanos Diego y Hugo Ortega. Enclavada en la localidad vallisoletana de La Parrilla, a dos kilómetros del río Duero, la finca cuenta con uno de los mejores y más extensos viñedos de Pinot Noir en nuestro país –actualmente con 35 ha–y fue la primera en España que se atrevió a plantar clones de esta delicada variedad francesa, muy habitual en la zona de Borgoña. Gracias a un microclima particularmente frío  y a las condiciones de sus suelos franco-calcáreos (que además beben de la riqueza de su pasado como explotación ganadera), la varietal consigue desarrollar aquí toda su elegancia y potencial dando como resultado vinos de perfil atlántico, con mineralidad, ligeros y muy aromáticos.

 
Diego y Hugo Ortega, artífices de este proyecto valiente y pionero, son dos entusiastas de la enología que, tras haber viajado por todo el mundo, se enamoraron de la Pinot Noir y decidieron apostar por ella en un terreno tradicionalmente dedicado a la Tempranillo. Así en los años 90 adquirieron una finca ubicada en plena Ribera del Duero (aunque no adscrita a la denominación) que constituye el primer y el mayor viñedo en España de Pinot Noir, una variedad extremadamente delicada y muy difícil tanto de cultivar como de elaborar debido a la finura de su hollejo y a su gran sensibilidad a los agentes externos.
La Pinot Noir de los hermanos Ortega es única el mundo, ya que conserva el ADN de la variedad –que se distingue por ser extraordinariamente elegante y delicada– pero presenta una identidad propia, marcada por una climatología más seca y con más horas de sol que en los países donde normalmente se produce. «Nuestros vinos son sutiles pero intensos, con gran presencia de la fruta», aseguran. Responden, además, al concepto de ‘vino de granja’, ya que los viñedos en que nace se encuentran asentados sobre una antigua explotación ganaadera, lo que ha aportado riqueza y mineralidad a un terreno «abonado con compost natural para los próximos 50 años».

Citius 2016, la última añada de su buque insignia y cuya añada 2014 obtuvo medalla de oro en el Mondial des Pinots (el mayor concurso internacional dedicado a los vinos de Pinot Noir), llega ahora al mercado con el reconocimiento de haber obtenido 92 puntos Parker y con la opción de recibirse en el propio hogar. Además, mientras permanezcamos en nuestras casas, por la compra de una caja de 12 vinos a través de su tienda online regalará dos botellas y no cobrará los gastos de envío, siempre que se adquiera a través de los canales propios de la bodega: del teléfono 674 122 989 y del mail bodegas@altapavina.com.
Citius 2016 es un tinto de color rojo rubí claro, muy brillante y limpio, y de nariz elegante y delicada, en la que destacan aromas frescos a frutos rojos fundidos sutilmente con el aporte del roble en el que ha descansado durante 18 meses y que lo ha dotado de expresividad y complejidad. En boca sorprende su delicadeza y aterciopelada sensación sin dejar de mostrar viveza, expresividad y persistencia. En definitiva, se trata de un vino ideal para acompañarnos en casa estos días y que marida a la perfección con recetas sencillas: con sopas contundentes –como la porrusalda con bacalao–, con carnes rojas y de ave tanto a la plancha como guisadas, con pescados grasos –como el salmón o el atún– y con pastas y arroces cremosos.
PVP: 19 €