Viernes, 10 de julio de 2020    
Está usted en: Gastronomía > Vinos y bodegas

Un nuevo vecino llega a la gama de vinos más arriesgada de La General

¿Quién no ha descubierto estos días la existencia de un buen vecino (o varios) en su bloque o comunidad que antes había pasado desapercibido? Y es que, un nuevo vecino que viene para quedarse y esto en los tiempos que corren es, sin duda, algo para celebrar. Procedente de La Rioja, un novedoso vino entra a formar parte de la gama más ambiciosa de La General de Vinos.
Actualizado 25 abril 2020
Redacción Ocio
El Buen Vecino sigue arrasando y conquistando los paladares de los más exigentes, y este 2020 incorpora una nueva botella a su línea más prometedora. Se trata de un crianza de la DO Ca Rioja, procedente de viñedos ubicados en la zona de Fuenmayor, con un sabor afrutado que aporta matices dulces que recuerdan al cacao y vainilla. Un vino muy ligero y jovial e ideal para el “chateo”.
Hace un año, la compañía lanzaba al mercado, El Buen Vecino, con dos botellas que expresan perfectamente la singularidad de sus denominaciones de origen, DO Rueda y DO Ribera de Duero. Por un lado, un tinto con toques especiados y frutales, robusto y equilibrado en boca y por otro, un blanco procedente de la DO Rueda, un vino de color radiante, aroma potente a hierbas verdes, mineral y cítrico. Tras un año cosechando éxitos con estos dos vinos, incorporan esta botella que no dejará indiferente a nadie.
Uno de los puntos fuertes de esta gama es que, no solo entra en juego el paladar, sino también la vista. En estos tres vinos, no solo cabe destacar su sugerente contenido, sino también su continente: botellas decoradas con las carismáticas ilustraciones de Alberto Gamón, que representan a la perfección el espíritu del vino: un brindis que aúna arte y enología, para disfrutar con la mejor compañía. Es por eso que La General decidió crear esta línea de vinos bajo el nombre de El Buen Vecino. Porque todos conocemos un buen vecino, el que saluda a diario, el que siempre sonríe, el que te hace disfrutar de su presencia. Inspiradas en esa sensación, estas tres botellas son fruto de una exhaustiva búsqueda de viñedo de calidad.
Una apuesta por la cercanía
La General de Vinos: compañía aragonesa de “wine-hunting”. Su esencia es la búsqueda y selección de los mejores vinos y viñedos por todo el mapa, fórmulas gourmet que combinan a la perfección modernidad, calidad y diferenciación a un precio adecuado. Porque creemos que el vino es parte de nuestra cultura y debe adaptarse a sus cambios sin perder la esencia. El Buen Vecino se consolida y completa así completar un amplio portfolio con diferentes vinos del más alto nivel.
El Buen Vecino Tinto D.O Ca Rioja- 100% Tempranillo- Crianza de 12 meses en roble francés y americano y 6 meses en botella.
Alegre, jovial y desenfadado. Buscamos líneas enológicas puras: variedades predominantes en las regiones que muestran su mejor perfil. Este Rioja crianza procede de viñedos situados en la zona de Fuenmayor, donde podemos encontrar suelos arcillosos muy ricos y un clima continental mediterráneo.
El Buen Vecino Tinto D.O Ribera del Duero- 100% Tempranillo- 4 meses en roble francés
Varietal 100% tinta fina, de color púrpura con toques violáceos en copa, aroma a fruta negra madura, notas especiadas, vainilla y cacao. En boca es voluminoso, robusto, persistente. Procedente de viñedos situados en el corazón de la D.O. cercanos a Roa y Aranda de Duero. Tras una cuidadosa vendimia manual y cuatro meses de crianza en barricas de roble francés y americano obtenemos este vino con toques especiados y frutales, robusto y equilibrado en boca.
El Buen Vecino Blanco – 100% Verdejo
- La altitud de nuestros viñedos, junto a un clima montañoso de pendientes elevadas, son ideales para el cultivo de la garnacha. Moderno y con una intensidad aromática varietal de fruta roja madura sobre un fondo mineral y balsámico, que nos dan paso a un vino frutal, complejo y fresco con un largo recorrido en boca. Ambas botellas solo se comercializan en hostelería y tiendas especializadas.