Viernes, 10 de julio de 2020    
Está usted en: Secciones > Opinión

Libertades en juego

Lo del estado de alarma chapuza del gobierno del rey de los trileros es lo que tiene que nadie, ni el mismo se aclaray así nos va que no sabemos ni en que fase vivimos, si podemos hacer unas simple rebajas, o si nos van a dejar ir de veraneo, cosa que, a este paso, muchos tenemos en el aire.
Actualizado 14 mayo 2020
Alfonso Vidal
Y todo ese prolegómeno viene al caso de las manifestaciones callejeras madrileñas anti-gobierno. La libertad de expresión es eso, libertad para que los ciudadanos expresen su pensamiento, sus creencias y si lo quieren hacer en medio de la calle, pues para eso esta el derecho a la manifestación que tanto gusta a la progresía gobernante. Pero claro, cuando el atacado es el rey de los trileros, otro galo nos canta.

Y los que utilizaron los escraches contra todo lo que se movía y utilizan las redes sociales para criticar a base de “fake news” a todo aquel que osa criticar sus chalets o sus coletas se han lanzado contra esos ciudadanos tildándoles como ya es habitual de fachas, retrógrados y todo tipo de calificativos cariñosos Solo les ha faltado acusares de las muertes e la pandemia.
 
Así que mucho nos tememos que las pequeñas algaradas callejeras van a contar con un contra replica de las fuerzas del orden de aquí te espero, para que no se mueva ni el gato de la señora del quinto porque lo tunden a palos. No hay mas que escuchar las declaraciones del delegado del Gobierno en los micrófonos de la cadena Ser, «una cosa son las caceroladas, - ha señalado-  que todo el mundo tiene derecho a manifestarse como quiera. Pero otra es incumplir las medidas del estado de alarma» y, en este caso, la Policía Nacional debe velar porque se respeta el «cumplimiento de la ley».