Viernes, 14 de agosto de 2020    
Está usted en: Secciones > Finanzas

Los depósitos bancarios europeos desafían al coronavirus

En el mes del estallido de la crisis del coronavirus en Europa (marzo de 2020), los ahorradores de las mayores economías de la zona euro ingresaron más dinero en sus cuentas de depósito.
Actualizado 21 mayo 2020
Redacción
 
 
Así lo muestra un análisis de Deposit Solutions. En marzo de 2020, por ejemplo, los españoles depositaron 10.000 millones de euros adicionales en sus cuentas de depósito, mientras que Italia añadió 17.000 millones y Francia más de 19.000 millones de euros. Incluyendo todas las entradas y salidas, el volumen de los depósitos en los bancos de la zona euro aumentó así en 43.000 millones de euros en marzo de 2020.
"Tanto los ahorradores como los bancos europeos recurren a productos de depósito en tiempos de crisis. Los ahorradores buscan protección contra el impacto económico sobre los mercados de valores derivado de la actual crisis sanitaria y la seguridad de los depósitos garantizados. A su vez, los bancos reciben una financiación estable y segura, lo que resulta especialmente valioso en tiempos de volatilidad de los mercados financieros", ha afirmado Guimarães da Costa, Director para Iberia de Deposit Solutions.

En las cuentas de depósito de los bancos de la zona euro están invertidos actualmente un total de más de 7,800 billones de euros. Solo 750.000 millones de estos se añadieron en los últimos dos años. Los bancos alemanes tienen, con mucho, el mayor volumen de depósitos de clientes en Europa con 2,400 billones de euros. España ocupa el cuarto lugar en el ranking detrás de Francia e Italia con 857.000 millones de euros en depósitos.
Según el análisis, en marzo de 2020 Alemania ha sido uno de los pocos países de la zona euro en el que los clientes bancarios han invertido menos dinero en depósitos que en el mes anterior,  una disminución que suma unos 10.000 millones de euros o lo que es lo mismo una bajada del 0,4 por ciento. Los datos demuestran un comportamiento similar al que se pudo observar ya en septiembre de 2008, el momento del pico de la crisis financiera después de la quiebra de Lehman Brothers, cuando los alemanes retiraron también un 0,4 por ciento (unos 6.000 millones de euros) más de sus cuentas de lo que ingresaron.

Por el contrario, en otros países de la zona Euro existen diferencias significativas entre las crisis de 2008 y la crisis de 2020. Los Países Bajos, Francia y España también experimentaron la retirada de dinero de cuentas de depósito en septiembre de 2008, sin embargo, en marzo de 2020, los tres países han sido depositantes netos.
La otra diferencia importante es que en los meses anteriores a septiembre de 2008, los depósitos netos en las cuentas de depósito ya habían empezado a caer de forma continuada y alcanzaron su punto más bajo con la quiebra de Lehman Brothers. Sin embargo, en 2020, el crecimiento del volumen de los depósitos en la zona Euro se ha mantenido estable tanto antes de la crisis del