Miércoles, 28 de octubre de 2020    
Está usted en: Secciones > Opinión

Lo peorcito de Europa gracias al aplaudido líder supremo

Para desgracia de todos nosotros, España presenta los peores datos de PIB de Europa de ese aciago trimestre de confinamiento del que tanto presume nuestros gobernantes y al que tantas bondades atribuyen, pero que, a efectos económicos ha supuesto el desastre de una economía sin termnar de salir de una crisis en la que no hizo caer otro nefasto gobernante socialista
Actualizado 31 julio 2020
Alfonso Vidal
Y las cifras son las que son: la economía española perdió un 18,5%, peor que Portugal (-14,1), Francia (-13,8), Italia (-12,4), Bélgica (-12,2), Austria (-10, 7) y Alemania (-10,1). Indudablemente, todos los países empeoran los datos del trimestre anterior. Sin embargo, y ahí esta uno de nuestros problemas, en los datos del primer trimestre no éramos los mas malos.
La economía se ha deteriorado más rápido en España en este segundo semestre. ¿Culpable?

Pues no hay que ser un lince. El brutal confinamiento político, que no sanitarios al que Sánchez ha sometido a este país destrozo nuestra economía, Pero lo peor es que el progresivo levantamiento mal planteado y pero gestionado ha impedido la reactivación de una economía en grave estado de salud. Todo ello nos ha llevado a ser los peores de Europa.
Y lo peor de todo es que nuestra dependencia del exterior, lo cual como es natural incluye el turismo y la incapacidad del gobierno Sánchez de gestionar esa dependencia hará que el tercer y cuarto trimestre marquen aun mas una diferencia con Europa que aún nos señalara mucho mas durante años, ocupando eso si ,la cabeza  de los datos del paro y cosas así.
 
Y luego nos tratan de convencer de que son los salvadores de la patria y veremos como los cuatro lameculos socialista aplauden a un pobre hombre al que gobernar le viene grande, que solo quiere desmontar el sistema político que nos hemos dado y que a él le viene enorme y que esta tratando de destruir a toda costa con la ayuda de sus socios y los nacioalistas.