Lunes, 30 de noviembre de 2020    
Está usted en: Secciones > Gobierno

Abalos,  papel protagonista en el reparto de los fondos 

El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma) invirtió durante la primera mitad del año, incluyendo los meses más duros de la crisis sanitaria y económica del coronavirus Covid-19, unos 150 millones de euros más que en el mismo periodo del ejercicio anterior, lo que representa un aumento interanual de más del 5%.
Actualizado 2 septiembre 2020
Redacción y Agencias
La prioridad durante todos estos meses de pandemia, ha asegurado este miércoles el ministro Ábalos, ha sido evitar la congelación de la actividad, y para ello “se han mantenido los contratos y no se ha colapsado la inversión”, ha recalcado el responsable de Mitma en un curso organizado por la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP).  El ritmo logrado durante estos meses, ha avanzado Ábalos, se mantendrá en el medio y largo plazo, ya que Mitma tendrá "un papel protagonista" en el reparto de los fondos acordados en Bruselas en el mes de julio para reactivar la economía europea tras la crisis. A España le corresponden 140.000 millones de euros con una mayoría de transferencias directas, y buena parte de ellos, ha asegurado Ábalos, estarán destinados al fomento de la inversión pública y privada, tanto para el sector de las infraestructuras como para el de la vivienda. Uno de los objetivos es evitar repetir la situación de la última gran crisis financiera, en la que se registró una caída del 70% en esta partida.
Las partidas comunitarias tendrán que utilizarse, ha recordado el ministro, siguiendo los criterios acordados en la Unión Europea, principalmente para asegurar la recuperación económica sin descuidar la transición verde y digital pactada por los 27 socios. 

Entre los diferentes ámbitos de actuación posibles, Ábalos ha señalado la ampliación de la red de recarga de vehículos eléctricos a lo largo de toda la geografía española, la instalación de luces LED en las ciudades, el impulso ferroviario, la modernización de las infraestructuras, la promoción de la movilidad saludable, la reforma de viviendas y edificios, o la instalación de sistemas inteligentes en la edificación.  Todo esto generará una mayor actividad en el corto plazo, de forma que, según las previsiones del Ministerio, ya presentadas hace varios meses, por cada euro invertido en estas partidas la riqueza del país aumentará en dos euros o más.

Ábalos también ha insistido en el efecto rebote que todas estas partidas tendrán en el empleo. Solo en lo relativo a la vivienda y la edificación, incluyendo la rehabilitación y la construcción, el Ministerio calcula que podrían crearse en torno a 370.000 puestos de trabajo. Para canalizar todas estas inversiones, el Ministerio presentará a mediados de septiembre a las comunidades autónomas su Estrategia de Movilidad Sostenible, Segura y Conectada, que pivotará sobre algunos ejes de actuación claves, como el avance de la movilidad, el abandono de los combustibles fósiles, la emergencia climática o la digitalización y seguridad en el transporte. En total, habrá más de 40 líneas de actuación.