Miércoles, 2 de diciembre de 2020    
Está usted en: Secciones > Opinión

La maquina propagandista  monclovita echa humo

El regreso de la vacaciones no está siendo nada cómodo para el Gobierno. Los problemas se le acumulan y las diferencia entre bloques y equipos se hace cada día mas patente , por mucho que traten de disimularlo, Además las antipatías empiezan a hacer incompatibles el orden, la discreccion y claro esta, la eficacia y eficiencia en unos momentos claves.
Actualizado 8 septiembre 2020
Alfonso Vidal
Para tratar de corregir la situación Redondo y sus hombres han puesto en marcha toda una nueva estrategia que primero oculte esos males y después culpe a los malos de todos los problemas del país, incluido los muertos y las dificultades económicas que ya empiezan a ser escandalosas en algunos sectores como el turismo o la hostelería.

Todo arranco el lunes con una entrevista mas que trufada de Sánchez en Tve con la nueva presentadora que se dejo llevar por lo fácil y no se complico la vida , ni se la complico al entrevistado que pudo decir y mentir todo lo que quiso  y culpo de todo a los populares sin cortarse un pelo, pero nadie saco a relucir la manipulación de cifras de muertos y contagiados, por ejemplo o de los veintiún dias de vacaciones del señorito con los contagios despepitándose y sin planificar soluciones para los problemas que se nos vienen.

El turno ha pasado al vicepresidente del moño que esta vez en la Ser, ha puesto a caldo a todos los que se movían, pero su vocabulario y su ya agotador afán doctrinario ha estropeado todo el discurso inicialmente previsto por los chicos del viejo edificio de semillas porque lo único que ha quedado para la posteridad es que se pelea con Sánchez y este, obedientemente, le pide disculpas. 

¿Alguien se cree semejante tontería? Sánchez, el orgullo de las nenas, ¿se va a humillar y pedir perdón? En donde estamos, ¿Cómo un presidente, que además ejerce de ello, se va a doblegar ante uno de sus vicepresidentes?
Ahora eso si, la fiscal ha puesto en marcha en paralelo toda una serie de medidas que dejaran libre de robos y demás pequeñeces a Podemos y su cúpula, pero llevaran a los populares otra vez a ser los malos de toda la película y protagonistas de la corrupción de las cloacas.

Así que volvemos al principio de toda esta historia que finalmente llevo   a Sánchez a La Moncloa: ventiladores en marcha y toda la porquería para Casado.