Lunes, 30 de noviembre de 2020    
Está usted en: Secciones > Gobierno

Y en medio de este lio, la recaudación por IRPF cae un 2% 

El verano debía servir como punto de inflexión para la recuperación económica. Se esperaba que la llegada de las vacaciones y del turismo interior sirviese para ´tirar´ del carro y hacer que la V asimétrica del PIB empezara a cobrar forma vigorosamente.
Actualizado 14 septiembre 2020
Redacción y Agencias
Sin embargo, las cosas parecen ser distintas a los supuestos establecidos. Muestra de ello es que la recaudación por IRPF en julio cayó un 2,9%, lo que deja entrever que la actividad económica sigue ralentizada.  Por norma general la evolución de la recaudación del IRPF va ligada a la del Producto Interior Bruto, por lo que sirve como un buen indicador de cómo evoluciona este último. Así, y según el avance del mes de julio, se puede concluir que el PIB cayó en pleno verano un 2,9%. Una cifra que está alejada del -18,5% del segundo trimestre y que abocaba a la economía española a la recesión, pero que es fiel reflejo de que la recuperación todavía está lejana. 
En total, durante el mes de julio se ingresaron 18.413 millones frente a los 18.972 millones de un año antes. El propio informe de Contabilidad Nacional refleja que la economía “está afectada por los distintos grados de actividad de los últimos meses, ya que además de las declaraciones mensuales, se presentan las declaraciones del segundo trimestre de pymes de IRPF e IVA”. 

De hecho, en el caso del IVA la situación es -si cabe- todavía más preocupante puesto que los ingresos por este impuesto caen casi un 33% respecto al mismo período del año anterior. Una cifra que da muestras del impacto que ha tenido en los meses previos la hibernación económica, y que refleja también cómo la economía no acaba de avanzar.