Jueves, 3 de diciembre de 2020    
Está usted en: Secciones > Economía

El metro cuadrado se deprecia pogresivamete

La serie histórica que actualizó ayer el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma), y que parte del año 2004, tiene así un nuevo récord, algo por debajo de los 141,5 euros, que se registró en el primer trimestre de 2014, y que hasta la fecha suponía la cifra más baja.
Actualizado 17 septiembre 2020
Redacción y Agencias


Los tres primeros meses de 2020, con 30 días en los que se barruntaba el comienzo de la crisis pero con apenas un par de semanas bajo el estado de alarma, cerraron con un precio de 164,1 euros el metro cuadrado, en cierta sintonía con los trimestres anteriores. La caída registrada entre abril y junio supone por lo tanto un descenso del 14,9% en variación trimestral y del 15,1% en términos interanuales.
Las transacciones totales de suelo urbanizable, que hace referencia a los solares o terrenos urbanos en los que todavía no se ha construido, también cerraron el segundo trimestre del año con el valor más bajo de la serie histórica, hasta los 295,1 millones de euros frente a los 450,1 millones de los tres primeros meses del año. La variación trimestral alcanza el -34,5%, y en comparación con el segundo periodo de 2019, la caída es de más del 50%. El máximo histórico, muy lejos en cuanto a cifras y fechas, se encuentra en el segundo trimestre de 2005: 6.500 millones de euros.

El mayor descalabro, atendiendo a los datos conjuntos de cada comunidad autónoma, se produjo en La Rioja, uno de los puntos calientes del comienzo de la pandemia, en donde se llevaron a cabo varios de los primeros confinamientos selectivos. El precio del metro cuadrado en la región cerró junio en 67 euros, lo que supone una caída trimestral del 47,5% y de casi el 54% con vistas anuales. Murcia registó sendos hundimientos de entre el 45% y el 50%; Canarias cayó casi un 30% tanto en variación anual como trimestral, y Madrid y Cataluña retrocedieron un 21% y 12% trimestral, y un 28% y 14% interanual, respectivamente.
El terreno urbanizable cerró junio con crecimientos positivos solo en tres autonomías. Asturias, una de las regiones que mejor sortéo los efectos sanitarios al comienzo de la crisis, y donde las ventas de los inmuebles –principalmente en el ámbito rural– se han disparado según los datos de los portales inmobiliarios, registró un precio medio de 108 euros por metro cuadrado, un crecimiento positivo del 44% interanual.

Castilla y León, por su parte, anotó el valor más alto por metro cuadrado en ocho años, hasta los 83,5 euros, un 18% más que en el trimestre anterior y casi un 14% más que en el mismo periodo de 2019. Extremadura, la comunidad autónoma más barata de España durante prácticamente el conjunto de la serie histórica, terminó junio con el metro cuadrado urbano a 111 euros, el mejor dato desde hace también ocho años. Con un crecimiento trimestral del 12% y del 13% anual, Extremadura logró unos precios por encima de las dos Castillas, Murcia, Aragón, Cantabria, La Rioja o Galicia, algo no visto en más de una década.