Lunes, 30 de noviembre de 2020    
Está usted en: Secciones > Opinión

Ahora sí, ahora no, ahora me lo bailo yo

Aunque parezca una ordinariez, esa frase condensa perfectamente el comportamiento que Sánchez  le esta imponiendo a Felipe VI el rey de todos los españoles incluidos los golpistas, para qiue poco a poco los españoles piensen que el jefe del Estado no es Felipe VI , sino Pedro Sánchez, presidente de la III República, esa por la que Sánchez e Iglesias pelean codo con codo.
Actualizado 5 octubre 2020
Alfonso Vidal
De esa manera, esta semana en la que Sánchez trata de erigirse en salvador de la pandemia con la presentación de las ayudas europeas rodeado de medio Ibex y revitalizar su presencia en Cataluña con la entrega de los premios de la nueva edición de BNEW, Barcelona New Economic Week, ahora se le permite al, de momento Jefe del Estado desplazarse  hasta Barcelona. Y en un alarde de cinismo descomunal  el ministro de Justicia, Campo, ha asegura que el monarca viajará a Barcelona porque "ya no es 1 de octubre" y, además, porque la sentencia de inhabilitación del expresidente de la Generalitat Quim Torra ya está dictada.

Lo curioso es que este evento no aparecía en la agenda publica que la Casa Real remitió la semana pasada con los actos para esta semana, pero hoy se ha enviado a los medios de comunicación una ampliación de la agenda que lo incluye.
En este contexto, Campo ha afeado a quienes interpretaron el veto a Felipe VI como una muestra de desafecto por el Rey y por la monarquía por parte del Ejecutivo. "Quien quiera hacer esa interpretación torticera se está equivocando. Se entendió que había que evitar una posible crispación social".

¿Sera casualidad o simplemente  la manifestación del deseo por acabar con la monarquía?