Sábado, 16 de enero de 2021    
Está usted en: Agrolibre > Medio Marino

El futuro de la alimentación está en el mar

Según los resultados de un estudio científico  realizado por la Universidad de Santa Bárbara de California (Estados Unidos) los alimentos procedentes del mar, que hoy apenas representan el 17% de las proteínas animales consumidas por la población mundial (59.000 millones de kilos), podrían incrementarse en una horquilla de entre un 36% y 74% de aquí a 2050 de forma sostenible. 
Actualizado 22 octubre 2020
Redacción Agrolibre
Según este estudio, hecho público y respaldado por la Confederación Española de Pesca  este incremento supondría que los productos marinos aportarían entre 80.000 y 103.000 millones de kilos de proteínas, frente a los 59.000 millones actuales, constituyendo un 25% de las que precisará la alimentación de la población mundial en 2050, estimada en 9.800 millones de personas.  

Según el estudio, la demanda mundial de alimentos está aumentando y las proyecciones de población e ingresos para el año 2050 sugieren una necesidad futura de más de 500 megatoneladas (Mt) de carne al año para el consumo humano. Según las conclusiones de este grupo de científicos, el mar y los océanos son una de las claves para satisfacer esta necesidad por su capacidad de generar ese aumento de producción de alimentos nutritivos sin exacerbar el cambio climático y respetando la biodiversidad de los ecosistemas. Para ello, y según el estudio, siempre que se siga mejorando la ordenación pesquera, se apliquen reformas y tecnologías de alimentación avanzadas para abordar la maricultura , y se modifique la demanda del consumidor.

Así mismo, y de acuerdo con el estudio, la mayor parte del incremento de la producción de proteína marina corresponderá a la maricultura, pero la pesca extractiva -que actualmente representa el 83,5% de la proteína marina (49.300 millones de kilos) continuará siendo esencial. Para el equipo de científicos que han elaborado el estudio, la producción sostenible de alimentos del mar tiene un papel fundamental en el suministro futuro a la población, con la ventaja añadida de que, en su opinión, maximizar los productos del mar sostenibles facilitará mucho el logro de los objetivos climáticos y de biodiversidad para 2050.

Entre los argumentos esgrimidos por este equipo de expertos para potenciar la obtención de comida del mar, siempre de manera sostenible, destaca la dificultad de aumentar la producción terrestre debido a la reducción de las tasas de rendimiento y a la escasez general de terreno y de agua dulce. Actualmente, más de la mitad de la tierra cultivable y más del 90% del agua dulce se utilizan en la producción de alimentos. 

Según la Confederación Española de Pesca (Cepesca), este análisis viene a refrendar sus tesis a favor de la producción sostenible de proteínas del mar como parte de la solución a la alimentación humana presente y futura, con una huella de carbono mucho más reducida y con menores impactos en la biodiversidad. Cepesca coincide con los autores del informe en la defensa de las mejoras en la ordenación pesquera mundial, la lucha contra la sobrepesca y la pesca ilegal, y el uso de criterios científicos para la selección de las herramientas de gestión más eficaces, aspectos fundamentales para lograr que todas las pesquerías sean sostenibles.

Según Javier Garat, secretario general de Cepesca y presidente de Europêche, “hay que recordar que el 78,8% del pescado desembarcado en el mundo procede de poblaciones de peces dentro de los niveles de sostenibilidad biológica y el 65,8% de las poblaciones se pescan dentro de los niveles de Rendimiento Máximo Sostenible (RMS) o están subexplotados”. “Desde el sector pesquero”, apostilla Garat, “abogamos por elevar el consumo de productos del mar, por razones de salud, pero también para luchar contra el impacto climático y proteger la biodiversidad”