Domingo, 24 de enero de 2021    
Está usted en: Secciones > Mercados y Divisas

Criteria amplía su emisión de bonos a 600 M€ y baja su precio 

Criteria, el holding de inversiones de La Caixa, propietario del 40% de CaixaBank, ha sacado partido del buen momento del mercado de deuda este miércoles. Ha ampliado la emisión, inicialmente prevista de 500 millones de euros a siete años, hasta los 600 millones, y ha reducido el diferencial sobre el midsawp (tipo de interés libre de riesgo) a ese plazo a 135 puntos básicos, cuando ofrecía de 165 a 170 puntos básicos. El cupón ha quedado en el 0,875%.
Actualizado 22 octubre 2020
Redacción y Agencias
Los bancos encargados de realizar la venta han sido CaixaBank, Citi, JP Morgan, Morgan Stanley, Santander, Goldma Scahs HSBC, Mediobanca y UniCredit. Han comprado más de 120 inversores institucionales en la operación que han ofrecido una demanda de más de 1.700 millones de euros, lo que ha permitido mejorar las condiciones iniciales. La emisión ha sido suscrita en un 70% por inversores extranjeros.

CriteriaCaixa obtuvo un resultado neto consolidado de 170 millones de euros en el primer semestre de 2020, un 59% menos que en el mismo periodo del ejercicio anterior, debido al impacto que la pandemia Covid-19 ha producido en sus principales participadas. Con esta operación, el holding ampliará su liquidez.
A cierre de junio, el valor bruto de los activos de CriteriaCaixa ascendió a 17.776 millones de euros, de los que cerca del 80% son activos cotizados. En concreto, cuenta con un 73,5% de renta variable cotizada, un 14,7% de negocio inmobiliario, un 5,4% de renta variable no cotizada, un 1,1% de renta fija y otros, y un 5,3% de caja y equivalentes.

La compañía ha ingresado 370 millones de euros de dividendos, de los cuales 351 millones corresponden a la cartera histórica. El resultado de explotación de CriteriaCaixa se redujo a 214 millones de euros hasta junio, un 45% menos respecto al primer semestre de 2019. La última emisión de bonos de Criteria se ejecutó en abril de 2019, por 600 millones a cinco años con una demanda de 4,3 veces. La remuneración de los bonos quedó en el 1,375% anual durante la vida de la emisión.

La emisión fue respaldada un año y medio por más de 180 inversores institucionales y la demanda ha sido superior a los 2.600 millones de euros. Ha sido suscrita en más de un 65% por inversores extranjeros.